Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

Las Últimas Noticias para la Madre

Tratado 04

Copyright 1934, 1941, 1943 por

V.T. HOUTEFF

Todos los derechos reservados

En el interés de cada mente buscadora de la verdad que desea escapar al camino que le lleva a la destrucción tanto del alma como el cuerpo, este Tratado es distribuido libre de cargo.Nombres y direcciones de Adventistas del Séptimo Día serán recibidos con mucho gusto.

TRATADO N° 4

 

   Querido(a) "Ammi" y "Ruhama"--APELACIÓN INTRODUCTORIA DE JEZREEL

  Con profunda ansiedad les estoy escribiendo para implorar que hagan apelaciones hacia nuestra "Madre", para que podamos efectuar su reconciliación, y evitar en consolable dolor a nuestro padre, y alegrar de nuevo nuestro infeliz hogar.

  Estoy en recepción de una carta de padre, en la cual El renuentemente expone la condición mundana e indecente de nuestra "Madre", y te urge que supliques a ella para que se arrepienta de su infidelidad para que regrese a Él. El todavía la llama con el mismo supremo amor de siempre, aunque ella ha hecho cosas vergonzosas, y esta más corrompida en su desmesurado amor que todas las mujeres. Que su oración y diligente esfuerzo reúnan nuestras familias y prevenga la inminente desgracia familiar, especialmente la vergüenza y deshonra al gran nombre del Padre.

  Si realmente ama a papá y mamá usted fervientemente responderá a este solemne llamado. Y esto será su contentamiento, que si por las suplicas compasivas de papá y por sus incansables esfuerzos mamá puede llegar al arrepentimiento y a la reconciliación con papá y a la restauración de su majestuoso hogar. Piensa en la alegría incomparable que con brazos abiertos el Padre recibe a toda la familia, y prepara un gran banquete como lo hizo el padre del pródigo.

  Es por lo tanto mi profunda preocupación que este urgente mensaje te alcance sin tardar. Usted se dará cuenta que esta advertencia es la más importante y solemne, desde la predicción del diluvio de Noé.

  A fin de ayudar en esta hora crucial, es necesario que nosotros como verdaderos y leales Adventistas del Séptimo Día continuemos siendo escudriñadores de la verdad, de sabiduría y del conocimiento de Dios. Y asegurarse de no caer en la piedra de tropiezo de otro, en lugar debemos hacer de estas piedras de tropiezo escalones para el progreso Cristiano.

  Los Judíos que vivieron antes de los días de Cristo y desde entonces pensaron tener toda la verdad que había por conocer, si es verdad que ellos tenían la Biblia, pero por su incorrecta incomprensión del plan de Dios, como resultado por su demasiada confianza en sí mismos y por sentirse que eran ricos y sin necesidad de nada, fue esta actitud la que hizo que dieran oídos sordos a las enseñanzas de Cristo el Rey de gloria. Así fue como sus conceptos erróneos de la verdad y sus prejuicios en contra de la luz sobre la Palabra de Dios, les robó del conocimiento y de la sabiduría del Señor, y así fue como finalmente fueron llevados hacia su eterna vergüenza y condenación,, hasta cometer el terrible crimen de tomar la vida del Hijo de Dios.

 

   Sin embargo, esta terrible culpabilidad no está sobre los miserables judíos solamente. La iglesia cristiana también, en cada uno de sus períodos sucesivos, en efecto ha crucificado de -nuevo al salvador rechazando su mensaje de la Verdad Presente que ha sido enviada a ellos. Así fue en los días de Lutero y de Knox, Wesley, Campbell, Miller y la Hermana White. Así es hoy en nuestros días con todos los que están fallando en hacer caso especial para prevenir las mismas trampas del enemigo.

  Entonces ahora el único procedimiento seguro y sensato sería el leer detalladamente cada página del solemne mensaje contenido aquí. No deje que ni una línea escape de su atención. Estudie cada palabra cuidadosamente y con oración ferviente. Sea un estudiante inteligente de la verdad. "Examinadlo todo; retened lo bueno".      1ª Tesalonicenses 5:21.

  Como su registro muestra, los Bereanos hicieron una cabal e imparcial investigación de los mensajes que fueron enviados a ellos, para saber si "esas cosas" eran ciertas. De esa manera no fueron desviados del enemigo ni reprobados por la Inspiración, y mantener el paso con la Verdad y por tener una mente abierta fueron honrados por su noble actitud. Pero los sacerdotes, a quienes Dios previamente había hecho recipientes de la Palabra, cuando se dieron cuenta de que el pueblo común estaba oyendo la Verdad gratamente, vinieron y los confundieron. Por esto, los dignatarios fueron condenados y también todos aquellos que hicieron caso a sus voces en lugar de escuchar aquello que no era popular, así fue como ellos fueron descarriados.

  Estas cosas fueron escritas para nuestro "ejemplo", no fallemos en imitar "¡el más noble ejemplo de los Bereanos!".

  Solamente así podemos nosotros honradamente ejercer nuestro juicio; de otra manera repetiríamos la misma locura de los judíos, los cuales fueron extraviados por malos caminos por los así llamados maestros sabios de Israel.

  El Espíritu de Profecía nos dice: "Si llega un mensaje que no entendéis, empeñaos en escuchar las razones que el mensajero expone, comparando texto con texto, a fin de que podáis saber si lo apoya o no la Palabra de Dios … Ninguno de los que se imaginan saberlo todo, es demasiado viejo o demasiado inteligente para aprender del más humilde de los mensajeros del Dios vivo". Testimonios sobre la Obra de la Escuela Sabática, páginas 65, 66 (en inglés); Consejos sobre la Obra de la Escuela Sabática, páginas 30, 31.

  Si estos llamados pecados perdonables nos llevan al prejuicio y a la satisfacción propia para apoyarnos de otros, lo que ha llevado al pueblo a que se aparten de Él. Entonces también por temor de llegar en contacto con el error, a menudo los ha mantenido alejados de estar en contacto con la luz avanzada. Estos temores y pecados triviales condenados por la mayor parte de los cristianos, y defendido por muchos, en la introducción de cada verdad avanzada ha robado a multitudes de la gloria eterna.

  Medite de nuevo en la experiencia de la gente en los días de Pablo: "Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres. Cuando los judíos de Tesalónica supieron que también en Berea era anunciada la palabra de Dios por Pablo, fueron allá, y también alborotaron a las multitudes". Hechos 17:10-13.

  Habiendo así recordado, en pocas palabras los errores fatales de la iglesia por toda su larga historia. Reveló las noticias culminantes: papá ha prometido que si "mamá" regresa a él verdaderamente fiel, Él le dará

 la vista de su viña desde el Pisga (monte) para siempre. El Señor la cercará por todas partes con un "muro de fuego" (Zacarías 2:5), yo cimentaré sus "piedras sobre carbunclo" y "sobre zafiros te fundaré", sus "ventanas de piedras preciosas" y sus "puertas de piedras de carbunclo", y "muralla de piedras preciosas" (Isaías 54:11, 12), de ese modo "no llegarán allá por el temor de los espinos y de los cardos". Isaías 7:25.

  Estoy seguro que después de escuchar las súplicas compasivas de nuestro Padre en las siguientes páginas y después con detalle reestudiar de nuevo esta apelación, esto llegará a ser lo más urgente; Y seguramente me regocijaré al oír de todos ustedes, y de los resultados de impertinente "madre".

  Sinceramente suyo para un hogar feliz,   JEZREEL   Por V.T.H.

Página (10) siempre está en blanco en el manuscrito original.

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS

PARA LA "MADRE”

Por Oseas

CAPITULOS UNO Y DOS

   “Palabra de Jehová que vino a Oseas hijo de Beeri, en días de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá, y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel. El principio de la palabra de Jehová por medio de Oseas. Dijo Jehová a Oseas: Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica apartándose de Jehová. Fue, pues, y tomó a Gomer hija de Diblaim, la cual concibió y le dio a luz un hijo. Y le dijo Jehová: Ponle por nombre Jezreel; porque de aquí a poco yo castigaré a la casa de Jehú por causa de la sangre de Jezreel, y haré cesar el reino de la casa de Israel. Y en aquel día quebraré yo el arco de Israel en el valle de Jezreel.  Concibió ella otra vez, y dio a luz una hija. Y le dijo Dios: Ponle por nombre Lo-ruhama, porque no me compadeceré más de la casa de Israel, sino que los quitaré del todo. Mas de la casa de Judá tendré misericordia, y los salvaré por Jehová su Dios; y no los salvaré con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos ni jinetes. Después de haber destetado a Lo-ruhama, concibió y dio a luz un hijo. Y dijo Dios: Ponle por nombre Lo-ammi, porque vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios". Oseas 1:1-9

 

    De las ya citadas escrituras hemos visto que la esposa de Oseas y los hijos eran -- en visión solamente, y por lo tanto eran solamente en figura; de tal manera nombrados como para hacer una adecuada analogía de su pueblo - Judá e Israel. Y siendo de "fornicación", ellos apropiadamente prefiguran un estado idolatra de su iglesia.

  Continuando con la profecía, oímos al señor ordenar a Jezreel:

  "Decid a vuestros hermanos: Ammi; y a vuestras hermanas: Ruhama" Oseas 2:1.

  El mismo par de hijos introducidos en el primer capítulo de la visión están renombrados en el segundo capítulo, la diferencia es que a los dos nombres se les quitó el prefijo "Lo" que, en el Hebreo, significa "No". Por consiguiente mientras Lo-ruhama significa "no misericordia" y  Lo-ammi "no pueblo mío", "Ruhama" significa "misericordia" y Ammi "pueblo mío". Oseas 1:6, 2:4.

  Este cambio de categoría, implicado en el cambio de nombres, denota una división en la historia de la iglesia. En una instancia los miembros de la iglesia son llamados "no mi pueblo", recibiendo "no misericordia", y en la otra instancia "mi pueblo" recibiendo "misericordia". El apóstol Pablo dio la llave de esta entera profecía revelando la interpretación de aquella parte del cual encontró su cumplimiento en sus días:

  "A los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles? Como también en Oseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo,y a la no amada, amada. Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo mío, Allí serán llamados hijos del Dios viviente". Romanos 9:24-26.

   Así vemos que el capítulo uno de la visión de Oseas pronostica a Dios rechazando a los judíos, que sabemos lo hizo después de que rechazaron a su Hijo. En ese tiempo fue cumplida la triste declaración: "Vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios". Sin embargo, aun en el mismo instante, los judíos son llamados "hijos del Dios viviente". Esta paradoja es aclarada en el capítulo dos, como en Romanos nueve, los judíos que no rechazaron a Cristo, sino que siendo cristianos, son los únicos llamados "hijos del Dios viviente". Claramente, entonces, en el cumplimiento simultáneo de estos decretos opuestos, estaba la muerte angustiosa de la nación judía y los dolores del nacimiento de la iglesia cristiana.

  Habiendo ahora establecido que esta escritura da la terminación de una dispensación y el comienzo de la otra, debemos próximamente a descubrir cuan lejos en la división de la historia del Antiguo Testamento y cuanto tiempo adelantado en la división del Nuevo Testamento, alcanza esta alegoría profética:

  "Y le daré sus viñas desde allí, … y allí cantará como en los tiempos de su juventud, y como en el día de su subida de la tierra de Egipto". Oseas 2:15.

  Cuando se analiza, éste versículo nos muestra que la primera división comienza en los días de Abraham, cuando la iglesia estaba "en su juventud" y continuó en su éxodo cuando salió de Egipto, en los días cuando "cantaba" y terminó con la crucifixión de Cristo. La hora que condenó al judaísmo.

  Los siguientes versículos describen hasta cuando alcanza la división Cristiana esta profecía:

  "En aquel tiempo haré para ti pacto con las bestias del campo, con las aves del cielo y con las serpientes de la tierra; y quitaré de la tierra arco y espada y guerra, y te haré dormir segura. Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia. Y te desposaré conmigo en fidelidad, y conocerás a Jehová. En aquel tiempo responderé, dice Jehová, yo responderé a los cielos, y ellos responderán a la tierra". Oseas 2:18-21.

  Estos versículos describen, en nuestro día, el estado de la una vez caída esposa, la iglesia, con una pureza no adulterada y en una seguridad absoluta. Pero como ella está, en el tiempo presente, aún en su condición Laodicense, "cuitada, miserable, pobre, ciega y desnuda", todavía impura y todavía en peligro, es evidente que la visión de Oseas se extiende sobre toda la iglesia judía, también se extiende sobre toda la iglesia cristiana, desde la crucifixión hasta su próxima liberación de la esclavitud, cuando el Señor responderá a los cielos y los cielos a la responderán a la tierra.

  Esta familia, con doble simbolización de las iglesias del Antiguo y Nuevo Testamento demuestra ser una sola iglesia. Por consiguiente, su carácter en ambas dispensaciones está dramáticamente personificado - primero, durante--El Período del Nuevo Testamento.

  Algunos años después que las tribus cruzaron el Río Jordán se establecieron en "la tierra prometida", su reino comenzó a declinar de su alto estado espiritual. Finalmente, en el reinado de Salomón, el Señor dijo a Jeroboam: "He aquí que yo rompo el reino de la mano de Salomón, y a ti te daré diez tribus; … por cuanto me han dejado". 1ª Reyes 11:31, 33.

  Este veredicto no fue ejecutado hasta después de la muerte de Salomón, cuando las diez tribus, se rebelaron contra Roboam, llamaron a Jeroboam: "y le hicieron rey sobre todo Israel". 1ª Reyes 12:20. Pero "… toda la casa de Judá y a la tribu de Benjamín …" (1ª Reyes 12:21), permanecieron con Roboam, hijo de Salomón. Así fue como el reino fue dividido, las diez tribus del reino tomó, la porción del norte de la "tierra prometida", y las dos tribus, el reino de Judá, retuvieron la porción del sur.

 

  Pero el decreto "… quebraré yo el arco de Israel (los príncipes de las diez tribus del -- reino) en el valle de Jezreel" (Oseas 1:5), no se cumplió hasta después que Jehú "mató entonces a todos los que habían quedado de la casa de Acab en (el valle de) Jezreel, a todos sus grandes hombres, a todos sus familiares, a sus sacerdotes, hasta que no quedó ninguno". 2ª Reyes 10:11.

  "Así exterminó Jehú a Baal de Israel … mas … no cuidó de andar en la ley de Jehová Dios de Israel con todo su corazón, … En aquellos días comenzó Jehová a cercenar el territorio de Israel; y los derrotó Hazael por todas las fronteras … hasta que Jehová quitó a Israel de delante de su rostro, como él lo había dicho por medio de todos los profetas sus siervos; e Israel fue llevado cautivo de su tierra a Asiria, hasta hoy … de Asiria … y en las ciudades de los medos". 2ª Reyes 10:28, 31, 32; 17:23; 18:11. Vino esto y se cumplió la advertencia: "Yo … haré cesar el reino de la casa de Israel". Oseas 1:4.

No muchas años después de la dispersión de las diez tribus, "… subió Senaquerib rey de Asiria contra todas las ciudades fortificadas de Judá, y las tomó … Después el rey de Asiria envió contra el rey Ezequías al Tartán, al Rabsaris y al Rabsaces, con un gran ejército, desde Laquis contra Jerusalén …" 2ª Reyes 18:13, 17.

  "Cuando el rey Ezequías lo oyó, rasgó sus vestidos y se cubrió de cilicio, y entró en la casa de Jehová … y … oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra … Ahora, pues, oh Jehová Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Jehová, eres Dios.

  "Entonces Isaías hijo de Amoz envió a decir a Ezequías: Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Lo que me pediste acerca de Senaquerib rey de Asiria, he oído …

  "Y aconteció que aquella misma noche salió el ángel de Jehová, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos". 2ª Reyes 19:1, 15, 19, 20, 35.

  Por esta divina intervención, el Señor cumplió su promesa: "Mas de la casa de Judá tendré misericordia, y los salvaré por Jehová su Dios; y no los salvaré con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos ni jinetes". Oseas 1:7.

  A pesar de esta gran misericordia, Judá continuó pecando excesivamente contra Dios:

 

   "Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su habitación. Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio. Por lo cual trajo contra ellos al rey de los caldeos, que mató a espada a sus jóvenes en la casa de su santuario, sin perdonar joven ni doncella, anciano ni decrépito; todos los entregó en sus manos.

  "Asimismo todos los utensilios de la casa de Dios, grandes y chicos, los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey y de sus príncipes, todo lo llevó a Babilonia. Y quemaron la casa de Dios, y rompieron el muro de Jerusalén, y consumieron a fuego todos sus palacios, y destruyeron todos sus objetos deseables.

  "Los que escaparon de la espada fueron llevados cautivos a Babilonia, y fueron siervos de él y de sus hijos, hasta que vino el reino de los persas". 2ª Cónicas 36:15-20.

  Después de señalar el tiempo de cautividad, Dios recordó su promesa de misericordia hacia ellos, y "…despertó el espíritu de Ciro rey de los persas, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito, por todo su reino, diciendo: Así dice Ciro, rey de los persas: Jehová, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra; y él me ha mandado que le edifique casa en Jerusalén, que está en Judá". "Esta casa fue terminada el tercer día del mes de Adar, que era el sexto año del reinado del rey Darío". 2ª Crónicas 36:22, 23; Esdras 6:15.

   "Después de haber destetado a Lo-ruhama, concibió y dio a luz un hijo. Y dijo Dios: Ponle por nombre  Lo-ammi, porque vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios". Oseas 1:8, 9.

  A pesar de la repetida misericordia de Dios y su maravillosa liberación en su favor, los continuos pecados de Judá, finalmente la llevaron a olvidarse completamente de Dios negando a su único Hijo: "Mas toda la multitud dio voces a una, diciendo: ¡Fuera con éste, y suéltanos a Barrabás!" Lucas 23:18. Así apostató Judá trayendo sobre sí la terrible maldición: "… vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios". Oseas 1:9.

  Hasta ahora en esta alegoría, vemos la historia de la iglesia hasta la crucifixión de Cristo. Ahora es necesario descubrir si esto contiene la historia del Período del Nuevo Testamento.

 

  Mientras, en el capítulo uno de su visión, Oseas describe el estado de idolatría de la iglesia en la dispensación judía, en el capítulo dos él correspondientemente describe el estado de idolatría de la iglesia en la dispensación cristiana.

  "Decid a vuestros hermanos: Ammi; y a vuestras hermanas: Ruhama. Contended con vuestra madre, contended; porque ella no es mi mujer, ni yo su marido; aparte, pues, sus fornicaciones de su rostro, y sus adulterios de entre sus pechos; no sea que yo la despoje y desnude, la ponga como el día en que nació, la haga como un desierto, la deje como tierra seca, y la mate de sed. Ni tendré misericordia de sus hijos, porque son hijos de prostitución. Porque su madre se prostituyó; la que los dio a luz se deshonró, porque dijo: Iré tras mis amantes, que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida". Oseas 2:1-5.

  En la era cristiana la iglesia comenzó con una ventajosa condición espiritual que en la era judía. Además, ella tenía el beneficioso ejemplo de la caída de los judíos. Pero como los versículos ya citados revelan, ella falló completamente en hacerlo. En cambio, como pasó con Josué, los judíos comenzaron a apartarse de su Dios, así pasó con los apóstoles, los cristianos fueron arrastrados igualmente. Rebajando las normas cristianas y exaltando las paganas, la iglesia comenzó a prostituirse con las naciones. En su manera de concebir y dar a luz a sus así llamados conversos, "ella se deshonró", dice el Señor, “porque ella dice, iré tras mis amantes,que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida"

  Estos sentimientos, ella reflejó por su actitud de que cada candidato para la membresía, aún aquellos que no estaban completamente convertidos a Cristo, deberían ser bautizados y formar parte de la membresía; mientras tanto sus entradas financieras avanzarían la obra de Dios.

  Este razonamiento es como una niña quien gozosamente dijo a su madre: "¡mira yo agarré una buena ganga del vendedor! Por esta bolsa de cerezas yo supuestamente tenía que darle una libra de lana, pero en lugar de darle toda la lana, ¡yo escondí tu brazalete de oro dentro de la lana!".

  Dar la feligresía a aquellos que no han producido "frutos de arrepentimiento" es aún más costoso que comprar cerezas como si su valor fuera de oro. Además de esto, es el hecho insensato de dar parte de los bienes de la iglesia, uno no puede comenzar a contar el costo de la influencia desmoralizadora que estos "accionistas" subversivos ejercen sobre el verdadero pueblo de Dios. Por tal insensatez, la iglesia primitiva inconscientemente, además de motivas al Mal Sembrador, también trajo sobre sí misma las Edades Oscuras de la religión. Todavía a pesar de esta alarmante consecuencia, la cual hubiera enseñado una lección inolvidable para consagrar su celo a la edificación de una membresía nacida 

del Espíritu solamente, ella todavía continua descuidada en su -- Celo por grandes Congregaciones.

  Una pasión por el crecimiento de miembros sin una preocupación por su santificación - "nacer de nuevo" -, no es engendrado por el Espíritu de Cristo, sino por el corazón carnal, que dice: "iré tras mis amantes, que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida". El egoísmo, ambición, codicia, - ésta es la mano derecha ayudadora de Satanás.

  Si la iglesia cristiana primitiva hubiera continuado en su primer amor por la salvación de las almas y el avance del reino de Cristo en lugar de aumentar su membresía, los operativos del enemigo, la cizaña, nunca se hubieran infiltrado en sus filas. Pero por su celo por la pureza declinó, y ella misma cedió al proponerse levantar metas - una ganancia egoísta. "Si", dice el profeta; "esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado". Isaías 56:11.

  ¡Qué terrible lección! ¡Jamás debe ser buscada la prosperidad de la iglesia en el oro y la plata, tampoco puede sostenerse en la sabiduría y poder del hombre! Aunque el dinero tiene lugar en la economía, éste no es su más urgente necesidad. Sé la fidelidad al mensaje que le ha sido

   ¡Qué terrible lección! ¡Jamás debe ser buscada la prosperidad de la iglesia en el oro y la plata, tampoco puede sostenerse en la sabiduría y poder del hombre! Aunque el dinero tiene lugar en la economía, éste no es su más urgente necesidad. Sé la fidelidad al mensaje que le ha sido confiado, depende su verdadero éxito. Esto es un llamado a hombres a quienes Dios puede confiar y sobre los cuales el puede libremente derramar su Espíritu. Hombre que permanecerán verdaderos a los principios aunque el mundo entero se tornare contra ellos, hombre de fe que llegarán a las alturas a los cual Cristo ordena: "Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir… (porque los gentiles buscan todas estas cosas), pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán". Mateo 6:25, 32-34.

  Todos aquellos que siguen la tendencia decadente de la iglesia cristiana, apartándose del camino del Señor, y van por "…el camino que al hombre le parece derecho…" (Proverbios 14:12) experimentarán la--Disciplina de la Vara de Dios.

  "Por tanto, he aquí yo rodearé de espinos su camino, y la cercaré con seto, y no hallará sus caminos. Seguirá a sus amantes, y no los alcanzará; los buscará, y no los hallará. Entonces dirá: Iré y me volveré a mi primer marido; porque mejor me iba entonces que ahora. Y ella no reconoció que yo le daba el trigo, el vino y el aceite, y que le multipliqué la plata y el oro que ofrecían a Baal". Oseas 2:6-8.

  Cuando la iglesia es llevada con la corriente del mundo, alejándose del Señor, El no la puede bendecir más, dejando que caiga profundamente en destrucción. Entonces, la única manera de cómo el Señor la puede rescatar y traerla de regreso a El, es retirando su ayuda hasta que ella se encuentre embarrancada en un arrecife de su propia locura, con las olas furiosas de retribución golpeando por sus lados. Solamente entonces ella responderá a su voz.

  El método de Dios para traer a su iglesia a darse cuenta de su condición peligrosa está representado en la parábola de Cristo del hijo pródigo. Si el padre hubiera negado la petición del joven de irse, es joven hubiese estado para siempre amargado en el sentimiento de lo que él creyó ser una injusticia de su padre, pues nadie hubiera podido convencerlo de que su padre no lo privó

 de la oportunidad de ganar grandes riquezas y un honor para él. Pero su amarga experiencia a lo largo del sendero de desilusión le enseñó una gran lección en su vida, como ninguna se lo hubiera enseñado.

  Esta parábola perfectamente ilustra cómo Dios sabiamente conduce la iglesia aun en su locura, y cómo su presunción y sabiduría Laodicense le impiden aprovecharse de la experiencia de otros.

 

   En lugar de que ella alcance (cristianizando) a sus amantes, ello la alcanzaron (paganizándola) a ella. Ella "no los hallará", porqueella ha fallado en salvarlos. Finalmente, después de haber pasado por su prodigalidad, ella con arrepentimiento regresará a su primer Esposo el Señor. Para apresurar su regreso, el Señor la ataja en el desierto, así cumpliendo su palabra:

  "Por tanto, yo volveré y tomaré mi trigo a su tiempo, y mi vino a su sazón, y quitaré mi lana y mi lino que había dado para cubrir su desnudez. Y ahora descubriré yo su locura delante de los ojos de sus amantes, y nadie la librará de mi mano. Haré cesar todo su gozo, sus fiestas, sus nuevas lunas y sus días de reposo, y todas sus festividades". Oseas 2:9-11.

  Así como Dios la castigó en el tiempo pasado permitiendo a Nabucodonosor, rey de Babilonia, abolir el sistema ceremonial destruyendo a la antigua Jerusalén y su templo, así El la castigó en la era cristiana permitiendo que Roma tomara control sobre ella y suplantara su verdadero sistema religioso por uno falso  un sacerdocio pagano y un sábado pagano. Entonces fue cumplida su palabra: "Haré cesar todo su gozo, sus fiestas, sus nuevas lunas y sus días de reposo, y todas sus festividades".

  Ya que estas ordenanzas (sus días de fiestas, sus sábados, etc.) fueron parte de "una profecía compacta del Evangelio, una presentación en la cual estaban resumidas las promesas de la redención" (Hechos de los Apóstoles, página 12), y desde que la simbolización de Oseas nos ha traído a la era cristiana, la cesación de las ordenanzas por lo tanto tipifican a Roma suplantando la verdad. A Daniel también se le mostró que esto se iba a cumplir por medio de Roma, el "gran" cuerno, que "echó… por tierra" la "verdad y el lugar" de su santuario (de Cristo)". Daniel 8:12, 11.

  Note que la "Verdad" y el "lugar", no el santuario mismo, fueron "echados"; quiere decir, que ambos, la verdad de Cristo y su lugar en el santuario terrenal fueron puestos a un lado, así que el conocimiento de su obra mediadora fue oscurecida. (Para una explicación detallada de Daniel 8 y 9, véase La Vara del Pastor, Volumen 2, páginas 126-147; Tratado Nº 3, páginas 27-32).

  "Y haré talar sus vides y sus higueras, de las cuales dijo: Mi salario son, salario que me han dado mis amantes. Y las reduciré a un matorral, y las comerán las bestias del campo. Y la castigaré por los días en que incensaba a los baales, y se adornaba de sus zarcillos y de sus joyeles (despliegue mundano), y se iba tras sus amantes (el mundo), y se olvidaba de mí, dice el Señor. Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y habitaré en su corazón". Oseas 2:12-14.

 

  Esta predicción fue hecha casi mil años antes que ella perdiera sus viñas, y antes de que ella "volara al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días". Apocalipsis12:6. Pero mientras que ella estaba allí en un refugio, fugitiva de su propia tierra, Dios el habló "a su corazón". En otras palabras, ella descarriada como pródigo, tuvo que tener una experiencia amarga, ansiando su hogar, antes de que el Señor pudiera hacer alguna cosa por ella. Así que al final de su exilio, su proposición de amor y misericordia fueron unidas a ella en verdadero acorde.

  Como ya hemos visto, ése simbolismo muestra a la iglesia dotada con la verdad del santuario (Oseas 2:11). Y desde que la iglesia Adventista del Séptimo Día es conocida como la única con esta doctrina, es evidente que esta profecía simbólica de la historia nos trae hasta el tiempo de 1.844 d.C. y a la fundación de la denominación Adventista del Séptimo Día. Por consiguiente, la alegoría nos revela su condición presente, y el consejo de Dios para ella.

  Además, el hecho de que el desarrollo de estos capítulos esta ahora por primera vez atrayendo nuestra atención, prueba que las lecciones que ellos contienen son expresamente para la iglesia de esta hora; la primera que debe ser considerada es la lección de--El Valle de Acor.

"Y le daré sus viñas desde allí, y el valle de Acor por puerta de esperanza". Oseas 2:15.

  Cualquiera que pueda ser el significado del "valle de Acor", es su "puerta de esperanza",- el único camino de salida de su predicamento. El conocer por qué es su puerta de esperanza, es naturalmente el más inmediato interés. 

  Solamente tres veces en las Escrituras es mencionado "el valle de Acor": una vez en un marco literal (Josué 7:24,26), y dos veces en un marco figurativo (Isaías 65:10; Oseas 2:15). Un estudio de lo literal nos dará la llave para abrir el significado de lo figurativo.

  La primera ciudad que cayó en las manos de los israelitas después de cruzar el Río Jordán, fue Jericó. La orden dada a Josué fue que la ciudad, con cada cosa viviente en ella, debía ser destruida, quemada con fuego, pero que: "toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová" y lo traigan "y entren en el tesoro de Jehová". Josué 6:19.

  "Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema", y como resultado comenzaron a caer ante sus enemigos, después de lo cual, "Josué dijo: ¡Ah, Señor Jehová! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los amorreos, para que nos destruyan? ¡Ojalá nos hubiéramos quedado al otro lado del Jordán! ¡Ay, Señor! ¿qué diré, ya que Israel ha vuelto la espalda delante de sus enemigos? Porque los cananeos y todos los moradores de la tierra oirán, y nos rodearán, y borrarán nuestro nombre de sobre la tierra; y entonces, ¿qué harás tú a tu grande nombre?

  "Y Jehová dijo a Josué: Levántate; ¿por qué te postras así sobre tu rostro? Israel ha pecado, y aun han quebrantado mi pacto que yo les mandé; y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido, y aun lo han guardado entre sus enseres.

  "Por esto los hijos de Israel no podrán hacer frente a sus enemigos, sino que delante de sus enemigos volverán la espalda, por cuanto han venido a ser anatema; ni estaré más con vosotros, si no destruyereis el anatema de en medio de vosotros. Levántate, santifica al pueblo, y di: Santificaos para mañana; porque Jehová el Dios de Israel dice así: Anatema hay en medio de ti, Israel; no podrás hacer frente a tus enemigos, hasta que hayáis quitado el anatema de en medio de vosotros.

  "Os acercaréis, pues, mañana por vuestras tribus; y la tribu que Jehová tomare, se acercará por sus familias; y la familia que Jehová tomare, se acercará por sus casas; y la casa que Jehová tomare, se acercará por los varones". Josué 7:1, 7-14.

  

  "Y fue tomado Acán". Y él "respondió a Josué diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y así y así he hecho. Pues vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos, lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido bajo tierra en medio de mi tienda, y el dinero debajo de ello.

"Entonces Josué, y todo Israel con él, tomaron a Acán hijo de Zera, el dinero, el manto, el lingote de oro, sus hijos, sus hijas, sus bueyes, sus asnos, sus ovejas, su tienda y todo cuanto tenía, y lo llevaron todo al Valle de Acor.

"Y le dijo Josué: ¿Por qué nos has turbado? Túrbete Jehová en este día. Y todos los israelitas los apedrearon, y los quemaron después de apedrearlos". Josué 7:18, 20, 21, 24, 25.

En ese tiempo solemne, Acán fue el único pecador en el campamento, pero por su pecado toda la nación estaba a punto de perecer y así el gran nombre de Dios sería deshonrado en los ojos de los paganos.

La conducta de Dios con Josué revela que sus siervos deben vigilantemente velar que ningún mal entre dentro de sus filas, y que sus palabras por medio de sus profetas sean temidas como si El mismo estuviese hablando directamente al pueblo.

 

 Cuando Josué proclamó que "anatema hay en medio de ti, Israel" (Josué 7:13), Acán ocultó su culpabilidad lo más que él pudo en lugar de confesarlo inmediatamente. Cuando finalmente fue traído a la luz y fue llevado, él "respondió a Josué diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel". Pero, que triste, ya era demasiado tarde entonces para que Dios aceptara su confesión y perdonara su pecado o vindicara a su pueblo a menos que ellos cumplieran con su obligación de tratar con el pecador estrictamente de acuerdo con la manera que él había prescrito.

  "Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga". 1ª Corintios 10:11-12.

El valle de Acor de Josué seis y siete, por lo tanto, es un tipo del valle de Acor de Oseas dos.

Con la llave en la mano, nosotros ahora abriremos el misterio conectado con "la puerta de esperanza", y descubrir qué lección de la Verdad Presente está con--En el Antitípico Valle de Acor.

  Si este notable mandato de escritura de juicio no hubiera sido intentado "como ejemplo", Dios no hubiera designado el mismo lugar de ejecución del castigo de Acán. Su ejecución, entonces, en el valle de Acor, señala hacia el tiempo de una ejecución antitípica dentro de la iglesia cristiana. Por lo tanto,éste antitípico valle de Acor, su puerta de esperanza, sólo puede señalar la destrucción de los pecadores, la cizaña en medio, sus hijos ilegítimos. (Véase Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 75).

  Evidentemente, muestra la duración de ésta purificación, Dios destruirá no solamente a cada pecador entre su pueblo, sino también sus familias y todas sus pertenencias con él. "El aventador se está meciendo", declara el Espíritu de Verdad. "No digamos, retenga su mano, oh Dios. La iglesia debe ser zarandeada, y pronto llegará". "Y vi que el Señor en el cielo estaba afilando su espada para realizar el trabajo de limpieza que Dios está a punto de efectuar dentro de su profeso pueblo". (Testimonios para la Iglesia, Volumen 1, páginas 98, 175.

  El tipo enseña también que Dios emprenderá esta "obra de limpieza entre su profeso pueblo", precisamente antes de confiarle su último mensaje al mundo - el mensaje del "día grande y terrible del Señor" (Malaquías 4.5). El poder de éste día terrible ha de iluminar la tierra con su gloria (Apocalipsis 18:1), y capacita a su pueblo para reposeer la antitípica patria prometida - la Tierra. Así es que cuando el material sin valor es consumido, la iglesia, "revestida con la armadura completa de luz y la justicia, entra en su final conflicto … y la influencia de la verdad testifica ante el mundo de su carácter santificador y ennoblecedor …". Testimonios para los Ministros, páginas 17, 18.

  Así "será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin". Mateo 24:14.

  Todo esto - la inminente purificación de la iglesia, resultando en el Fuerte Clamor del mensaje del Tercer Ángel, y la restauración del reino en la tierra de nuestros padres, y subsecuentemente en la conquista de las naciones, - por todas estas cosas el tipo lo demanda; lo demanda porque Acán fue ejecutado, y el campamento fue librado de pecadores antes de que el antiguo Israel pudiera conquistar "la tierra prometida".

  Por consiguiente, después de su purificación, después que ella ha hecho caso al llamado de Isaías 52:1, entonces "revestida de la armadura de la justicia de Cristo, la iglesia entrará en su conflicto final. 'Hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejércitos en orden', ha de salir a todo el mundo, vencedora y para vencer". Profetas y Reyes, página 535.

  Al profeta Ezequiel, también, le fue dado una visión de esta purificación final de la iglesia. Su profecía revela que cada uno de los que fallan en recibir la marca, o sello, caerán bajo la matanza de los "cinco hombres", y que todos, "viejos y jóvenes, vírgenes, niños y mujeres", “todos perecen juntos". (Testimonios para la Iglesia,Volumen 5, página 196; Ezequiel 9:6) como está tipificado por la destrucción de Acán - el "ejemplo".

  Esta inexpugnable secuencia de hechos solamente fortalece la posición del Espíritu de Profecía que "este sellamiento de los siervos de Dios es el mismo que se le mostró a Ezequiel en visión"; que "el verdadero pueblo de Dios… estará siempre de parte de los que denuncian claramente los pecados que tan fácilmente asedian a los hijos de Dios. Especialmente en la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil ……" Testimonios para los Ministros, página  445; Testimonios para la Iglesia, Volumen 3, página 295.

  Observe cómo los anteriores testimonios definitivamente ponen a la purificación de la iglesia antes que la obra del evangelio termine, e inmediatamente antes que el Fuerte Clamor del mensaje del Tercer Ángel sea anunciado. Esto claramente que "la obra final de la iglesia", es "el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil". Y el hecho de que estos son los "primeros frutos", prueba que esta obra para la iglesia es el comienzo de la "cosecha", y que después que son sellados y la iglesia es purificada, los segundos frutos son cosechados, porque donde no hay segunda cosecha, no puede haber primera.

  Esta doble cosecha es traída a la vista también en Apocalipsis 7. Después de haber contemplado la reunión, el sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil primeros frutos, Juan vio la subsiguiente reunión de la "gran multitud" de todas las naciones (Apocalipsis 7:9) - los segundos frutos.

  Ahora desenvolviendo aun más el tema de la purificación, el Espíritu de Profecía revela que "aquéllos que sean probados infieles, no se les va a confiar el rebaño". - Pero "el Señor tiene siervos fieles, quienes en el tiempo del zarandeo y de prueba aparecerán en la escena". En otras palabras, después que los siervos anteriores, quienes han sido incapaces para el servicio, son quitados, y la iglesia es purificada, entonces el Señor "revelará" a los fieles y verdaderos, aquellos en quienes puede confiar como subpastores de Su rebaño.

  En esta misma conexión, el Espíritu de Profecía también advierte que "los días de la purificación de la iglesia se aproximan velozmente. Dios se propone tener un pueblo puro y leal. En el gran zarandeo que pronto se llevará a cabo podremos medir más exactamente la fuerza de Israel. Las señales indican que el tiempo está cerca cuando el Señor revelará que tiene un aventador en su mano y limpiará con esmero su era… Los que han confiado en el intelecto, el ingenio o el talento no estarán entonces al frente a las tropas. No se mantuvieron al paso con la luz. A los que demostraron ser infieles no se les encomendará el rebaño. Pocos serán los hombres grandes que tomarán parte en la obra solemne del fin. Son autosuficientes, se han independizado de Dios, y él no puede usarlos. El Señor  tiene siervos fieles quienes se han de manifestar en la hora de zarandeo y prueba". Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, páginas 75, 76

  Las palabras "completamente purificará su estrado", denotan una purificación absoluta dejando a su iglesia sin mancha ni arruga ni cosa semejante. Hasta que "una obra de limpieza" no sea hecha, ¿podrá Dios decir lógicamente a los que están en Babilonia: "salid de ella pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis sus plagas?" Apocalipsis 18:4. Ciertamente, donde El no pueda hacer algo mejor que simplemente traerlos a otro lugar donde todavía abunda el pecado, sería mejor que el Señor loe deje donde están. Esta obra final para la iglesia, de gran importancia, está demostrada en la profecía de Malaquías 3.

  De esta inminente purificación, la esperanza inspirada y alentadora para los justos, pero terrible y triste para los malvados, el profeta declara: El "vendrá súbitamente a su templo (la iglesia o "estrado") … ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia" Malaquías 3:1-3.

  En la explicación de esta escritura, la publicación denominacional (publicada y poseída por la denominación y aprobado y usado por el departamento de la Escuela Sabática a través de todo el mundo en 1929), Isaías, el Profeta del Evangelio, Volumen 3, página 49 (en inglés) dice: "Versículo 20. (Isaías 59). 'Y vendrá el Redentor a Sión'. Esta no es su venida en las nubes, sino su venida a la iglesia. Y cuando él venga, hará la obra mencionada en Malaquías 3:1-3".

  La exposición oficial del texto muestra que en 1929 la denominación enseñó que la profecía de Malaquías 3, prometiendo una obra de purificación, es un mensaje para la iglesia.

  Procediendo con la revelación de Malaquías, concerniente a la purificación de los hijos de Leví, la lección nos lleva a la ley de--Los Primogénitos - Los Primeros Frutos.

  En el plan original de Dios, el primogénito de cada familia debía ser ministro del templo. "Los primogénitos" de la carne, son el tipo de los primogénitos del espíritu.

  Y aunque el tipo de los primogénitos perdió la herencia sacerdotal de los Levitas, aún en la restitución de todas las cosas, en el final Período Davidiano (Hechos 15.16), este oficio será restaurado por el antitípico de los primogénitos, los primeros frutos de la cosecha, (Apocalipsis 14:4), porque ellos son "los siervos de nuestro Dios" Apocalipsis 7:3. Por lo tanto, a esta restauración le sigue--Una Absoluta Restauración, Resultando en una Perfecta Seguridad.

   Si solamente con un Acán en el campamento, el Israel en el tiempo de Josué fue impotente en mantenerse de pie ante los paganos, entonces ¿qué esperanza tiene el moderno Israel con los cientos de Acanes (Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 146), en su medio, para mantenerse de pie en el "tiempo de angustia cual nunca fue desde que hubo gente?". Hoy, como ayer, hay una "puerta de esperanza", -"el valle de Acor". Allí ella estará libre de los pecadores por siempre, Dios entonces la establecerá jubilosamente como en los días de su "juventud" y como el día de su "salida de Egipto".

  "En aquel tiempo, dice Jehová, me llamarás Ishi, y nunca más me llamarás Baali". Oseas 2:16.

  Ella nunca más lo llamará "mi Señor", más bien lo llamará "mi Marido" (Ver margen). La relación de un esposo siendo más estrecha que la de un Señor, denota una elevación de la más íntima conexión y un andar con Dios. Y que esta elevación es el directo resultado de una reforma, está evidenciada en las palabras:

"Porque quitaré de su boca los nombres de los baales, y nunca más se mencionarán sus nombres". Oseas 2:17.

Esto es porque ellos tienen "… el nombre de … su Padre escrito en la frente … y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios" Apocalipsis 14:1, 5.

  Cuando Dios haya tomado a su pueblo a través de este "proceso de refinación y purificación" (Testimonios para la Iglesia, Volumen 3, página 593), y él los haya sacado como a oro refinado siete veces, y la escoria sea quemada para siempre, entonces Dios será capaz de cumplir su promesa:

   "En aquel tiempo haré para ti pacto con las bestias del campo, con las aves del cielo y con las serpientes de la tierra; y quitaré de la tierra arco y espada y guerra, y te haré dormir segura". Oseas 2:18.

  A pesar del último gozo y gloria insuperable que este mensaje de esperanza establece delante del ángel de los Laodicenses, quienes están a cargo del candelero, la iglesia, él aun--Combatiendo en Contra del mensaje.

  Si el pueblo de Dios percibiera suficientemente su falta de preparación para enfrentar la crisis venidera, se darían cuenta ellos mismos y estarían de pie, por así decir, delante de la boca del dragón, ellos temblarían y desmayarían de temor. Pero, desgraciadamente, la insensibilidad que los envuelve es tan grande que el que viene como un precursor de esperanza y liberación, en lugar de ser gratamente bienvenido, es viciosamente atacado como si él fuera un Arpía diabólico o algún un Gorgon, o un monstruo con muchas cabezas; y todo porque ellos no conocieron la hora de su visitación, cuando el Señor los destruya en Su furor y salve a los justos en --Su Misericordia.

   El hecho de que los nombres de los hijos en la visión de Oseas son Lo-ruhama (no misericordia) y Lo-ammi (no mi pueblo), cuando están representando el período del Antiguo Testamento, significa, como se vio previamente, que Dios no podía extender su misericordia a los miembros de Su iglesia. Así, cuando él los castigó por medio de los paganos, el inocente sufrió igualmente con el culpable. Pero los nombres Ruhama (misericordia) y Ammi (pueblo mío) nos demuestran ahora, en el período de los últimos días, que El tendrá misericordia de ellos destruyendo solamente a los malvados, y preservando a todos los justos.

  "He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. En aquellos días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los hijos tienen la dentera, sino que cada cual morirá por su propia maldad; los dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera". Jeremías 31:27-30.

  Claramente, entonces, los componentes de la iglesia en ambos períodos está descrito por los mismos dos hijos, Lo-ruhama y Lo-ammi, excepto que en el último período sus nombre son alterados.

  La Escritura, "allí cantará (en el período del Nuevo Testamento); como en los tiempos de su juventud (como en su primer estado en el período del Antiguo Testamento), y como en el día de su subida de la tierra de Egipto". (Oseas 2:15), atestigua que la experiencia del antiguo pueblo de Dios en ir a Harán, y saliendo de Egipto, se repetirá en nuestro tiempo: "Y habrá camino para el remanente de su pueblo, el que quedó de Asiria, de la manera que lo hubo para Israel el día que subió de la tierra de Egipto". Isaías 11:16. Así, "en aquel tiempo el renuevo de Jehová será para hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel.

  "Y acontecerá que el que quedare en Sión, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que en Jerusalén están registrados entre los vivientes: cuando el Señor lave las inmundicias de las hijas de Sion, y limpie la sangre de Jerusalén de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de devastación.

  "Y creará el Señor sobre toda la morada del monte de Sion, y sobre los lugares de sus convocaciones, nube y oscuridad de día, y de noche resplandor de fuego que eche llamas; porque sobre toda gloria habrá un dosel, y habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero". Isaías 4:2-6.

  Esta repetición gloriosa de la conducción de Dios en el movimiento del éxodo por la vara del pastor, demuestra que él nuevamente usará el mismo método para sacar al Israel moderno de las naciones. Donde los judíos fallaron en hacer su reino un modelo de Teocracia, ordenada con el único propósito de manifestar el poder de Dios y así convertir al mundo a su preciosa Fe, el movimiento presente del reino debe triunfar. Sabemos que los planes de Dios no fracasan al final; tarde o temprano, ellos serán llevados adelante (véase Patriarcas y Profetas, página 295).

  Así hoy, en el antitipo, "la voz del Señor clama a la ciudad (iglesia), y el sabio (el entendido) mirará a tu nombre: oíd la vara y a quien la establece" Miqueas 6:9. "Y por un profeta Jehová hizo subir a Israel de Egipto, y por un profeta fue guardado". Oseas 12:13.

  Obviamente, entonces, Dios tendrá piedad para todos aquellos que están bajo la autoridad de su Vara en este tiempo, para quienes confiesan sus pecados y buscan su misericordia. Pero él no tendrá misericordia de los desobedientes, ni para los que codician --La Prenda Babilónica de Hoy.

   La posesión ilícita de Acán "del fino traje babilónico", está tipificado por esta clase de miembros de iglesia que codician los estilos y modas mundanas de hoy, cuando el moderno Israel está por entrar en la tierra prometida. Y el precio que él pagó, ellos lo pagarán (véase Isaías 3:16-26). Y no solamente ellos lo pagarán, sino también aquellos que siguen en los siguientes pasos de Acán--Codiciar Oro y Plata

  La toma del dinero del Señor por Acán, representa la clase de miembros de iglesia que codician la "la plata" y el "oro" que el Señor apartó para sí mismo, y quienes le roban de aquello que es su posesión - diezmos y ofrendas. Los que retienen lo que le pertenece al Señor, y lo apropian para su uso según su propia sabiduría, como aquellos que oprimen "al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, Jehová de los ejércitos" (Malaquías 3:5), están actuando como Acán, y por tanto, "malditos sois con maldición … la nación toda". Malaquías 3.9.

 

   Los diezmos y las ofrendas son la sustancia del Señor, y los que piensan que pueden manipularlos para lograr cualquier fin deseado, se están engañando ellos mismos, no a Dios, porque su mandato es, "Traed todos los diezmos al alfolí -- {4TRD 43.3}

y haya alimento en casa" Malaquías 3:10. El alfolí es el único lugar designado donde uno puede traer los diezmos y las ofrendas y descargar de sus hombros la pesada responsabilidad que se le impone a un fiel mayordomo. Actuar de otra manera con ellos, es dejar una cuenta en el libro del cielo en rojo, aunque uno pueda apropiarse de ellos para alguna obra de caridad. Mientras es de día, ¡huye de éste pecado de Acán antes de que sea demasiado tarde! "Vivo yo, dice el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?". Ezequiel 33:11.

  Todos los que hoy escuchen su voz no endurezcáis vuestro corazón como el día de la provocación, El los hará--Sus Futuros Siervos

  "No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos" Zacarías 4:6. En otras palabras, los obreros serán "enseñados por la unción de su Espíritu en vez de por la enseñanza de las instituciones científicas del mundo … Dios revelará que él no depende de mortales doctos y vanidosos". "Aquellos que han sido tímidos y vacilantes en la iglesia llegarán a ser como David: dispuestos a trabajar y arriesgarse" (Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, páginas 77, 78).

  Además "Yo tomaré hombres iletrados", dice el Señor, "y moveré sobre ellos mi Espíritu, para que lleven a cabo mi propósito de la salvación de las almas. El último mensaje de misericordia será dado por un pueblo que me ama y me teme". Review & Herald, 21 de Septiembre de 1905. "El usará hombres para cumplir sus propósitos a quienes algunos hermanos rechazaron como incapaces para encargarse de esta obra". Review & Herald, 9 de Febrero de 1895.

  A esos obreros el Señor graciosamente les dice: "Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños (aquellos que no son de los 144.000) serán vuestros labradores y vuestros viñadores. Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes". Isaías 61:5-6. ¡Qué exaltado privilegio ser capaz de reconocer a ningún maestro sino a Cristo, y desempeñar solamente su obra y vivir de Su sustancia!

  Como este ministerio, del cual "semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones". (Joel 2:2), han de ser libres de todo estorbo mundanal, por lo tanto tú no dejes que nadie te atrase en efectuar la transacción en la cual últimamente te verás ocupado de corazón y alma "en la obra final para la iglesia", la reunión de los "primeros frutos" que han de ser sellados de entre los vivos. Y mientras te estás dando a ti mismo en esta obra, al mismo tiempo estarás preparándote para dar el mensaje en el tiempo del "Fuerte Clamor", que la purificación de la iglesia -la liberación de los sellados y la destrucción de los no sellados- es para inaugurar Y que los que han de ser purificados   lo han de proclamar.

  Dejemos que cada uno sabiamente haga esta imperativa transición porque gradualmente dejará de perseguir sus propios intereses, y perseguirá los del Señor. De esta manera, cada uno constantemente subirá de un vacío y olvidado pasado de satisfacción, a un futuro glorioso de actividad divina que llamará "de lo postrero de la tierra … cánticos: Gloria al justo". Isaías 24:16.

  "Déjenme decirles", dice el Espíritu de Profecía, "si vuestro corazón está en la obra, y si tienen fe en Dios, no necesitamos depender de la sanción del ministro o algún pueblo: si usted va directamente a trabajar en la obra en el nombre del Señor en una manera humilde, haciendo lo que pueda para enseñar la verdad, el Señor os justificará, si la obra no hubiera sido restringida por un impedimento aquí y otro impedimento allá, y por otro lado otro impedimento, ya hubiera salido en su majestad. Hubiera salido en debilidad al principio, pero el Dios del cielo vive". - Review & Herald, 16 de Abril de 1901 (Véase también Testimonios para la Iglesia, Volumen 7, página 27).

  Hermano(a) mío, si usted escoge tener parte en esta grandiosa obra, el acto de coronación en la redención del mundo, ahora es cuando usted debe alistarse rápidamente. No deje que los cuidados de esta vida le robe la corona de la vida eterna. No ofrezca ninguna excusa para hacer el cambio; estar del lado de aquellos que dirán: "He comprado una hacienda, y necesita ir a verla; te ruego que me excuses. Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos, te ruego que me excuses. Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir" Lucas 14:18-20. "Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre" 1ª Juan 2:16-17.

  Por lo tanto, mientras está empeñado en vuestra presente ocupación, vaya a la viña del Señor, y así sus intereses crecerán, deje sus intereses privados disminuyan hasta encontrarse usted mismo completamente divorciado de ellos y casado con el Señor.

  "El tiempo", dice el Espíritu de Profecía, "es corto y nuestras fuerzas deben organizarse para hacer una obra más amplia. Necesitamos obreros que comprendan la inmensidad de la tarea y que están dispuestos a cumplirla, no por el salario que reciban, sino porque se dan cuenta que el fin está cerca. El tiempo exige más capacidad y una consagración más profunda. Estoy tan compenetrada de este pensamiento que clamo a Dios: 'Levanta y envía mensajeros que tengan conciencia de su responsabilidad, mensajeros en quienes la idolatría del yo, fuente de todo pecado, sea crucificada'". - Testimonios para la Iglesia, Volumen 9, página 23.

  Pero como la cosecha es grande, y los obreros son pocos, el cielo nos impela a "ejecutar su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud" (Romanos 9:28). Y así, el mismo Señor--Tomará Cargo del Rebaño.

  "Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia. Y te desposaré conmigo en fidelidad, y conocerás a Jehová". Oseas 2:19-20.

  "Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre. Como Jerusalén tiene montes alrededor de ella, así Jehová está alrededor de su pueblo". Salmos 125:1-2.

  "En aquel tiempo responderé, dice Jehová, yo responderé a los cielos, y ellos responderán a la tierra" Oseas 2:21.

Mientras la frase "yo responderé a los cielos", demuestra que él está en la tierra, la frase "ellos responderán a la tierra" demuestra que "por medio de los ángeles,las comunicaciones entre el cielo y la tierra se mantendrán constantes". Testimonios para la Iglesia, Volumen 9, página 15.

  "Dios empleará formas y medios que nos permitirán ver que él está tomando las riendas en sus propias manos. Los obreros se sorprenderán por los medios sencillos que utilizará para realizar y perfeccionar su obra en justicia" - Testimonios para los Ministros, página 300. Y entonces Dios "él mismo se hará cargo del rebaño" - Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 75 (Véase también nuestro Tratado Nº 1).

Habiendo tomado cargo de los primogénitos, los primeros frutos de la cosecha, él los usará para reunir--Los Segundos Frutos.

  "Y la tierra responderá al trigo, al vino y al aceite, y ellos responderán a Jezreel". Oseas 2:22.

La primera cláusula hace claro que cuando el Señor mismo tome completo control de su rebaño, una gran cosecha de almas será reunida, porque la tierra responderá al trigo y al vino y al aceite - el alimento espiritual, el mensaje. Y ellos (sus hermanos en la iglesia y en el mundo) responderán a "Jezreel" - los mensajeros.

  "Y la sembraré para mí en la tierra, y tendré misericordia de Lo-ruhama; y diré a Lo-ammi: Tú eres pueblo mío, y él dirá: Dios mío". Oseas 2:23.

  La promesa "y la sembraré (multiplicaré) para mí en la tierra", procedimiento sustancioso de que debe haber una reunión de almas después de la purificación de la iglesia. He aquí el mensaje de Jezreel cumple todo esto antes del fin del tiempo de gracia - para el mundo.

  Esta evidencia sobre evidencia hace claro que después que los 144.000 son sellados y son separados de entre los malvados en la iglesia, Dios "enviará … de entre las naciones", donde "publicarán" Su "gloria entre los Gentiles. Y traerán todos sus hermanos de entre todas las naciones por ofrenda en justicia … en vasos limpios a la casa del Señor". Isaías 66:19, 20.

  La alegórica familia de Oseas demuestra en el futuro, que en el tiempo del mensaje de Jezreel, todo el mundo contemplará la glorificada relación de--El Padre, la Madre y los Hijos.

  La mujer de Oseas siendo representante de la esposa de Dios (Oseas 2:2), el mismo Oseas es un representante del Señor. Y ya que su esposa es su iglesia, ella y sus hijos son una representación de su iglesia-familia - ministros y laicos. Ella representa a los ministros porque ellos traen a los conversos, a los hijos que forman los laicos. A Jezreel, el primogénito de Oseas en la visión, se le da el mandato:

   "Decid a vuestros hermanos: Ammi; y a vuestras hermanas: Ruhama. Contended con vuestra madre, contended; porque ella no es mi mujer, ni yo su marido; aparte, pues, sus fornicaciones de su rostro, y sus adulterios de entre sus pechos". Oseas 2:1-2.

  Desde aquí vemos que Jezreel, al que se dirige, es símbolo de un profeta, quien manda a sus "hermanos, Ammi" y sus "hermanas, Ruhama", de ir a su "madre" y pleitear con ella para que se reforme. Los nombres, Ruhama y Ammi, representan a un hermano y una hermana (singular), pero se le comisionando a Jezreel a hablarles, el Señor los designa en plural - "hermanos" y "hermanas", abarcando a toda la membresía de la iglesia.

  Obviamente, por lo tanto, Dios ordenó que uno de los laicos, Jezreel, su agente escogido, fuese el heraldo del mensaje a Ammi y a Ruhama, sus "hermanos" y "hermanas", quienes en su turno han de pleitear con su "madre", el ministerio. El Señor claramente ha hecho saber este proceso porque él sabía que la mayoría siempre ha estado propensa a apoyarse en sus ministros en la revelación de la verdad, y porque olvidaron el hecho trágico que en la "obra final" para la iglesia en cada época, el ministerio impidió que el rebaño aceptara la Verdad avanzada, en lugar de guiarlos a ella.

  Verdaderamente "no basta tener buenas intenciones … tampoco hacer lo que se cree justo o lo que los ministros dicen serlo. La salvación de nuestra alma está en juego y debemos escudriñar por nuestra cuenta las Santas

  Escrituras. Por arraigadas que sean las convicciones de un hombre, por muy seguro que esté de que el pastor sabe lo que es verdad, nada de esto debe servirle de fundamento".

  "Los miembros más humildes y piadosos de las iglesias eran generalmente los primeros en aceptar el mensaje".

  "Esta verdad ha sido demostrada repetidas veces en la historia de la iglesia … fueron tantos los profesos discípulos de Cristo que se negaron a recibir la luz del cielo, y, como los judíos de antaño, no conocieron el tiempo de su visitación. A causa de su orgullo e incredulidad, el Señor los dejó a un lado y reveló su verdad a los que, cual los pastores de Belén y los magos de oriente, prestaron atención a toda la luz que habían recibido". - El Conflicto de los Siglos, páginas 696, 422, 362.

  Con la abundancia de las ya dadas evidencias que están aquí disponibles para todos, nadie necesita quedarse en ignorancia de la fuente por la cual el mismo Señor revela, si cada uno--Investiga Personalmente.

  Gráficamente el Señor otra vez ha hecho saber cual es el peligro de hacer de la "carne su brazo derecho" - en confiar en alguien la responsabilidad personal de la investigar "un mensaje que viene en el nombre del Señor". Cada uno debe probar por sí mismo "todas las cosas" y retener "todo lo bueno", como todo verdadero hijo de Dios ha hecho siempre. Aquellos que no se toman el tiempo ni la molestia para hacer esto, no son honestos con ellos mismos ni con Dios, y su interés en el reino de los cielos no es tal como se ha demostrado en la parábola del hombre mercader, quien buscó la salvación buscando la "perla de gran precio" o "tesoro escondido" Mateo 13:44, 45. Y aquellos que no pueden discernir por sí mismos la diferencia entre la verdad y el error, están representados por las "cinco vírgenes insensatas" Mateo 25:2.

  Pero todavía hay otra clase que, por su orgullo de opinión y por temor de venir a la luz para que puedan ser expuestos sus errores a la vista, rehusan descargar su responsabilidad individual, y consecuentemente quedan en las tinieblas. Todavía otros se detienen en tomar abiertamente su posición del lado de aquellos que abogan claramente por la verdad impopular, a causa de la inconveniencia, reproche y persecución que siguen al ser echados de la sinagoga.

  Así que los pecados de prejuicio, orgullo, codicia y cobardía obran como un cáncer en el corazón, acechando bajo la superficie solamente para robar a muchos de la gloria eterna.

"… embriagaos, y no de vino; tambalead, y no de sidra. Porque Jehová derramó sobre vosotros espíritu de sueño, y cerró los ojos de vuestros profetas, y puso velo sobre las cabezas de vuestros videntes. Y os será toda visión (los profetas) como palabras de libro sellado, el cual si dieren al que sabe leer,y le dijeren: Lee ahora esto; él dirá: No puedo, porque está sellado (no es esencial para la salvación, etc.). Y si se diere el libro al que no sabe leer, diciéndole: Lee ahora esto; él dirá: No sé leer debo ver a fulano acerca de esto).

  "Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado; por tanto, he aquí que nuevamente excitaré yo la admiración de este pueblo con un prodigio grande y espantoso; porque perecerá la sabiduría de sus sabios, y se desvanecerá la inteligencia de sus entendidos". Isaías 29:9-14.

De esta declaración de denuncia que Dios ha traído en contra de aquellos que profesan ser suyos, vemos que su ignorancia es el resultado de su--Rechazo de los Profetas.

  Cada generación sucesiva de los judíos rechazó a los profetas vivos, al mismo tiempo daban reconocimiento y honor a los precedentes profetas que eran muertos, por así decir, por los padres. Así Jesús los reprendió, diciendo: "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas" Mateo 23:29, 30.

  Muchos de los cristianos en este tiempo presente, por despreciar el don de profecía en la era cristiana, y por aplicarla a las escrituras del Antiguo al antiguo pueblo de Dios solamente, ¡han rechazado a todos los profetas! La denominación Adventista del Séptimo Día, sin embargo, por un largo período ha profesado creer en el Espíritu de Profecía, particularmente este mensaje especial que en la última parte del último siglo, hace claro que el ángel de Apocalipsis 18:1, que ha de iluminar la tierra con su gloria, esta todavía en el futuro (Primeros Escritos, página 277), y que el mensaje del profeta Elías ha de venir (Testimonios para los Ministros, página 475). En su actitud Laodicense, sin embargo, de que ella es "rica y se ha enriquecido" y "de ninguna cosa tiene necesidad", ni de la verdad, ni de profetas, ella manifiesta el espíritu que condujo a los líderes judíos a matar a los mensajeros de Dios, y que ha causado a casi toda la cristiandad a poner a un lado a los profetas, así enseñando que ellos cesaron con la predicación de Juan el Bautista.

  Así acortando la visión del hombre, el enemigo determinadamente está preparando el camino para que la iglesia rechace la lluvia tardía, y que jamás reciba la promesa del último Pentecostés:

  "Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os 

ha dado lluvia temprana y tardía como al principio del mes… Y después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días". Joel 2:23, 28-29 (Véase nuestro Tratado Nº 2, páginas 58-59). Todos los que se roban así mismos esta bendición, sellarán su ruina para siempre en el --Valle de Jezreel.

   "Y le dijo Jehová: Ponle por nombre Jezreel; porque de aquí a poco yo castigaré a la casa de Jehú por causa de la sangre de Jezreel, y haré cesar el reino de la casa de Israel". Oseas 1:4.

  Como Jezreel tipifica a los profetas quienes han sido muertos, así como también a aquellos que hoy están siendo "muertos" (rechazados) por todos los que desprecian el don de profecía (1ª Tesalonicenses 5:20), el valle de Jezreel, por lo tanto, es típico también.

  Así que, como Jezreel representa a los profetas, y como el "valle de Acor" (Oseas 2:15) representa la destrucción de los culpables del pecado de Acán, entonces el "valle de Jezreel", el lugar donde Jehú destruyó a los que rechazaron a los profetas, (Oseas 1:5) esta debe ser la destrucción permanente de aquellos que hoy rechazan el Espíritu de Profecía. Aquellos que así se descalifican y se eliminan de ser los 

siervos del Señor en su obra final, han de ser reemplazados por --El Movimiento Laico.

   "Decid [Jezreel] a vuestros hermanos: Ammi; y a vuestras hermanas: Ruhama. Contended con vuestra madre, contended …". Oseas 2:1-2.

Aquí está demostrado el movimiento laico, hombres y mujeres que han de levantarse y proclamar el mensaje de reforma a la iglesia, su madre. Ellos han de pleitear:

   "Aparta, pues, (tus) fornicaciones de (tu) rostro, y (tus) adulterios de entre (tus) pechos; no sea que (el Padre) (te) desnude, y (te) ponga como el día en (que habías) nacido, y (te) haga como un desierto, (te) deje como tierra seca, y (te) mate de sed". Oseas 2:2-3.

  A través de esta profecía personificada, vemos que el Señor no está llamando ahora a una "nueva" denominación, aunque el ministerio continúa tomándose el derecho de la membresía de los adherentes de este mensaje de reforma. Consecuentemente, por su plan exitoso de liberación completa de la hermandad de iglesias, nuestra unión de obreros, como un movimiento dentro de otro movimiento, ha sido forzada sobre nosotros. En breve, tenemos que limitar nuestro mensaje estrictamente a la antigua organización, como hicieron los apóstoles con su mensaje. Por sus primeros tres años y medio después de la resurrección, ellos fueron comisionados a poner todo su esfuerzo en favor de la organización de sus padres únicamente, el último en el período del Antiguo Testamento; de igual manera, los Davidianos son comisionados a poner todos sus esfuerzos en favor de sus padres, la organización Laodicense, la última en el período del Nuevo Testamento.

  Permitamos confiadamente, entonces, trabajar unidos hasta el fin como un ejército con banderas y proclamar las buenas nuevas en Sion. Entonces lo único que se puede decir de nosotros: "¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!". Isaías 52:7.

  Hermano, hermana, si usted desea ser parte de esta obra tan gloriosa, no se tarde más en levantar su voz para ayudar a amonestar a la "madre" de lo que el Padre está por hacer con sus--Hijos Ilegales -"La Cizaña".

  A la iglesia se le acusa del terrible pecado de fornicación -entremezclarse con el mundo, - trayendo así a los "hijos de fornicación" (Oseas 2:4), conversos no concebidos por el "Espíritu de Verdad", sino por el espíritu del mundo.

  Estos no han abandonado el deseo del corazón natural y de los impulsos de la "mente carnal", "los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida", - todo de lo cual "no provienen del Padre sino del mundo". 1ª Juan 2:16. -

  Cuando a estos hijos ilegales se les da el testimonio directo, que los obligaría a abandonar al mundo y aceptar toda la verdad, rápidamente revelan ellos mismos que no son de la descendencia de Dios. Permita que la reforma pro-salud y la reforma de la vestimenta y una completa aceptación del Espíritu de Profecía, con cualquier mención de los placeres mundanos o pecados de moralidad, sea urgido sobre ellos, y los miles de los así llamados buenos cristianos con una irreprensible posición en la iglesia, abandonarán su membresía.

  Que esta prueba sea aplicada, y el honesto, en quien puede haber alguna duda acerca de los resultados, lo obtendrá pronto y completamente lo disiparán, por una vez y para siempre (Véase Primeros Escritos, página 270). La iglesia, bien informada de este hecho y temerosa de que pueda perder un beneficio egoísta, los diezmos y las ofrendas, si ella falla en adquirir una membresía grande, virtualmente está diciendo: "Iré tras mis amantes, que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida", dice el Señor, "yo le daba el trigo, el vino y el aceite, y que le multipliqué la plata y el oro que ofrecían a Baal". Oseas   2:5, 8.

  "Únicamente cuando la iglesia sea pura, de miembros no egoístas, podrá ella cumplir el deseo de Dios. Una obra demasiado apresurada se ha hecho para añadir nombre en la membresía de la iglesia. Serios defectos son demostrados en los caracteres de algunos que se unen a la iglesia. Aquellos quienes admiten dicen esto: Primeramente los llevaremos a la iglesia y después los reformaremos. ¡Pero esto es un error! La obra principal que se debería hacer es la obra de la reforma. Ora con ellos, habla con ellos, pero no se les permita unirse con el pueblo de Dios en relación con la iglesia hasta que hayan dado evidencias de que el Espíritu de Dios está trabajando en sus corazones". - Review & Herald, 21 de mayo de 1901, Volumen 78, Nº 21.

  "Así el clamor de paz y seguridad es dado por hombres que no volverán a elevar la voz como trompeta para mostrar al pueblo de Dios sus transgresiones y a la casa de Jacob sus pecados. Estos perros mudos que no querían ladrar, son los que sienten la justa venganza de un Dios ofendido". - Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 196.

  "Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado". (Isaías 56:11), el rebaño que él les encargó.

Porque en su ceguera, los pastores avaros han permitido que el enemigo mezcle sus "ovejas" en la buena manada, el Señor ahora, en su último esfuerzo de rescatar, comisiona a--Los Laicos a que Despierten el Ministerio.

 

  En un esfuerzo para salvar a nuestros hermanos de la inminente venganza de Dios, el "día -vgrande y terrible del Señor" (Malaquías 4:5). Dejemos que cada creyente responda al llamado de Dios, y unir su voz con el grito: "Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion (removiendo los impíos de entre vosotros); vístete tu ropa hermosa (la justicia de Cristo), oh Jerusalén, ciudad santa; porque (después que hayas hecho esto) nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo". Isaías 52:1.

  "En aquel tiempo los sordos oirán las palabras del libro, y los ojos de los ciegos verán en medio de la oscuridad y de las tinieblas. Entonces los humildes crecerán en alegría en Jehová, y aun los más pobres de los hombres se gozarán en el Santo de Israel. Porque el violento será acabado, y el escarnecedor será consumido; serán destruidos todos los que se desvelan para hacer iniquidad, los que hacen pecar al hombre en palabra; los que arman lazo al que reprendía en la puerta, y pervierten la causa del justo con vanidad". Isaías 29:18-21.

  Nunca más te reclines, hermano, hermana: "Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti". Isaías 60:1. "He aquí sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz. Celebra, oh Judá, tus fiestas (la verdad del santuario), cumple tus votos; porque nunca más volverá a pasar por ti el malvado; pereció del todo". Nahum 1:15.

  "Por amor de Sion", dice el Señor, "no callaré, y por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación se encienda como una antorcha. Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará.

  "Y serás corona de gloria en la mano de Jehová, y diadema de reino en la mano del Dios tuyo. Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Desolada; sino que serás llamada Hefzi-bá, y tu tierra, Beula; porque el amor de Jehová estará en ti, y tu tierra será desposada".

  "Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, ni le deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra". Isaías 62:1-4, 6-7.

  El mensaje de esta hora "dándose a conocer", estos atalayas totalmente despiertos (Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 75). Y "el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como Dios, como el ángel de Jehová delante de ellos (delante de la gran multitud de entre todas las naciones). "Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella". Zacarías 12:8.

  "En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia". "Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán". Zacarías 13:1; Daniel 12:10.

  "Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos". Malaquías 3:4

  "Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos". Malaquías 3:11-12.

Que vuestra respuesta al llamado al servicio conmueva al corazón y sea inteligentemente informado y animado, evidentemente, usted deseará saber con ansiedad--¿Dónde está el Alfolí de Dios?

  

   La iglesia judía, en la que reposó la verdad hasta el tiempo de Cristo, debería haber sido para siempre "el alfolí", y los sacerdotes también para siempre ser sus administradores. Pero cuando ellos rechazaron a Cristo, ellos forzaron a Dios a transferir su "alfolí" al pequeño grupo que aceptó el mensaje adicional para ese tiempo. Los incrédulos, de ese modo, inconscientemente perdieron la administración. Sus seguidores, quienes pagaban sus diezmos a ellos, desde entonces fueron desviando el dinero del Señor de su tesorería a sus enemigos, quienes perseguían a su pueblo. Pero aquellos que fueron el verdadero pueblo de Dios, siguieron al "Cordero por dondequiera que va", y "porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles". Hechos 4:34, 35.

  Para beneficio de aquellos que puedan pensar que el diezmo es usado para la predicación del evangelio a los paganos únicamente, llamamos su atención a la siguiente instrucción: "A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis … sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel". Mateo 10:5, 6. Por lo tanto ellos recibieron los diezmos y las ofrendas, y todo fue llevado a sus pies antes que el mensaje fuera extendido a los Gentiles.

 

  Más tarde, Dios nuevamente transfirió su alfolí, confiando sus bienes a los reformadores, quienes fueron incitados por el espíritu de la pisoteada verdad. Evidentemente, sus nuevos y fieles administradores fueron señalados para cuidar el "candelero", la iglesia, desde entonces en adelante. El tercer capítulo de Malaquías, como previamente hemos visto, es directamente aplicable a la purificación de la iglesia (véanse las páginas 33 y 34). El mandato es: "traed todos los diezmos al alfolí" siendo mostrado en este capítulo en particular de la Biblia, demuestra que más allá de la posibilidad de que Dios confíe su "alfolí" a los mensajeros de la verdad especial para este tiempo. Y como este mensaje es de gran importancia para la iglesia de hoy como lo fue Cristo para la iglesia judía, nosotros estamos igualmente sujetos a sus mandamientos: "Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos (paganos)" Marcos 7:27. Por lo tanto, mis hermanos y hermanas, den oído a la Palabra de Dios, y estrictamente cumpla con su mandato, a no ser que con los obreros de iniquidad caigan bajo "las armas de matanza" en el cumplimiento horrible de la visión de Ezequiel.

Aquellos que vivieron en el período del viejo mensaje, el juicio de los muertos, estuvieron bajo la obligación de soportarlo, pero ahora que estamos entrando en el período del nuevo mensaje, el juicio de los vivos, tenemos el deber de soportarlo. No hay más necesidad o justificación de nuestra parte para soportar el viejo mensaje por sí mismo, apartado del nuevo. No más como la predicación de Noé, del diluvio, divorciado del futuro significado que deriva de este.

 

 … Dios no quiere que ningún hombre piense que no hay otro mensaje que ha de ser escuchadosino aquel que se le ha de dar. Queremos el antiguo y el nuevo mensaje", dice el Espíritu de Profecía. - Review & Herald, 18 de Marzo de 1890.

  Hermano, hermana, a menos que ustedes oigan a este solemne llamado ¿Cómo salvarán vuestras propias almas, y cómo éste mensaje alcanzará a nuestros hermanos en la iglesia, y se transforme en el Fuerte Clamor del mensaje del Tercer Ángel, y pregonar el juicio de los vivos? ¿Tomarás vuestro propio pan para alimentar a los Gentiles, y así hacer que caigan ambos en el "valle de Acor"?.

  Las instrucciones en La Vara del Pastor, Volumen 1, página 251: "Pague honestamente diezmo y ofrenda a su iglesia, y sienta como que 'ESTA ES' la casa de su Padre", esto llegó al final del año 1930, delante de los hermanos líderes, que como denominación, han rechazado el mensaje del sellamiento. Claramente, entonces, La Vara del Pastor fielmente se ha descargado su deber en rehusar aceptar algún diezmo u ofrenda hasta después que los libros se hubiesen esparcido por toda la denominación, y después que los hermanos empezaron amargamente ha oponerse al mensaje. Aunque ahora, después que la oposición ya no es más pasiva, sino intensamente activa, y la proclamación del mensaje es supremamente urgente, la única dirección abierta es aparente. Le tomará un ejército de obreros, incluyendo los diezmos y las ofrendas, para alcanzar al pueblo.

 

 Consecuentemente, como nuestros hermanos líderes por descuido se han mostrado indignos administradores del "alfolí" de Dios para el tiempo del "Fuerte Clamor del mensaje del tercer ángel", él ha transferido el "candelero" y también está haciendo el llamado para que los diezmos y las ofrendas sean transferidos a "su alfolí" de la Verdad Presente.

Cuando este gran ejército de laicos termina esta obra en la iglesia, cuando escapan de la matanza, entonces el Señor los enviará como él dice: "a las naciones … que no oyeron de mí, ni vieron mi gloria; y publicarán mi gloria entre las naciones. Y traerán a todos vuestros hermanos de entre todas las naciones, por ofrenda a Jehová … en utensilios limpios a la casa de Jehová". Isaías 66:19, 20.

Por lo tanto, sigue, que a menos que la denominación entera le esté robando, el Señor no declararía: "vosotros, la nación toda, me habéis robado". (Malaquías 3:9). Pues la mayoría de la membresía esta devolviendo sus diezmos y las ofrendas, la denunciante prueba que los están llevando a la tesorería equivocada. ¿Y cuándo puede ser esto verdad salvo en el tiempo presente, cuando la denominación está peleando contra Dios y su mensaje con su propio dinero - el diezmo? Así es que "toda la nación" está robando a Dios. "Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel? Ezequiel 33:11.

 "Satanás trata continuamente de atraer la atención hacia los hombres en lugar de atraerla hacia Dios.

  Hace que el pueblo considere como sus guías a los obispos, pastores y profesores de teología, en vez de estudiar las Escrituras para saber por sí mismo cuáles son sus deberes. Dirigiendo luego la inteligencia de esos mismos guías, puede entonces también encaminar las multitudes a su voluntad.

  "Cuando Cristo vino a predicar palabras de vida, el vulgo le oía con gozo y muchos, hasta de entre los sacerdotes y gobernantes, creyeron en él. Pero los principales de los sacerdotes y los jefes de la nación estaban resueltos a condenar y rechazar sus enseñanzas. A pesar de salir frustrados todos sus esfuerzos para encontrar en él motivos de acusación, a pesar de que no podían dejar de sentir la influencia del poder y sabiduría divinos que acompañaban sus palabras, se encastillaron en sus prejuicios y repudiaron la evidencia más clara del carácter mesiánico de Jesús, para no verse obligados a hacerse sus discípulos. Estos opositores de Jesús eran hombre a quienes el pueblo había aprendido desde la infancia a reverenciar y ante cuya autoridad estaban acostumbrados a someterse implícitamente. '¿Cómo es posible - se preguntaban -, que nuestros gobernantes y nuestros sabios escribas no crean en Jesús? ¿Sería posible que hombres tan piadosos no le aceptaran como si fuese el Cristo?' Y fue la influencia de estos maestros la que indujo a la nación judía a rechazar a su Redentor …

 

 "A pesar de estar la Biblia llena de amonestaciones contra los falsos maestros, muchos encomiendan al clero el cuidado de sus almas. Hay actualmente millares de personas que profesan ser religiosas y que no pueden dar, acerca de los puntos de su fe, otra razón que el hecho de que así les enseñaron sus directores espirituales. No se fijan en las enseñanzas del Salvador y creen, en cambio, ciegamente algo que los ministros dicen. ¿Pero son acaso infalibles estos ministros? ¿Cómo podemos confiar nuestras almas a su dirección, mientras no sepamos por la Palabra de Dios que ellos poseen la verdad?

"Muchos son los que, faltos de valor moral para apartarse del sendero trillado del mundo, siguen los pasos de los doctos, y debido a su aversión para investigar por sí mismos, se están enredando más y más en las cadenas del error.

"Ven que la verdad para el tiempo presente está claramente expuesta en la Biblia y sienten que el poder del Espíritu Santo confirma su proclamación, y sin embargo consienten que la oposición del clero los aleje de la luz. Por muy convencidas que estén la razón y la conciencia, estos pobres ilusos no se atreven a pensar de otro modo que como los ministros, y sacrifican su juicio individual y sus intereses eternos al descreimiento, orgullo y prejuicios a otra persona…

"La verdad y la gloria de Dios son inseparables, y nos es imposible honrar a Dios con opiniones erróneas cuando tenemos la Biblia a nuestro alcance. Muchos sostienen que

no importa lo que uno cree, siempre que su conducta sea buena. Pero la vida es modelada por la fe. Si teniendo la luz y la verdad a nuestro alcance, no procuramos conocerla, de hecho la rechazamos y preferimos las tinieblas a la luz". El Conflicto de los Siglos, páginas 653-655.

 

 

 

Anterior
3TRDS
La Cosecha Parabólica Ceremonial (Suplemento)
siguiente
5TRD
La Advertencia Final