Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

La Vara del Pastor, Volumen 1 (Edición de Bolsillo)

Vara del pastor

LA VARA DEL PASTOR

 VOLUMEN 1

 Por V. T. HOUTEFF

 Este "escriba", docto en el Reino de los cielos, "saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas". Mateo 13:52.

 Ahora santificad al Señor Dios en nuestros corazones, y preparémonos para estar con el Cordero sobre el Monte de Sión.

CONTENIDO

 LA VARA DEL PASTOR ¿QUÉ ES?................................  5

EL SELLAMIENTO DE LAS PRIMICIAS -

      LOS 144.000 ................................................................ 7

LOS SEGUNDOS FRUTOS - LA GRAN MULTITUD ........ 17

      ¡Desfile de desfiles! He aquí pasará.............................23

ESAU O JACOB ¿CUÁL?...................................................25

      El sueño de Jacob.........................................................33

      Las madres de los descendientes.................................34

      El viaje de Jacob hacia su hogar...................................36

ISRAEL YENDO A EGIPTO................................................ 37

      Dios alimentó el Mundo Antiguo con Trigo como

      El alimenta el Mundo Moderno con Verdad...................39

      De los rebaños a las Ladrilleras.....................................45

      Más paja.........................................................................47

      Sifra y Fúa.......................................................................49

ISRAEL SALIENDO DE EGIPTO..........................................53

LAS MARAVILLAS DE LA TIPOLOGIA................................56

COINCIDENCIAS CRONOLOGICAS...................................66

      El resumen......................................................................70

EZEQUIEL CUATRO............................................................74

MADRES, AHORA HACEN SU SUPLICA FINAL.................87

 ILUSTRACIONES

La iglesia y su Sacerdocio.....................................................61

Coincidencias Providenciales  ........................... .............     72

LA VARA DEL PASTOR

 ¿QUÉ ES?

     El propósito principal de La Vara del Pastor es abrir el tan oculto misterio concerniente al siempre desafiante y tan discutido tema de los 144.000 (Apocalipsis 14:1), con el objeto central en vista de traer entre el pueblo de Dios esa "completa reforma" predicha por el Espíritu de Profecía (Testimonios para la Iglesia, Volumen 8, página 261).

     Estas verdades, Divinamente reveladas, son de suprema importancia para la iglesia justamente ahora por las circunstancias de prueba, sacudimiento por medio de las cuales el pueblo de Dios pronto pasará. Siendo intereses vitales para la salvación, requieren acción decidida tanto de ministros como laicos para apartarse asimismo de toda mundanalidad y anclarse en la Roca Sólida por la obediencia a toda la verdad dada a conocer a la iglesia, si han de escapar de la ruina venidera que tomará a todo pecador.

     Su dominante interés doctrinal siendo la verdad de los 144.000, y un entendimiento correcto de éste por ser un asunto de vida y muerte para todos, la Vara lo revela de varios ángulos diferentes, cada uno urgiendo a la Denominación a prepararse para la gloriosa liberación de los santos y contra la ignominiosa destrucción de los pecadores pronosticada por el sellamiento y la matanza registrada en Ezequiel 9. 

    No se aboga por una nueva denominación; por el contrario, tal es absolutamente opuesto. Y finalmente, se trae prueba irrefutable que la Denominación Adventista del Séptimo Día ha sido el instrumento de Dios desde 1844 para llevar adelante su obra en la tierra, y que la Vara da "fuerza y poder" "al mensaje del tercer mensaje". Primeros Escritos, página 277.

    Implicando ser el antitipo del primer éxodo, La Vara del Pastor toma su nombre de la vara de Moisés, el instrumento por el cual el Señor mostraba su poder en la liberación de los hijos de Israel. La Vara del Pastor, la única Vara que haya hablado jamás, es predicha y recomendada en Miqueas 6:9: "Oíd la Vara, y a (Él) quien la establece".

    (Esta es la primera edición revisada de La Vara del Pastor, Volumen 1, publicada originalmente en 1930. Para hacerlo un pequeño libro edición de bolsillo, desde que se distribuyó dentro de otros números de esta serie de publicaciones algunos puntos han sido omitidos, y el material de sus temas se ha condensado).

 En cumplimiento con el mandato del Señor, deberíamos ahora con oídos abiertos oír el mensaje de La Vara

EL SELLAMIENTO DE

LAS PRIMICIAS – LOS 144.000

 "Y vi a otro ángel que subía del nacimiento del sol, teniendo el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a los cuales era dado hacer daño a la tierra y al mar.

 "Diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que señalemos a los siervos de nuestro Dios en sus frentes.

 "Y oí el número de los señalados: Ciento cuarenta y cuatro mil señalados de todas las tribus de los hijos de Israel". Apocalipsis 7:2-4.

 El misterio concerniente al sellamiento de los 144.000 es asombroso probablemente para cualquier debatido tema Bíblico. Teoría ha amontonado teoría, solamente para hacer mas mística y confusa la verdad de éste. Ninguna denominación Cristiana parece haber escapado a la controversia la cual, al dar alce a muchas opiniones divergentes, solamente ha incrementado el desacuerdo entre la unión Protestante.

 Esto ha sido sumamente lamentable, y mucho mas entre nosotros como Adventistas del Séptimo Día, desde hace tiempo la mensajera del Señor nos amonestó "esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para estar entre los 144.000". (Review and Herald, Marzo 9, 1905), y luego bondadosamente puso en nuestras manos el conocimiento necesario para el tiempo entonces presente de cuándo y dónde, por qué y qué, el sellamiento es

"El sellamiento de los siervos de Dios", lo reveló el Señor, "es el mismo que le fue mostrado a Ezequiel en visión". Testimonios para los Ministros, página 445. (Léase Ezequiel 9).

 Y en ampliación del tema la mensajera escribió: "Especialmente en la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil que han de subsistir sin defecto delante del trono de Dios, sentirán muy profundamente los yerros de los que profesan ser hijos de Dios". Testimonios para la Iglesia, Volumen 3, página 295.

 De acuerdo a esto, el sellamiento toma lugar en la iglesia a causa de "las abominaciones" que se practican en medio de ella. De aquí que, el remover de aquellos que fomentan las abominaciones es la última obra que se hace en favor de la iglesia, no en favor del mundo.

 Con este conocimiento clave en mano, la iglesia debía haber continuado iluminada con el progreso de la Verdad y al tiempo señalado estar capacitada para revelar el misterio. Pero al fracasar en obedecer la voz del Señor y caminar así en la luz y avanzar de conocimiento en conocimiento, ella perdió su camino y consecuentemente por años ha vagado en el desierto de teoría, por así decirlo.

 Y mientras ella estaba en confusión sobre el tema, el Espíritu de Verdad pronunció silencio sobre éste para ser luego "elocuente". Pero ¿elocuente por cuánto tiempo? ¿Para siempre? - Obviamente no, sino sólo hasta que el Señor mismo desenrolle el rollo, comienza el sellamiento,y el tema viene a ser verdad presente. Entonces el silencio no puede ser más elocuente; de hecho, ni siquiera posible - no si hay 144.000 sellados y preparados para estar con el Cordero sobre el Monte de Sión (Apocalipsis 14:1). 

   Un conocimiento cabal del tema debe ser necesariamente de tan gran importancia como es un comprensivo conocimiento de Daniel 7, Apocalipsis 13 y 17, el Mensaje de los Tres Angeles de Apocalipsis 14, o cualquier otro misterio o profecía Bíblica revelada. ¿Y cómo puede uno escapar de la matanza, al menos que uno conozca que es el sellamiento, marca, cuándo es y dónde este será?

    Así que mientras por un lado se ve la total necesidad y de allí la absoluta certeza de que la Inspiración desarrolla completamente el tema en el tiempo de la última obra que se hace en favor de la iglesia, por otro lado se ve la consecuente completa imposibilidad de que alguien descubra toda la verdad de antemano.

    Cualquier pensador sabe que para haber hecho conocer la verdad de esto antes de tiempo, lo hubiera dejado como vano, sin valor, y sin efecto como lo haría saber la verdad acerca de la imagen de la bestia antes o un minuto después de que esta hace su obra engañosa. Pero al llegar la hora prevista, la oportuna Inspiración revela el misterio, todos pueden contemplar la verdad y beneficiarse de ella. Felizmente, podemos entonces inteligentemente

esforzarnos para estar entre esta compañía sin engaño, y poder ser sellados con ellos, si sinceramente y con resolución continuamos conociendo la verdad a tiempo.

 "¿Cuándo", alguien pregunta, "comenzará esta obra final que se hace en favor de la iglesia?" Obviamente, ya está en progreso. Luz está derramándose sobre el tema, disipando las tinieblas que por tanto tiempo lo han envuelto. Consecuentemente habiendo venido a ser verdad presente para iluminar el camino en el cual los 144.000 han de "seguir al Cordero por dondequiera que va" (Apocalipsis 14:4), esto debe ser proclamado desde los techos.

 En 1844, como todo Adventista del Séptimo Día sabe, a la Hermana White la fue dada una visión de los 144.000, señalando que el ángel sellador empezó a ascender del Este (Apocalipsis 7:2-4). Desde entonces él estaba ascendiendo, y los santos estaban esperando su llegada. Finalmente, en 1929, a través de las lecciones de la Escuela Sabática el Señor anunció por toda la Denominación Adventista del Séptimo Día que el ángel había llegado. Entonces el rollo comenzó a desenrollarse y ha sentirse la presencia del ángel por muchos de los que estaban agonizando por verdad y justicia.

 "¿Pero cómo podemos saber con seguridad", otro pregunta, "que este y sus publicaciones acompañantes, son el fruto genuino del desenvolvimiento del rollo y de la llegada del ángel sellador?" Simplemente si el demandante

en prueba aquí es vindicado por toda Escritura pertinente y otros testimonios inspirados. Y si este es, entonces la única conclusión admisible que la hora Divinamente señalada y por tanto tiempo esperada ha llegado y que esta literatura es el instrumento usado por la Inspiración para hacer conocer el evento al pueblo de Dios.

 Puesto que el sellamiento y la matanza, toman lugar en la iglesia durante la última obra que se hace en favor de ella, como hemos visto previamente del Espíritu de Profecía, ellos no podrían anticipar el tiempo presente. Y la profecía misma muestra que el sellamiento debe comenzar en un tiempo cuando su vida espiritual está en su decaimiento mas bajo, cuando ella está contaminada de pecado – en "iniquidad … grande sobremanera". Ezequiel 9:9. Porque es su condición contaminada lo que hace, a un Dios santo, hacer en su medio la obra de marcar, sellar, a los santos y deshacerse de los pecadores entre ellos.

 ¿Cómo comenzó la iglesia a alcanzar esta condición? – la sierva del Señor tristemente responde:

 "El Señor no nos ha cerrado el cielo, pero nuestra propia conducta de permanente apostasía nos ha separado de Dios. El orgullo, la codicia y el amor al mundo han vivido en el corazón sin temor a la expulsión o la condenación. Pecados dolorosos cometidos con presunción se manifiestan entre nosotros. Y sin embargo la opinión general es que la iglesia está floreciendo, y que existe paz y prosperidad espiritual en todos sus términos.

"La iglesia ha dejado de seguir en pos de Cristo, su líder, y está volviéndose firmemente hacia Egipto. Sin embargo pocos están alarmados o sorprendidos por su falta de poder espiritual. La duda y hasta el descreimiento de los testimonios del Espíritu de Dios están leudando nuestras iglesias por doquiera. Satanás quiere que esto ocurra así". Servicio Cristiano, páginas 49-50; Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 201.

 "Nos hemos apartado de los hitos antiguos. Volvamos. Si Jehová es Dios, seguidle; si Baal, id en pos de él. ¿De qué lado estaremos?" Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 128.

 "Al contemplar Jesús la condición en que están sus seguidores hoy, lo que ve es una vil ingratitud, un formalismo hueco, una insinceridad hipócrita, un orgullo farisaico, y la apostasía" -Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 68.

 "¿Quién puede decir con verdad: 'Nuestro oro es probado en el fuego y nuestros vestidos no están manchados por el mundo?' He visto a vuestro Instructor señalar vestiduras que se daban por justicia. Al desgarrarlas puso al descubierto la suciedad que cubrían. Luego me dijo: '¿No puedes ver con qué falsedad cubrieron su inmundicia y la corrupción de su carácter? '¿Qué, pues, la ciudad fiel ha venido a ser una ramera?'. ¡La casa de mi Padre es hecha un lugar de comercio, de donde se han retirado la gloria y la presencia divinas! Por esta causa hay debilidad y falta la fuerza'". Testimonios para la Iglesia, Volumen 8, página 261.

"Ha llegado el tiempo de realizar esfuerzos valientes y denodados para desembarazar a la iglesia del fango y la suciedad que están empañando su pureza". Testimonios para los Ministros, página 450.

 Así con humildad ciertamente podremos ver, y conocer que la condición de la iglesia "Es deplorable a la vista de Dios". Testimonios para la Iglesia, Volumen 3, página 279.

 Y tristemente es un hecho admitido entre todos los informados y honestos en la Denominación, que aunque por años ella ha estado constantemente declinando espiritualmente, hasta ahora ella nunca había alcanzado su presente bajo nivel donde retiene apenas algo de su antigua distinción del mundo.

 "Muerte espiritual", lamenta la Voz de la Inspiración, "ha venido sobre el pueblo que debería manifestar vida y celo, pureza y consagración, por la más ferviente devoción a la causa de la verdad. Los hechos concernientes a la condición real del profeso pueblo de Dios, hablan mas fuerte que su profesión, y hacen evidente que algún poder ha cortado el cable que los anclaba a la Roca Eterna, y que ellos están a la deriva en el mar, sin dirección ni brújula". Cristo Nuestra Justicia, página 29 (36 en inglés, edición 1941).

 "Hombres y mujeres están en la última hora antes que se termine la gracia, y aun así son descuidados y estúpidos, y los ministros no tienen poder para despertarlos; ellos mismos están dormidos.

Predicadores dormidos predicando a un pueblo dormido - Testimonios para la Iglesia, Volumen 2, página 303.

 Verdaderamente, "está cundiendo en el mundo la impresión de que los Adventistas del Séptimo Día están dando a la trompeta un sonido incierto, y que están siguiendo la senda de la mundanalidad". Testimonios para los Ministros, página 86.

 Por todo esto y por otras razones, algunas de las cuales no conocemos, un Dios Santo y puro está "afilando su espada en el Cielo para cortar" a los que no gimen y claman. "¡Ojalá que toda persona que profesa tibiamente su creencia pudiese comprender la obra de limpieza que Dios está por realizar entre su pueblo profeso!". Testimonios para la Iglesia, Volumen 1, página 175.

 "Nótese esto con cuidado: Los que reciben la marca pura de la verdad, desarrollada en ellos por el poder del Espíritu Santo y representada por el sello del hombre vestido de lino, 'son los que gimen y claman a causa de todas las abominaciones que se hacen' en la iglesia". Testimonios para la Iglesia, Volumen 3, página 296.

 "El sello de Dios será puesto únicamente sobre las frentes de aquellos que suspiran y lloran por las abominaciones que son cometidas en la tierra". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 197.

 Necesariamente, "mientras se prosigue el juicio investigador en el cielo, mientras que los pecados de los creyentes arrepentidos son quitados del santuario, debe llevarse a cabo una obra especial de purificación, de liberación

del pecado, entre el pueblo de Dios en la tierra". El Conflicto de los Siglos, página 478.

 Ahora que se está llevando esta obra especial, no hay mas duda de que "… los días de la purificación de la iglesia se aproximan velozmente. Dios se propone tener un pueblo puro y leal. En el gran zarandeo que pronto se llevará a cabo podremos medir más exactamente la fuerza de Israel. Las señales indican que el tiempo está cerca cuando el Señor revelará que tiene un aventador en su mano y limpiará con esmero su era". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 75.

 En otra visión memorable de la misma obra crucial, la Hermana White dice: "Vi ángeles que apresuradamente iban y venían de uno al otro lado del cielo, bajaban a la tierra y volvían a subir al cielo, como si se prepararan para cumplir algún notable acontecimiento.

 "Después vi otro ángel poderoso", ella continúa, "al que se le ordenó que bajase a la tierra y uniese su voz a la del tercer ángel para dar fuerza y vigor a su mensaje. Ese ángel recibió gran poder y gloria, y al descender dejó toda la tierra iluminada con su gloria … Este mensaje parecía ser un complemento del tercer mensaje …" Primeros Escritos, página 277.

 Y "solamente los que", asevera el Espíritu de Verdad, "hallan vencido la tentación en la fortaleza del Todopoderoso se les permitirá tomar parte en la proclamación

[el Mensaje del Tercer ángel] cuando este se intensifique hasta ser el fuerte clamor". Review and Herald, Noviembre 19, 1908.

 "El gran asunto tan cercano arrancará a quienes Dios no ha asignado, y tendrá un ministerio puro, verdadero y santificado preparado para la lluvia tardía". B-55-1886.

 ¿Por qué son tomados los pecadores de entre los justos antes que la tierra es iluminada con la gloria del ángel? – Porque "un pecador puede difundir tinieblas que privarán de la luz de Dios a toda la congregación". Testimonios para la Iglesia, Volumen 3, página 294.

 La clara secuencia de los hechos traídos aquí a la vista conclusivamente muestran que estamos ahora en "la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil; que el sellamiento, la marca, sacudimiento, zarandeo, "obra especial", "evento importante", "cierre de la obra", y "purificación", todos resultan igualmente en la destrucción de los no sellados y en la purificación de los sellados. Si, está es la preparación para el tiempo de angustia, el Fuerte Clamor, la última obra para el mundo.

Obviamente, entonces, el último mensaje para el mundo es proclamado por los fieles únicamente, y el pueblo de Dios durante las plagas está aparte por sí mismos sin infieles entre ellos.

 Así que el tema de los 144.000, con sus temas interrelacionados vienen a un claro,

armonioso enfoque, muestra que la llamada de la hora undécima para obreros en la viña del Señor está ahora en progreso, y que ahora es el tiempo de "esforzarnos con todo el poder que Dios nos ha dado para estar entre los 144.000". Review and Herald, Marzo 9, 1905.

 Y ahora, esta identificación de los 144.000 ha causado la identidad de la gran multitud (Apocalipsis 7:9), ha venido a ser casi una cuestión debatida. Así que la responsabilidad asumida en estas series para identificar las primicias, los primeros frutos, impone una conmensurada responsabilidad de identificar los últimos–

 LOS SEGUNDOS FRUTOS - LA GRAN MULTITUD

 "Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas las gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos". Apocalipsis 7:9

 Para guiarnos a la identificación de esta gran multitud, la Inspiración nos ha dado varias claves, una de las cuales es una clasificación de los redimidos de todas las edades, desde el martirio de Abel hasta el fin del tiempo de gracia.

Grupo 1:

"Inmediatos al trono se encuentran los que fueron alguna vez celosos en la causa de Satanás, pero que cual tizones arrancados del fuego, siguieron luego a su Salvador con profunda e intensa devoción".

 

Grupo 2:

"Vienen después los que perfeccionaron su carácter cristiano en medio de la mentira y de la incredulidad, los que honraron la ley de Dios cuando el mundo cristiano la declaró abolida".

 

Grupo 3:

 

"Y los millones de todas las edades que fueron martirizados por su fe".

 

Grupo 4:

"Y más allá está la 'grande muchedumbre, que nadie podía contar, de entre todas las naciones, y las tribus, y los pueblos, y las lenguas … de pie ante el trono y delante del Cordero, revestidos de ropas blancas, y teniendo palmas en sus manos'". El Conflicto de los Siglos, página 723.

 Aquí una pregunta importante apremia por su respuesta: Desde que estamos mostrando claramente que la "gran multitud" (grupo 4) son una compañía separada de los tizones arrebatados (grupo 1), de los que vencieron la mentira y la infidelidad (grupo 2), y de los mártires de todas las edades (grupo 3), ¿Cómo puede la "gran multitud" posiblemente ser compuesta de los santos de todas las edades, de todos los redimidos? - Muy obviamente ellos no pueden.

 Consecuentemente, si ellos no son el grupo 1, 2 ó 3, entonces quienes pueden ser sino los santos vivientes. Y puesto que ellos no son los 144.000, los primeros frutos de los vivos, ellos deben, entonces, ser los segundos frutos. Verdaderamente, allí

 

deben haber segundos frutos, porque el término "primicias o primeros frutos" implica segundos frutos así como el término "primera resurrección" (Apocalipsis 20:6) implica una segunda resurrección, y así como el término "segunda muerte" (Apocalipsis 20:14) implica una primera muerte.

 No obstante aún, otra pregunta desconcertante requiere una respuesta: Si la pregunta de Cristo, "Cuándo el Hijo del Hombre viniere, ¿hallará fe en la tierra?" (Lucas 18:8), también su declaración, "No temáis, manada pequeña" (Lucas 12:32), significa que pocos serán salvos y se encontrarán viviendo cuando él venga, entonces ¿cómo puede haber una multitud innumerable? - Aunque a primera vista la pregunta propone una paradoja, es rápidamente resuelta, y la idea de que sólo unos pocos santos vivientes se encontrarán con él en "el aire" es efectivamente disipada cuando se toma en cuenta de los hechos que "a la verdad la mies es mucha" (Mateo 9:37), que esto es "el fin del mundo" (Mateo 13:39), y que el mismísimo término "cosecha" denota un recogimiento mas grande que alguna previa "estación".

 Además, la pregunta, "¿hallará fe en la tierra?" no está cuestionando el número de los santos en esta venida particular, sino por el contrario la fe misma sin importar el número. Y si en su aparición en las nubes para llevarse a los fieles, él no encuentra fe en la tierra, entonces ¿qué acerca de su iglesia esperando, la cual ha de estar sin mancha ni arruga ni cosa semejante, sea esta grande o pequeña?

Obviamente, su venida registrada en Lucas 18:8 no puede ser la de 1 Tesaloniscenses 4:17, su venida "en las nubes". Pero ésta pudiera ser la de Malaquías 3:2-3, y Mateo 13:30, 47-48, dirigiéndose a Mateo 25:31-33. La venida a su templo es para separar los pecadores de los santos, al comienzo del tiempo el cual la Inspiración pregunta: "¿Quién podrá soportar el día de su venida?"

 Y ahora, en las propias palabras del profeta, viene la evidencia que abarca todo de la reunión de una gran multitud de santos vivientes durante el "tiempo de la cosecha":

"Y ellos [los 144.000 que escapan de la matanza o soportan el día (Isaías 66:16) en la separación de las cizañas del trigo (Mateo 13:30, 41), la cosecha de los primeros frutos (Apocalipsis 14:4), los "siervos" de Dios (Apocalipsis 7:3)] traerán a todos vuestros hermanos de entre todas las naciones, por presente a Jehová, en caballos, en carros, en literas, en mulos y en camellos, a mi santo monte de Jerusalén, dice Jehová, al modo que los hijos de Israel traen el presente en vasos limpios a la casa de Jehová". Isaías 66:20.

 "Entonces fue también desmenuzado el hierro, el barro cocido, el metal, la plata y el oro, y se tornaron como tamo de las eras del verano; y levantólos el viento, y nunca más se les halló lugar. Mas la piedra que hirió a la imagen,

fue hecha un gran monte, que hinchió toda la tierra". Daniel 2:35.

 "Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová por cabeza de los montes, y será ensalzado sobre los collados, y correrán a él todas las gentes.

 "Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob". Isaías 2:2, 3.

 Manteniendo en vista constantemente estos pronósticos correlativos, solo un ciego puede fracasar en ver que la idea de solo unos pocos salvados es verdad solo del número salvado durante cualquier mensaje llevado antes del período de la cosecha; no, aún, del número salvado durante el tiempo de la "cosecha" mismo. La gran multitud, los segundos frutos de los santos vivientes, además, también se encuentran proyectados en cierta demostración en tipo:

 

 (1)

"En el monte de la transfiguración, Moisés atestiguaba la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte. Representaba a aquellos que saldrán del sepulcro en la resurrección de los justos". El Deseado de todas las Gentes, página 390.

 

(2)

"Y abriéronse los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; Y salidos de los sepulcros, después de su resurrección, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos". Mateo              27:52-53. (Véase Primeros Escritos, página 184, y El Deseado de todas las Gentes, página 730).

 

(3)

"Elías, que había sido trasladado al cielo sin ver la muerte, representaba a aquellos que estarán viviendo en la tierra cuando venga Cristo por segunda vez, aquellos que serán 'transformados, en un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta …'" El Deseado de todas las Gentes, página 390.

 

 

(4)

"Así como Enoc fue trasladado al cielo antes de la destrucción del mundo por el diluvio, así también los justos vivos serán traspuestos de la tierra antes de la destrucción por el fuego". Patriarcas y Profetas, página 77.

 En estos pasajes también se nos muestran cuatro tipos, llamando por dos compañías de santos resucitados y por dos compañías de santos trasladados.

 Puesto que hay dos tipos para los vivientes, y como Enoc mismo no era un descendiente de Jacob, lógicamente él no puede representar a los descendientes de Jacob, los 144.000. De hecho, el nombre Jacob, o el título "Israelita", ni siquiera vino a la existencia hasta siglos después que Enoc fue trasladado. En efecto, Elías, un Israelita mismo, lógicamente tipifica los 144.000, y Enoc lógicamente tipifica la gran multitud, que son de "todas las gentes y linajes y pueblos y lenguas" (Apocalipsis 7:9), porque de su generación han descendido todas las naciones.

A la llamada final de su Maestro, entonces, aparecen en hermosa simetría los trofeos del evangelio – dos huestes de resucitados con sus tipos, y dos huestes de trasladados con sus tipos.

 Oh, que inefable vista maravillosa y aterradora – las gloriosas huestes de redimidos arrollando a través de los portales de gloria y marchando en las calles pavimentadas de oro del Paraíso, a los acordes de himnos celestiales que oído mortal nunca ha escuchado –

 ¡DESFILE DE DESFILES! HE AQUÍ PASA:

 Primero, la escolta de millones de ángeles quienes ministraron a los redimidos de todas las edades.

 Segundo, Moisés, el primer autor inspirado, general y líder incomparable entre los hombres, vestido de blanco y coronado con una resplandeciente corona dorada, a la cabeza de los resucitados, vistiendo mantos blancos y brillantes coronas.

 Tercero, Abel, primero entre los mártires, a la cabeza de la hueste de los mártires de todas las edades, todos vestidos de gloriosos mantos blancos con ribete rojo.

 Cuarto, Enoc, su cabeza cercada con una deslumbrante guirnalda blanca puesta sobre una hermosa corona más brillante que el sol, y sobre su brazo una gloriosa palma; y siguiéndole una gran multitud, todos vestidos en purísimos mantos blancos, con palmas en sus manos y brillantes coronas en sus cabezas.

 

Quinto, Elías el fiel, ataviado con un glorioso manto blanco de sus hombros a sus pies, guiando a los 144.000, un real sacerdocio, todos, como él, ataviados con gloriosos mantos blancos.

Sexto, Los Adanes, los "hijos de Dios", de los mundos del universo de Dios, con el padre Adán a la cabeza.

 Séptimo, Jesús, el Rey de reyes y Señor de señores, la Majestad de toda creación, el primero y el último, y con él diez mil veces diez mil y millones de ángeles.

 Por todo el infinito espacio de la eternidad, nunca antes ha contemplado el cielo y nunca más contemplará algo semejante – ¡una procesión suprema!.

 Hermano, Hermana, es nuestra decisión escoger los vestidos de los salvados o el encerramiento de los perdidos; caminar con los redimidos vestidos de blanco o echarse con los condenados vestidos de negro.

 Si es lo último –Dios no lo permita– entonces el terrible precio debe ser, no solo la primera muerte, sino también la muerte segunda, de la cual no hay exoneración.

 Sí, ¿Cuál será – gritar lamentaciones en el fuego inextinguible, o arrobados cantos en la fuente de gozo inextinguible? Ahora, en la última hora tendrá que escoger la compañía de –

ESAÚ O JACOB – ¿CUAL?

 "Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y aceptólo Jehová, y concibió Rebeca su mujer.

 "Y los hijos se combatían dentro de ella; y dijo: Si es así ¿Para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová.

 "Y respondióle Jehová: Dos gentes hay en tu seno. Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas. Y un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y el mayor servirá al menor.

 "Y como se cumplieron sus días para dar a luz, he aquí mellizos en su vientre. Y salió el primero rubio, y todo él velludo como una pelliza; y llamaron su nombre Esaú. Y después salió su hermano, y trabada su mano al calcañar de Esaú; y fue llamado su nombre Jacob". Génesis 25:21-26.

 En el sobrenatural nacimiento y vidas de Esaú y Jacob, hay un evidente diseño y tipología Divino. La extraña anomalía de la experiencia de esta familia obviamente dramatizada en miniatura una experiencia a través de la cual pasaría la iglesia de Dios algún día. Rebeca misma fue bien informada de este hecho cuando "el Señor le dijo: Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas. Y un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor". Versículo 23.

 ¿Cuál es la tipología en este latente drama de la vida? Básicamente la que está en la interpretación de Pablo del igualmente

intenso drama de Agar e Ismael, Sara e Isaac. La Inspiración revela el hecho que el primer par representa la iglesia del Antiguo Testamento y sus miembros, los Judíos; y que el último par representa la iglesia del Nuevo Testamento y sus miembros, los Cristianos (Gálatas 4:22-31).

 Similarmente, aunque en otra fase, Rebeca también representa la iglesia, mientras Esaú y Jacob representan su descendencia, los laicos. Y puesto que los dos combatían dentro de la madre antes que hubiesen nacido (libertados), la lección importante es que mientras que la iglesia está de parto con sus hijos justo antes que sean libertados, reciban el segundo nacimiento (Juan 3:3) y sean guiados al reino, ellos han de combatir dentro. Así como Rebeca cargando dos hijos hace saber que la iglesia está cargando dentro de sí dos clases de pueblo – Esauitas y Jacobitos.

 "Hay dos influencias opositoras" afirma la Inspiración, "que se ejercen contínuamente sobre los miembros de la iglesia. Una influencia trabaja para purificación de la iglesia, y la otra para la corrupción del pueblo de Dios". Testimonios para los Ministros, página 46.

 La manera en que Esaú y Jacob nacieron – Jacob siguiendo a Esaú agarrado de su talón– tiene un significado muy obvio: Esaú a la cabeza lo hace un tipo de líderes que poseen su carácter, y Jacob siguiéndole lo hace un tipo de seguidores

que poseen su carácter. Esta analogía infalible significa, también, que uno representa una clase la cual precede a la otra en la confraternidad de la iglesia. Generalmente hablando, por lo tanto, juntos representan los candidatos de un sucesor ministerio y laicos respectivamente.

 También hay un significado típico en el hecho adicional que Esaú nació velludo y Jacob lampiño. Esta sobresaliente diferencia externa obviamente significa alguna clase de visible identificación sobresaliente de las dos clases tipificadas.

 Dios ordena al hombre dirigir y a la mujer seguirle, y como tal él creó al hombre velludo y a la mujer lampiña. Estas marcas Divinas de distinción revelan que Esaú y la clase que representa poseen la habilidad natural de liderazgo, mientras que Jacob y la clase que representa no. Además siendo el primogénito, Esaú por derecho de nacimiento había de ser el sacerdote de la familia. Por medio de él habían de venir los primogenitores de las doce tribus, los profetas, los príncipes, y los reyes de Israel, aun el mismo Rey de reyes, el Salvador del mundo.

 Pero los deseos, ambiciones, y propósitos de Esaú y Jacob, corrían contra sus posiciones heredadas. Esaú no tuvo interés especial en la parte de la obra que por derecho su primogenitura le permitía, mientras que Jacob la anhelaba. Aunque obstruido, por la ley de la herencia de

 

poseer la parte de Esaú, Jacob en su excesivo anhelo por el derecho de primogenitura se las ingenió para apropiarse de éste en el tiempo oportuno. Luego para recibir las bendiciones de su padre, él consintió al convenio de su madre para obtenerlo por engaño.

 La trágica lección es dolorosamente eminente: La clase como Esaú que atiende los deberes de su oficio menos de lo que su santidad demanda, indiferentemente dejan que se le escape de sus manos, a las ansiosas manos extendidas para tomar de la clase como Jacob, que verdaderamente aprecian y alaban su obligación, pero quienes, no habiendo nacido con el liderazgo natural, deben adquirir el equipo para el santo oficio pasando a través del entrenamiento disciplinario de algunas experiencias de prueba para el alma como es prefigurado por el entrenamiento de Jacob mientras él era un fugitivo de su tierra. Así en esta suerte providencial, arrojados de la iglesia por sus hermanos ancianos, como fue arrojado Jacob de la casa por su hermano mayor, por su celo en el servicio de Dios, ellos obtienen un entrenamiento para la privilegiada obra que será de ellos.

 ¡Que inestimable bendición los primogénitos, el ministerio presente, están perdiendo! De ellos es el incomparable privilegio de estar sobre el Monte de Sión con el Cordero y de apadrinar a los súbditos del Reino de los últimos días, anunciando el Reino, trayendo el segundo advenimiento de Cristo, y finalmente guiando a las huestes redimidas a la Canaán celestial, a la regiones de

 a

gloria que no se desvanece. Pero ellos están por perder - ¡tragedia de tragedias!.

 ¡Por alguna seductora vianda de potaje permitieron que se les escapará este soberano privilegio! Tristemente, aun ahora están permitiendo que se les escape a la clase como Jacob, los fieles laicos, los 144.000 futuros siervos de Dios (Apocalipsis 7:3; 5:10; Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 450).

 "Así como Esaú despertó para ver la locura de su cambio precipitado cuando era tarde para recobrar lo perdido, así les ocurrirá en el día de Dios a los que han trocado su herencia celestial por la satisfacción de goces egoístas". Patriarcas y Profetas, página 181. (También léase Testimonios para la Iglesia, Volumen 2, página 35-38).

"Hermanos", hace años imploró el Espíritu de Verdad con los primogénitos amonestándolos de su peligro de perder su derecho de primogenitura, "si continuáis siendo tan ociosos y mundanos y tan egoístas como antes, Dios os pasará seguramente por alto, y tomará a los que tienen menos cuidado de sí mismos, son menos ambiciosos de honores mundanales, y no vacilarán, como no vaciló su maestro, en cuanto a salir del campamento cargados de oprobio. La obra será dada a quienes la acepten, y la aprecien y entretejan sus principios con su experiencia diaria. Dios elegirá a hombres humildes, que traten de glorificar su nombre y de hacer progresar su causa, más bien que honrarse y favorecerse a sí mismos. El suscitará hombres que no tengan tanta sabiduría mundanal, pero que estén

relacionados con él, que busquen fuerza y consejo de lo alto". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 436.

 "El llamado para hacer esta grande y solemne obra se hizo a hombres eruditos y de elevada posición; si éstos no hubieran tenido una opinión tan elevada de sí mismos y hubieran confiado completamente en el Señor, él lo hubiera honrado permitiéndoles llevar su estandarte triunfantemente hasta la victoria …

 "Dios ha de llevar a cabo una obra en nuestros días que muy pocos anticipan. Levantará y exaltará en nuestro medio a aquellos que son enseñados por la unción de su Espíritu en vez de por la enseñanza de las instituciones científicas del mundo". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 77.

 "Aquí [Ezequiel 9:5-6] vemos que la iglesia, el santuario del Señor, era la primera en sentir los golpes de la ira de Dios. Los ancianos, aquellos a quienes Dios había brindado gran luz, que se habían destacado como guardianes de los intereses espirituales del pueblo, habían traicionado su cometido. Habían asumido la actitud de que no necesitamos esperar milagros ni la señalada manifestación del poder de Dios como en los tiempos anteriores. Los tiempos han cambiado. Estas palabras fortalecen su incredulidad, y dicen: el Señor no hará bien ni mal. Es demasiado misericordioso para castigar a su pueblo. Así el clamor de paz y seguridad es dado por hombres que no volverán a elevar su voz como trompeta para mostrar al pueblo de Dios sus transgresiones y a la casa de Jacob

sus pecados. Estos perros mudos que no querían ladrar, son los que sienten la justa venganza de un Dios ofendido. Hombres, jóvenes y niñitos, todos perecen juntos". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 196.

 Ahora, esta numerosa fase tipológica se torna en su siguiente aspecto, Esaú y Jacob se ven en otra representación de dos clases pecaminosas: Esaú, tanto por el color de su piel como el significado de su nombre después que fue cambiado de Esaú a Edom; Jacob, por el significado de su nombre antes que fuera cambiado de Jacob a Israel.

 Singularmente suficiente, como era el color rojo de la piel de Esaú, así era el significado de su nuevo nombre, Edom. Y así como fracasó en apreciar y abrigar el don paternal, nunca cumpliendo el significado de su nombre de nacimiento ("el que termina"), se ve que su nuevo nombre, a diferencia del nuevo nombre de Jacob, significa, no prosperidad, sino que en cambio fracasó en prosperar, yendo desfrenado en sus caminos carnales permaneciendo en su natural o innato, carácter "rojo". De aquí que, la clase de dirigentes que él tipifica perderán, nunca terminarán su obra asignada por Dios, y nunca serán transformados de pecadores a santos. ¡Que pérdida!

 No así, entonces, con la clase como Jacob. Así como su tipo, que diligentemente cuidaba de las ovejas, cuidadosamente atendía sus negocios, y triunfantemente venció su naturaleza ambiciosa,

se cambió su nombre de Jacob (suplantador) a Israel (un vencedor y así un Príncipe), así ellos, también, triunfando finalmente sobre su propia naturaleza carnal, tienen sus nombres cambiados de Jacobitas a Israelitas, de suplantadores a vencedores, – de siervos del yo a siervos de Dios, de Cristianos comunes en Laodicea a exaltados príncipes sobre el Monte de Sión. Así en su propio derecho, los antitípicos Jabobitos vienen a ser los antitípicos Israelitas, por la adquisición del derecho, por nacimiento, al sacerdocio, ellos llegan a ser los que finalizan la obra del evangelio y como siervos de Dios ellos están en pié sobre el Monte de Sión.

 Así se ve que ambas clases, como sus tipos, han cambiado su nombre: la clase como Jacob, porque ellos estiman, como lo hizo Jacob, una primogenitura imperecedera; la clase como Esaú, porque ellos la desprecian, como lo hizo Esaú, la primogenitura imperecedera, y aprecian la gloria perecedera de esta vida. Una tiene un sentido perspicaz, correcto de los valores de la vida; la otra, un sentido embotado, incorrecto de ellos.

 Y aunque Jacob carecía de las habilidades naturales para hacer los deberes de su oficio, la carencia fue mas que compensada por su celo dominante. Sin importar, por lo tanto, cuanto talento natural y entrenamiento adquirido pueda uno tener para cualquier posición, nunca tendrá éxito al menos que invierta en ésta todo lo que posee - ponga todo su corazón y alma en ella. Esta es una de las leyes inmutables de la vida,

y debiera ser recordado por todos que esta prosperidad gobierna en todo campo de esfuerzo, tanto para el creyente como el incrédulo.

 Puesto que la pérdida de uno es siempre la ganancia del otro, así como la pérdida de Esaú fue la ganancia de Jacob, así la terrible, irreparable e inapreciable pérdida de la clase como Esaú será una gloriosa ganancia eterna para la clase como Jacob.

 En el remordimiento de conciencia sobre la realización de su inestimable pérdida, Esaú "no halló lugar de arrepentimiento, aunque lo procuró con lágrimas". Hebreos 12:17. Su destino irrevocablemente es tipo de lo que les sobrecogerá a todos los que por sus obras se colocan asimismo en la clase como Esaú.

 En la corriente de esta instructiva tipología sobre el tema, ahora somos llevados a su culminación más notable -

 EL SUEÑO DE JACOB.

 En la primera noche de su huida de la ira asesina de Esaú, Jacob, usando una piedra por almohada, se acostó a reposar:

 "Y soñó, y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su cabeza tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella". Génesis 28:12.

 ¿Qué significa el sueño? Siendo otra faceta de la misma tipología, necesariamente debe ser un prototipo de un evento digno de atención que sobrecogerá al pueblo de Dios, los Jacobitas.

Desde que la escalera, con una orilla en la tierra y la otra en el cielo, simboliza a Cristo (Patriarcas y Profetas, página 183), y desde que los ángeles bajando y subiendo la escalera son sus mensajeros (El Conflicto de los Siglos, página 566), todo significa que Cristo establecería por medio de sí mismo una segura y constante comunicación entre el cielo y la tierra.

 "Y será que en aquel tiempo responderé, dice Jehová, yo responderé a los cielos, y ellos responderán a la tierra". Oseas 2:21.

 El siguiente paso en la tipología toma en consideración -

 LAS MADRES DE LOS DESCENDIENTES DE JACOB.

 Junto con el camino cronológico de esta numerosa fase tipológica, ahora en pensamiento sigamos a Jacob en        Padan-aram. Allí tomó para sí cuatro esposas - Lea y Raquel, las hijas de Laban; luego Zilpa y Bilha, sus respectivas criadas. Estas cuatro fueron las madres de los doce hijos de Jacob, que después fueron los padres de las doce tribus de Israel.

 En esta progresión tipo del Israel espiritual, solo una de las cuatro, Lea, era la esposa legal de Jacob. Solamente ella, por consiguiente, puede tipificar la iglesia verdadera y legal, la cual fue organizada en Jerusalén por el reino de las doce tribus, y la cual finalmente desenvolvió en la Iglesia Cristiana.

Raquel necesariamente representa una iglesia hermana, la que fue organizada en Samaria por el reino de las diez tribus y dispersada entre los Gentiles.

 Zilpa y Bilha, siendo "extranjeras" y siervas de Lea y Raquel, deben necesariamente representar iglesias subsecuentes de origen Gentil.

 De estas cuatro líneas descendieron los antitípicos hijos de Israel. Y lo que es verdad en la genealogía física debe ser verdad también en la genealogía espiritual. De aquí que, mientras que la antitípica, como la típica, las doce tribus vienen a través de ambas madres Israelitas y Gentiles, con todo ellas son procreadas por un mismo padre, un Israelita.

 Dispersadas por Dios a través de las naciones Gentiles, ambos Judá (el reino de dos tribus) e Israel (el reino de las diez tribus) fueron absorbidas por ellas. Luego, también, la Iglesia Cristiana, solo un retoño de la iglesia Judía (los discípulos y apóstoles de Cristo, como también los primeros conversos de la iglesia, fueron puramente Judíos, recordemos), dejaron su título "Judía" del Antiguo Testamento cuando tomó su título "Cristiana" en el Nuevo Testamento. Luego gradualmente perdió su follaje Judío entre el follaje de las ramas Gentiles injertadas.

 Ahora al dejar esta fase de la tipología, entramos al de –

LA JORNADA DE JACOB HACIA SU PAÍS.

 Después de veinte años de servicio fiel en Padan-aram, en el sagaz, engañoso empleo de Labán, su tío, al fin Jacob volteó su cara y sus pasos hacia su país, hacia la casa de su padre en la tierra de la promesa. Pero la dificultad le sobrecogió. Mientras luchaba con sus temores acerca del resultado de su inminente encuentro con Esaú, "y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba". Génesis 32:24.

 Aquí cae el hombre Jacob y se levanta el hombre Israel, ejemplificando la agonizante experiencia a través de la cual su posteridad debe pasar victoriosamente antes que ellos, también, reciban un nuevo nombre, pasar de hijos de Jacob a hijos de Dios, venir a ser israelitas verdaderamente. Habiendo obtenido la victoria sobre esta prueba, "el tiempo de angustia de Jacob", llegarán al hogar, la tierra de la promesa, el feliz final de su larga y angustiosa jornada.

 Sobre este tiempo de prueba el Espíritu de Profecía comenta: "Se promulgó un decreto para matar los santos, lo cual los hizo clamar día y noche por su libramiento. Este fue el tiempo de la angustia de Jacob". Primeros Escritos, páginas 36-37. (Véase también Patriarcas y Profetas, páginas 200-201).

 Ahora, como la servidumbre de Jacob terminó en Padan-aram con su regreso a casa,

la tipología continúa con

 ISRAEL YENDO A EGIPTO.

 Que la Biblia revela sus tremendas verdades en diversas maneras –en números, en símbolos y figuras, en parábolas y alegorías, en sueños y visiones, en tipos y providencias– aún mas cabalmente reconocida en la anómala experiencia del antiguo Israel yendo a Egipto. En esta, todo informado estudiante de la Biblia discierne, no meros acontecimientos, un diseño intencionado obrado por la omnipotente mano de la Providencia. Verdaderamente, José mismo, el carácter principal en el gran drama, esto lo afirma: "que para preservación de vida", él declara "me envió Dios delante de vosotros". Génesis 45:5.

 En reconocimiento de esto, Pablo por Inspiración amonesta que "Y estas cosas les acontecieron en figura". 1 Corintios 10:11.  ¡Cuan supremamente importante, entonces, que completamente exploremos, entendamos, y apreciemos estos ejemplos maravillosos que Dios obró para nuestro bienestar!.

 Comenzando con la experiencia de Jacob, vemos circunstancias providenciales amoldando su vida en todo lo largo, aún predisponiéndolo para amar a José mas que a sus otros hijos (Génesis 37:2-11) – la causa inmediata de su celo y al deshacerse

del joven. Así, años antes de su traslado de Canaán a Egipto, Dios en su providencia envió a José, como él mismo lo reconoció más tarde, para preparar el camino. Luego al traer los siete años de abundancia, seguidos por los siete años de hambre en toda la tierra, el Todopoderoso mas allá amoldó las circunstancias como para traer a toda la casa de Israel a Egipto. Y allí mas tarde ellos fueron reducidos a esclavitud, lo cual les costó incalculables privaciones y la muerte de un gran número de sus hijos varones.

 

Desde la venta de José a la esclavitud, hasta la muerte de los primogénitos en Egipto – ¡que dolorosa secuencia de viscisitudes! ¿Por qué fue necesario que la casa de Jacob pasara a través de tal experiencia de purificación? ¿Por qué? Porque "todas estas cosas", de nuevo nos recuerda la Inspiración, "les acontecieron en figura; y son escritas para nuestra admonición, en quien los fines de los siglos han parado". 1 Corintios 10:11.

 

En su inescrutable sabiduría, Dios permitió que los hijos de Jacob fueran en la manera difícil, para que ellos vinieran a ser un tipo, un ejemplo, una lección objetiva salvadora en el día que él ponga "otra vez su mano para poseer las reliquias de su pueblo que fueron dejadas de Asiria, y de Egipto, y de Patros, y de Etiopía, y de Persia, y de Caldea, y de Amat, y de las islas de la mar". Isaías 11:11.

 

Sobre nosotros, entonces, recae la responsabilidad de sobria, sabia, y fielmente hacer de sus derrotas nuestros pasos de avance a la victoria. ¡Maravilloso, verdaderamente, saber que nuestro camino ha sido trazado siglos atrás!.

 Como una parte integral de estos "ejemplos" maestros, el Diseñador de ellos promovió a José al trono de Egipto habilitándolo para predecir los siete años de abundancia y los siete años de hambre, porque donde –

DIOS ALIMENTÓ EL MUNDO ANTIGUO CON TRIGO  COMO ÉL ALIMENTA AL MUNDO MODERNO CON VERDAD.

 

"Y aconteció … tuvo Faraón un sueño. Parecíale que estaba junto al río. Y que del río subían siete vacas, hermosas a la vista y muy gordas, y pacían en el prado.

 "Y otras siete vacas subían tras ellas del río, de fea vista y enjutas de carne, y se pararon cerca de las vacas hermosas a la orilla del río.

 "Y las vacas de fea vista y enjutas de carne devoraban a las siete vacas hermosas y muy gordas. Y despertó Faraón…

 "Y aconteció que a la mañana estaba agitado su espíritu; y envió e hizo llamar a todos los magos de Egipto, y a todos los sabios, y contóles Faraón sus sueños, mas no había quien a Faraón los declarase…

 "Entonces Faraón envió y llamó a José; e hiciéronle salir corriendo de la cárcel … Y dijo a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo declare; mas he oído decir de ti, que oyes

 

sueños para declararlos … [Entonces Faraón relató el sueño a José].

 "Entonces respondió José a Faraón … Dios ha mostrado a Faraón lo que va ha hacer. Las siete vacas hermosas siete años son … También las siete vacas flacas y feas que subían tras ellas, son siete años; …

 "He aquí vienen siete años de grande hartura en toda la tierra de Egipto … y aquella abundancia no se echará de ver a causa del hambre siguiente, la cual será gravísima … y dijo Faraón, … He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto …

 "E hizo la tierra en aquellos siete años de hartura a montones. Y él juntó todo el mantenimiento de los siete años que fueron en la tierra de Egipto, y guardó mantenimiento en las ciudades, poniendo en cada ciudad el mantenimiento del campo de sus alrededores. Y acopió José trigo como arena del mar, mucho en extremo, hasta no poderse contar, porque no tenía número". Génesis 41:1-49.

 ¿Cuál es el significado de esta lección objetiva? Solo esto: puesto que en las Escrituras el número siete invariablemente significa entereza de la categoría representada, los siete años de abundancia y los siete años de hambre necesariamente apuntan respectivamente a dos períodos de tiempo sucesivos y completos.

El primero es para producir milagrosamente en gran abundancia no solo para el tiempo entonces presente sino para el tiempo por venir, y el segundo es para producir milagrosamente muy poco, o nada.

 

¿Y qué más en el campo del simbolismo puede representar el "trigo" almacenado sino alimento espiritual, la Palabra de Dios almacenada en la Biblia (Salmos 78:24)? Por lo tanto, los ejemplos muestran que los sesenta y seis libros de la Biblia son los graneros de la Verdad de Dios, y que ellos estuvieron llenos con alimento para el alma durante el período de los profetas, el período antitípico de abundancia, para sostener la vida espiritual durante aquel tiempo tanto como durante el período subsecuente, el período del evangelio, el período antitípico de hambre.

 De aquí que, la verdad almacenada que ha de sostener cada generación en ambas dispensaciones en el Antiguo y Nuevo Testamento, es los escritos de los profetas desarrollados como revelaciones oportunas a través de todo el período del evangelio. Y tal es, como todo estudiante de la Biblia sabe, el hecho actual.

 Claramente, la gran lección tipológica es que en el largo alcance de los años que han seguido desde que la Biblia fue escrita, y en la cual no ha habido alimento espiritual adicional, necesariamente tuvo que ser comprado del viejo almacén, el gran Granero de Jehová, la Biblia, y todavía es comprado de él, y ahora como entonces, solamente a través de sus distribuidores asignados, sus intérpretes inspirados.

 "A todos los sedientos: venid a las aguas", invita el Espíritu ahora "y los que no tienen dinero, venid, comprad, y

y comed. Venid, comprad, sin dinero y sin precio, vino y leche" Isaías 55:1.

 Infaliblemente el tipo muestra que así como en los días de José nadie se podía servir asimismo del grano, sino podía obtenerlo solamente a través de los siervos asignados por José, de igual modo en nuestros días el único que provee "alimento a tiempo", es el Salvador por medio de sus siervos asignados. Solo por medio de ellos él revela, interpreta, y distribuye verdad oportuna.

 Así es que aunque nosotros estamos ahora en los años antitípicos de hambre, el período de revelación indirecta del Cielo, no habrá carencia de alimento, verdad presente. Hay suficiente almacenada en la Biblia para llevarnos a través de los años de hambre si solo hacemos nuestro pedido a sus distribuidores asignados. Esta es la más significante, más urgente, y más necesitada lección enseñada en este ejemplo providencial para el pueblo de Dios.

 El hecho de que el grano es figurativo de la Palabra del Creador, y que los graneros son figurativos de los libros de la Biblia, automáticamente hace a José un tipo de Cristo, quien controla las Escrituras y quien solo distribuye la Verdad a los que pagan el precio, quienes rinden sus tendencias heredadas y cultivadas a hacer lo malo. (Palabras de Vida del Gran Maestro, página 264; Profetas y Reyes, página 71).

 Así es que como José reinó con Faraón, Cristo reina con

Dios; y como José, el salvador físico del mundo, almacenó el grano en los graneros de Egipto, Cristo, el salvador espiritual del mundo, almacenó la Verdad en los libros de la Biblia. De aquí que, el honor que Faraón confirió sobre José prefigura el honor que el Maestro Tipologista confirió a Cristo.

 Habiendo preparado el camino, José envió por su padre, sus hermanos, y sus familias:

 "Y partióse Israel con todo lo que tenía, y vino a Beerseba, y ofreció sacrificios al Dios de su padre Isaac.

 "Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí.

 "Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas descender a Egipto …

 "Entonces Faraón habló a José, diciendo: Tu padre y tus hermanos han venido a ti. La tierra de Egipto delante ti está, en lo mejor de la tierra haz habitar a tu padre y a tus hermanos …

 "Y alimentaba José a su padre, y a sus hermanos, y a toda la casa de su padre, de pan, hasta la boca del niño … Así habitó Israel en tierra de Egipto, en la tierra de Gosén; y posesionáronse de ella, y se aumentaron y multiplicaron en gran manera". Génesis 46:1-3; 47:5, 6, 12, 27.

 El país de Gosén, el cual Dios dispuso que José le diera a Israel en su ausencia de su patria, era el mejor en la tierra de Egipto. Allí entre espléndidos alrededores y otras circunstancias

favorecidas, José proveía para todas sus necesidades (Génesis 45:10).

 Así en los años antitípicos de hambre, en la dispensación del evangelio, Cristo debe haber, como la figura muestra, provisto a su iglesia con la mejor tierra disponible en su estancia antitípica entre las naciones Gentiles, "el desierto". Apocalipsis 12:6. Allí, en el Gosén antitípico, ella fue "mantenida por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo". Apocalipsis 12:14.

 Además, como Jacob y su posteridad, los progenitores de las doce tribus de Israel, fueron al país de Gosén, no al comienzo de los años de hambre, sino por el contrario en el segundo año, esto muestra de nuevo que su contraparte no la buscaría al mismo comienzo de la era Cristiana, sino más tarde.

 Además, encontramos que el Anciano White, cuyo nombre "Jaime" significa lo mismo que Jacob, apadrinó (organizó) su posteridad (conversos y asociados), los padres fundadores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, los progenitores espirituales de las doce tribus antitípicas, 144.000, en la tierra antitípica de Gosén, lejos de la tierra prometida.

 Y Faraón al mantener a José a su mano derecha del trono de Egipto teniendo la semejanza de Dios manteniendo a Cristo a su mano derecha en el trono

 

del universo, la tipología identifica a Faraón como un tipo de Dios.

 Pero en el curso del tiempo este benevolente y compasivo Faraón murió, y se levantó allí en su lugar un odioso y cruel Faraón quien determinó fastidiar a los Hebreos removiéndolos

 DE LOS REBAÑOS A LAS LADRILLERAS.

 "Levantóse entretanto un nuevo rey sobre Egipto, que no conocía a José; el cual dijo a su pueblo: He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros … Entonces pusieron sobre él comisarios de tributo que los molestasen con sus cargas; y edificaron a Faraón las ciudades de los bastimentos, Pitón y Ramesés. Empero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían … Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza. Y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor del campo" Exodo 1:8-14.

 por lógica paralela, este "nuevo" Faraón que no conocía a José y que buscaba destruir al pueblo del Señor, los Israelitas, tipifica al enemigo maestro, no otro que Satanás, un dios falso, el usurpador de este mundo, que no conoce a Cristo y que busca esclavizar su pueblo, los Cristianos, mientras ellos están morando en el antitípico Egipto.

 videntemente los siervos del malévolo Faraón, por medio de quienes llevó sus malvados intentos, tipifican los siervos de

Satanás, a través de quienes él obra para destruir los propósitos de Dios para su iglesia.

 En vista de esto, José había visto cerrada para siempre la posibilidad de relación social entre los Hebreos y los Egipcios, instruyendo a sus hermanos a decir enfáticamente a Faraón que ellos eran pastores, porque los pastores eran una abominación para los Egipcios. No obstante, al paso del tiempo, el impío Faraón los tomó de los rebaños y los puso a trabajar en las ladrilleras.

 Verdad en el tipo, los Adventistas del Séptimo Día desde el mismo comienzo se han representado asimismo como pastores, siendo su lema: "Cada Adventista del Séptimo Día un misionero, y cada misionero un predicador y un pastor", pastores del rebaño de Dios.

El Espíritu de Verdad, de cualquier manera, hace años hizo saber que las restricciones en tal práctica habían ya comenzado. "Algo extraño", revela, "ha ocurrido en nuestras iglesias. Los hombres que han sido puestos en cargos de responsabilidad para que sean sabios ayudantes de sus colaboradores, han llegado a creer que se los ha designado reyes y gobernantes en las iglesias, para decir a su hermano: Haz esto; y a este otro: Haz aquello; y aún a este otro: Trabajad precisamente de esta manera". Testimonios para los Ministros, página 477.

Así, como fueron forzados los Hebreos de los rebaños a las ladrilleras, de igual manera los Adventistas del Séptimo Día son forzados de predicar el evangelio para alcanzar blancos y siempre más blancos, metas. Sí, aún mientras oprimía su labor, el Faraón moderno, también, demanda que no se les de a ellos

 MAS PAJA.

 "Y mandó Faraón aquel mismo día a los cuadrilleros del pueblo que le tenían a su cargo, y a sus gobernadores diciendo: De aquí adelante no daréis paja al pueblo para hacer ladrillo, como ayer y antes de ayer; vayan ellos y recojan por sí mismos la paja … Y saliendo los cuadrilleros del pueblo y sus gobernadores, hablaron al pueblo, diciendo, … Id vosotros, y buscad paja donde la hallareis; que nada se disminuirá de vuestra tarea". Exodo 5:6, 7, 10, 11.

Y ahora, justo antes de su liberación de su servidumbre antitípica, los Adventistas del Séptimo Día circunstancialmente se les requiere hacer sus presupuestos, blancos, y varias cuotas y otros gastos, pero cuando están en necesidad, ellos prácticamente no reciben ninguna ayuda de la Denominación. Como con sus tipos, todo tiempo, esfuerzo, dinero, y todo, es tomado de ellos, a cambio de lo cual no se les da virtualmente nada.

 "En números anteriores de los Testimonios para la Iglesia he hablado de cuán importante es que los adventistas del séptimo día establezcan una institución para beneficio de los

enfermos, en especial de los sufrientes y enfermos entre nosotros. He hablado de la capacidad económica que tiene nuestro pueblo de hacer esto, y he urgido que, en vista de la importancia que tiene esta rama de la gran obra de preparación para encontrarse gozoso con el Señor, nuestro pueblo debe sentirse llamado a contribuir según su capacidad, con una porción de sus medios para establecer una institución así…

 "Cuando vi que los dirigentes y administradores caían en los peligros que se me habían mostrado, y contra los cuales los había advertido en público y también en conversaciones y cartas privadas, sentí que me sobrevenía una terrible carga. Lo que se me había mostrado como un lugar en el cual se podría ayudar a los enfermos y sufrientes que hay entre nosotros, era una institución guiada por los principios del sacrificio, la hospitalidad, la fe, y la piedad …

 "Hasta donde me es posible juzgar, la mitad de los enfermos de nuestro pueblo que debieran pasar semanas o meses en el Instituto, no pueden pagar todo el gasto de un viaje y estadía allí. ¿Permitiremos que la promesa impida que esos amigos de nuestro Señor reciban las bendiciones que él ha provisto generosamente? ¿Los dejaremos seguir luchando con la doble carga de la debilidad y la pobreza? …

 "A los afligidos de entre nuestro pueblo quiero decirles: No se desanimen. Dios no ha abandonado a su pueblo y su causa". Testimonios para la Iglesia, Volumen 1, páginas 548, 549, 555, 557.

 

A continuación en el tipo somos guiados a considerar las fieles parteras –

 SIFRA Y FUA.

 "Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y díjoles: Cuando parteareis a las hebreas, y mirareis los asientos, si fuere hijo, matadlo; y si fuere hija, entonces viva. Mas las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que reservaron la vida de los niños.

 "Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras, y díjoles: ¿por qué habéis hecho esto, que habéis reservado la vida de los niños? Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas.

 "Y Dios hizo bien a las parteras, y el pueblo se multiplicó, y se corroboraron en gran manera. Y por haber las parteras temido a Dios, él les hizo casas.

 "Entonces Faraón mandó a todo su pueblo, diciendo: Echad en el río todo hijo que naciere, y a toda hija reservad la vida". Exodo 1:15-22.

 ¿A quién pueden típicamente representar las parteras? Dejemos que la lógica y la razón den la respuesta: Los hijos nacidos a las mujeres Hebreas en la tierra de Egipto, lejos de su patria, pueden representar únicamente a los hijos nacidos a la iglesia mientras ella mora entre las naciones Gentiles.

 El deber de una partera es recibir bondadosamente, limpiar inmaculadamente, y vestir

aseadamente, también criar nutridamente, el recién nacido bebe. Así que las antiguas parteras deben representar aquellos cuya responsabilidad de hoy es limpiar al estudiante joven de sus pecados heredados, vestirlos con el manto de la justicia de Cristo, y nutrirlos con alimento espiritual, enseñarles las doctrinas a la luz de la Verdad Presente. La única agencia tal para la juventud, por supuesto, es la escuela de la iglesia.

 El que las parteras se rehusaron a matar los niños Hebreos, por consiguiente, demuestra nada más que el hecho que los maestros en las escuelas de la Denominación de hoy se esfuerzan para hacer lo correcto aunque tengan, como si fuera, que violar la malvada orden de Faraón.

 Y esta interpretación de la tipología es concretamente verificada en un extracto de El periódico del Hogar y la Escuela de la Educación Cristiana, un papel de la Conferencia General al cual cada maestro en la Denominación Adventista del Séptimo Día está supuesto a suscribirse.

 La publicación de este periódico en Diciembre de 1929, lleno de celebraciones de Navidad y programas y regalos Navideños, es un justo ejemplo del curso de la Conferencia al tiempo que La Vara del Pastor comenzó a desarrollarse. Como es muy largo para reproducirlo todo, citamos solamente la última oración, las últimas palabras del párrafo, "Lo que Navidad pueda siempre significar":

"Y, en general, un bautismo de realidad, simplicidad, y sinceridad en la observancia del cumpleaños supremo del mundo".

 Es increíble que una publicación de la Conferencia General ordene a los maestros exaltar ante los ojos de la juventud el supremo día idólatra del mundo como el cumpleaños de Cristo. Pero, como todos pueden ver, es tan real como lo fue la orden de Faraón a las parteras.

 Su orden que los niños varones fueran echados al río, en efecto no estaba estorbando el progreso del rápido crecimiento de la nación Hebrea, pero fue un despiadado intento para destruir el libertador prometido. Y la derrota del malvado intento de Faraón en aquel día prefigura la derrota del moderno esfuerzo sutil de Faraón para deshacerse de los profetas de hoy, el que ha de libertar al Israel moderno cuando el tiempo de los Gentiles sea cumplido.

 En confirmación que el Faraón de hoy está en efecto haciendo todo lo que puede ser hecho para engañar al pueblo de Dios de un libertador en su día, recitamos el hecho que mientras el registro inspirado de la Denominación claramente predice la venida de un profeta (Testimonios para los Ministros, página 475), un mensaje, verdad adicional (Primeros Escritos, página 277), los miembros de la iglesia no solo son dejados en la ignorancia de esto sino que aún son amonestados en contra de esto, se les enseña que no tienen necesidad de nada, que tienen toda la verdad que los llevará hasta el Reino

Para exponer, en las palabras de la Inspiración, la declaración de tal falsedad jactanciosa y engañosa de Faraón moderno, citamos:

 "La profecía debe cumplirse. El Señor dice: 'He aquí, yo os envío al profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible". Alguien debe venir con el espíritu y el poder de Elías, y cuando aparezca, los hombres posiblemente dirán: 'Eres demasiado piadoso, no interpretas las Escrituras de la debida manera. Déjame decirte cómo tienes que predicar tu mensaje'". Testimonios para los Ministros, páginas 475-476.

 "La actitud actual de la iglesia no agrada a Dios. Se ha apoderado de ella una confianza propia que ha inducido a sus miembros a no sentir necesidad alguna de más verdad y mayor luz. Estamos viviendo en un tiempo en que Satanás trabaja a diestra y siniestra, delante y detrás de nosotros; y sin embargo, como pueblo, estamos durmiendo. Dios quiere que se oiga una voz que despierte a su pueblo y lo incite a obrar". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 663. (Véase también Obreros Evangélicos, página 315).

 ¡Que el Faraón de hoy está por encontrar su última derrota en su esfuerzo sutil, está claramente revelado en el hecho que no solo la vida de Moisés fue preservada por la hija del antiguo Faraón, sino que también él fue criado a expensas del rey! La tipología revela, sin embargo, la terrible derrota que sufrirán los enemigos de la obra del antitípico libertador: su inconsciente esfuerzo para derrotar a Dios en su propósito para

su pueblo, está a sus expensas seguro para convertirse en una gloriosa victoria para el Señor.

 Ahora habiendo visto que la ida de Israel a Egipto es tipológica, la regla lógica es que también debe ser

 ISRAEL SALIENDO DE EGIPTO.

 Que el éxodo en los días de Moisés es una representación en miniatura del éxodo del futuro cercano, el Espíritu por medio del profeta Isaías enfáticamente declara:

 "Y acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí [un núcleo de sus descendientes], la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada de las gentes; y su habitación [la tierra donde está] será gloriosa.

 "Así mismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez (por segunda vez en inglés) su mano para recobrar el remanente [aquellos que aún están entre los Gentiles] de su pueblo que fueron dejados de Asiria, y de Egipto, y de Patros, y de Etiopía, y de Persia, y de Caldea, y de Amat, y de las islas del mar.

 "Y levantará pendón a las gentes, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.

 "Y se disipará la envidia de Efraín, y los enemigos de Judá serán

talados. Efraín no tendrá envidia de Judá, ni Judá afligirá a Efraín [habrá perfecta paz entre ellos].

 "Mas volarán sobre los hombros de los filisteos al occidente, meterán también a saco a los de oriente. Edom y Moab les servirán, y los hijos de Amón les darán obediencia.

 "Y secará Jehová la lengua de la mar de Egipto [el mundo]; y levantará su mano con fortaleza de Espíritu sobre el río, y herirálo en sus siete brazos, y hará que pasen por él con zapatos.

 "Y habrá camino para las reliquias de su pueblo, las que quedaron de Asiria, de la manera como lo hubo para Israel el día que subió de la tierra de Egipto". Isaías 11:10-16.

 Evidentemente, entonces, la columna de nube de día y la columna de fuego de noche que tan gloriosamente guiaron el ejército Hebreo fuera de Egipto prefiguraron una cobertura protectora más grande y más gloriosa, guiando victoriosamente al Israel de hoy no solo en su camino a la tierra de la promesa sino todo el tiempo mientras están allí.

 Porque "acontecerá", revela el profeta, "que el que quedaré en Sión, y el que fuere dejado en Jerusalén [después que el pecador es removido], será llamado santo; todos los que en Jerusalén están escritos entre los vivientes. Cuando el Señor lavare las inmundicias de las hijas

de Sión, y limpiaré las sangres de Jerusalén de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de ardimiento.

 "Y creará Jehová sobre toda la morada del monte de Sión, y sobre todos los lugares de sus convocaciones, nube y oscuridad de día, y de noche resplandor de fuego que eche llamas; porque sobre toda gloria habrá cobertura.

 "Y habrá sombrajo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero". Isaías 4:3-6.

 Estos pasajes proféticos con certeza advierten que pronto los pecadores serán quitados de Jerusalén ("las inmundicias de las hijas de Sión" sean lavadas), y prometen así que solo los justos de los cuatro confines de la tierra tendrán parte en el antitípico éxodo venidero.

 La pascua, también, en la cual perecieron todos los primogénitos de hombres y bestias que se hallaban en viviendas las cuales no tenían la sangre en los dinteles de las puertas, predice una Pascua antitípica en la cual todos los que sean dejados sin la marca por no gemir y clamar por las abominaciones que se hacen en su medio caerán seguramente bajo las armas destructoras de los ángeles. (Ezequiel 9:2).

 ¿Cuándo acontecerá esto? El tipo indudablemente revela el tiempo a través del hecho que solo los primogénitos estaban entonces

en peligro. Por consiguiente, la Pascua antitípica tomará lugar en el tiempo de la cosecha de los primeros frutos – el sellamiento de los 144.000, las primicias, los primeros que irán a la antitípica Jerusalén, los primeros que estarán sobre el Monte de Sión con el Cordero, los primogénitos por el Espíritu. Obviamente, todos los primeros frutos que reciban la marca vivirán, y todos los que fracasen en recibir la marca perecerán tan ciertamente como perecieron los primogénitos quienes al tiempo de la Pascua típica fracasaron en poner la sangre en los dinteles de las puertas.

 Además de estos sorprendentes ejemplos con sus valiosas lecciones, el Maravilloso ha obrado con mas exactitud, para nuestro esclarecimiento, aún más grandes –

 MARAVILLAS DE TIPOLOGÍA.

 El ojo enfocado a la luz del cielo ve que Jehová Dios, el Super Artista, ha empleado en las Escrituras todo método conocido a la humanidad por el cual desarrollar el maravilloso plan de Redención. Y ahora mientras guía a su pueblo al Reino eternal, emplea para alumbrar su camino aun tipología –las vidas de hombres que fueron antes y las experiencias por las cuales han pasado– y manda que sus derrotas y victorias deberían ser los pasos de avance de los santos sobre cada trampa.

 Y para levantar el espíritu del hombre a la comprensión de su poder para hacer maravillas y de su inhabilidad para prever el futuro

y caminar así en el sendero recto, el Omnisapiente lanza el desafío:

 "Alegad por vuestra causa, dice Jehová. Exhibid vuestros fundamentos, dice el Rey de Jacob.

"Traigan, y anúncienos lo que ha de venir. Dígannos lo que ha pasado desde el principio, y pondremos nuestro corazón en ello. Sepamos también su postrimería, y hacednos entender lo que ha de venir.

 "Dadnos nuevas de lo que ha de ser después, para que sepamos que vosotros sois dioses; o a lo menos haced bien, o mal, para que tengamos que contar, juntamente nos maravillemos". Isaías 41:21-23.

 "¿Quién obró e hizo esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros". Isaías 41:4.

 Expliquen la causa, la razón, el significado de las primeras cosas, él demanda. Díganos, ¿Qué significan ellos? ¿Para qué son? ¿Pueden predecir el futuro por el pasado, sea bueno o sea malo? Exhiban poder Divino si pueden.

 El silencio en el tema da consentimiento al hecho que solo el Gran Yo Soy puede así advertir a las generaciones, la primera hasta la última. Y Él hace saber que aunque las experiencias a través de las cuales se les permitió pasar a nuestros antecesores fueron para nuestro ejemplo, aún estas no las podemos interpretar correctamente por nosotros mismos.

Pero ahora al tiempo señalado, Él mismo revela su significado al mismísimo pueblo para el cual fueron original y especialmente diseñadas. Así por "las primeras cosas", el mundo de ayer, el grande y único Tipologista ha proyectado "la postrimería" de ellas, el mundo de hoy:

 Al principio de esta tipología, se ve que la "mujer", Eva, quien por medio de su propia simiente (la iglesia viviente) ha de herir la cabeza de la serpiente (Génesis 3:15), tipifica la iglesia que precede la dispensación Hebrea; después, que Agar tipifica la iglesia durante la dispensación Hebrea; y finalmente, que Sara tipifica la Iglesia Cristiana.

 Siguiendo estos, la tipología muestra que Melquisedec, sacerdote del Dios Altísimo, que ni tiene principio ni fin de días, tipifica a Cristo nuestro Sumo Sacerdote y su obra eterna, y que Aarón, un sumo sacerdote en la dispensación Judía, tipifica a Cristo nuestro Sumo Sacerdote y su obra sacerdotal temporal.

Al construir la tipología, la providencia trajo a Agar a la casa de Abrahán, y a través del deseo insoportable de Sara por un hijo, trajo a Ismael a la existencia. Así fue pronosticado el carácter moral y comportamiento de una nación antitípica.

 "Porque escrito está que Abrahán tuvo dos hijos; uno de la sierva, el otro de la libre. Mas el de

la sierva nació según la carne; pero el de la libre nació por la promesa.

"Las cuales cosas son dichas por alegoría; porque estas mujeres son los dos pactos; el uno ciertamente del monte Sinaí, el cual engendró para servidumbre, que es Agar. Porque Agar o Sinaí es un monte de Arabia, el cual es conjunto a la que ahora es Jerusalén, la cual sirve con sus hijos. Mas la Jerusalén de arriba es libre; la cual es la madre de todos nosotros.

 "Porque está escrito: Alégrate estéril, que no das a luz. Prorrumpe y clama, la que no está de parto; Porque más son los hijos de la dejada, que de la que tiene marido.

 "Así que, hermanos, nosotros como Isaac somos hijos de la promesa. Empero como entonces el que era engendrado según la carne, perseguía al que había nacido según el espíritu, así también ahora.

 "Más ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la sierva y a su hijo; porque no será heredero el hijo de la sierva con el hijo de la libre. De manera, hermanos, que no somos hijos de la sierva, mas de la libre". Gálatas 4:22-31.

 Claro está que la llegada de Agar e Ismael a la familia de Abrahán prefigura un pueblo nacido de la carne (no nacido según el espíritu), los descendientes de Jacob (el antiguo Israel), viniendo a la familia de Dios,

no a través del nacimiento espiritual, sino por causa natural.

 También es claro que la rebelión de Agar contra Sara predice la rebelión de los rabinos contra la Iglesia Cristiana, y que la persecución de Ismael a Isaac señalaba la persecución de los Judíos a los Cristianos.

 Y finalmente, la desherencia de Abrahán a Agar y su hijo, echándolos fuera de una vez y para siempre, fue un ejemplo de que Dios desheredó y arrojó de su casa los Judíos de mente carnal quienes fracasaron en convertirse, reconciliarse, nacer de nuevo – fracasaron en sepultar el cuerpo carnal y levantarse con uno espiritual de acuerdo a la promesa.

 Nunca, por lo tanto, los Judíos carnales, mas que los Gentiles carnales, jamás heredarán con los santos el Reino de Dios –no, no mas que Ismael heredó la riqueza de Abrahán– o jamás tendrán una parte en sus gloriosas promesas, excepto que nazcan de nuevo, nazcan del espíritu en la santa familia de Dios (Romanos 11:23).

 Habiendo dado un vistazo por medio de estos tres períodos de la iglesia con sus varios sacerdocios, ahora venimos a la segunda fase de la tipología, y en esta rápidamente y aún mas realísticamente miraremos al repasar ahora el drama tipológico de las edades con la ayuda de la siguiente gráfica, la cual gráficamente revela la creciente verdad y urge nuestra sumisión a esta

IMAGEN

Por medio de esta gráfica se ve rápidamente la iglesia de Dios en cinco categorías diferentes por períodos. Los dos primeros están dentro del tipo, y los tres últimos están dentro del antitípico:

 (1) El Noético, (2) el Patriarcal, (3) el Reino Temporal, (4) el Evangélico, (5) el Reino Eterno.

 La tipológica simiente de la "mujer" es nacida en los dos períodos típicos –el Noético y el Patriarcal– y alcanza madurez espiritual durante los siguientes tres períodos antitípicos; es decir, el Reino Temporal, el Evangélico, y el Reino Eterno.

 En el típico están los hijos de nacimiento natural: Caín y Abel, Ismael e Isaac, Esaú y Jacob – uno bueno y uno malo en cada caso. Y en el antitípico ellos encuentran su antitipo como sigue:

 Alegóricamente, a través de toda la historia de la iglesia por un lado se ven los Caines – los que están adorando a Dios, no como él manda, sino como su deseo y conveniencia demanda. Y por el otro lado se ven los Abeles – los que están adorando a Dios precisamente de acuerdo a su voluntad, y quienes, además, por hacer así incurren en el desagrado de los Caines, quienes en enojo y celos los matan. Siendo así mártires.

 Luego la Misericordia traída por Set para llevar adelante la parte que Abel fue circunstancialmente forzado a dejar. Caín el primogénito, representa,

de acuerdo al orden de la Biblia, una clase de ministros, mientras que Abel y Set, los más jóvenes, necesariamente representan una clase de laicos.

 De este modo ministros y laicos, hipócritas, mártires, y santos, fueron tipificados en el mismo comienzo de la raza humana.

 Isaac, el hijo primogénito según la promesa, por la voluntad de Dios, puede solo representar una clase de ministros quienes son puestos en ese santo oficio por medio de la prometida primogenitura espiritual – Divinamente señalado, "nuevo nacimiento".

 Ismael, también, siendo el hijo primogénito de Abrahán, pero no a través de matrimonio legal o promesa, él circunstancialmente representa una clase de ministros carnales que son guiados a ese oficio, no a través de primogenitura espiritual y llamada del Señor de la viña, sino solamente a través de una oportunidad favorable.

 En esta manera fue dramatizado el carácter obstinado de los rabinos Judíos, los Ismaelitas en antitipo, quienes persiguieron a los apóstoles, los Isaacitos en antitipo.

 Esaú y Jacob siendo gemelos y los últimos en esta línea de la tipología, ellos por consiguiente prefiguran dos clases de pueblo viviendo al mismo tiempo en el período de la iglesia subsiguiente a la que representa Isaac – el último, la Laodicense. Esaú, siendo el primogénito, prefigura un ministerio Esauita, quien por tan poco como un plato de "potaje" pierden su posición por un laicato Jacobita.

Y en ampliación del tema, el espíritu de Profecía hace tiempo atrás enfáticamente advirtió a los Esauitas, diciendo:

 "En el gran zarandeo que pronto se llevará a cabo podremos medir más exactamente la fuerza de Israel. Las señales indican que el tiempo está cerca cuando el Señor revelará que tiene un aventador en su mano y limpiará con esmero su era…

 "Aquellos que le han rendido homenaje a "la falsamente llamada ciencia" no serán los dirigentes en aquel tiempo.  Los que han confiado en el intelecto, el ingenio o el talento no estarán entonces al frente de las tropas. No se mantuvieron al paso con la luz. A los que demostraron ser infieles no se les encomendará el rebaño. Pocos serán los hombres grandes que tomarán parte en la obra solemne del fin. Son autosuficientes, se han independizado de Dios, y él no puede usarlos. El Señor tiene siervos fieles quienes se han de manifestar en la hora de zarandeo y prueba". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, páginas 75-76.

 Ahora, el cambio del nombre de Esaú muestra que los Esauítas algún día, y no lejos de aquí, no serán más recordados e idolatrados como Esauítas, como los únicos que terminan, sino por el contrario temidos como Edomitas, como los únicos que perecen. Y el cambio de nombre de Jacob muestra que los Jacobitas entonces no serán más arrojados y temidos como Jacobitas, como suplantadores, carnales, sino por el contrario bienvenidos como Israelitas, príncipes santos, que reinan y están

con el Cordero sobre el Monte de Sión (Apocalipsis 14:1), en el palacio del Gran Rey.

 Entonces, cuando la obra del evangelio sea terminada y "la simiente de la mujer" madure hasta la plenitud de Cristianos (lleguen a ser las armas de guerra del Señor –Jeremías 51:20– e hieran la cabeza de la serpiente, también desmenucen las naciones impías –Daniel 2:44-45), entonces se verá claramente lo que el primer Adán perdió por la indulgencia, el segundo Adán lo recobró por medio del dominio propio,– el Reino Eterno otra vez gobernando toda la tierra (Daniel 2:35).

 "Y saldrá una vara del tronco de Isaí", declara la Inspiración, "y un vástago retoñará de sus raíces [el Salvador de la casa de Isaí] … No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oyeren sus oídos; Sino que juzgará con justicia a los pobres y argüirá con equidad por los mansos de la tierra: …

 "Morará el lobo con el cordero, y el tigre con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.

 "Y el niño de pecho se entretendrá sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna del basilisco. No harán mal ni dañarán en todo Mi santo

monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como cubre la mar las aguas". Isaías 11:1-9.

Y ahora, estimado lector, comprendiendo que el tiempo para una fiesta real de alimento espiritual, "alimento a tiempo", realmente está aquí, usted está, por supuesto, guiado a averiguar: ¿Qué lo trajo? ¿Qué hizo el gran cambio?.

La respuesta a esta pertinente pregunta es dada en las siguientes –

COINCIDENCIAS CRONOLÓGICAS.

"El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto, fue cuatrocientos treinta años". Exodo 12:40.

El lector aquí rápidamente verá que los eventos durante este período de permanencia y aflicción de Abrahán, Isaac, Jacob, e Israel, mas remardamente coincide con eventos similares en el período de la Reforma por Lutero al mensaje de hoy, el sellamiento de los 144.000.

"El período de los 430 años principia con la promesa dada a Abrahán cuando se le ordenó salir de Ur de Caldea. Los cuatrocientos años a los cuales se refiere Génesis 15:13, principian más tarde. Obsérvese que el período de cuatrocientos años no sólo es una época de peregrinaje, sino también de aflicción. Este período principia, de acuerdo con las Escrituras, treinta años más tarde, o sea más o menos en el tiempo cuando Ismael, "el que era engendrado según la carne, perseguía al que había nacido según

 

el Espíritu [Isaac]. (Gálatas 4:29)". Patriarcas y Profetas, página 824, Apéndice, Nota 6 (En ediciones recientes se encuentra en la Nota 3, del Apéndice).

 Y de acuerdo a Gálatas 3:15-17, los 430 años terminaron cuando se le dio la ley en el Monte Sinaí.

 Al principio de estas coincidencias, se nos recuerda que cuando Abrahán decidió seguir al Señor fuera de Ur, la idolatría prevalecía por todo el mundo Caldeo. De la misma manera, es sostenido por el mundo Protestante que al tiempo cuando Martín Lutero decidió ser un sacerdote en lugar de un abogado, la idolatría, contra la cual él protestaba, prevalecía aún por todo el mundo Cristiano. Y la doctrina que él predicaba siendo la misma que Abrahán, "el justo vivirá por la fe", se ve ya que Abrahán y el mundo en su tiempo encuentran su contraparte en Lutero y el mundo en su tiempo.

 Entonces, también, la protesta de Sara e Isaac contra Agar e Ismael al fin de los treinta años desde el tiempo que Abrahán salió de Ur, encuentra su contraparte en 1530 d.C. Guiando a esta fase de la tipología, la historia registra que por el año 1500 Lutero descubrió una Biblia en Latín en la biblioteca de la Universidad de Erfurt, y aprendió para su sorpresa que contenía mas de los extractos de uso común. Sus 30 años de estudio y predicación de la Biblia resultaron en Confesión de Augsburgo, un documento adoptado como el credo Protestante y presentado en la

 

Dieta de Augsburgo al Emperador, Carlos V, en 1530.

 Así la decisión de Abrahán de vivir para Dios en vez de vivir para Ur, coincide con la decisión de venir a ser un sacerdote en vez de un abogado. Y la protesta de Sara e Isaac, que Agar e Ismael no eran leales a la familia de Abrahán y que por lo tanto ellos nunca fueran parte otra vez de ella, y nunca ser sus herederos, coincide con la protesta de los Protestantes contenida en el documento por el cual ellos protestaron que las prácticas de la iglesia y de sus seguidores en la Edad Media no estaban de acuerdo a la Palabra de Dios.

 Y desde el tiempo de la protesta de Sara hasta el tiempo que nació Moisés, la esperanza de la liberación de Israel, fueron 320 años, los cuales, si se suman a los 1530 d.C. dan 1850, el año que dio nacimiento al Primer Testimonio para la Iglesia, dirigido a los 144.000, el Israel de hoy. Claro es, por lo tanto, que el nacimiento de Moisés, la esperanza del antiguo Israel, encuentra su contraparte en el nacimiento del Primer Testimonio, la esperanza del Israel moderno.

 Continuando con estos eventos correspondientes, traemos a la mente que Moisés a la edad de 40 años intentó liberar a Israel, pero habiendo fracasado, él huyó. Sumando estos 40 años a los 1850 d.C., llegamos al 1890, el tiempo que la Denominación Adventista del Séptimo Día organizó la

Asociación Nacional de Libertad Religiosa, la cual de manera semejante fracasó en cumplir su propósito.

 Además, esta fecha notable, 1890, llegó sólo dos años después que la doctrina de "justificación por la fe" fue traída por primera vez a la atención de la Denominación en la histórica Conferencia de 1888 en Minneápolis, y entonces rechazado allí por casi todos los que estuvieron presentes. Luego durante los dos años siguientes, fue rechazado por toda la Denominación. (Véase Cristo Nuestra Justicia, páginas 33-43 [41-55, edición de 1941 en inglés]; Testimonios para los Ministros, páginas 79-80). Esta es una de las razones que la iglesia fue en 1890 dejada para entrar en una divagación antitípica por cuarenta años en el desierto, igualando el intento y fracaso de Moisés en liberar al antiguo Israel; también su huida al desierto. (Véase Cuarenta Años en el Desierto [Forty Years in the Wilderness], por el Anciano Taylor Bunch, páginas 15-17 en inglés).

 Cuarenta años después de su primer intento para liberar a los hijos de Israel, Moisés finalmente fue enviado de regreso a Egipto y fue capacitado entonces para quebrar el yugo Egipcio. Sumando estos 40 años a los 1890 d.C., nos trae al 1930, el año en el cual La Vara del Pastor, Volumen 1, fue publicada por primera vez, declarando por toda la Denominación Adventista del Séptimo Día que "el año de Mis redimidos es venido", el día en el cual "Jehová tornará a poner otra vez su mano para poseer el remanente de su pueblo". Isaías 63:4; 11:11. Así que la llamada de Moisés

para actualmente liberar a Israel de la servidumbre Egipcia coincide con la llegada de La Vara del Pastor, demandando obediencia a la ley de Dios, declarando la verdad de los 144.000, y anunciando que este es el tiempo de su liberación del gobierno Gentil.

 Además, desde el tiempo de la decisión de Abrahán para seguir al Señor, hasta el nacimiento de Jacob, fueron 85 años. Y desde el comienzo de la Denominación Adventista del Séptimo Día, desde la primera visión de su fundadora, la cual fue tocante a los 144.000, hasta el nacimiento del mensaje de La Vara del Pastor, también fueron 85 años.

 Todas estas coincidencias en cuanto al tiempo y objetivo pueden ahora ser rápida y más fácilmente comprendidas en –

 EL RESUMEN.

 La decisión de Abrahán para servir al Señor en el 2083 a.M. (años desde la creación) coincide con la de Lutero de volverse de la prosecución de lo secular a lo espiritual en 1500 d.C., la protesta de Sara contra Agar e Ismael en 2113 a.M., coincide con la protesta de los Protestantes contra la iglesia en 1530 d.C.; el nacimiento de Moisés, la esperanza del antiguo Israel, en 2433 a.M., coincide en 1850 d.C., con el nacimiento del Primer Testimonio, la esperanza del Israel moderno – dirigido a los 144.000, el Israel de hoy.

 Y el intento y fracaso de Moisés para liberar a Israel en 2473 a.M. coincide con el intento y fracaso de la Asociación de Libertad Religiosa

 

Adventista del Séptimo Día, y su rechazo del mensaje de Justificación por la Fe, – causando que la Denominación en 1890 d.C. también entrara en un descarriamiento por así decirlo en el desierto por 40 años.

 Finalmente, la llegada de Moisés en Egipto y su éxito en liberar el ejército Hebreo y restaurar el orden y la libertad religiosa en 2513 a.M., coincide con la llegada de La Vara del Pastor en 1930 d.C., y con su esfuerzo para efectuar un reavivamiento y reforma y liberar al Israel de hoy.

 (En algunos casos los eventos coincidenciales pueden, de acuerdo a nuestro calendario presente, parecer estar un año adelantado o un año atrasado, debido al hecho que el primer mes del calendario Mosaico cae en el cuarto mes del año en el calendario presente. Para un ejemplo, lea El Respondedor,         N° 3, páginas 49-50, edición 1944).

 De aquí que, cualquiera puede ver que los 430 años típicos y sus eventos entrelazados desde el tiempo que Abrahán salió de Ur hasta el tiempo que Moisés con la vara del Señor salió de Egipto y pronunció la ley en el Monte Sinaí, se asemejan a los 430 años antitípicos desde el tiempo que Lutero descontinuó su estudio de la ley y comenzó a estudiar la Biblia, hasta el año en que La Vara del Pastor proclamó el sellamiento de los 144.000, la liberación del Israel moderno.

 Estos eventos correspondientes ahora se ven gráficamente y aun más realísticamente en la siguiente gráfica:

IMAGEN

Todos estos acontecimientos modernos siendo perfectamente iguales a los antiguos ambos en tiempo y objetivo, ellos definitivamente confirman el hecho que la obra de La Vara del Pastor es Divinamente predestinada y tan oportuna en nuestros días como lo fue la obra y la vara de Moisés en sus días. Por consiguiente uno está irresistiblemente obligado a reconocer el diseño Providencial y previo del bienestar eterno del lector por miles de años antes.

 Así que, desarmando completamente el Enemigo de las almas, el gran Diseñador de estas verdades tipológicas deja al lector libre para hacer su propia decisión si continuará en las tinieblas o saldrá a la Luz del Señor, no se pregunte más a que iglesia unirse, o que es verdad y que es error.

 El ahora puede mirar "¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que publica la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sión: Tu Dios reina!" Isaías 52:7.

 Ahora la pregunta "que hizo el gran cambio", "que trajo esta verdad gloriosa", es contestada – la oportuna llegada de este silencioso mensajero profetizado.

 Finalmente estando totalmente enterado de donde está la seguridad de uno y donde acecha el peligro, usted, estimado lector, sin duda está ansioso de saber la calidad y cantidad de alimento espiritual que usted no ha estado y

no está gozando. Esta fase del tipo es más fiel y correctamente revelada en –

 EZEQUIEL CUATRO.

 "Y tú, hijo del hombre, tómate un adobe, y ponlo delante de ti, y diseña sobre él la ciudad de Jerusalén". Ezequiel 4:1.

 Se le ordenó a Ezequiel que diseñara una ciudad sobre un adobe y la llamará Jerusalén. El material sobre el cual había de ser diseñada siendo perdurable –no sujeto a deterioro– denota que la ciudad de esta visión es una que estará eternamente: un pueblo que nunca morirá.

 "Mira a Sión, ciudad de nuestras solemnidades; tus ojos verán a Jerusalén, morada de quietud, tienda que no será desarmada, ni serán arrancadas sus estacas, ni ninguna de sus cuerdas será rota.

 "Porque ciertamente allí será Jehová para nosotros fuerte, lugar de ríos, de arroyos muy anchos, por el cual no andará galera, ni por él pasará grande navío…

 "No dirá el morador: Estoy enfermo. El pueblo que morare en ella será absuelto de pecado". Isaías 33:20, 21, 24.

 "Y pondrás contra ella cerco, y edificarás contra ella fortaleza, y sacarás contra ella baluarte, y asentarás delante de ella campo y pondrás contra ella arietes alrededor". Ezequiel 4:2.

 "Poner contra ella cerco" significa, por supuesto, invadirla con un ejército de obreros reformadores y forzarla a

rendirse – venir al conocimiento de la verdad aquí revelada. Muy evidente es, entonces, que el mensaje de la hora, y sólo este, debe ser traído ante el pueblo de Dios.

 "Y edificarás contra ella fortaleza" – asegurarse que nadie escape, bueno o malo.

 Luego "sacarás contra ella baluarte"; no escatimar esfuerzo, y tomar precauciones para asegurar la ciudad.

 "Asentarás delante de ella campo"; eso es, hacer un lugar de albergue temporal para los obreros, Oficinas Principales de donde llevar adelante la obra, y hacer preparación para permanecer allí hasta que se halla conquistado la ciudad. Este es el devoto propósito en construir el Centro de Monte Carmelo, esta es la meta dada.

 También "pondrás contra ella" la ciudad "arietes [margen-líderes principales] alrededor". Los instrumentos con los cuales ellos golpean, por supuesto, es la clara, cortante, y convincente verdad Bíblica. Y esta es la obvia necesidad de tener en cada ramo de la obra hombres capacitados para guiar sabiamente.

 "Y tómate también una plancha de hierro, y ponla en lugar de muro de hierro entre ti y la ciudad. Afirmarás luego tu rostro contra ella, y será en lugar de cerco, y la sitiarás, Es señal a la casa de Israel". Ezequiel 4:3.

 Esto es, cuando esto tome lugar en la antitípica casa de Judá, esto estará como una señal por la cual la antitípica casa de Israel será amonestada.

Luego acontecerá que "cuando te hablaren los hijos de tu pueblo,

 

diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con esto?

 "Diles, Así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y pondrélos con él, con el palo de Judá, y harélos un palo, y serán uno en mi mano.

 "Y los palos sobre que escribieres, estarán en tu mano delante de sus ojos.

 "Y les dirás: Así ha dicho Jehová: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las gentes a las cuales fueron, y los juntaré de todas partes, y los traeré a su tierra:

 "Y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos:

 "Ni más se contaminarán con sus ídolos, y con sus abominaciones, y con todas sus rebeliones. Y los salvaré de todas las habitaciones en las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios.

 "Y mi siervo David será rey sobre ellos, y a todos ellos será un pastor; y andarán en mis derechos,

 

y mis ordenanzas guardarán, y las pondrán por obra.

 "Y habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres; en ella habitarán ellos, y sus hijos, y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David les será príncipe para siempre.

 "Y concertaré con ellos pacto de paz, perpetuo pacto será con ellos; y los asentaré, y multiplicaré, y pondré mi Santuario entre ellos para siempre.

 "Y estará en ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.

 "Y sabrán las gentes que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario entre ellos para siempre. " Ezequiel 37:18-28.

 Como un general de ejércitos establece su cara contra una nación enemiga con intento de conquistarla, así se le ordenó a Ezequiel emprender este urgente "reavivamiento y reforma" entre el pueblo de Dios.

 "Cualquiera que oyere el sonido de la corneta, y no se apercibiere, y viniendo la espada lo tomaré, su sangre será sobre su cabeza.

 "El sonido de la corneta oyó, y no se apercibió; su sangre será sobre él. Mas el que se apercibiere, librará su vida". Ezequiel 33:4-5.

"Yo te he dado los años de su maldad por el número de los días, trescientos noventa días; y llevarás la maldad de la casa de Israel. Y cumplidos estos, dormirás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año día por año te lo he dado". Ezequiel 4:5-6.

 En esta presentación parabólica concerniente al destino de la casa de Israel (el reino de las diez tribus) y la casa de Judá (el reino de las dos tribus), durante su respectiva cautividad entre los gentiles, lejos de su patria, presenta dominantemente a la vista el hecho de que mientras se acuesta en su lado izquierdo, Ezequiel representa la casa de Israel en su iniquidad por un período de 390 años, y que mientras se acuesta en su lado derecho él representa la casa de Judá en su iniquidad por un período de 40 años.

 "Y he aquí he puesto sobre ti cuerdas, y no te tornarás de un lado al otro lado, hasta que hayas cumplido los días de tu cerco". Ezequiel 4:8.

 Ezequiel estando inmóvil simbólicamente atado proyecta la certeza e ineludibilidad del castigo el cual su pueblo por su iniquidad ha de aguantar durante el período de años predicho.

 "Y tú toma para ti trigo, y cebada, y habas, y lentejas, y millo, y avena, y ponlo en una vasija, y hazte pan de ello el número de los días que durmieres sobre tu lado; trescientos noventa días comerás de él … Y comerás pan de cebada cocido debajo de ceniza; y lo

cocerás a la vista de ellos sobre fuego de excremento humano. Y dijo Jehová: Así comerán los hijos de Israel su pan inmundo, entre las gentes donde los lanzaré yo". Ezequiel 4:9, 12, 13.

 Este es el castigo que será repartido a la casa de Israel durante los años de su cautividad entre los Gentiles. Y como ni la historia sagrada ni la profana registra que el pueblo de Dios jamás fue literalmente sujeto a un alimento preparado así, el hecho es sostenido conclusivamente que toda esta profecía es simbólica. Los seis granos, por consiguiente, pueden representar solo alimento espiritual así como lo hacen los granos en otras partes de las Escrituras.

 ¿Cuándo comenzaron los dos períodos (los 390 años y los 40 años? Obviamente no al tiempo que Samaria, la ciudad capital del reino de las diez tribus, fue invadida por Asiria, ni al tiempo que Jerusalén, la ciudad capital del reino de las dos tribus, fue sitiada por Babilonia, porque Ezequiel mismo, no un rey Gentil, ha de poner sitio contra Jerusalén y tomarla, no permitirle que escape.

 Tampoco pudo haber terminado el período con el regreso de Judá desde Babilonia a Jerusalén mientras reconstruían el templo y la ciudad, porque Judá estuvo en el exilio solo por 70 años, no 430 años.

 Y finalmente, las diez tribus, la casa de Israel, hasta este día nunca han regresado a su patria.

 Por lo tanto todo el simbolismo debe ser profético de la iglesia en la dispensación Cristiana.

Y como Ezequiel, figurativamente los siervos de Dios, todavía no han tomado a Jerusalén, el tiempo de su victoria todavía es futuro.

 ¿Pero cuándo exactamente comienza el período? La única respuesta lógica es: Cuando los castigos comiencen a ser repartidos. Por lo tanto, debemos averiguar el tiempo cuando el dispersado pueblo de Dios ha estado o está siendo sujeto a comer alimento preparado como se describe en Ezequiel         4:9-13.

 Puesto que los granos son figurativos de alimento espiritual, doctrinas, entonces la única vasija en la cual originalmente son puestos puede solo ser figurativa de la Biblia. Y sigue por inferencia que en su estado natural, antes que son cocidos, deben representar las doctrinas no interpretadas, no entendidas; y recíprocamente, cuando se preparan en panes y se cocinan, deben representar las doctrinas interpretadas y publicadas, listas para ser distribuidas y asimiladas – predicadas, creídas, y practicadas.

 Durante el período de 390 años, Ezequiel había de comer los granos escasamente, "por medida", e inmundos, "cocinado sobre fuego de excremento humano". Fuego de leña o carbón (fuente natural) siendo simbólica del poder del Espíritu Santo (Obreros Evangélicos, página 22; Hechos 2:3), entonces fuego de excremento humano (una fuente inmunda no natural) debe ser simbólico del poder extraño al Espíritu Santo: específicamente Satanás, inspirando al agente humano a ocuparse en interpretaciones "privadas" de las Escrituras – una cosa inmunda.

La ineludibilidad de esta conclusión es aún mas completamente demostrada por la tabulación de los períodos sucesivos durante los cuales la casa de Israel recibió las seis doctrinas, simbolizadas por los seis diferentes granos, que habían de sostener la vida espiritual del pueblo durante los 390 años.

 Es ampliamente entendido que durante el período desde la canonización de las Escrituras del Nuevo Testamento hasta el llamado de Martín Lutero, la Verdad fue echada por tierra (Daniel 8:12), y que entonces comenzó a ser levantada, primero por los Luteranos predicando la doctrina de la Fe – el comienzo de la Reforma; luego seguido por una porción en cada tiempo, sucesivamente por los Presbiterianos predicando la doctrina del Espíritu Santo; por los Metodistas predicando la doctrina de la Gracia; por los Bautistas del Primer Día predicando la doctrina del Bautismo; por los Adventistas del Primer Día predicando la doctrina de los 2300 días (Daniel 8:14), guiando al correcto entendimiento de la verdad del Santuario; y por los Adventistas del Séptimo Día predicando la verdad del Sábado. Finalmente los Adventistas del Séptimo Día, y sólo ellos, adoptaron todas estas doctrinas, pero Divinamente iluminadas.

 Estas seis doctrinas, junto con sus temas interrelacionados, son los únicos que vinieron a la iglesia desde 1500 hasta 1930. Y como ningún estudiante honesto de la Biblia negaría el hecho de que cada una en su turno ha sido contaminada por las interpretaciones privadas del hombre,

adiciones y substracciones (cocidas sobre fuego de excremento humano), el hecho sale aún más claramente que los seis granos son simbólicos de estas seis doctrinas, y que en sucesión han sido predicadas desde el comienzo de la Reforma Protestante.

 Ahora al traer al enfoque otro aspecto del analogismo, –que cada uno de los granos tiene el principio característico de la doctrina que representa,– la verdad se verá en rayos aún más brillantes.

 Como trigo, el primero de los granos en el simbolismo, es primero en orden en la dieta física del hombre, así la Fe, la primera de las doctrinas en la Reforma, es el primer curso, primer principio, en su dieta espiritual. Por lo tanto, así como sin trigo es imposible satisfacer nuestras necesidades físicas, así mismo "sin fe es imposible agradar" el Santo o comenzar la vida Cristiana.

Similarmente, como la cebada, el segundo grano en el simbolismo, es segundo en orden en la dieta física del hombre, así el Espíritu Santo, la segunda doctrina en la Reforma, es el segundo curso, segundo principio, en su dieta espiritual. Oyendo el relato Madianita que en un sueño él miró un pan de cebada que rodaba hasta el campo de Madián y llegaba a sus tiendas y las trastornaba, Gedeón inmediatamente entendió que el pan de cebada simbolizaba la obra del Espíritu – una revelación para que él fuera contra los Madianitas.

 Habas, (en inglés se usa frijoles) la tercera variedad en el simbolismo, son terceras en orden en la dieta física del hombre;

así como la Gracia, la tercera doctrina en la Reforma, es el tercer curso, tercer principio, en su dieta espiritual.

 Y como las lentejas, la cuarta variedad de alimento en la dieta física del hombre, no es tan universalmente apetecido como son los frijoles, así como el Bautismo por Inmersión, la cuarta doctrina en la Reforma, y de ahí el cuarto curso, el cuarto principio, en la dieta espiritual, es comúnmente menos apreciado y practicado que la Gracia.

 El quinto grano, millo, tampoco es comúnmente conocido ni usado, y generalmente es considerado como de poco valor, meramente una hierba silvestre, aunque de hecho es valioso para ambos paja y cereal. Así con lo que representa: Los 2300 Días, revelando el comienzo del Juicio, la quinta doctrina en la Reforma, el quinto curso, el quinto principio en la dieta espiritual de los Cristianos, es conocida y creída por sólo unos pocos.

 Avena, (inglés usa Spelt = espelta) el sexto grano, "una variedad permanente de trigo, común en tiempos antiguos", perfectamente representa la sexta doctrina en la Reforma, el sexto principio en la religión Cristiana – el Séptimo Día Sábado en conexión con el santuario, el más antiguo, permanente, y el par menos observado de las doctrinas de la Biblia.

 El paso final en la ciencia de hacer pan es cocerlo, luego servirlo; y el paso final en la preparación de doctrinas es escribirlas, luego la predicación de ellas.

Aunque los granos son creación de Dios, mostrando que las respectivas doctrinas que representan son en sí mismas verdad Divina, aunque la visión de Ezequiel cociendo los simbólicos panes de ellos (los granos) sobre fuego de excremento humano, muestra que estas doctrinas han sido contaminadas –mal interpretadas, se les ha agregado y sustraído– desmenuzadas, como si fuera, y luego servidas.

 Al sujetar a la casa de Israel a tal subsistencia durante los 390 años, y a la casa de Judá ayunar durante los 40 años siguientes, Dios castigó a ambas  por su iniquidad.

 El largo ayuno de Judá finalizando entonces, ellos por supuesto comenzarían a recibir pan limpio, verdad inmaculada, tan rápida y abundantemente como su necesidad lo requiera, y en lo sucesivo ellos comerían alimento y beberían agua para siempre sin medida y sin espanto. Esto experimentarían, pero no hasta después que los 430 años hayan terminado, en ese tiempo la ciudad ha de ser tomada y el pueblo liberado del yugo de sus amos – los hipócritas, los extraños, y los impíos.

 Y finalmente, cuando Jerusalén, su patria, la tierra de la promesa, es liberada del gobierno Gentil, "el tiempo de los Gentiles sea cumplido", luego estos emancipados hijos de la "cautiva hija de Sión" (Isaías 52:2), "volverán los hijos de Israel, y buscarán a Jehová su Dios, y a David su rey; y temerán a Jehová y a su bondad". Oseas 3:5. Entonces se les reasegurará para siempre de un

 

suplemento aún más abundante de una Verdad (Inspirada) pura, inmaculada.

 Y yo "salvaré a mis ovejas", dice el Señor, "y nunca más serán en rapiña; y juzgaré entre oveja y oveja. Y levantaré sobre ellas un pastor, y él las apacentará; a mi siervo David, él las apacentará, y él les será por pastor. Yo Jehová les seré por Dios, y mi siervo David príncipe en medio de ellas. Yo Jehová he hablado". Ezequiel 34:22-24.

 El hecho de que el pueblo de Dios desde 1930 ha estado recibiendo un siempre creciente suplemento de pura (Divinamente revelada) verdad en las manos de uno, es evidencia en sí que no solo el inmundo banquete y los 390 años han terminado, sino que también los 40 años de ayuno. No hay mas necesidad, por consiguiente, para que alguien subsista con pan cocido sobre excremento humano, o ayune.

 Ahora, restando los 430 años de 1930 d.C., tenemos 1500 d.C., el tiempo que el Espíritu movió a efectuar la Reforma Protestante. Y como los granos (doctrinas) contaminados estuvieron durante los 390 años dispensados a las congregaciones Protestantes, y como el ayuno de 40 años (ausencia de Verdad progresiva) ocurrió en la Denominación Adventista del Séptimo Día, dos verdades sobresalen claramente: primero, que los Protestantes en este simbolismo son denominados la "casa de Israel"; y segundo, que los Adventistas del Séptimo Día son denominados "la casa de Judá". Así la

división que Dios trajo en el reino de Salomón necesariamente simboliza la división que existe entre los observadores del Sábado y los observadores del Domingo.

 Escuchemos la mensajera del Señor, amonestando a los guardadores del Sábado del prolongado ayuno el cual ellos iban a sufrir:

 "Estoy autorizada por Dios para decir que ningún otro rayo de luz a través de los Testimonios alumbrará su camino, hasta que se haga un uso práctico de la luz dada antes". Testimonios para la Iglesia, Volumen 2, página 536.

 Además, Jerusalén, recordemos, es la ciudad capital de Judá. Así el presente sitio contra la "ciudad" (la Denominación Adventista del Séptimo Día) ha de ser señal para los guardadores del Domingo; que es, está designada para despertarlos a la realización de como el Señor ha de ser adorado, y donde se encuentra la verdad que salva; del comienzo del "día grande y terrible del Señor", y de su juicio; también para traerlos a la comprensión que si primero "comienza en la casa de Dios", entonces "¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?" 1 Pedro 4:17.

 Ahora los fieles buscadores de la verdad no necesitan recorrer iglesia por iglesia, andando a tientas en su camino atravesando la densa e infinita selva de literatura de las religiones del mundo en busca de la iglesia correcta con la doctrina correcta. Ahora ambas están correctamente identificadas, retando a quien llevaría los

vasos del Señor, para ser limpio, tocar no lo que está cocido en fuego de "excremento humano" –lo que es inspirado no por el Espíritu de Verdad,– y para estar siempre ingeniosamente atento que no fue dada a la iglesia verdad nuevamente revelada durante los cuarenta años de 1890 a 1930, y que por lo tanto cada demandante a un mensaje enviado del cielo durante ese período era falso.

 Pero habiendo roto el largo ayuno con verdad fresca, abundante y no contaminada por la sabiduría del hombre, ahora los hambrientos son alimentados en la dadivosa mesa de la Vara (Miqueas 7:14), en la cual usted, estimado lector, se sienta ahora y gozosamente está convidado a permanecer por el resto de la fiesta.

 ¿No hará esto? Si lo hace, entonces solo hágalo saber, y todo el banquete salvavidas dadivoso, sin igual, será puesto rápidamente ante usted sin medida y sin precio.

 Habiendo llegado ahora realmente al tiempo del perdurable "reavivamiento y reforma" -

 MADRES, AHORA HACEN SU SUPLICA FINAL.

Por la Señora E. Hermanson

 "Y si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi Señor se tarda en venir. Y comenzare a herir a sus consiervos, y aun a comer y beber con los borrachos; Vendrá el Señor de aquel siervo en el día que no espera, y a la hora que no sabe, y le cortará por medio,

y pondrá su parte con los hipócritas. Allí será el lloro y el crujir de dientes". Mateo 24:48-51. La Inspiración enseña que este comer y beber con los borrachos no significa meramente beber vino. Uno puede emborracharse participando del espíritu del mundo, y también por estar preocupado con los "cuidados de esta vida". Lucas 21:34.

 Y hacer todo esto es decir en el corazón, "Mi Señor se tarda en venir". "Comamos y bebamos, que mañana moriremos". Mateo 24:48; Isaías 22:13.

 Como miembro de la Denominación Adventista del Séptimo Día, y madre de tres hijos, mi determinación ha sido de entrenarlos para establecer sus afectos, no sobre los caminos del mundo, sino sobre el Camino de la Verdad y la Justicia. Las madres fieles saben que la tarea y la responsabilidad no es leve o fácil. Y de ningún modo es disminuida por las influencias del mundo dentro de la iglesia, obrando para edificar un concepto falaz de lo que Dios espera de sus hijos.

 Actividades tales como las que se listan en los siguientes anuncios, emitidos por la iglesia Adventista del Séptimo Día, White Memorial de los Angeles, California, son ejemplo de tales influencias:

 NOTICIAS DE LA ASOCIACIÓN

Reunión de La Facultad Interescolar Alumni de Natación: … El gran distintivo de la noche fue una exhibición de buceo por Georgia Coleman, campeona nacional de buceo de mujeres …

Super Club de Noviembre: Este promete ser otro deleite. Un trío y lector del Coro de Muchachas de U.S.C. (Universidad del Sur de California) será un gran distintivo. Bill Hunter, Director de Atléticos en U.S.C. nos dará un corto discurso en el arte del deporte. Obtenga sus boletos a tiempo.

 PRÓXIMOS EVENTOS

Nov. 24:

Super Club.

Nov. 25:

Juego de Béisbol Junior versus Empleados.

Nov. 28:

Torneo de contienda de Golf en el Parque de Montebello.

Dic. 2:

Juego de Béisbol la Facultad vs. Empleados.

Dic. 9:

Juego de Béisbol la Facultad vs. Junior, 7:00

 

Empleados 1er Equipo versus Empleados 2do Equipo, 5:00

Dic. 16:

Juego de Béisbol Ancianos versus Junior

Dic. 21-26:

Fiesta en Cabina por el Día de Fiesta, en el Lago Big Bear.

 

Lectura de Salud, Y.M.C.A., Viernes, 8:00 P.M.

 NOTICIAS DE LA ASOCIACIÓN

Facultad Interescolar Contienda de Golf Torneo: Viernes por la mañana, Noviembre 28, en el Club de Golf del Parque de Montebello …

El juego de béisbol de la facultad de ancianos del pasado Jueves resultó en 3-13. Esto, de cualquier manera, no representa correctamente la cercanía de la respuesta al compararlo con previos contratos. Unos pocos juegos más y la facultad estará celebrando el suyo propio, de cualquier modo, H___ S___ y W___ no ficharon muchos Home Runs. H___ tiene el récord muy lejos …

                – "Boletín Semanal", Noviembre 14 y 21, 1930.

 A la luz de las claras amonestaciones de la Inspiración, tales programas no tienen lugar en nuestras

instituciones si hemos de interesar a nuestros niños y jóvenes en las enseñanzas sencillas de nuestro Salvador. Piensen en esto, ministros y maestros Adventistas del Séptimo Día apoyando tales programas como estos. Las mentes Jóvenes no se inclinan naturalmente al lado serio de esta vida, y con las numerosas fechas y eventos que se mantienen siempre ante ellos en esta manera, ¿cómo se puede esperar de ellos que se interesen en luchar por entrar en la puerta estrecha?

 Tratando el tema de entretenimientos, la sierva del Señor dice: "Mi Guía me dijo: ‘Fíjate y contempla la idolatría de mi pueblo, al cual he estado hablando, madrugando y señalándoles sus peligros. Yo esperaba que llevasen mucho fruto’. Había algunos que luchaban por la superioridad, cada uno intentando adelantarse al otro en la veloz carrera de sus bicicletas. Había un espíritu de disensión entre ellos, y contendían unos con otros acerca de cuál sería el más sobresaliente. Este ambiente era semejante a aquel que se manifestó en los juegos de béisbol en el terreno del colegio. Dijo mi Guía: ‘Estas cosas ofenden a Dios. Tanto aquí como en lugares lejanos las almas perecen por falta del pan de vida y el agua de salvación’". Testimonios para la Iglesia, Volumen 8, página 59.

 ¿Por qué llevar nuestros jóvenes al Y.M.C.A.? ¿La lectura de salud no puede ser dada en nuestra propia iglesia o en el auditorio de la escuela?

¿Por qué un torneo del Club de Golf en la mañana del Viernes? ¿No se nos dice en las Escrituras que el Viernes es el día de preparación para el Sábado, no un día de placer? Por regla, si uno hace la preparación debida, no hay mucho tiempo que perder en jugar alguna cosa.

 Tal vez no puede haber ninguna objeción en nadar, ¿pero qué efecto debe tener en nuestra juventud tal exhibición de habilidad del campeón atleta y tal discurso en "el arte del deporte"? ¿Creará en ellos un deseo más grande de servir a Cristo? ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo?

 ¿Cómo podemos nosotras, madres, mantener nuestros hijos aparte del mundo si la facultad de la escuela los lleva a las instituciones del mundo donde son lanzados en asociación con elementos mixtos? ¿Nos estamos sujetando a los principios sobre los cuales fue fundada nuestra Denominación Adventista del Séptimo Día?

 El Espíritu de Verdad nos exhorta nuevamente: "Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré en ellos, y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartáos, dice el Señor". 2 Corintios 6:16-17.

 Estas condiciones no han cambiado para mejorar aun después que la Vara originalmente protestó, es evidencia por el siguiente boletín mas reciente:

 

HORA DE AFICIONADOS

EL ESPECTÁCULO MÁS ESTUPENDO

DE

1943

 

EN EL SALÓN PAULSON

COR. ESTADO DE MICHIGAN

 SÁBADO DE NOCHE      Oct. 9,         8:00 PM

 MÁS DE $50.00 PARA DARSE A LOS GANADORES

 DOS HORAS DE– RISAS!!!

LÁGRIMAS!!!

ESCALOFRÍOS!!!

GRITOS!!!

y SORPRESAS!!!

 

 La clínica será beneficiada de los fondos de esta ocasión de gala

 

Patrocinado por el

EL AUXILIAR DE MUJERES de C.M.E.

Piense ¡poner la casa de Dios para tal uso pagano! Alguien se sorprende porque Dios dice:

 "¿Quién puede decir con verdad: 'Nuestro oro es probado en el fuego y nuestros vestidos no están manchados por el mundo"? He visto a nuestro Instructor señalar vestiduras que se daban por justicia. Al desgarrarlas puso al descubierto la suciedad que cubrían. Luego me dijo: '¿No puedes ver con qué falsedad cubrieron su inmundicia y la corrupción de su carácter? "¿Qué, pues, la ciudad fiel ha venido a ser una ramera? ¡La casa de mi Padre es hecha un lugar de comercio, de donde se han retirado la gloria y la presencia divinas! Por esta causa hay debilidad y falta de fuerza". Testimonios para la Iglesia, Volumen 8, página 261.

 Por esta razón, quizás, tanto como por alguna otra, la iglesia está en necesidad del mensaje del Testigo Fiel, que solo puede movernos y habilitarnos para levantarnos con oración y ayuno para salvarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos de estos así llamados placeres de la era, por los cuales el diablo busca engañar y destruir aún a los mismos elegidos.

 Grande es la carga de mi corazón que todo fiel Adventista del Séptimo Día oirá la Voz que está clamando ahora en nuestro medio que "convertirá el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres". Malaquías 4:6.

 

Y como los líderes han fracasado, aún después de su severa protesta para corregir los males existentes, es tiempo de que los laicos fieles despierten completamente a la seriedad de la situación y hagan lo que ellos puedan para efectuar un remedio.

Los hermanos necesitan luz sobre el tema, y el Señor ha dado la seguridad que "aún cuando todos nuestros hombres prominentes rechacen la luz y la verdad, esa puerta permanecerá aún abierta. El Señor suscitará a hombres que den a nuestro pueblo el mensaje para este tiempo". Testimonios para los Ministros, página 107.

 Padres, ¿por qué no ser esos hombres? Y si usted no empieza ahora, entonces la amonestación de que un "tiempo más conveniente" nunca vendrá, y que su oportunidad se habrá ido para siempre.

 UN RECORDATORIO

 Ahora que usted ha terminado de leer y estudiar el contenido de este folleto, podemos recordarle, estimado lector, que este y todos los otros folletos de la serie La Vara del Pastor son enviados libre de costos a los Adventistas del Séptimo Día, y que si usted nos envía los nombres y direcciones de todos los que nos pueda dar, los publicadores alegre y rápidamente los servirán con el mensaje de la hora.

INDICE DE REFERENCIAS BIBLICAS

 GENESIS:

  3:15................................................................. 58

  3:15-17............................................................ 67

15:13................................................................. 66

25:21-26............................................................ 25

25:23................................................................. 25

28.12.................................................................. 33

32:24................................................................. 36

37:2-11.............................................................. 37

41:1-49........................................................ 39-40

45:5................................................................... 37

45:10................................................................. 44

46:1-3................................................................ 43

47:5, 6, 12, 27................................................... 43

 EXODO:

  1:8-14.............................................................. 45

  1:15-22............................................................ 49

  5:6, 7, 10, 11................................................... 47

12:40................................................................. 66

 SALMOS:

78:24................................................................. 41

 ISAIAS:

  2:2-3................................................................ 21

  4:3-6.......................................................... 54-55

11:1-9.......................................................... 65-66

11:10-16...................................................... 53-54

11:11............................................................ 38,69

22:13................................................................. 88

33:20-21, 24...................................................... 74

41:4................................................................... 57

41:21-23...................................................... 56-57

52:2................................................................... 84

52:7................................................................... 73

55:1................................................................... 42

63:4................................................................... 69

66:16................................................................. 20

66:20................................................................. 20

 JEREMIAS:

51:20................................................................. 65

EZEQUIEL:

  4:1................................................................... 74

  4:2................................................................... 74

  4:3................................................................... 75

  4:5-6................................................................ 78

  4:8................................................................... 78

  4:9, 12, 13.................................................. 78-79

  4:9-13............................................................... 80

  9...................................................................... 6, 8

  9:2................................................................... 55

  9:5-6................................................................ 30

33:4-5................................................................ 77

34:22-24............................................................ 85

37:18-28...................................................... 76-77

 DANIEL:

  2:35............................................................ 21,65

  2:44, 45........................................................... 65

  7........................................................................   9

  8:12................................................................. 81

  8:14................................................................. 81

 OSEAS:

  2:21................................................................. 34

  3:5................................................................... 84

 MIQUEAS:

  6:9...................................................................    6

  7:14................................................................. 87

 MALAQUIAS:

  3:2-3................................................................ 20

  4:6................................................................... 93

 MATEO:

  9:37................................................................. 19

13:30................................................................. 20

13:39................................................................. 19

13:41................................................................. 20

13:47-48............................................................ 20

24:48................................................................. 88

24:48-51...................................................... 87-88

25:31-33............................................................ 20

27: 52-53 ..........................................................  22

 

INDICE DE REFERENCIAS BIBLICAS

(Continuación)

LUCAS:

 12:32................................................................ 19

 18:8............................................................. 19-20

 21:34................................................................ 88

 JUAN:

   3:3.................................................................. 26

 HECHOS:

   2:3.................................................................. 80

 ROMANOS:

 11:23................................................................ 60

 1 CORINTIOS:

 10:11........................................................... 37-38

 2 CORINTIOS:

  6:16-17............................................................ 91

 GALATAS:

  4:22-31................................................ 26, 58-59

1 TESALONISCENSES:

  4:17................................................................. 20

 HEBREOS:

 12:17................................................................ 33

 1 PEDRO:

  4:17................................................................. 86

 APOCALIPSIS:

  5:10................................................................. 29

  7:2-4...........................................................   7, 10

  7:3............................................................. 20, 29

  7:9............................................................. 17, 22

 12:6.................................................................. 44

 12:14................................................................ 44

 13......................................................................    9

 14......................................................................    9

 14:1.......................................................... 5, 9, 65

 14:4............................................................. 10,20

 20:6.................................................................. 19

 20:14................................................................ 19

 

Anterior
RCB
El Reclutador de la Casa Blanca
siguiente
LEV
El Levítico de los Davidianos Adventistas del Séptimo Día