Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

Los muertos y los vivos componen toda la casa de Israel; Gog falla

La Única Paz de Mente

MEDITACIÓN PARA LA ORACIÓN DE APERTURA

Las Enseñanzas de los Hombres Contra

Las Enseñanzas del Espíritu

  Leeré de Palabras de Vida del Gran Maestro, página 22, comenzando en el primer párrafo.

  “… En los sermones de muchos púlpitos de nuestros días no se nota esa divina manifestación que despierta la conciencia y vivifica el alma … Hay muchas personas que están clamando por el Dios viviente, y anhelan la presencia divina … Que la Palabra de Dios hable a la gente. Que los que han escuchado sólo tradiciones, teorías y máximas humanas, oigan la voz de Aquel cuya palabra puede renovar el alma para vida eterna. El tema favorito de Cristo era la ternura paternal y la abundante gracia de Dios; se espaciaba mucho en la santidad de su carácter y de su ley; se presentaba a sí mismo a la gente como el Camino, la Verdad, y la Vida. Sean éstos los temas de los ministros de Cristo. Presentad la verdad tal cual es en Jesús. Aclarad los requisitos de la ley y del Evangelio. Hablad a la gente de la vida de sacrificio y abnegación que llevó Cristo; de su humillación y muerte; de su resurrección y ascensión; de su intercesión por ellos en las cortes de Dios; de su promesa: 'Vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo'”.

  Necesitamos orar por ayuda para aprender como enseñar como Cristo lo hacía, como valorar las enseñanzas del Espíritu por encima de las enseñanzas de los hombres, y cómo presentar la Palabra como es en Jesús, haciendo clara la verdad. Esta es nuestra gran necesidad.

LOS MUERTOS Y LOS VIVOS COMPONEN

TODA LA CASA DE ISRAEL; GOG FALLA

 

TEXTO DE LA ALOCUCIÓN POR V. T. HOUTEFF
MINISTRO DE LOS DAVIDIANOS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA
EL SÁBADO, 30 DE AGOSTO DE 1947

 

    Nuestro tema para hoy se encuentra en Ezequiel, capítulos 37 al 39. Estos capítulos son largos, y el tiempo no nos permitirá leer cada versículo, ni aún comentar mucho de ellos. Y no trataremos de cubrir todos los versículos en el capítulo 38 y 39, ni siquiera decir todo lo que puede ser dicho. Sin embargo, los versículos que omitamos, realmente no necesitan comentario, porque con esta luz a la mano al estudiar los capítulos en su propio tiempo la verdad de ellos resaltará brillantemente.

    Ezequiel 37:1-12 – “La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová.

  “Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu. Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo.

  “Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel”.

  Aquí vemos como los muertos serán resucitados: Primero se juntarán los huesos cada hueso con su hueso. Enseguida se agregó la carne, luego fueron cubiertos con piel, y finalmente se les da el espíritu. En Génesis se nos dice que el cuerpo de Adán fue hecho del polvo de la tierra, luego alentó en su nariz soplo de vida; y fue un alma viviente. Combinando oxigeno con polvo de la tierra el hombre llegó a ser un alma viviente. Así las Escrituras revelan que la resurrección es una re-creación. El hombre recibe un cuerpo nuevo del viejo para ser el mismo hombre que una vez vivió y murió, y luego hecho vivir otra vez, a él necesariamente se le da el antiguo conocimiento intelectual y memoria de la experiencia de su vida. Verdaderamente los que viven saben que han de morir, más los muertos nada saben mientras están en sus tumbas. Eclesiastés 9:5,6

  Ezequiel 37:13, 14 – “Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová”.

  No solamente resucitará a su pueblo de sus sepulcros, sino también los traerá a la tierra de Israel. El que los muertos vivan otra vez es en verdad un milagro pero no mucho más grande que para una oruga sepultarse a sí misma en la tierra o encerrarse a sí misma en un capullo o algo semejante, luego ir en un estado de inconsciencia, cambiar su forma y llegar a ser una hermosa mariposa cruzando por el aire en lugar de arrastrarse en la tierra. Estas y otras maravillas no parecen milagros porque son comunes ocurrencias de cada día. Si al principio Dios pudo crear la tierra de la nada, El puede re-crear al hombre mucho mas fácil que cuando empezó, al menos tiene los huesos del hombre y el conocimiento intelectual del bien y el mal.

  Ezequiel 37:15-19 – “Y fue a mí palabra de Jehová, diciendo: Tú, hijo del hombre, tómate ahora un palo, y escribe en él: A Judá [el reino de las dos tribus], y a los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: a José, palo de Efraín [el reino de las diez tribus], y a toda la casa de Israel sus compañeros. Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno, y serán uno en tu mano. y cuando te hablaren los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso? Diles, Así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y pondrélos con él, con el palo de Judá, y harélos un palo, y serán uno en mi mano”.

  Aquí se nos dice claramente que los dos reinos antiguos, los tipos, El los restaurará y los  juntará – y así traerá el antitipo.

  Ezequiel 37:20, 21 – “Y los palos sobre que escribieres, estarán en tu mano delante de sus ojos; Y les dirás: Así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las gentes a las cuales fueron, y los juntaré de todas partes, y los traeré a su tierra.

  Concretamente se nos dice que los fieles de entre los descendientes de Israel que fueron esparcidos por todas las naciones serán juntados y traídos de vuelta a su propia tierra. Estos descendientes de las tribus de Jacob no debemos interpretar que son los Judíos incrédulos de hoy quienes están tratando de ganar la posesión de Palestina. Notamos que el Reino aquí predicho, estará compuesto solamente de los convertidos a Cristo mayormente de las tribus que fueron esparcidas y perdieron su identidad entre las naciones Gentiles, inclusive los descendientes de los que componían la primera iglesia Cristiana, – de los que no se llamaron más Judíos a si mismos, sino Cristianos. Estos, además de las naciones Gentiles que se unan a Cristo, obviamente compondrán este Reino premilenario en la Tierra Prometida.

  Ezequiel 37:22 – “Y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos”.

   Note que esta consolación es permanente. Y puesto que no hay pecadores en él, esto obviamente, como se muestra en otra parte de nuestra literatura, es el resultado del “Juicio en la casa de Dios” (1ª Pedro 4:17) – el juicio de los vivos, la purificación de la iglesia, la separación del pescado malo del bueno (Mateo 13:47, 48), la purificación del santuario (Daniel 8:14) – la cosecha de los primeros frutos: los 144.000 que están sobre el Monte Sión con el Cordero (Apocalipsis 14:1) – “el remanente”, luego sigue la cosecha de los segundos frutos.

   Su conocimiento de estas cosas, sin embargo, no le beneficiará si no hace un esfuerzo desesperado para ser uno de, o uno con los 144.000. Usted, además, debe tener este aceite extra en sus vasos (Mateo 25:1-12) ahora mientras se distribuye gratuitamente. Obtenerlo más tarde no le beneficiaría, porque los que lleguen tarde encontrarán la puerta cerrada. Y al tocar la puerta solamente causará que escuchen al Maestro decir, “Apartaos de mí”, “Nunca os conocí” (Mateo 7:23). De verdad, usted debe inmediatamente proveerse a si mismo de este aceite que alumbra mientras es traído a sus puertas si es para hacerle algún bien.

   Ezequiel 37:23 – “Ni más se contaminarán con sus ídolos, y con sus abominaciones, y con todas sus rebeliones. Y los salvaré de todas sus habitaciones en las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios”.

   Después que los súbditos de los reinos de Judá e Israel sean juntados de entre las naciones paganas y vengan a ser ellos mismos una nación y un reino “entonces” y no antes ellos serán limpiados, dicen las Escrituras. De ahí vemos que esto es la obra de la purificación del santuario (Daniel 8:14), la purificación de la iglesia (Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 75) – la limpieza del templo (Malaquías 3:1-3) – la cosecha el tiempo para borrar los pecados y defectos de los penitentes y removiendo los impenitentes. Es el juicio de los vivos lo que purifica la iglesia. Esto la pone aparte del mundo, y la prepara para la cosecha de las gentes (Apocalipsis 18:4) – la hace el arca para hoy, un lugar de refugio para todos los que deseen escapar las plagas. De ahí en adelante los santos permanecen limpios. No pecan más. Ellos son el pueblo limpio y fiel de Dios para siempre. Por lo tanto, nunca ha venido al pueblo de Dios un mensaje más importante que éste.

  Ezequiel 37:24-28 – “Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra. Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres; en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para siempre. Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre”.

  Claramente, entonces, todas estas cosas toman lugar a la vista de los paganos para que ellos puedan ver y conocer lo que Dios ha hecho por su pueblo. Así sabrán que El los ha amado. 

 

  Ezequiel 38:1, 2 – “Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él”.

  Se dice aquí que Gog es el primer príncipe soberano, el rey de Mesec y Tubal. Estas dos ciudades Mesec y Tubal antiguamente estaban situadas en Asia, al sur del Mar Negro, donde ahora está el imperio Turco.

  Ezequiel 38:8 – “De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente”.

  Los “muchos días” después que Gog es visitado son los mil años. Los últimos días en los que Israel regresa a su tierra, y el tiempo en el cual Dios irá contra ellos son premilenarios.

  Ezequiel 38:9 – “Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo”.

  La expresión, “subirás, y vendrás como tempestad”, sugieren que estas cosas tomarán lugar en el tiempo del avión.

  Ezequiel 38:10-12 – “Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento, y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra”.

 

  Como la tierra de Israel no tendrá protección humana visible, cualquiera parecerá a Gog que él no tendrá dificultad para robar el pueblo de la tierra.

  Ezequiel 38:13 – “Sabá y Dedán, y los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes, te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para tomar grandes despojos?”.

  Estos países vecinos y naciones que le preguntan a Gog que les diga su misión, evidentemente no están aliados con él.

  Ezequiel 38:14-17 – “Por tanto, profetiza, hijo de hombre, y di a Gog: Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel tiempo, cuando mi pueblo Israel habite con seguridad, ¿no lo sabrás tú? Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tú y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, gran multitud y poderoso ejército, y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días; y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos. Así ha dicho Jehová el Señor: ¿No eres tú aquel de quien hablé yo en tiempos pasados por mis siervos los profetas de Israel, los cuales profetizaron en aquellos tiempos que yo te había de traer sobre ellos? ”.

 

  Claramente, este Reino de Israel es establecido en los últimos días, en los días antes del milenio, porque después que el Reino es establecido, Gog abre guerra contra él. En verdad, esto no puede ser después del milenio, porque entonces todas las naciones de las cuatro esquinas de la tierra, Gog y Magog con ellas, circundarán, no los montes de Israel, sino la nueva Jerusalén. Además en ese tiempo los muertos no serán sepultados sino quemados a cenizas (Apocalipsis 20:9, 10; Malaquías 4:1).

  Ezequiel 38:23 – “Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová”.

  Ezequiel 39:1-7 – “Tú pues, hijo de hombre, profetiza contra Gog, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. Y te quebrantaré, y te conduciré y te haré subir de las partes del norte, y te traeré sobre los montes de Israel; y sacaré tu arco de tu mano izquierda, y derribaré tus saetas de tu mano derecha. Sobre los montes de Israel caerás tú y todas tus tropas, y los pueblos que fueron contigo; a aves de rapiña de toda especie, y a las fieras del campo, te he dado por comida. Sobre la faz del campo caerás; porque yo he hablado, dice Jehová el Señor. Y enviaré fuego sobre Magog, y sobre los que moran con seguridad en las costas; y sabrán que yo soy Jehová. Y haré notorio mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel, y nunca más dejaré profanar mi santo nombre; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el Santo en Israel”.

  Vemos que Gog fracasará en robar al pueblo de Dios. Por el contrario él perecerá en los montes de Israel.

 

   Ezequiel 39:8-15 – “He aquí viene, y se cumplirá, dice Jehová el Señor; este es el día del cual he hablado. Y los moradores de las ciudades de Israel saldrán, y encenderán y quemarán armas, escudos, paveses, arcos y saetas, dardos de mano y lanzas; y los quemarán en el fuego por siete años. No traerán leña del campo, ni cortarán de los bosques, sino quemarán las armas en el fuego; y despojarán a sus despojadores, y robarán a los que les robaron, dice Jehová el Señor. En aquel tiempo yo daré a Gog lugar para sepultura allí en Israel, el valle de los que pasan al oriente del mar; y obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud; y lo llamarán el Valle de Hamón-gog. Y la casa de Israel los estará enterrando por siete meses, para limpiar la tierra. Los enterrará todo el pueblo de la tierra; y será para ellos célebre el día en que yo sea glorificado, dice Jehová el Señor. Y tomarán hombres a jornal que vayan por el país con los que viajen, para enterrar a los que queden sobre la faz de la tierra, a fin de limpiarla; al cabo de siete meses harán el reconocimiento. Y pasarán los que irán por el país, y el que vea los huesos de algún hombre pondrá junto a ellos una señal, hasta que los entierren los sepultureros en el valle de Hamón-gog”.

  Como estos versículos no necesitan comentarios, pasaremos a

   Ezequiel 39:22-29 – “Y de aquel día en adelante sabrá la casa de Israel que yo soy Jehová su Dios. Y sabrán las naciones que la casa de Israel fue llevada cautiva por su pecado, por cuanto se rebelaron contra mí, y yo escondí de ellos mi rostro, y los entregué en manos de sus enemigos, y cayeron todos a espada. Conforme a su inmundicia y conforme a sus rebeliones hice con ellos, y de ellos escondí mi rostro. Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Ahora volveré la cautividad de Jacob, y tendré misericordia de toda la casa de Israel, y me mostraré celoso por mi santo nombre. Y ellos sentirán su vergüenza, y toda su rebelión con que prevaricaron contra mí, cuando habiten en su tierra con seguridad, y no haya quien los espante; cuando los saque de entre los pueblos, y los reúna de la tierra de sus enemigos, y sea santificado en ellos ante los ojos de muchas naciones. Y sabrán que yo soy Jehová su Dios, cuando después de haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin dejar allí a ninguno de ellos. Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi Espíritu sobre la casa de Israel, dice Jehová el Señor”.

  No conozco otros capítulos en la Biblia que sean más explícitos que estos capítulos de Ezequiel. Por cuanto ellos no necesitan interpretación. Pero no obstante de esto la Denominación los ignora como si no estuvieran en la Biblia. Y aún ahora, en vez de enseñar el pronto cumplimiento de estos capítulos, el establecimiento del Reino, los ministros están haciendo todo lo que ellos pueden para confundir los laicos y para ocultar las Escrituras en misterio. Así hay evidencia sobre evidencia que el ángel de la iglesia de Laodicea está ciego, y no lo sabe.

  Ahora en esta encrucijada, el destino eterno de todos los siervos de Dios será establecido. Ahora ellos deben tomar el paso que Pablo fue forzado a tomar en el camino a Damasco, o el paso que tomó Judas en el aposento alto después que el Maestro le lavara sus pies. Vemos que esto es, no lo que el hombre habla; es Dios, la Biblia.

  Ahora se le da a usted la oportunidad de ser un Daniel, un Job, un Esteban, un Lutero, un Miller, o una White. Yo espero que ninguno de ustedes escoja ser un escriba o un Fariseo. Ellos eran genios para encontrar faltas, pero muy estúpidos para ver la Verdad. Los tales como usted sabe nunca han guiado a alguien a la Verdad, pero siempre han mantenido aún a naciones enteras lejos de ella. Ellos son genios en su malvada profesión.

La Nube y el Fuego 

Como en lo antiguo cuando el ejército de Israel
Fue obligado a habitar en el desierto,
Confiando en su Dios para guiarle el camino
Como la luz del perfecto día

De una parte a otra como un barco sin vela,
Sin un compás que lo guíe a través del valle,
Pero la señal de su Dios estuvo siempre cerca
De modo que sus desmayados corazones estuvieron alegres.

Todos los días de su jornada ellos eran alimentados,
A la tierra de la promesa, ellos eran guiados;
Por la mano del Señor un guía seguro,
Ellos eran traídos a las riberas de Canaán

Así la señal de fuego por la noche,
Y la señal de nube en el día
Los cubrirá como antes,
Como viajaron en su camino
Serán guiados y conducidos,
Aún el desierto pasa, pero
El Señor Nuestro Dios
En su buen momento
Llevará la luz hasta el final.

                                     

                                                        C. A. Miles

Anterior
2LO3
La renovación de la tierra de los Cristianos y la operación del corazón
siguiente
2LO5
Una fiesta que descorre el velo, abre las puertas, y hace que la muerte huya