Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

SALUDOS DESDE EL MONTE CARMELO LA VOZ DEL ANGEL DE ARRIBA Y LA CREACIÓN ABAJO ME MANTUVO EN EL CAMINO CORRECTO

Publicado: Mayo-Junio 1937 (Waco, Texas)

SALUDOS DESDE EL MONTE CARMELO

LA VOZ DEL ANGEL DE ARRIBA Y LA CREACIÓN ABAJO ME MANTUVO EN EL CAMINO CORRECTO

   Hace un poco más de siete años me llegó un llamado sorprendente de las cortes del cielo. Un ángel investido con la gloria celestial, suficiente para iluminar toda la tierra con resplandeciente luz, era el mensajero, y él, siendo divino, sin equivocación, me habló a través de labios humanos. Su voz era fuerte y clara a medida que anunciaba que el “día grande y terrible del Señor había llegado. Pero, es triste decirlo, en lugar de encontrarme preparado para el reino, me halló en un “triste engaño” y dormido. Entonces, de repente al ser despertado de mi “profundo sueño” permanecí lleno de pavor y de remordimiento y mientras intentaba escucharlo, él continuó hablando y mis ojos empezaron a abrirse lentamente.

   Para mi satisfacción indescriptible no hubo una palabra de condenación por mis transgresiones que hayan salido de sus labios, sino que se me dio una oportunidad para confesar mis pecados y aceptar el grande y exaltado privilegio de ser uno de los 144.000, quienes han de “estar de pie con el Cordero en el Monte de Sion”.

  Cuando ponderé estas nuevas noticias, mi corazón se llenó de éxtasis y fui animado con celo a hacer rápidamente los preparativos necesarios y a encaminarme hacia el Monte de Sion, para cumplir la cita que ni por un momento declinaría en llevar a cabo.

   Pero desde entonces he encontrado que hay una inmensa cantidad de trabajo que hacer para estar listo, más de lo que me di cuenta al comienzo y que yo debo estar “sin mancha y sin arruga o cosa semejante”. Esto parecía una tarea imposible de cumplir, pero a medida que hice un esfuerzo mayor por hacer los cambios necesarios en mi vida, pude ver más claramente y percibir las gloriosas oportunidades y privilegios que permiten la tierna perspectiva del tiempo cuando las profecías que los profetas mismos anhelaron ver cumplidas habrán de cumplirse. Así mi carga fue aligerada y mi camino esclarecido.

  ¡Oh, que gran contraste hay entre esta feliz perspectiva de un “peso extremo de gloria eterna” y aquella de quienes viven día tras día una vida vacía, vida sin objetivos, que buscan solamente el placer que dura sólo por un momento y que pronto se desvanece en la nada, dejando  para estas pobres vidas malgastadas sólo la perspectiva triste y sin esperanza del día de la muerte y de la condenación!

  A medida que el tiempo pasaba, mis ojos continuaron abriéndose gradualmente más y más ante la magnitud de la obra - la de la cosecha de los 144.000 y de la innumerable multitud - atraídos a la gloriosa verdad por el ángel de Apocalipsis 18:1.

  Esta solemne y pesada responsabilidad recae grandemente en mi corazón y me empeño por llenar el lugar que el Señor me ha asignado, para esparcir las “palabras de vida".

  Mi experiencia en el mensaje me ha enseñado que al colaborar con Él me ha dado más bendiciones de las que podría contar, muchas de las cuales han venido en la forma de lecciones invaluables, la más importante entre ellas es que cuando uno está muy ocupado en el compromiso de la obra del Señor, no solamente rehuimos muchas tentaciones, sino que recibimos grandes recompensas. Si por el contrario no hacemos nada o muy poco o casi nada de lo que somos capaces de hacer, se sucumbe a las tentaciones que causan que se pierda todo interés en los “negocios del Padre” o se critica cada paso avanzado que el Testigo Fiel y Verdadero pueda dirigir. También he visto a muchos que aparentemente manifestaban gran celo a favor de la Verdad Presente, pero quienes no habiendo tenido una experiencia con Dios no han recibido ninguna bendición. Esta triste condición me ha recordado constantemente la advertencia que se nos ha dado a través de Ezequiel:

  “He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu Hermana: Soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso". (Ez. 16:49, 50).

  Pero mi más reciente llamado a unirme con el Hno. Houteff ha puesto sobre mi una aún mayor responsabilidad que aquella que me había correspondido. Y me doy cuenta muy bien que este llamado no llegó a mí debido a mis méritos, y aunque estoy inmensurablemente agradecido y contento con mi posición, sin embargo, he perdido toda confianza propia, dándome cuenta ahora más cabalmente que antes de la imperecedera seguridad de la promesa de mi  Señor quien ahora, en la “obra final que se hace a favor de la iglesia", no es menos para ninguno de nosotros como no lo fue para su pueblo en los tiempos pasados.

Y AHORA ME DOY A LA TAREA DE LLEVARLES A USTEDES LA VOZ DE LA NATURALEZA DESDE EL MONTE CARMELO

   En el medio de la cosecha, podemos entender ahora algunas de las lecciones de la naturaleza mejor de lo que lo habríamos hecho hace algunos meses, cuando los cultivos estaban prometiendo granos en abundancia. Las perspectivas eran tales que nos sentimos casi seguros de recolectar una gran cosecha de trigo y avena mayor de la que alguna vez se ha visto en esta comunidad. Sin embargo, aunque nuestras grandes expectativas no son del todo desilusionantes, hemos recolectado menos de dos tercios de la cantidad que parecía asegurada en perspectiva sólo hace unas semanas.

   Esta merma se debe a que los sembrados no recibieron las lluvias de abril. Así, lo que hizo la diferencia entre esta cosecha parcial y una completa, fue una lluvia.

  Siendo verdad que la naturaleza es el libro abierto de Dios para todas las naciones, lenguas y pueblos, sean grandes o pequeños, sabios o iletrados, estamos advertidos por la lección de la cosecha de este año de modo que aprovechemos la humedad (la verdad) del cielo, mientras que estamos en el tiempo de la lluvia tardía, la que nos ha de dar el desarrollo que nos recomendará para el granero celestial. Por lo tanto, como el éxito completo de la cosecha del Monte Carmelo depende de las lluvias de abril y mayo, así también la integridad de nuestra santidad y salvación depende de los chubascos de la “lluvia tardía” (maestro de justicia - Joel 2:23). Como Dios mismo es el “labrador” del campo y el creador de la lluvia, no producirá poca o demasiada lluvia (Verdad Presente) para que caiga sobre el grano (la iglesia). Consecuentemente, nosotros que tenemos la oportunidad de hacer uso de la Verdad Presente (Lluvia) que envía el Señor, si por alguna razón nos privamos de ésta, fallaremos en nuestro desarrollo cristiano, como fallaron los campos del Monte Carmelo en su desarrollo al no llegar a dar una cosecha completa al “labrador”, quien ha esperado bastante por los “primeros frutos” de su simiente prometida.

   Como secretaria del movimiento de reforma, he visto en mis observaciones del campo del “trigo” (creyentes de la Verdad Presente), que algunos están dejando pasar las lluvias. No están solamente fracasando al hacer uso de la “lluvia”, sino que están sacudiéndose las gotas de sus vestidos ¡temiendo que éstas los dañen! Ellos ven la lluvia caer, pero en vez de recibirla, están perdiendo su tiempo mirando fijamente a las nubes (los mensajeros) que las traen, queriendo saber si las nubes están viajando por el camino que los humanos piensan que ha de llover, o por el camino donde Dios las lleva para dejar caer la lluvia.

  Cuando miro con pesar esta triste condición, no puedo evitar clamar al campo: “¿Se gloriará el hacha contra el que con ella corta? ¿Se ensoberbecerá la sierra contra el que la mueve? ¡Como si el báculo levantase al que lo levanta; como si levantase La Vara al que no es leño!” (Is. 10:5).

  ¿Oh Hermano, oh, Hermana, están estudiando “la faz del cielo”, o “las señales de los tiempos?” (Mt. 16:3). ¿Están más interesados en los movimientos de las nubes que en la lluvia que cae para ustedes? ¡Despertad! ¡Despertad!, querido creyente de la Verdad Presente que has regresado a dormir. ¿No te das cuenta que necesitas la más pequeña de las lluvias y que tu crecimiento y el llegar a alcanzar “la estatura de la plenitud de Cristo” dependen de que recibas todas las lluvias? Necesitas cada gota de lluvia que Dios envíe y serás llamado a rendir cuenta de todo sobre los cuales hayas tenido acceso.

   Somos mandados por el Gran Yo Soy, “llenos de fe y sin temor” de “amonestar fiel e intrépidamente a los que abrazan tan sólo una parte de las verdades   relacionadas con el Mensaje del Tercer Angel, haciéndoles saber que deben aceptar gustosamente todos los mensajes como Dios los ha dado, o no tener participación en el asunto". - Primeros Escritos”, p. 188.

 “¿Os es poco que comáis los buenos pastos (la verdad que te satisface), sino que también holláis con vuestros pies lo que de vuestros pastos queda; y que bebiendo las aguas claras, enturbiáis además con vuestros  pies las que quedan? Y mis ovejas comen lo hollado de vuestros pies, y beben lo que con vuestros pies habéis enturbiado". (Ez. 34:18, 19).

   Mis Hermanos y Hermanas, no abusen de la misericordia de Dios y pongan oídos sordos a Sus súplicas al cuestionar y criticar cada cosa ahora “en el desarrollo de la verdad”, cuando deberían estarse alimentando de los “pastos verdes” y de la “lluvia” santa, no sea que El te sorprenda en tu “festín profano”. (“Testimonios para la Iglesia” Vol. 5, p. 646). ¿Por qué deberíamos ser nosotros como el Israel de antaño que cuestionaron y criticaron la obra de Cristo, su carácter y su experiencia desde su nacimiento hasta su resurrección? Ellos pensaron que eran sabios al hacer esto, pero sus obras probaron con posterioridad a ellos y al mundo que eran unos necios. Y ahora nosotros, Hermano y Hermana, debemos beneficiarnos por su experiencia y tomar el consejo de Dios de echar a un lado toda sabiduría humana y ser como niños, de modo que Él pueda llenarnos con sabiduría divina, nos pruebe a nosotros y al mundo que no somos como los judíos de antaño. El Señor no ha delegado a ninguno para que observe o supervise Su obra. El está capacitado para cuidarla y sin nuestras críticas, pero El no puede encargarse de nuestra salvación sino permitimos que la Verdad Presente “absorba completamente la mente y la atención", (“Primeros Escritos”, p. 118) para impulsarnos a dar el mensaje y para erradicar nuestros malos hábitos cultivados por tanto tiempo, en vez de permitir que Satanás nos aliente a tratar de dirigir la obra.

 “El tiempo ha llegado cuando debemos hacer decididos esfuerzos en lugares donde la verdad no ha sido todavía proclamada. ¿Cómo ha de hacerse la obra del Señor? En cada lugar donde la obra comienza, ha de ponerse una sólida fundación para hacer una obra permanente. Los métodos del Señor han de ser seguidos. No le corresponde a usted ser intimidado por  las apariencias, no importa que tan prohibidas puedan ser. Le corresponde a usted llevar la obra tal como el Señor ha dicho que debe ser hecha. Predique la palabra y el Señor por medio de Su Santo Espíritu enviará la convicción a la mente de los oyentes. La palabra es: ‘Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían'. Marcos 16:20". “Muchos obreros deben hacer su parte y dar estudios Bíblicos de casa en casa

a las familias. Deben demostrar su crecimiento en  la gracia al someterse a la voluntad de Cristo. Así obtendrán una valiosa experiencia. A medida que reciban, crean y obedezcan la palabra de Cristo con fe, la eficacia del Espíritu Santo se observará en la obra de su vida. Se verá un esfuerzo intenso y ferviente. Manifestarán una fe que obra por amor y purifica el alma. Los frutos del espíritu se advertirán en su vida". – “Testimonios para la Iglesia” Vol. 9, p. 114.

   No puedo expresar lo tanto que espero y oro para que cada creyente de la Verdad Presente pueda ganar una experiencia  con  Dios  y  recibir  aún  bendiciones  más grandes que las que yo he recibido. Yo haré mi parte para ayudar a contestar mis propias oraciones a su favor y conceder los deseos de mi corazón, al hacer lo poco que pueda hacer por ustedes mis Hermanos y Hermanas, ya sea en persona o por correspondencia o por mi esfuerzo por ejercer el tipo de influencia que dirija sus mentes hacia el Único quien por Su muerte hizo posible que hagamos “obras mayores” que las que El hizo.

  De todo corazón agradezco a todos aquellos quienes han ayudado cooperando con nosotros en esta gran obra de reunir los primeros frutos y por sus fervientes oraciones a nuestro favor.

“¿TU QUIEN ERES, QUE JUZGAS AL CRIADO AJENO?”

(ROM. 14:4)

   A quien concierna: Querido Hermano-------El Hermano W. amablemente me pasó recientemente  una carta de usted para él y puesto que ya ha pasado algún tiempo desde que oí de usted la última vez, estaba muy interesado en leerla, enterándome así que usted está pasándola bien en su casa de campo. Pero sobre todo estoy feliz de saber que su fe en el mensaje es buena. Sin embargo, estoy de hecho afligido por sus declaraciones injustificadas con referencia a la dirigencia del mensaje del sellamiento. De este modo estoy aprovechando la ocasión para escribirle.

  En su carta, leo: “Yo creo en el mensajero y en el mensaje tanto como nunca, pero no puedo entender algunas cosas y la única cosa consistente que hacer bajo estas circunstancias no es pelear contra el mensaje o el mensajero, pero ocupe su tiempo en tales líneas que le hagan sentir que usted está feliz en el Señor y espera resultados".

  Es fatal más que sabio, mi hermano, declarar que usted cree en el mensaje y en el mensajero y, sin embargo, se da la vuelta y por lo que usted escribe, tienta a otros a seguir su ejemplo al ocupar el tiempo de ellos y esperar “resultados”, cuando, contrario a su filosofía, el mensaje, el cual usted dice creer, le indica que no “ocupe su tiempo” como usted hace ahora, sino que “Contended con vuestra madre, contended, porque (dice el Señor) ella no es mi mujer, ni yo su marido". (Oseas 2:2) “Él hará volver el corazón... de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición". (Mal. 4:6).

  Además, el Espíritu de Profecía aconseja: “Y todos los que rehúsan aceptar la Palabra de Dios y obedecerla antes que toda objeción haya sido apartada y que no se encuentre más motivo de duda, no llegarán jamás a  la luz". - “El Conflicto de los Siglos”, p. 582.

   A la luz de estas instrucciones específicas, no puedo ver, Hermano -----, que usted pueda decir comprensiblemente, “yo creo”, mientras que usted no cumple con los requerimientos del  mensaje el  cual  usted cree.  Su carta abiertamente revela que usted se ha asentado sobre “su propio sedimento” y no tiene temor del mal que reposa a su puerta, esperando por “resultados”, haciendo así las cosas que Dios condena en el siguiente lenguaje:“Acontecerá en aquel tiempo que yo escudriñaré a Jerusalén con linterna, y castigaré a los hombres que reposan tranquilos como el vino asentado, los cuales dicen en su corazón: el Señor ni hará bien ni hará mal". (Sof. 1:12).Si usted hubiera vivido en los días de Lot y  hubiera creído en su mensaje, pero simplemente debido a que usted, “no entendía algunas cosas”, usted, como  sus hijos e hijas, no respondieron a su sincera súplica - “escapa esta noche por tu vida” - y si hubiera esperado por los “resultados” ¿habría escapado usted del “fuego y azufre” que redujo a cenizas las más orgullosas ciudades de la planicie?Nuevamente usted dice: “Estoy totalmente convencido de una cosa ... y este es el hecho de que la dirección del Hno. Houteff es humana ... su obra es la de un intérprete y a este respecto brilla en mi estimación".

   No trataré de defender mi caso de ninguna manera, Hermano, pero dejaré esto a aquel quien es el “Dueño”, y le dejaré a El defender su propia obra y dirigencia. Sin embargo,  supongamos  que  mi  dirigencia  es “humana” ¿he de ser culpable si Dios, de acuerdo con su forma de pensar, no estuviera suficientemente interesado en Su obra que permitiera a la sabiduría humana que la dirigiera? ¿Soy yo responsable si El no está tomando la dirigencia en sus propias manos?

   Yo creo que Él está más interesado en la obra y su dirigencia de lo que usted y yo estaremos alguna  vez y si por alguna razón El ve que ésta no es  la dirigencia adecuada, como usted piensa, para instruirme en todos los detalles de la obra, entonces El debe ser sabio y consistente y hubiera llamado a otro para asumir la dirigencia de su gran obra. Si así fuera ¿por qué no aparece éste para tomar esta pesada carga  de  mis  hombros? Y si Dios no ha llamado a alguien más además de mi para asumir esta gran responsabilidad, ¿qué vamos a hacer usted y yo con relación a esto? ¿Nos sentaremos en nuestro “propio sedimento” y esperaremos aunque El dice, “vayan”? En el caso de tal dilema, si hubiésemos de seleccionar a alguien que no haya recibido un llamado especial de Dios, ¿su dirigencia de la obra sería divina si mi dirigencia no lo fuera? Usted me perdona por mis preguntas tan sinceras y aunque parecen un poco inmodestas, es porque estoy tratando de visualizar la situación desde el ángulo  donde la luz brille más claramente. Si nosotros nombráramos a alguien no escogido por el mismo Dios, especialmente si éste está menos informado acerca del mensaje que aquel que lo está dirigiendo ahora, ¿la sabiduría humana de nuestro escogido sería menos capaz para manejar mal la obra o cometer errores?

  De cualquier manera, como usted piensa que algunas mejoras deben ser hechas en la dirigencia, ¿entonces, por qué está usted “esperando resultados?” ¿Por qué no venir a la ayuda del Señor? Verdaderamente, Hermano-------, aquellos que están mejor preparados para tomar una parte activa en la obra, son los mismos que están esperando ver “resultados” de nosotros, personas quienes no tenemos ni talento, ni experiencia. Y si la obra hiciera un buen progreso en nuestras manos ¿supone usted que ellos dejarían de “esperar y se unirían de todo corazón a la obra? Y si ellos vinieran entonces a ayudar, ¿me diría usted por favor que necesidad tendríamos nosotros o el Señor de ellos tan tardíamente? Además, ¿sus “resultados esperados” ahora los promoverían a la dirigencia entonces?

   Usted dice, sustancialmente, que la obra del Hno. Houteff es la de un “interprete” y no la de un dirigente,  pero nuestro Tratado número uno el cual usted dice creer, y de cuya forma de interpretación usted dice, “él brilla en éste, en mi estimación” explica que Ezequiel representa al mensajero de hoy y que en éste las palabras de Dios son citadas diciendo: “Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel". (Ez. 3:17). Después que usted hizo las declaraciones mencionadas anteriormente en su carta, usted se dio a la tarea de pulirlas un poco y probarlas, citando a los profetas de antaño por un lado y al papado por el otro. Usted dice, “que los profetas mismos no estaban siempre seguros donde se asentaban en asuntos de advertencias”. Sin embargo, usted no solamente ha fracasado al no dar una referencia de tal acontecimiento, sino que tampoco ha considerado el testimonio del rey sobre los sabios consejos de los profetas y tampoco escuchar el reproche pertinente que Cristo dio en contra de tal injustificada declaración. Así, cito: “Creed en el Señor vuestro Dios y estaréis seguros; creed a sus profetas y seréis prosperados". (2Cr. 20:20). “¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!” (Lc. 24:25).

  No estoy instándolo a creer cada palabra que yo hablo en mi conversación diaria,  pero estoy  tratando de  hacer que usted se de cuenta, por amor a Cristo, y también por su alma, de que usted debería creer todo lo que está escrito. Ahora, le pregunto, Hermano------, ¿que habría pasado si el rey Josafat en el tiempo cuando “los hijos de Amón, Moab y Monte Seir vinieron contra Judá” hubieran tomado la posición que usted ha tomado, no creyendo y escuchando lo que el profeta Jahaziel les aconsejó acerca de la batalla? ¿O aquello que el rey Saúl tomó hubiera derrotado a sus enemigos? O ¿ellos lo hubieran derrotado a él? O, ¿cuándo excusó Dios alguna vez a la multitud que no quiso escuchar cada detalle bajo la dirigencia de Moisés?

  Usted sostiene que una obediencia absoluta a las palabras de los profetas, ¡llevará a una servidumbre papal! Esta es una declaración extravagante hecha por un creyente de la Verdad Presente, y esta vez usted no ha lanzado una objeción solamente contra mí o contra Dios, sino contra Dios y Moisés en el tiempo del movimiento del Éxodo. Porque si usted ahora piensa que tal gobierno está manchado con tintes de espíritu   papal,¿no implica su declaración que hablando figuradamente, el movimiento del Éxodo sacó al pueblo de la sartén para arrojarlos al fuego?

  El mensaje y su interpretación de las Escrituras el cual usted profesa creer prueba que el movimiento mosaico es un tipo del que está ahora en progreso, y a menos que usted, mi querido Hermano------, radicalmente cambie su mente y la opinión que usted ahora sostiene y permita que Cristo tome las riendas en sus propias manos, usted nunca tendrá una parte en el reino que este mensaje está por establecer.

  Citando otras cosas de su carta, usted dice, “el Hno. Houteff es un mensajero del Señor, pero él no se da cuenta, en su debilidad humana, que está confrontando un gran problema al tomar la dirección de todas  las cosas. Moisés mismo tuvo que ser amonestado por Jetro sobre este particular, y usted verá cambios en la misma línea antes de mucho tiempo en Waco. Él ha cometido errores y continuará cometiéndolos, lo mismo que  usted o yo en este valle de lágrimas".

  Discúlpeme, Hno. ---------, pero pienso que comete un error al decir que el Hno. Houteff “no se da cuenta que él está confrontando un gran problema al tomar la dirección de todas las cosas”, porque yo estoy en una posición mejor que cualquier otro para saber si yo me doy cuenta o no de mis problemas. No estoy aquí por preferencia, sino por necesidad al tomar la dirección de “todas las cosas". Aquellos que podrían  y  deberían estar ayudando en la dirigencia me han dejado para ir a hacer la obra con los niños, las mujeres enfermas y los lisiados, mientras aquellos que pudieran estar ayudándome se paran a lo lejos, criticando y esperando los “resultados”. Si yo me estoy encargando de más de lo que usted quizá alguna vez sepa, es debido en   parte a que aún aquellos quienes son médicos competentes, han dejado también su trabajo para que yo lo haga y ellos mismos  no hacen nada por  ayudarnos en nuestras enfermedades físicas, sino que “ocupan su tiempo... y esperan resultados”

  Hoy tuve que atender a seis pacientes y mi esposa tuvo que tratar a dos más. Fui luego al pueblo para comprar un neumático para nuestro camión y tuve que ayudar a instalarlo. Después de esto escribí cinco cartas, además de esta, edité el manuscrito completo  del  Código, sin dejar de mencionar otros problemas que ocupan mi atención durante todo el día. Si, y aún tengo que ir dos veces a la granja para supervisar las cosas; una vez a la represa para atender a un caballo herido, dos veces al proyecto del tanque de agua y trazar los planos del tanque y atender la construcción de otro edificio.

  Mientras escribo esto, fui interrumpido por una llamada inesperada y tuve que vendar una costilla fracturada de un Hermano. Y cuando el reloj marca las 9:30 P.M. en esta coyuntura, descanso hasta que las campanadas suenan para levantarme a las 5:00 A. M.

  ¡Buenos días, Hermano----------¡ Aunque intenté descansar hasta las 5:00 A. M. en punto, me desperté más temprano, encontrando mi mente poseída por los mismos pensamientos que estaban allí antes de irme a dormir anoche, y cuando se me quitó el sueño, pensé que debía comenzar con mis deberes del día empezando por terminar este escrito para usted. Son las 3:45 A. M. y el tiempo luce como que va a llover. Mientras que la brisa del sur está muy fresca, me deleito en adelantar mi trabajo antes que el calor del día comience, pero mi mente me lleva a la granja, preguntándome si la lluvia le hará algún daño a la avena, pues algunas de las gavillas están regadas en el campo sin recogerse. Pero no le voy a preocupar con la granja.

  Ya he escuchado a Jetro hablando, pero como le  sucedió a Moisés, no tengo los hombres en quienes delegar algunas responsabilidades y todavía, con un poco de ayuda, espero en el corto tiempo levantar este campamento y a la vez cuidar del trabajo que sigue. La ayuda que tengo en esta colina consiste de diez hombres, de los cuales uno poco puede hacer para cuidar de sí mismo. Lo atendimos durante seis meses mientras estuvo enfermo en cama. Dos de los otros son inválidos, uno de ellos es una ruina de nervios, y el otro camina con un bastón y dos aparatos más de ayuda. Otros dos son jóvenes e inexpertos. Solo cinco de estos diez hombres tienen experiencia de trabajo y dos de ellos están entre los que no tienen buena salud, como mencioné anteriormente. Uno es carpintero de oficio, (y por las noches es doctor por necesidad, brindando regularmente dos tratamientos de media hora), otro es un fontanero, el tercero hace emplastos, el cuarto es contable y el quinto es un maestro de escuela. Con este número de hombres pretendo limpiar la tierra, levantar los edificios, construir el sistema  de agua, construir carreteras, enseñar en la escuela, hacer el trabajo de la granja y cuidar del ganado, etc., etc.

  ¡De todo corazón estoy de acuerdo con usted de que habrán grandes cambios en la misma línea de acción de aquí  en  adelante  en  Waco!,  pero  no  en  la  línea      de sentarse  y  “esperar  los  resultados”,  sino  que  ustedes Hermanos se acerquen y compartan el peso de la carga.

  Siento Hermano-------- que usted haya permitido que el enemigo lo confunda de esa manera, pero lo que es peor es que ¡en lugar de estar enseñando el mensaje, usted está esparciendo semillas de confusión a través de sus escritos! Hágase la pregunta: ¿Están mis cartas de alguna  manera  ayudando  a  aquellos     que  las   leen?

  ¿Están haciendo éstas que otros trabajen por el mensaje o están éstas incitando a otros que están en la obra a seguir mi ejemplo? Estas páginas prueban que a su carta le falta sabiduría en todo y ¡aún en ella usted está juzgando toda la obra!

  La campana para el culto de la mañana y para el desayuno está a punto de sonar y como sólo tengo cinco minutos para llegar allá, no debo llegar tarde. Así es que aquí me detengo y me comprometo a terminar de escribirle después del desayuno.

  El desayuno ha concluido, pero antes de atender mis deberes en la oficina, me tomó un poco de  tiempo asignar a cada uno su trabajo, y ahora, después de leer mi correo, estoy listo para terminar esta inusual y larga epístola.

  Su carta cita aún más cosas, pero como ya he tomado mucho de su tiempo, aquí me detengo, confiando en que esta respuesta no sea un obstáculo para usted, sino más bien una ayuda en su guerra externa y logre que usted evite emitir juicios ciegos sobre la obra, y que no gaste su precioso tiempo pasando los errores de otros a aquellos que no tienen la culpa. Créame, Hermano-------, he tratado de salvarlo de ese terrible espíritu de crítica destructiva y mi oración es que el Señor le bendiga y le haga poner los pies en tierra firme.

  Debido al hecho de que hay otros que han caído víctimas de este mismo “espíritu inmundo” y que han envenenado las mentes de otros, publicaré esta carta en el Código para beneficio de todos, esperando liberarlos. Adicionalmente, en los siguientes párrafos estoy citando del Espíritu de Profecía algunas líneas de instrucción junto con estas líneas.

  “Satanás sabe como hacer sus ataques. Obra sobre las mentes para excitar los celos y la disconformidad para con aquellos que están a la cabeza de la obra. Luego se ponen en duda los dones; y por supuesto, más tarde tienen poco peso y las instrucciones dadas por medio de las visiones son despreciadas... Al dar lugar a las dudas y a la incredulidad con relación a la obra de Dios y al acariciar sentimientos de desconfianza y celo cruel, se están preparando ellos mismos para una total decepción. Ellos levantan sentimientos de amargura contra aquellos que se atreven a hablar de sus errores y reprueban sus pecados". “Testimonios para  la Iglesia”, Vol. 5, p. 630.Sinceramente su Hermano en Cristo para un mayor adelanto, más “colirio”,encontrando menos faltas y no más a la “espera de resultados”

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Es el Monte Carmelo una Colonia o un Centro de Capacitación?

   Pregunta Nº. 158: “Poco tiempo después que las oficinas centrales se mudaron de Los Ángeles al Monte Carmelo, ‘El Código Simbólico’ declaró que el Monte Carmelo no iba a ser un lugar para establecer una colonia de personas capa- citadas, sino, un centro donde los obreros serían preparados de manera rápida y completa para salir  a hacer la obra; pero se nos ha dicho que todos los que llegan se quedan allí y que su formación está casi por entero basada en manualidades; y que los planes que se hacen están basados en una colonización más extensa. ¿Es esta información correcta?

   Respuesta: Todos los que habitamos en el Monte Carmelo estamos asistiendo a la escuela o estamos trabajando para la institución. No hay una sola persona aquí cuya estancia sea con el propósito de hacer tal colonización que el “Espíritu de Profecía” y el “Código” condenan.

   Sentimos que no todos puedan discernir la diferencia entre una colonia y un centro de capacitación.

 ¿Quién es el Rey del Centro del Monte Carmelo –

Dios o un Hombre?

   Pregunta Nº. 159: “Cuánto de la obra que se hace en el Monte Carmelo está bajo la dirección del Señor? La mayoría de nosotros hemos tenido una lucha para desprendernos de las ataduras a que nos tenía sujetos la actual dirigencia de la iglesia y parece más que justo que nosotros tengamos la seguridad de si el Señor está o no dirigiendo los movimientos en el Monte Carmelo, antes de que algunos se sometan al llamado que se hace ahora".

   Si todos los creyentes de la Verdad Presente pensaran este asunto cuidadosamente se darían cuenta que Dios ha prometido tomar las riendas en sus manos  y que  es Su deber cumplir esta promesa. Entonces toda la confusión y perplejidad que hay sobre algunos aspectos de la obra, que da origen a cuestionamientos irracionales y a críticas, consecuentemente terminarían.

   Respuesta: Además, ellos sabrían entonces que en la verdadera naturaleza de las cosas todo “el trabajo en el Monte Carmelo está bajo la dirección del Señor”, y así, ninguna fase de la pregunta surgiría en sus mentes.

  Agregando a esto, en vista del hecho de que la obra en el Monte Carmelo es contraria a todos los planes humanos, la siguiente cita prueba que la obra aquí está dirigida  por el Señor mismo. “Los obreros serán sorprendidos por los medios sencillos que Él usará para completar y perfeccionar su obra de justicia".

   El Espíritu de Profecía dice, “son pocos los  pensadores lógicos y que razonan". “Cuantos hombres en esta época del mundo fracasan en profundizar lo suficiente. Ellos solamente escarban la superficie. No piensan lo suficiente para ver las dificultades y se agarran de ellas, y no examinan cada asunto importante que se presenta ante ellos, haciendo un estudio profundo y con oración y con el suficiente cuidado e interés para ver los puntos reales del asunto. Hablan de asuntos que no han sopesado completamente y con cuidado". –“Fundamentos de la Educación Cristiana”, p. 27 (en inglés); “Testimonios para la Iglesia” Vol. 4, p. 361 (en inglés).

  “No debéis dejaros intimidar por las apariencias exteriores, por muy amenazadoras que parezcan. Debéis llevar adelante la obra tal como el Señor dijo que debía realizarse". - “Testimonios para la Iglesia” Vol. 9, p. 114.

 ¿Cuál Será la Respuesta del Pobre Predicador?

  Pregunta Nº 160: Estamos turbados por las muchas acusaciones en contra del Hermano Houteff y como no conocemos la verdad exacta de estos cargos, le preguntamos amablemente al Código que nos del verdadero planteamiento de éstas de modo que podamos de forma inteligente y confiada y con mansedumbre y temor, responder a cada  hombre  que  nos pregunte las razones de la esperanza que  hay  en  nosotros. Uno de los grandes pecados de los cuales están acusando al Hno. Houteff es que él tiene dos esposas y que la primera de  ellas lo  dejó porque no creyó  en la Verdad Presente, y que la última es  demasiado joven para él. ¿Son estas cosas así?

  Respuesta: Satanás nunca dice la verdad, así es que él ha utilizado a sus agentes para propagar muchos informes falsos, tales como el anterior, con relación al Hermano Houteff. Él era un hombre soltero cuando hace dieciocho años entró en contacto con el mensaje Adventista del Séptimo Día, y quien en ningún momento durante estos años se ha divorciado de ninguna mujer, ni se ha casado con ninguna otra, salvo con la que ahora vive.

  En cuanto al asunto de la edad, los siguientes matrimonios bíblicos representan una gran disparidad de años: Abraham, el padre de la fe, ciertamente tomó para sí una esposa mucho más joven que él, porque cuando se casó por segunda vez, debe haber sobrepasado los ciento cuarenta años de edad, porque él tenía cien años cuando Isaac nació (Gn. 21:5), e Isaac tenía cuarenta años de edad cuando tomó a Rebeca (Gn. 25:20), y en este tiempo Sara, la primera esposa de Abraham todavía vivía (Gn. 24:67), y Cetura, su segunda esposa, tenia evidentemente unos cuarenta años de edad, porque ella le dio seis hijos (Gn.  25:1 ,  2). Estos hechos presentan una diferencia de al menos cien años entre las edades de Abraham y su  segunda esposa.

  Nuevamente, el Señor escogió para su linaje a Booz (un judío), un hombre mayor y a Rut, (una Moabita), una mujer joven (Rt. 3:10), una unión contraria a los principios sostenidos por los críticos del Hno. Houteff.

  Además, la judía Ester a quien se le prohibió por la ley común de los judíos que se casara fuera de su propia nación, fue bendecida por su afinidad con el viejo rey medo-persa, y por este hecho su nación fue preservada.

  Mas aún, José se casó con la hija del sacerdote idólatra de Egipto, y Moisés tomó por esposa a una mujer etíope.

  Vemos así, por las uniones anteriores, que una regla no puede ser exigida para gobernar el caso individual de cada uno. Además, si hubiéramos vivido en los días en que ocurrieron las uniones anteriores, y si los hubiéramos juzgado por nuestras propias normas, nos habríamos separado de Abraham en cuyo regazo los justos son protegidos de las llamas del tormento del infierno (Lc. 16:23-25); y de José, en quien la vida del mundo antiguo fue perdonada; de Moisés, por cuya mano los primogénitos de Egipto fueron salvos o destruidos y todo Israel liberado del yugo egipcio; de Ester, por cuyo acto, nosotros como judíos hubiéramos sido destruidos por la mano del impío Amán; y de Cristo quien es nuestra única vida.

  El matrimonio del Hno. Houteff está mucho más de acuerdo con las costumbres aceptadas hoy, que los matrimonios anteriormente mencionados estaban en sus días. El caso de Abraham sólo es suficiente para satisfacer a aquellos a quienes la verdad puede convencer. Además, Dios sabía de antemano lo que iba a hacer el Hno. Houteff, y si su matrimonio hubiera traído reproche sobre el mensaje purificador causando así que alguien perdiera su vida eterna, Dios, por esa vida y por su propio honor nunca le habría confiado su mensaje al Hno. Houteff.

  Adicionalmente, en tanto que Dios ha continuado  revelando la verdad a través del Hno. Houteff desde su matrimonio, no debería haber razón para que alguien dude que Dios no solamente aprobó su matrimonio, sino que lo guió a dar ese paso.

 Algunos razonan de que en los tiempos de antaño, la gente vivía más tiempo que hoy en día y que por lo tanto las grandes diferencias de edades entre marido y mujer se permitían entonces. Sin embargo, no vemos la lógica de tal razonamiento, porque aunque el hombre vivía más tiempo de lo que vive ahora, también las mujeres vivían más tiempo en aquellos días de lo que viven hoy.

 Aquellos que creen en la Verdad Presente y todavía continúan encontrando faltas en el matrimonio del Hno. Houteff, nos prueban una dos cosas: que ellos son pensadores superficiales o que no tienen fe en lo que creen, porque el mensaje enseña que nosotros, como parte de los 144.000, no moriremos. Por lo tanto, si Dios ha tenido alguna vez razón para sancionar matrimonios involucrando gran diferencia de edades, El ciertamente las tiene ahora.

 El problema no es con el matrimonio del Hno. Houteff, sino con aquellos que juzgan al Hno. Houteff con sus propias normas. Si el Hno. Houteff se hubiera casado por la misma razón por la cual los otros se casan, entonces por supuesto, él hubiera tomado una esposa de casi cualquier edad y no le hubiera hecho ninguna gran diferencia. Pero los críticos del Hno. Houteff ostensiblemente olvidan que él tiene un tremendo trabajo y que él no necesita una esposa capaz sólo de formar un hogar para él, sino más bien una muy capaz de asistirlo en su trabajo. Así, una mujer de edad o una sin experiencia en la obra, hubiera sido un impedimento en lugar de una ayuda. Por lo tanto, Dios ha provisto para él una “ayuda idónea” que realmente le ayude, porque él no podría llevar adelante esta obra con éxito si fuera soltero.

 Hemos visto ya que, en la mayoría de los casos, la raíz del problema está en aquellos que profesan ser amigos de la causa de la verdad, pero quienes, no estaban caminando en la luz antes de que el mensaje del sellamiento los encontrara, y no lo están haciendo ahora tampoco. O con aquellos que están haciendo cualquier cosa abiertamente para que la verdad no tenga ningún efecto. Algunos de estos, mientras profesan creer, se han opuesto a cada paso que el mensaje ha dado. Por un lado se han divorciado de sus esposas y se han casado nuevamente, y por otro lado, se han opuesto a que el Hno. Houteff se casara o se sintieron heridos debido a que él no les pidió su consejo para que decidieran por él con quien debería casarse. Aún otros se han casado fuera de la verdad, cuyos actos prueban que por sus propios pecados ellos han estado ciegos y que en su celo encuentran defectos en aquellos quienes tienen “las palabras de vida” para ellos. Estos en vez de reformarse, están descendiendo cada vez más en las tinieblas. Este es el modo más efectivo de trabajar de Satanás, porque al hacerlo así él es capaz de mantenerlos en sus pecados, apartados de la manada que sigue la voz del buen pastor.

  El gran problema con la mayoría de los A.S.D.,  es que están bautizados en el nombre de la denominación en lugar de en el nombre de la Trinidad. Consecuentemente, ¡si ellos ven que la iglesia está haciendo algo que para ellos no es agradable, ellos mismos retiran su membresía, renuncian a la verdad y le dan la espalda a la vida eterna para enfrentar la muerte eterna! Mientras que ¡si Cristo los llama para seguirle y la iglesia no escucha Su voz, ellos le dan la espalda a Él para seguir a la iglesia!

  Mis hermanos, hagan su decisión sobre los méritos del mensaje en lugar de las buenas o malas obras del Hermano Houteff. Dios no ha delegado a ninguno de ustedes para decidir en Su lugar sobre el matrimonio del Hermano Houteff. Tampoco ha instruido Él a ninguno de ustedes como criterio para dejar por sentado sus propios casos, en el caso del matrimonio del Hermano Houteff. Quien sabe si Dios los está probando a ustedes, quienes como Pedro, pensaron que estarían firmes en el mensaje, sin importar lo que viniera, pero quienes están ahora demostrando su verdadera relación con éste. Confiamos en que usted ya no permitirá que el gran engañador - Satanás - confunda su mente y le haga acusarnos falsamente o dudar de lo que se hace en esta oficina. El consejo de Dios para usted es: “Escuchad La Vara y a quien la predica". (Mi. 6:9. VRS) 

  “Levántate, resplandece” “antes que venga el día del Señor grande y terrible... no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición", “porque ha venido tu luz, y la gloria del Señor ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; más sobre ti amanecerá el Señor, y sobre ti será vista su gloria". (Is. 60:1,2; Mal. 4:5,6)

  “He aquí sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz. Celebra, oh Judá, tus fiestas, cumple tus votos; porque nunca más volverá a pasar por ti el malvado; pereció del todo. (Nah. 1:15)

  “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os a pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus Hermanos. (Lc. 22:31,32).

  Así, no sea usted encontrado entre aquellos que intentan detener el arca o que digan: “Eres demasiado piadoso, no interpretas las Escrituras de la debida manera. Déjame decirte como tienes que predicar tu mensaje". “Testimonios para los Ministros", p. 475.

  Quite su vista de encima del Hermano Houteff y mire a Jesús a través del mensaje que Él envía. Cualquiera que dude del mensaje debido al matrimonio del Hermano Houteff, demostrará no sólo tener una gran debilidad, sino también que está siguiendo al Hermano Houteff en lugar de al mensaje. Usted no debería preocuparse tanto por lo que el Hermano Houteff hace, igual que no se preocuparía por lo que hicieron los profetas antiguos. Sea un estudiante del mensaje en lugar de estudiar al mensajero, así como usted es un estudiante de la Biblia y no un estudiante de los profetas. Esta es su propia seguridad para que evite encontrarse amargamente desilusionado al final.

 

¿Quiénes son los Guardianes de Nuestros Hijos, el Monte Carmelo o los Padres?

   Pregunta Nº. 161:“¿Es cierto que a los pupilos que entran a la Academia del Monte Carmelo no se les permite salir aunque sus padres deseen que vuelvan a casa? He escuchado que los deseos de los padres y sus instrucciones, en algunos casos, no han sido tomados en cuenta y no puedo entender por qué el Monte Carmelo tiene tanto que decir con respecto a nuestros hijos  y por qué los deseos de los padres son   desatendidos.¿Podría usted explicarme esto por favor?

  Respuesta: Aunque no es cierto que nosotros retenemos a los estudiantes aquí en contra de la expresa voluntad de sus padres, sin embargo, es un hecho que se nos  exige ejercer no solamente una vigilancia cuidadosa sobre ellos mientras permanecen aquí, sino que asumimos una responsabilidad muy crítica en cuanto a su estancia aquí en la escuela. Esperamos que los padres no  nos  lleven a perder nuestra confianza. Además, la supervisión que debemos mantener sobre los estudiante residentes la hacemos extensiva a los jóvenes de la Verdad Presente de edad escolar para protegerlos también. Los padres deberían percibir que el Monte Carmelo, como una madre espiritual, debe asumir no solamente esta responsabilidad hacia todos sus hijos, sino la responsabilidad de darles una enseñanza de un orden diferente y menos inferior que cualquiera que hayan conocido, ya sea en los hogares de sus padres terrenales o en otras escuelas. Si no fuera este el caso, entonces el Monte Carmelo no tendría para los jóvenes nada mejor de lo que podrían obtener en cualquier otro lugar. Si sus padres no esperan que el Monte Carmelo asuma esta responsabilidad y les dé una educación superior a la que puedan recibir en el hogar o en otra escuela, entonces ¿por qué deberían pensar siquiera en enviarlos aquí? ¡Además, si el Monte Carmelo, de donde se espera todo el conocimiento y la sabiduría que el cielo ve que está preparado para ofrecer, debe ser enseñado e instruido por los padres terrenales de quienes son los hijos del Monte Carmelo, entonces el Monte Carmelo no es lo que debería ser o los padres terrenales están todavía dormidos y no saben lo que creen!

  Los reglamentos de la escuela no han previsto que los estudiantes entren y salgan a su antojo, o que con algún pretexto se vayan a casa o a algún otro lugar, sino que se requiere un entendimiento definitivo, como si fuera un negocio, de que antes de dejar salir a cualquier estudiante de aquí será bajo nuestra supervisión.

  Si el mundo, que está bajo el dominio de Satanás y que es en su filosofía moral tan celoso del futuro temporal no sólo de su propia progenie, sino también de la nuestra, obliga severa y resueltamente a todos los de edad escolar a recibir aproximadamente  nueve  meses  de  instrucción  cada   año,¿entonces debería uno esperar menos de nosotros, quienes hemos de restaurar el primer dominio, una teocracia? ¿No deberíamos nosotros, como creyentes de la  Verdad Presente, quienes debemos llevar las “palabras de vida” a todo el mundo ser aún más celosos por  el futuro  eterno como por el temporal de nuestros jóvenes como lo espera el mundo de sus hijos? El Monte Carmelo, por mandato divino asume toda responsabilidad por el bienestar de sus hijos y no sólo requiere que todos los de edad escolar asistan a las escuelas de los profetas por lo menos durante el período regular de las escuelas, sino también, como una madre del más alto orden, asuma la responsabilidad de los jóvenes durante las vacaciones de verano.

  Sin embargo, el Monte Carmelo no está todavía organizado para cuidar de todos, ya sean mayores o jóvenes, pero su plan está aquí descrito y hará todo lo que pueda para alinear a todos los creyentes de la Verdad Presente con el programa del Señor. Aquellos que no ven su gran necesidad de todo corazón de unirse al cuerpo, serán aislados del movimiento, no solamente en espíritu sino también del reino en cuerpo.

  Entonces mis hermanos, ¿no alabarán ustedes a Dios porque “El está tomando las riendas en Sus propias manos”? No cantarán ustedes: ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina! ¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que el Señor vuelve a traer a Sion". (Is. 52:7, 8).

  Se nos ha comisionado: “Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman"; y a “volver el corazón de  los padres hacia los hijos y el corazón de los hijos hacia los padres". (Joel 2:16; Mal. 4:6).

  Dios observa aquellos que fallan en cumplir con Sus requerimientos como infieles y desleales a Cristo, como Maestro y Señor, y a Su causa. Los padres necesitan saber que los hijos que Dios les ha confiado son la herencia de Dios y no la de ellos. Si ellos fallan en responder a su más sincera súplica, qué harán cuando les pregunte: ¿Dónde está el rebaño que te fue dado, tu hermosa grey? ¿Qué dirás cuando él ponga como cabeza sobre ti a aquellos a quienes tu enseñaste a ser tus amigos? ¿No te darán dolores como de mujer que está de parto? (Jer. 13:20; 21).

  Naturalmente, si los padres quienes han puesto a sus hijos a nuestro cargo y que nos han hecho responsables de su “manada”, de pronto decidieran, basados en una u otra provocación injustificada, retirar a sus hijos de la academia antes de que el período escolar termine, nosotros vigorosamente protestaríamos contra su decisión y haríamos todo lo que esté en nuestro poder para mantener a sus hijos aquí en la escuela.

  Tal situación no tendría posibilidad de existir sino fuera por el triste hecho de que hasta ahora la gran mayoría, incluidos aún los creyentes de la Verdad Presente, comprenden muy tenuemente la verdadera naturaleza y objetivo de la educación cristiana. “Muchos quienes suponen que irán al cielo, tienen los ojos vendados por el mundo. Sus ideas de lo que constituye una educación religiosa y una disciplina religiosa, son vagas, basadas solamente en las probabilidades". –“Fundamentos de Educación Cristiana”, p. 311 (en inglés).

   “La educación y entrenamiento de los jóvenes,  es una obra importante y solemne. El gran objetivo  a alcanzar será el adecuado desarrollo del carácter, que el individuo pueda estar preparado correctamente para desechar los deberes de la vida presente y entrar finalmente en la futura vida inmortal". - “Testimonios para la Iglesia” Vol. 4, p. 418 (en inglés).

 “El verdadero objeto de la educación es formar hombres y mujeres idóneos para servir, desarrollar y poner en ejercicio activo todas sus facultades". - “Consejos para Maestros”, p. 479.“... volver al hombre a la armonía con Dios; elevar y ennoblecer de tal manera su naturaleza moral, que  pueda volver a reflejar la imagen de su Creador". - “Consejos para Maestros”, p. 48.

 “El sistema de educación establecido en el Edén  tenía por centro la familia". Además, “la educación que tenía por centro la familia fue la que prevaleció en los días de los patriarcas". - “La Educación”, p. 33.

    De estas breves declaraciones vemos que la verdadera educación consiste en hacer al individuo perfecto en Cristo, y que en el plan original de Dios para la educación de Sus hijos, la familia había de ser la escuela. También que “Tal era el método educativo que Dios deseaba establecer en Israel. Pero cuando los israelitas fueron sacados de Egipto, había pocos entre ellos preparados para ser colaboradores con Dios en la educación de sus hijos. Los padres mismos necesitaban instrucción y disciplina. Puesto que habían sido esclavos durante toda su vida, eran ignorantes, incultos y degradados. Tenían poco conocimiento de Dios y escasa fe en él. Estaban confundidos por enseñanzas falsas y corrompidos por su largo contacto con el paganismo". –Id. 34.

   Así es con nosotros hoy. De hecho, “El ángel dijo, tu has hecho peor que ellos” (“Testimonios para la Iglesia” Vol. 1, p. 129, [en inglés], "Joyas de los Testimonios",  Tomo 1, p. 35), con el resultado de que los padres ahora, más que sus hijos, están en gran necesidad como  nunca antes de “instrucción y disciplina”. Así, aunque en los planes de Dios, la familia es todavía la escuela ideal y así idealmente el lugar para los “hijos de edades tiernas”, sin embargo, la palabra de Dios revela que hemos seguido los pasos del Israel de antaño haciendo aún peor que ellos, al viciar por nuestras prácticas el ideal de la familia como el de la escuela.

  “De este modo, los hijos que han de recibir una educación en nuestras escuelas harán mayores progresos separados del círculo familiar en donde habrían recibido una educación errónea. Será necesario, para algunas familias, ubicarse donde ellos puedan mantener a sus hijos y ahorrar en gastos, pero en muchos casos esto sería un obstáculo en vez de una bendición para sus hijos". “Habiendo sido siempre complacidos y nunca formados en la obediencia, sería de gran provecho para ellos ser apartados de sus imprudentes padres y colocados bajo una regulación severa y un adiestramiento como soldados en un ejército. A menos que algo sea hecho por estos muchachos quienes han sido tristemente descuidados por padres de poca fe, nunca aceptarán a Jesús. A menos que algún poder controlador sea traído a ellos, no tendrán valor en esta vida y  no tendrán parte en la vida futura". - “Fundamentos de la Educación Cristiana”, p. 313 (en inglés); “Testimonios para la Iglesia”, Vol. 4, p. 429 (en inglés).

  Por lo tanto, es imperativo ahora más que nunca, que los padres de la Verdad Presente inscriban a sus hijos en la Escuela del Monte Carmelo, que el Señor  ha provisto para ellos si desean verlos hechos salvos.

  Los alumnos necesitan ser puestos bajo la influencia de circunstancias más favorables para contrarrestar mucha de la educación que han recibido” (“Notas Biográficas”, p. 386), porque “Pocos han recibido la instrucción esencial en las cosas religiosas.... Los niños necesitan grandemente la debida educación, a fin de poder ser útiles en el mundo.... Sin este conocimiento, es seguro que el hombre perderá la vida eterna... El Señor invita a los jóvenes a ingresar en nuestras escuelas a fin de prepararse rápidamente para una obra activa. El tiempo es corto". – “Consejos para Maestros”, p. 160, 83, 15, 479.

  “Queda poco tiempo, y lo que tenéis que hacer, debéis de hacerlo con prontitud. Decidid que debéis redimir el tiempo. No busquéis vuestro placer personal. ¡Levantaos!” “Las profecías se están cumpliendo rápidamente. Están transcurriendo velozmente las horas del tiempo de gracia. No tenemos tiempo que perder, ni un momento. No seamos hallados durmiendo en la guardia". – “Testimonios para la Iglesia”, Vol. 9, p. 161; Vol. 8, p. 252 (en inglés), "Joyas de los Testimonios", Tomo 3, p. 256.

  “Al hacer planes para la educación de sus hijos fuera del hogar, los padres deben comprender que ya no es seguro mandarlos a las escuelas fiscales, y deben esforzarse por enviarlos a aquellas en las cuales obtendrán una educación basada en el fundamento bíblico. Sobre cada padre cristiano descansa la obligación solemne de dar a sus hijos una educación que los inducirá a obtener conocimiento de Dios, y a llegar a ser partícipes de la naturaleza divina por la obediencia a la voluntad y el camino de Dios. ". - “Consejos para Maestros”, p. 196.

  “Nuestros hijos deben ser apartados de las malas influencias de la escuela fiscal, y puestos donde maestros cabalmente convertidos puedan educarlos en las Sagradas Escrituras. Así serán enseñados a hacer de la Palabra de Dios la gran regla de su vida". - “Consejos para Maestros”, p. 196.

 “Al mandar a los niños a las escuelas fiscales, los padres los están colocando bajo influencias desmoralizadoras, influencias que perjudican la moral y los hábitos. En tales ambientes, los niños reciben con frecuencia instrucciones que los preparan para ser enemigos de Cristo. Pierden de vista la piedad y la virtud".

 “Muchas escuelas públicas están impregnadas de la influencia nefasta de niños y niñas expertos en el pecado. Los niños a quienes se permite jugar en la calle, obtienen allí una educación que, según aprenderán más tarde sus padres irreflexivos, conduce a la temeridad y a la iniquidad". –“Consejos para Maestros”, p. 190, 191.

 Los padres no deberían ignorar ningún deber de su parte para beneficiar a sus hijos. Ellos deberían entrenarlos para que puedan ser una bendición para la sociedad y puedan cosechar la recompensa de la vida eterna de aquí en adelante". –“Testimonios para la Iglesia”, Vol. 4, p. 429 (en inglés).

  Que los padres y las madres no dejen de darse  cuenta que este gran deseo que Dios ha puesto en ellos, es “la responsabilidad de una educación cristiana para los hijos confiados a ellos. En ningún caso se les permite que cualquier asunto absorba tanto la mente, el tiempo y los talentos que hagan que sus hijos vayan sin rumbo hasta que son separados de Dios. No se les permite que dejen a sus hijos escaparse de su alcance hacia las manos de los no creyentes... Han de entrenar a sus hijos para que lleguen a ser obreros junto con Dios.

  “Hay un trabajo formal que ha de ser hecho para los niños. Antes de que el azote arrollador venga sobre los moradores de la tierra, el Señor llama a aquellos que son israelitas verdaderos para servirle. Reúnan a sus hijos en sus casas; reúnanlos de las clases que están expresando las palabras de Satanás, de los que están desobedeciendo los mandamientos de Dios". – “Fundamentos de la Educación Cristiana”, p. 545 (en inglés).

 “Este incidente de la historia de los israelitas fue escrito para la enseñanza de aquellos que vivieren en los últimos días. Antes que el azote venga como avenida de aguas sobre los habitantes de la tierra, el Señor  exhorta a todos los que son israelitas de verdad a  prepararse para aquel suceso. A los padres hace llegar este grito de alarma: Juntad a vuestros hijos en vuestros hogares; separadlos de aquellos que desprecian los mandamientos de Dios, que enseñan y practican  lo malo". – “Testimonios para la Iglesia”, Vol. 6, p. 195 (en inglés), "Joyas de los Testimonios", Tomo 2, p. 454.

 “Si Dios en su providencia ha establecido una escuela entre nuestro propio pueblo en (Monte Carmelo), y si en lugar de mandar a (sus hijos) donde (ellos) estarían en compañía y bajo la influencia de quienes aman la verdad usted (los coloca a ellos) en (una clase mundana), donde se relacionará con personas mundanas que no tienen ningún respeto por Dios o por su ley, le ruego que me diga, cómo espera usted que el Señor obre para contrarrestar la mala influencia que con seguridad (los) rodeará y que usted voluntariamente ha escogido".

 “Cuando Dios estaba a punto de destruir a los primogénitos de Egipto, ordenó a los israelitas que reunieran a sus hijos de entre los egipcios y los recogieran en sus propias casas y que salpicaran los dinteles de las puertas con sangre para que el ángel destructor la viese y pasase por alto sus hogares. Esta es una obra, mi obra, y la obra de toda madre que cree la verdad. El ángel habrá de poner una marca sobre las frentes de todos los que se hayan separado del pecado y de los pecadores, y el ángel destructor le seguirá para destruir completamente tanto a viejos como a jóvenes". - “Testimonios para la Iglesia”, Vol. 5, p. 477.

  ¡Oh, antes de que sea para siempre demasiado tarde, pueda el Espíritu de Dios, con fuerza poderosa, enviar a los corazones de los padres en sus hogares estos hechos terribles para que puedan levantarse rápidamente de su largo estupor y peleen por las vidas de sus hijos al situarlos donde Dios pueda salvarlos!

¿Hasta Que Punto es Auténtico El Código?

   Pregunta Nº. 162:“¿Debemos aceptar las instrucciones del ‘Código’ sin cuestionamiento o aceptaremos sólo aquello que veamos es lo más conveniente de aceptar? Existen comentarios considerables de que se hacen cambios drásticos en el material original entregado. Personalmente, me gustaría ver los escritos de La Vara así como veo los escritos de la Hermana White.

   Respuesta: La primera parte de esta pregunta es contestada en la parte de atrás del Código mismo, párrafo 2.Los únicos cambios que han sido alguna vez hechos en el material entregado del Código son con respecto  a las leyes del lenguaje - gramática y lógica - pero nunca con relación a la doctrina. Cualquier otro material suministrado es, con lo mejor de nuestra capacidad y con la ayuda del Señor, cuidadosamente leído y sometido a escrutinio. Solamente tales contribuciones que están en perfecta armonía con el mensaje del sellamiento y que son alentadoras y beneficiosas para todos los que leen el Código, son enviadas a la imprenta. Por lo tanto, aquellos que estudian solamente una parte del Código se están privando de una bendición la cual otros desean poder obtener.

 ¿Hay Algunos Que No Califican Para Recibir el “Código”?

   Pregunta Nº. 163:“¿Hay algunos que no reciben el ‘Código’ debido a que no se ajustan a todos los requerimientos de “La Vara del Pastor?”

   Respuesta:Nadie es eliminado de la lista del Código a menos que nos pida que así lo hagamos o a menos que no oigamos de esa persona después que le hemos enviado una carta de indagación para asegurarnos  de si lo está leyendo o no

¿Habrán Males hasta El Fin Del Mundo o hasta el Fuerte Pregón?

   Pregunta Nº. 164“Encontramos en ‘Testimonios para los Ministros’, p. 48, que los males existirán en la iglesia hasta el fin del mundo. Si esto es verdad, entonces, ¿Cómo será posible que la iglesia sea purificada, libre de la cizaña, durante el Fuerte Pregón?

  Respuesta: Muchas escrituras han salido a la luz que prueban que la iglesia será pura, sin mancha o arruga o cosa semejante antes que el Fuerte Pregón del Mensaje del Tercer Ángel comience. Esto está enseñado no solamente en las Escrituras sino también en los escritos del Espíritu de Profecía. Por lo tanto, “Testimonios para los Ministros”, p. 48, debe ser interpretado no para contradecir otras porciones de  los escritos de la Hermana White o de las Escrituras. Consecuentemente. “el fin del mundo” no puede ser interpretado como refiriéndose al tiempo de la segunda venida de Cristo o al comienzo del milenio, sino más bien al corto período de tiempo que nos lleva al “fin del mundo".

  Cuando llegamos a la última hora del día (de cinco a seis P.M.), reconocemos el hecho de que estamos al final del día, aún cuando el último minuto no ha llegado. Del mismo modo, ya que la parábola de Cristo de la viña es verdadera, entonces de acuerdo a una analogía física, podemos entender que la última hora (la undécima) del día simbólico de la presente historia humana es solamente "el fin del mundo"

  Las profecías de Daniel han de ser reveladas ”en el tiempo del fin” (Dn. 12:4). Sin embargo, sería irrazonable que uno concluyera que estas profecías han de ser reveladas después del fin del mundo. En su lugar, serán reveladas “en el fin del mundo” cuando “saldrán los ángeles y apartarán a los malos de entre los justos". (Mt. 13:49). Dios no ha comisionado a la iglesia ha predicar el evangelio de una iglesia impura, sino a “Tocad trompeta en Sion. Proclamad ayuno. Convocad asamblea. Reunid al pueblo. Santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia". (Joel 2:15,16). Porque, “A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo, que dicen: No se acercará, ni nos alcanzará el mal". (Amós 9:10) “Y acontecerá que el que quedare en Sion, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que en Jerusalén estén registrados entre los vivientes. (Is. 4:3)

  “Mientras se prosigue el juicio investigador en el cielo, mientras que los pecados de los creyentes arrepentidos son quitados del santuario, debe llevarse a  cabo una obra especial de purificación, de liberación del pecado, entre el pueblo de Dios en la tierra. Esta obra está presentada con mayor claridad en los mensajes del capítulo 14 de Apocalipsis.

  “Cuando esta obra haya quedado consumada, los discípulos de Cristo estarán listos para su venida". “El Conflicto de los Siglos”, p. 478.

  “Sólo aquellos quienes hayan soportado y vencido la tentación en la fuerza del Todopoderoso se les permitirá tomar parte activa en la proclamación de este mensaje cuando este aumente hasta convertirse en un Fuerte Pregón". “Review and Herald", Nov. 18, 1908.

  “Revestida de la armadura de la justicia de Cristo, la iglesia entrará en su conflicto final. “Hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejércitos en orden, ha de salir al mundo, vencedora y para vencer". “Profetas y Reyes” p. 535.

 ¿Son los Primeros Frutos de los Muertos También de los Vivos?

  Pregunta Nº. 165:“¿Si  Cristo  representa  a  los  primeros  frutos  de    los muertos, no representa Él tambien a los  primeros frutos de los vivos?

   Respuesta: Esta pregunta está contestada en el Tratado Nº. 3, “La cosecha” en la ilustración de la p. 44 en la cual la gavilla de cebada de los primeros frutos está representada en tipo y antitipo, esto es, que la ceremonia de la gavilla mecida de la cebada, prefiguraba la resurrección de Cristo, los primeros frutos, incluyendo a aquellos que se levantaron con Él. Estos resucitados constituyen la gavilla espiritual, la cual, al comienzo del juicio de 1844, fue ofrecida ante el Padre como una gavilla de ofrenda de los primeros frutos de los vivientes.

¿Puede ser Apocalipsis 3 Idéntico a Ezequiel 2 y 3?

  Respuesta Nº. 166:“¿Cómo puede demostrar que el Tratado de la profecía de Ezequiel ‘Los Dardaneles de la Biblia’, p. 12 es correcta diciendo que Apocalipsis 3:14-18 es idéntica a Ezequiel 2:1-7, 3:4-7?”

  Respuesta:La persona que pregunta, teniendo su mente libre de prejuicio y siendo absorbida solamente por el asunto en cuestión, encontrará esta pregunta claramente contestada allí, después de un estudio más profundo y con oración.

LA VOZ DEL CAMPO

Mientras Estuve Ausente

 Habiendo estado afiliado al mensaje de la “Vara del Pastor” desde sus comienzos en 1929 y habiendo estado en el servicio activo poco tiempo después, se me concedieron seis semanas de vacaciones esta primavera. Esta vacación fue muy ventajosa, y la principal de estas ven-tajas fue que pude obtener un descanso que necesitaba. Durante este descanso en mis visitas a las iglesias Adventistas del Séptimo Día pude también obtener una visión general en el campo de la obra con relación al progreso del mensaje a los laodicenses y la necesidad de una reforma entre el profeso pueblo de Dios.

Fui grandemente impresionado por el celo de los laicos al traer ante otros la verdad del Sábado a la luz de la inminente ley dominical que está ahora en el congreso. Ellos están ansiosos por escuchar cualquier explicación de las Escrituras dada por el ministerio. Pero cuando me senté a escuchar los sermones, no podía apartar de mi mente los maravillosos estudios que nosotros en el Monte Carmelo tenemos el privilegio de escuchar y anhelé que el profeso pueblo de Dios participara conmigo de lo que Él le está enviando a Su pueblo en este tiempo, verdad que era una “perla escondida” pero la cual, ahora cuando nos han alcanzado “la plenitud de los tiempos” está dada en tal abundancia y riqueza que el Señor la llama “mantequilla y miel". (Is. 7:15)

Aquellos en la iglesia están esperando “el tiempo de angustia” que vendrá con la ley dominical, sin  darse cuenta de que previo a este último intento por destruir a los santos hay una “obra especial y final que se hace a favor de la iglesia” como está descrita en las siguientes referencias: “El Conflicto de los Siglos” p. 478, “Testimonios para la Iglesia”, p. 266 (en inglés); “Obreros Evangélicos”, p. 312-319.

A medida que escuchaba una verdad torcida y puntos de vista conflictivos en el sermón que escuché, los siguientes pensamientos vinieron a mi mente:

La purificación de la iglesia y la obra que se ha de llevar a cabo en la cosecha final. (“El Conflicto de los Siglos”, p. 478; “Profetas y Reyes”, p. 535; Is. 52:1; “Testimonios para la Iglesia”, Vol. 5, p. 77; etc)

  1. Entonces con el dulce pensamiento de que estas pobres almas hambrientas por la verdad son privilegiadas, justo como soy yo, uno de los antitípicos “primogénitos” o “primeros frutos”, los “hijos de Dios”, mi pensamiento siguió creciendo grande y más grande y lentamente se convirtió en una imagen lastimosa del rebaño reunido y rodeado por una cerca con alambres de púas alejada de los pastos verdes. Entonces mis pensamientos se dirigieron a la temida y alarmante orden: “Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis". (Ez. 9:6)

    Pero esta imagen mental fue pronto sumergida por otra, aquella de aquel ejército compuesto de 200 millones de santos triunfantes que la inspiración simboliza como “caballos” cuyas “cabezas eran como cabezas de leones” (Ap. 9:17), de quienes Dios “tomará también  de ellos para sacerdotes y levitas, dice  el Señor". (Is. 66:21).

    Me digo a mí mismo, si a estas pobres almas se les permitiera escuchar la maravillosa profecía de Ezequiel Cuatro, la cual entre otras profecías, ningún mensaje sino “La Vara del Pastor” ha sido capaz de interpretar dentro del marco de la lógica, despertarían y saltarían de gozo exclamando desde sus corazones, “¡Una vez estuvimos ciegos pero ahora vemos!”

    Todos estos privilegios y sus consecuencias, si, y muchas cosas más, se tejían ante los ojos de mi mente, cuando me sentaba entre aquellas congregaciones hambrientas por la verdad. No puedo expresar mi gratitud al Señor por “La Vara del Pastor”, la cual está abriendo las Escrituras a todos aquellos que están dispuestos a escuchar a un “Así ha dicho

    • El verdadero significado del sello de la aprobación de (“Testimonios para la Iglesia”, Vol. 5, p. 200; “Cristo nuestra Justicia”, p. 104; “Testimonios para los Ministros”, p. 444, 445).
    • El gran privilegio que tenemos de llegar a ser miembros de esa gloriosa “compañía”, los 144.000, ”los primeros frutos” (Ap. 14:4), el antitipo de los “primogénitos quienes en la noche de la pascua escaparon del arma destructora del ángel de la

el Señor", y quienes están listos y ansiosos de ”venir a la ayuda del Señor contra el enemigo". ¿No nos “despertaremos” de nuestro letargo espiritual (“El Conflicto de los Siglos”, p. 356; “Testimonios para los Ministros",   p.

458) y mostraremos a todos que “la luz ha llegado”, y que la gloria del Señor se ha levantado sobre su pueblo? (Is. 60:1).

  Sólo a través de un diligente servicio podemos esperar llenar el lugar que Dios tiene para cada uno de los “santos vivientes” eternos. Y si los sujetos del “reino de los cielos” son comparables con la semilla infinitesimal del grano de mostaza, la cual crece hasta convertirse en un árbol, de modo que las aves del cielo vienen y hacen sus nidos en las ramas, entonces ¿no nos armaremos nosotros con él “espíritu de verdad” (Juan 16:13) y estaremos entre los pocos que “escapan” de la ira del Cordero y quienes “reúnen  a todos  sus Hermanos de  todas las   naciones?”

  ¿No es ésta una gloriosa experiencia por la cual esperar y acerca de la que hablar, en lugar de aquella donde a menudo se discute que ”el tiempo vuela” y que lleva a la conclusión de que el pueblo de Dios irá a esconderse en vez de ir a la gloria?

  No necesito decir que estoy contenta de estar de regreso con mis compañeros de trabajo y ahora que estoy nuevamente en mi puesto del deber, les solicito sus necesarias oraciones y que yo como también mis asociados, estaremos fieles al deber y al mensaje resistiendo hasta el final.

  Que el Señor pueda ayudarnos a cada uno de nosotros para vivir cuando venga “el mal en los postreros días” (Dt. 31:29) y que estemos entre aquellos que tienen sus nombres en el libro de la vida del Cordero y quienes serán librados de los juicios de Dios y de la espada del impío, es mi sincera oración. Sra. S. Hermanson

La Sabiduría de Salomón Me Llevó a Aceptar La Vara del Pastor

  Cuando era un muchacho, encontré en las  Escrituras cómo Salomón oró pidiendo sabiduría. Sintiendo que tal sabiduría en las cosas de Dios era buena para mí también, empecé a orar por la luz y la verdad, y desde entonces ha continuado siendo así.

  Mas tarde me uní a la iglesia, pero pronto me di cuenta que había algo que no estaba bien en ella. Sin embargo, esto no me desanimó. Continué mis estudios esperando involucrarme en una obra evangelística de sostén propio.

  El Señor me ayudó en mi búsqueda de la verdad y me llevó a unirme a la iglesia A.S.D. Después de leer el mensaje de la Hna. White en “Dios Llama a Un Reavivamiento Espiritual y a Una Reforma”, supe que Dios pronto empezaría una reforma en la denominación A.S.D.

  Entonces hace algún tiempo, un hermano de ------ me prestó el Volumen Uno de “La Vara del Pastor” que aunque leí lo suficiente, no me di cuenta en aquel momento que fuera la voz de Dios  para  mí. Pero el

  Tratado # 2, que demuestra que Dios está cambiando la dirigencia, me convenció de la verdad de “La Vara del Pastor”, y ahora estoy convencido de todos los puntos de este mensaje y estoy completamente satisfecho de que esta es Verdad Presente.

  El Señor me ha bendecido no solamente con este maravilloso mensaje del sellamiento, sino también con una buena salud y espero ayudar a reunir a los 144.000 y avanzar con ellos. (Firmado)     John H. Betz, Wyoming.

 El Código Lee Mi Mente

  “Ansiosamente espero la llegada del “Código” y quedo muy contenta al recibirlo. Me ha ayudado tanto en mi experiencia cristiana porque está lleno de valiosa instrucción. Este contesta a las preguntas que están siempre surgiendo en mi mente. Casi no puedo esperar hasta que llegue.          (Firmado) Sra. P.J.F. Los Ángeles, Calif.

 Todos Estudiando, Creyendo  y Trabajando También

  Queridos Hermanos y Hermanas: “Todavía estamos estudiando el mensaje de la Verdad Presente y creemos en el con más firmeza todo  el tiempo. Estamos tan agradecidos que haya llegado a nosotros y estamos haciendo todo lo que podemos por éste aquí".“Tenemos dos Hermanos estudiando los Tratados y estamos solicitando el Volumen Uno de ‘La Vara del Pastor’ para dárselo a uno de ellos. Nuestra  fe crece cada vez más fuerte y escudriñamos cada día por cada rayo de luz  de la Verdad Presente. Oren por nosotros.“Nuestros mejores deseos de Sus Hermanos y Hermanas---------“Florida.

ADVERTENCIA

 No Caigas Tan Profundo en el Abismo Sino Sal de Allí

  Los maestros de la Verdad Presente teniendo delante de ellos el ejemplo de los trágicos resultados ocasionados por las enseñanzas conflictivas del ministerio A.S.D.  y en adición a esto, habiendo sido repetidas veces advertidos de que enseñen solamente aquello que ha sido revelado y publicado, están ante una gran condenación delante  de Dios cuando estos maestros traen puntos conflictivos y no autorizados sobre cualquier asunto. Esté absolutamente seguro de que está enseñando de acuerdo a lo que está escrito y no de acuerdo con aquello que usted piensa que debería o que será alguna vez escrito.

La falta en el cumplimiento de este requerimiento descalificará como obrero a cualquiera en esta causa.

OLA DE SALUD

QUE BEBEREMOS

   ¿Qué beberemos este verano? Esta pregunta me llegó a mi casa con contundencia el otro día, mientras pasaba el azadón a lo largo del maizal. El sol estaba caliente y había pasado horas sin beber agua. Mis pensamientos fueron interrumpidos por un llamado desde la carretera: “¿Helado? ¿Gaseosa?” Levanté mi vista hacia la carretera y allí vi a un muchacho en una bicicleta cargada con estos y lista para despachar. Rápidamente dije, “no gracias” y él se marchó, sin duda desilusionado y pensando que yo era no solamente mezquino, sino también un tonto al rechazar una agradable bebida fresca en un día tan caliente.

 ¿Si hubiera sido usted confrontado, querido lector, con esta tentación, qué hubiera hecho usted? ¿No cree  usted que Dios no nos haría saber de seguro justo lo que deberíamos hacer en un caso así? Yo le escuché a El decir:

 “Estando sanos o enfermos, el agua pura es para nosotros una de las más exquisitas bendiciones del cielo. Su empleo conveniente favorece la salud. Es la bebida que Dios proveyó para apagar la sed de los animales y del hombre. Ingerida en cantidades suficientes, el agua suple las necesidades del organismo, y ayuda a la naturaleza a resistir a la enfermedad". - “Ministerio de  Curación”, p. 181.

   “Miles han muerto por falta de agua pura y de aire puro, quienes habrían vivido". –“Viviendo Saludablemente”, cap. 4, p. 56 (en inglés).

   Las gaseosas están adulteradas con químicos que son dañinos para la salud y están hechas para vender y para mantener su cuerpo empobrecido y su bolsillo vacío.

   La combinación de leche y azúcar hace de su estómago una “tina de licor”. El comer entre comidas hará que su cena sea apta solamente para un contrabandista de licores.

  “La comida no debería ser lavada; no necesitamos beber con las comidas. Coma despacio y permita que la  saliva se mezcle con la comida. Mientras más líquidos tomamos con las comidas, se hace más difícil la digestión del alimento, porque el líquido debe ser absorbido primero... Muchos cometen el error de beber agua fría con sus comidas. Tomada con las comidas el agua disminuye el flujo de las glándulas salivares y mientras más fría es el agua, mayor es el daño que se le hace al estómago. El agua helada o la limonada helada, tomada con las comidas detendrá la digestión hasta que el sistema haya impartido suficiente calor al estómago para permitirle empezar su trabajo nuevamente. Las bebidas calientes son debilitantes y, además, aquellos quienes se complacen en su uso llegan a convertir esto en un hábito. El agua es el mejor líquido para limpiar los tejidos. Beba algo un poco antes o después de las comidas". – “Review and Herald” 1884, Nº 31.

  “Si en un estado febril se hubiera dado agua a beberlibremente y se hubieran hecho aplicaciones externas también, los largos días y noches de sufrimiento  habrían sido ahorrados y muchas preciosas vidas se hubieran salvado. Pero miles se han muerto por terribles fiebres que los han consumido hasta que el combustible que alimentó la fiebre se quemó, los signos vitales fueron consumidos y murieron en la más grande agonía sin habérseles permitido tomar agua para aliviar su ardiente sed. Al agua se le permite crecer sin medida para apagar a los elementos enfurecidos, pero no se le permite al hombre apagar el fuego que consume sus órganos vitales. “Como Vivir”, cap. 3, p. 62, 63 (en inglés).

   Uno puede tratar de calmar la sed al beber todas las gaseosas o refrescarse consumiendo todos los helados, Coca Colas, etc., que pueda aguantar, pero después de todo, para obtener el resultado deseado, uno debe llamar finalmente al creador por la única cura para calmar la sed - el agua. La Salud, Promoviendo las Bebidas de Verano

   Para las comidas del mediodía durante los meses de verano, si usted desea beber un nutritivo vaso de líquido como comida, recomendamos las siguientes bebidas:

 Bebida de Frutas

   Machacar con un tenedor de mesa dos onzas de bananos, fresas o frutas similares. Luego bata con una batidora hasta que esté suave. Agréguele a esto una cucharadita de miel y suficiente agua para llenar un vaso de ocho onzas. Bátalo nuevamente, y sírvalo con una comida de frutas.

 Bebida de Vegetales

  Muela las zanahorias finamente, luego extráigales el jugo colocándolas en una tela para colar y tuerza la tela bien apretada. Esto extraerá parcialmente el jugo. (Sin embargo, para buscar la conveniencia y la economía, un extractor de jugo es preferido. Este puede comprarse hasta por un dólar). Agregue entonces una pequeña cantidad de miel, una pizca de sal y sírvalo con una comida de vegetales.

La remolacha, el apio, las espinacas, el perejil, las acelgas, y muchas otras clases de vegetales pueden ser preparados de la misma manera.

 La Salud, Promoviendo las Bebidas de Invierno

   Tome una onza de mantequilla de nueces sin tostar y dilúyala en agua, una cucharada a la vez, hasta que la mezcla esté suave. Entonces agregue suficiente agua para completar un vaso de líquido. Agregue una cucharadita de miel y bata con un batidor de huevos. Sirva con una comida de frutas o de vegetales.

A LAS DOCE TRIBUS QUE ESTÁN ESPARCIDAS

A Favor de la Denominación A. S. D.

  Este pequeño periódico está dedicado a la misión de transmitir, a los creyentes de la Verdad Presente, artículos de noticias edificantes y a las actividades reformadoras y contestando preguntas sobre el mensaje del sellamiento de los 144.000 (Ap. 7:1-8) y para la gran multitud (Ap. 7:9); sobre las profecías de Isaías, Zacarías, Sofonías, Miqueas, Oseas, Joel, Daniel, el Apocalipsis, Ezequiel, Jeremías, etc., pero especialmente acerca de los primeros ocho libros mencionados arriba; en las parábolas de Cristo en tipos y símbolos, y también en los escritos de la Sra. Elena de White.

  Sin embargo, este visitante mensual promete contestar preguntas de los pasajes de las Escrituras solamente como han sido divinamente revelados y proclamados con autoridad -llevando la marca positiva de la verdad. Por lo tanto, se dará, ya sea una respuesta correcta a las preguntas o sino confesará su ignorancia al decir “yo no sé”.

  Primero y por encima de todo, aunque, su propósito es el de revelar el hecho de que el tiempo del Señor ha venido para manifestar Su poder y unificar, y purificar Su iglesia en la tierra, llamándola a levantarse de su polvoriento lecho, a vestirse de poder, y de su dote de hermosas vestiduras; porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo (Is. 52:1). Por lo tanto, positivamente demanda que los mensajeros de “el día grande y terrible del Señor”, bajo su jurisdicción, deben estrictamente cumplir con todos los requerimientos, instrucciones y consejos que les da a ellos de tiempo en tiempo, sin agregar nada y sin quitar nada del mensaje. Este no favorecerá a aquellos quienes ignoran su autoridad divina, porque la iglesia ha de ser una luz para todo el mundo, “hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejércitos en orden". (Is. 62:1-7; “Profetas y Reyes” pág. 535).

  Los símbolos en la pequeña página son una reproducción del Apocalipsis, capítulos doce y nueve, y de Isaías 7:21, cuyos símbolos están explicados en nuestra literatura.

  Este consolador mensual gustosamente llama a todos los A.S.D. quienes abren sus puertas y dan la bienvenida a su presencia. Gratuitamente les da su tiempo para ministrar a aquellos quienes serán los herederos de la salvación, y tampoco colecta honorarios ni hace ningún cargo por su servicio desinteresado. Que vive de donaciones y ofrendas voluntarias no es una carga para nadie  y reconforta a todos. Su oración permanente es que todos sus lectores sean prosperados y que tengan salud así como prosperen sus almas  (3ª Juan 2).

   Por último, éste pide de usted que haga sus preguntas claras y distintas, dando las referencias, y de vuelta promete que ellos se harán cargo, tan pronto como su turno en la línea de espera llegue.

   Ahora si gustara que este amigo impreso llegue a su casa regularmente, como nuestra literatura gratuita, envíe su nombre y dirección a la Universal Publishing Association, Symbolic Code Department, Mount Carmel Center, Lake Waco, Texas.

Anterior
3CS34
EXAMEN DE ADMISIÓN
siguiente
3CS7
UNA CARTA ABIERTA A MIS HERMANOS EN EL MINISTERIO