Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

El tiempo del "Tiempo de Angustia" y la recompensa de la fe en Dios

La Única Paz de Mente

MEDITACIÓN PARA LA ORACIÓN DE APERTURA

Enseñar Sólo Verdades Positivas

  Leeré de Palabras de Vida del Gran Maestro, página 24, comenzando con el tercer párrafo.

  “Pero el que enseña verdades sagradas puede impartir únicamente aquello que él mismo conoce por experiencia. ‘El sembrador salió a sembrar su semilla’. Cristo enseñó la verdad porque él era la verdad … Tal debe ocurrir con sus siervos: aquellos que quieren enseñar la Palabra han de hacer de ella algo propio mediante una experiencia personal … Al presentar a los demás la Palabra de Dios, no han de hacerla aparecer como algo supuesto o un ‘tal vez’. Deben declarar con el apóstol Pedro: ‘No os hemos dado a conocer... fábulas por arte compuestas; sino como habiendo con nuestros propios ojos visto su majestad’. Todo ministro de Cristo y todo maestro deben poder decir con el amado Juan: ‘Porque la vida fue manifestada, y vimos, y testificamos, y os anunciamos aquella vida eterna, la cual estaba con el Padre, y nos ha aparecido’”.

  ¿Cómo están enseñando la Verdad los siervos de Dios? Ellos han de enseñar la verdad positiva, no algo supuesto o un tal vez, sino con certeza. Si ellos no hablan la verdad positiva, entonces ¿Qué bien puede resultar? Los apóstoles no predicaban la ascensión y resurrección de Cristo como una teoría, sino como verdad positiva. Si nuestra enseñanza consiste de suposiciones o tal vez entonces sólo estaremos gastando nuestro tiempo, nuestras energías, y el tiempo de quienes nos escuchen. A nadie beneficiará, y afectará todo. Debemos orar hoy por la habilidad para enseñar verdad positiva únicamente, sólo la que nosotros conocemos por experiencia y autoridad.

EL TIEMPO DEL “TIEMPO DE ANGUSTIA” Y LA RECOMPENSA DE LA FE EN DIOS 

 

TEXTO DE LA ALOCUCIÓN POR V. T. HOUTEFF
MINISTRO DE LOS DAVIDIANOS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA
EL SÁBADO, 20 DE SEPTIEMBRE DE 1947
CAPILLA DEL MONTE CARMELO
WACO, TEXAS

  Nuestro tema para esta tarde se encuentra en Daniel, capítulos 11 y 12. El capítulo 12 contiene el “tiempo de angustia”, pero el tiempo del “tiempo de angustia” se encuentra en el capítulo once de Daniel. El capítulo doce es, por supuesto, una continuación del capítulo once. Comenzaremos nuestro estudio    con –

  Daniel 12:4 – “Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará”.

  A Daniel se le dijo que cerrara y sellara el libro hasta el tiempo del fin. El libro, por lo tanto no era para el entendimiento del pueblo antes del tiempo del fin. Entonces cuando el libro se abre y es entendido nosotros podemos saber que el tiempo del fin ha llegado.

  Además de ésta señal, hay la señal de que los hombres andarían de acá para allá, y un incremento en la ciencia. El mundo completo sabe que a través de los años de la historia, anterior a nuestro tiempo, el caballo era el medio más veloz de comunicación y transportación del hombre, y este método continuó a través de los siglos. No obstante el ángel le informó a Daniel que en el tiempo del fin habría un cambio decidido, que los hombres entonces andarían de acá para allá. Y tocante al tiempo del fin, de acuerdo a la profecía de Nahum, la Inspiración declara: “Los carros se precipitarán a las plazas, discurrirán por las calles, su aspecto como antorchas encendidas, correrán como relámpagos”. Nahum  2:4

  Ahora que la ciencia ha sido incrementada desde el último siglo, o aún antes, y ahora que las máquinas de vapor, aceite y electricidad han revolucionado al mundo, y han hecho posible que los hombres corran de acá para allá con velocidad imprecedente, el tema está tan claro como el cristal que nosotros estamos viviendo ahora en el tiempo del fin. No puede haber duda acerca de esto. Esta es verdad positiva, verdad que usted no puede contradecir y creer aún la Biblia y la historia.

  Para encontrar el comienzo del tiempo del fin, debemos leer-

  Daniel 11:40 – “Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará”.

  No en, sino hasta el tiempo del fin cuando el rey del sur acorneará al rey del norte. Esta guerra profética, por lo tanto, marca el comienzo del tiempo del fin. Para encontrar el tiempo del conflicto entre los dos reyes necesitamos leer –

  Daniel 11:41-43 – “Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; mas éstas escaparán de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón. Extenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de Egipto. Y se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas de Egipto; y los de Libia y de Etiopía le seguirán”.

  Note cuidadosamente que a la caída del rey del sur, el rey del norte se expande y derriba muchas provincias; y entra a la tierra deseable (Palestina), pero Edom, Moab, y los hijos de Amon escaparán de su mano. Y recuerde que esta obra de conquista había de comenzar al tiempo del fin. De aquí que, en el tiempo del fin el rey del sur cae, mientras el rey del norte se expande. Y puesto que el conflicto empieza al tiempo del fin, la derrota del uno y la victoria del otro son completadas durante el tiempo del fin.

  Enseguida, para aprender cuando comenzaron los años del tiempo del fin, y quienes son el rey del sur y el rey del norte, todo lo que usted necesita saber es cuando comenzó tal disputa, y quien cedió en el tiempo del fin a Egipto y Palestina a un poder enemigo, qué poder como resultado se ha retrocedido durante el tiempo del fin, y qué poder se ha expandido. Hay sólo una respuesta, y esa es: mientras el Imperio Otomano ha estado retrocediendo desde 1669 d.C., el Imperio Británico se ha estado expandiendo, y éste gobierna hoy Egipto y Palestina. De aquí que, hoy Turquía es el rey del sur, y Gran Bretaña, el rey del norte; y de acuerdo a este conflicto profético, el tiempo del fin empezó al comienzo del siglo dieciocho.

  Aquí hay un mapa que demuestra el alzamiento y declinación del imperio Otomano (Turquía). Mírelo, estúdielo. Y en la página opuesta esta la expansión del imperio Inglés durante el mismo periodo de tiempo.

 

 

 

 *Chart

 

(Adaptado de: El Milagro de Inglaterra, por Andre Maurois, Publicadores Harper y Hermanos).

  Esto, vemos, es verdad positiva, no conjetura, no teoría, ni una idea forzada.

  Enseguida note que Edom y Moab escapan de su mano. Si, el rey del norte los perderá.

  Como la segunda guerra mundial, de cualquier modo, ha traído los primeros reveses a Gran Bretaña, y como la vemos aquí en profecía, también su parte en la segunda Guerra Mundial debe encontrarse en Daniel 11. Entonces estudiemos los versículos restantes del capítulo.

  Daniel 11:44 – “Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizarán, y saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos”.

  En el tiempo del fin, después de haber inundado las provincias previamente mencionadas, el rey del norte se ve nuevamente en el conflicto, pero no con el rey del sur. El es arrastrado a este último conflicto por lo que le es reportado del este y del norte. Ahora que la segunda Guerra Mundial se desarrolló de las direcciones especificadas por la Inspiración, – Alemania en el norte, y Japón en el este, además Rusia en el extremo norte, – los hechos tan frescos en nuestras mentes son confinados a remover toda duda pero es la segunda Guerra Mundial de la que se habla aquí en la profecía. Y no olvidemos que la segunda Guerra Mundial actualmente no ha terminado, que aún está por terminar. Yo digo, ante estos hechos conocidos por todo el mundo, es difícil para negar lo que aquí se trae a la luz.

  Daniel 11:45 – “Y plantará las tiendas de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo; mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude”.

  Ahora que la estructura económica de Gran Bretaña está en grave peligro de derrumbarse, y como su imperio está pronto a desmoronarse, tememos que el cumplimiento del versículo 45 está tal vez más cerca de lo que uno pueda darse cuenta. Si solamente los que encabezan el imperio, y también las cabezas de nuestra propia nación supieran y entendieran la profecía, creemos que Gran Bretaña saldría victoriosamente como lo hizo la antigua Nínive después del gran episodio de Jonás.

  Todos sabemos que Gran Bretaña ha sido ayudada por los Estados Unidos de América más de una vez. Pero si entendemos correctamente este versículo, los eventos son sólo una continuación de los que se encuentran en el versículo 44, el rey seguramente vendrá a su fin y nadie le ayudará. Esto se puede transparentar antes que la segunda Guerra Mundial halla terminado completamente, y aún no puede. Tomamos esto del hecho que el evento del versículo 44 está en conexión con el evento del versículo 45. Parece que la Inspiración no permite tiempo entre los versículos 44 y 45. No sabemos las vueltas que tomará la guerra, pero sabemos que las profecías de la Biblia nunca fallan.

  Y de plantar sus tiendas en el monte deseable, no está muy claro, porque al plantar sus tiendas de su lugar antes que venga a su fin no necesariamente significa mover su trono allí. Puede ser tomado significa tener una rama de su palacio allí. Si él ha de plantar sus tiendas allí mientras Miguel se levanta, aunque, entonces la única localidad aparte de la Tierra Deseable que sabemos nosotros, es en el Monte Sinaí entre el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo.

  Del estudio del capítulo once de Daniel, hemos aprendido varias verdades positivas: 1. Que el tiempo del fin comenzó en el siglo dieciocho; 2. Que el rey del sur es el imperio Otomano; 3. Que el rey del norte al tiempo presente es Gran Bretaña en particular; 4. Que la segunda Guerra Mundial es la guerra de Daniel once.

  Ahora que la profecía del capítulo once de Daniel continúa hasta el doce, leeremos el versículo uno.

  Daniel 12:1 – “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro”.

  En ese tiempo (eso es, al tiempo que el rey del norte viene a su fin y nadie le ayuda) se levantará Miguel; y al mismo tiempo habrá angustia cual nunca fue hasta ese mismísimo tiempo. Sólo el pueblo de Dios, quienes tengan sus nombres escritos en el libro, serán libertados. Nadie más.

  Este estudio nos ha guiado paso a paso hasta nuestros días. A través de este estudio vemos que el tiempo de angustia está sólo a un paso en el futuro, que el único evento por ser aún cumplido antes que comience la angustia es que el rey del norte venga a su fin. Luego sigue la recompensa de los fieles.

  Hermano, Hermana a qué solemne tiempo hemos venido. ¿Se da cuenta que si usted no hace un esfuerzo ahora para poner su nombre en el libro, puede ser muy tarde para siempre? ¿Y no es mejor tener su nombre allí aunque la angustia estuviera a cien años en el futuro? Ahora es el tiempo de actuar. Ahora es el día que la salvación ha llegado a usted. Hoy la Inspiración le implora; si oye hoy su voz no endurezca su corazón. Solo los que prestan atención a la revelación de la Palabra de Dios encontrarán liberación y paz, – nadie mas lo hará.

 

  Daniel 12:2 – “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”.

  Aquí se nos dice que en el tiempo de angustia éstos se levantan, algunos para vivir para siempre y otros para morir otra vez.

  ¿Se da cuenta usted ahora que no solamente el tiempo de angustia está a la puerta, sino también esta resurrección especial? ¿En realidad mira eso en el tiempo de angustia, mientras los santos vivientes están siendo libertados estos muertos quienes se levantan “para vida eterna”, también son libertados de sus tumbas? ¿Se da cuenta que este tiempo de angustia es en “el día grande y terrible del Señor”, el día que el prometido profeta Elías anuncia? ¿Sabe usted realmente que él convertirá el corazón de los padres y los hijos uno hacia el otro? No sea que el Señor hiera “la tierra con maldición” Malaquías 4:5, 6. ¿Ve usted que el profeta aparece en el día que él puede restaurar todas las cosas, todo lo que fue perdido por el pecado, aun el Reino? ¿Sabe usted que la resurrección de Daniel 12 no es la misma que la resurrección de 1ª Tesalonicenses y de Apocalipsis?

  1ª Tesalonicenses 4:16 – ”Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero”.

  Apocalipsis 20:4-6 – “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi a las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, por la palabra de Dios, que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Mas los otros muertos no tornaron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años”.

  El apóstol Pablo obviamente habla de la misma resurrección que el apóstol Juan porque en ésta sólo los santos son resucitados. La descripción de ambos Pablo y Juan hace claro que éstos son resucitados al comienzo de los mil años. Vemos esto del hecho que ellos vivieron con Cristo mil años, y que ellos fueron arrebatados para encontrarse con el Señor en el aire, que ellos estaban en camino para vivir con Cristo durante los mil años, y no Cristo con ellos.

  Ahora para alinear todas las resurrecciones, debemos tomar en cuenta también la de Ezequiel.

  Ezequiel 37:1, 11-14 – “Y la mano de Jehová fue sobre mí, y sacóme en el Espíritu de Jehová, y púsome en medio de un campo que estaba lleno de huesos … Díjome luego: Hijo del hombre todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo talados. Por tanto profetiza y diles: así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abriere vuestros sepulcros, y os sacaré de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar de vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová”.

  En esta resurrección solamente el propio pueblo de Dios, Israel, resucita no hay pecadores entre ellos. Además, éstos no encuentran al Señor en el aire; ellos son llevados a la tierra de Israel, Palestina. Esta resurrección, por lo tanto, no es la misma resurrección de 1ª. de Tesalonicenses, de Apocalipsis, o de Daniel 12. Esta debe ser otra separada.

  Regresemos a –

  Daniel 12:1-3 – “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad”.

  En estos tres versículos sobresalen varias cosas: (1) Sólo los que tienen sus nombres escritos en los libros son libertados; por lo tanto no hay “fatuos” entre ellos; (2) Los que son resucitados, sin embargo, están mixtos, ambos fatuos y sabios resucitan; (3) La declaración, “y los entendidos [implicando que algunos son fatuos] resplandecerán como el resplandor del firmamento” indica que estos “entendidos” son de entre los resucitados; (4) Que si los entendidos son de entre los resucitados y enseñan a justicia a muchos, entonces ellos deben ser resucitados en tiempo de gracia, en tiempo de salvación.

  “Su obra y la mía no terminarán con esta vida. Podremos descansar en la tumba durante breve tiempo; pero, cuando se escuche el llamado, asumiremos de nuevo nuestro trabajo en el reino de Dios”. Testimonios para la Iglesia, Volumen 7, página 20.

  Daniel 12:4, 10 – “Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán”.

  Ahora ¿qué significa ser entendido o sabio?. Veamos en –

  Mateo 25:1-4 – “Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes, que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran prudentes, y cinco fatuas. Las que eran fatuas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite. Mas las prudentes tomaron aceite en sus vasos, junto con sus lámparas”.

  Aquí vemos que las prudentes son las que toman aceite extra, verdad extra que alumbra el resto de su camino. Finalmente, esto claramente parece que esta resurrección mixta es una prueba; esto es, a todas se les da la oportunidad de ser prudentes, de enseñar muchos a justicia, pero sólo una parte de ellas lo hace. Algunas de ellas caen en pecado nuevamente, y por lo tanto ellos resucitan a vergüenza y confusión perpetua (perpetua desobediencia), pero los entendidos resucitarán para vida eterna, para nunca morir de nuevo. Esto claramente muestra que los que se entregan a sí mismos a la maldad hasta el tiempo que mueren, no se volverán a la justicia aunque se les de una segunda oportunidad. El aceite extra (la Verdad para este tiempo) es lo que decide el destino de cada uno. Los entendidos abrazarán la “Verdad adicional”, mientras que los fatuos no lo harán. ¡El pecado es verdaderamente un misterio!

Anterior
2LO6
La lascivia huye con la protesta de los hijos. El Reavivamiento y la Reforma ganan
siguiente
2LO8
Reavivamiento y Reforma preceden al Día Grande y Terrible