Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

¿Dónde comienzan y terminan Los Sellos y Las Trompetas?

La Única Paz de Mente

MEDITACIÓN PARA LA ORACIÓN DE APERTURA

La Verdadera Santidad es Integridad en el Servicio

  Leeré de Palabras de Vida del Gran Maestro, página 29, segundo párrafo.

  “Muchos sienten su apartamiento de Dios, comprenden que están esclavizados por el yo y el pecado; hacen esfuerzos por reformarse; pero no crucifican el yo. No se entregan enteramente en las manos de Cristo, buscando el poder divino que los habilite para hacer su voluntad. No están dispuestos a ser modelados a la semejanza divina. En forma general reconocen sus imperfecciones, pero no abandonan sus pecados particulares... La única esperanza para estas almas consiste en que se realice en ellas la verdad de las palabras de Cristo dirigidas a Nicodemo: ‘Os es necesario nacer otra vez’. ‘El que no naciera otra vez, no puede ver el reino de Dios’. La verdadera santidad es integridad en el servicio de Dios. Esta es la condición de la verdadera vida cristiana. Cristo pide una consagración sin reserva, un servicio indiviso. Pide el corazón, la mente, el alma, las fuerzas. No debe agradarse al yo. El que vive para sí no es cristiano”.

  Se nos manda acercarnos a Cristo y apartarnos del yo, y antes que podamos “nacer otra vez” debemos primero morir al pecado. Oremos para que podamos entender que si sentimos que estamos apartados de Dios, la falta es nuestra, y que debemos hacer algo para remediar la situación; que debemos aceptar la misericordiosa invitación de Cristo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar” – tener paz.

¿DÓNDE COMIENZAN Y TERMINAN LOS SELLOS Y LAS TROMPETAS?

 
TEXTO DE LA ALOCUCIÓN POR V. T. HOUTEFF
MINISTRO DE LOS DAVIDIANOS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA
EL SÁBADO, 1 DE NOVIEMBRE DE 1947
CAPILLA DEL MONTE CARMELO
WACO, TEXAS

  Esta tarde veremos donde comienzan y terminan cada Sello y cada Trompeta. Leamos primero la descripción de los cinco primeros sellos:

  Apocalipsis 6:1-11 – “Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos”.

  Para encontrar donde comienzan los Sellos, notaremos cuidadosamente que la Historia registra sólo un período de martirio tal cual es descrito en los sellos cuarto y quinto – el martirio que comenzó con Juan el Bautista y, con un poco de interrupción, continuó hasta cerca de la mitad del siglo dieciocho.

  Obviamente, entonces, el cuarto sello se abrió cuando terminó el tiempo del Antiguo Testamento y el comenzó el Nuevo. Puesto que esto es así, y puesto que los sellos son consecutivos, los primeros tres sellos encuentran su cumplimiento, no en el período del Nuevo Testamento, sino en el período del Antiguo Testamento.

  Ahora veamos cuando comenzó el segundo sello. Se nos dice que el que cabalgaba en el segundo sello había de “quitar la paz de la tierra”, implicando que antes había habido paz. Para conocer el tiempo del segundo sello, por consiguiente, necesitamos responder la pregunta: ¿Cuándo fue quitada la paz de la tierra? 

 

  Todos sabemos que no hubo guerras antes del diluvio, que las guerras comenzaron después de la confusión de lenguas en la torre de Babel, después que la familia humana había sido dividida en varias lenguas, naciones y razas. La primera guerra registrada en la historia sagrada, fue peleada en los días de Abraham, y las guerras han estado con nosotros desde entonces. Antes de ese tiempo había paz. ¿Dónde más, entonces, podría aplicarse el segundo sello sino después del diluvio, el tiempo de paz fue quitado de la tierra?. Finalmente, la historia del primer sello debe ser vista en el período de antes del diluvio. El color (blanco) del caballo mismo habla de paz, y así obviamente los sellos comienzan con la creación.

  ¿Qué puede simbolizar los caballos, conducidos por hombres? – Solamente pueden simbolizar algo sobre lo cual el hombre gobierna, porque un jinete siempre gobierna lo que cabalga. El jinete, entonces, debe ser símbolo del hombre que gobierna sobre la creación de Dios.

  El color de los caballos y las profesiones de sus jinetes muestra el progreso en codicia y crimen. Es evidente del simbolismo que el hombre gobernando el mundo no ha hecho mejora.

 

  El caballo blanco denota paz y pureza la cual existió al comienzo de la creación de Dios. Por el jinete del caballo blanco se ve el gran designio del hombre de sojuzgar y henchir la tierra. Y por el caballo blando y su jinete vemos derramamiento de sangre y guerras. Esta brutalidad abrió el camino para que el caballo negro viniera a escena. El color negro es símbolo de naciones esclavizadas, y las balanzas son expresión de la invención del sistema de comercio para obtener riqueza. El cuarto caballo, el amarillo, dibuja un sistema de carácter indefinible – difícil de distinguir si Cristiano o Pagano – hipocresía. El quinto sello muestra la persecución de los santos continuando hasta cuando se abrió el sexto sello. ¿No son estos los titulares de la historia? Los sellos, por lo tanto, empiezan con el comienzo de estas cosas.

  Apocalipsis 6:12-17 – “Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?”.

  El sexto sello contiene las señales de los tiempos y trae el fin del mundo. Y puesto que el sexto capítulo de Apocalipsis nos trae hasta el fin del mundo, y como las cosas del séptimo capítulo toman lugar antes del fin, es obvio que el tema del capítulo 7 – el sellamiento de los 144.000 de las tribus de Israel, y la cosecha de la gran multitud de todas las naciones (los primeros frutos de la iglesia, y los segundos de las naciones) – transcurren en el período del sexto sello. Además, el séptimo sello comienza con el capítulo 8.

  Ahora, ¿dónde comienza el séptimo sello? Primero recordemos que el sexto sello nos trae hasta el fin del mundo. Obviamente, entonces, el séptimo sello, el cual cubre un número de temas, debe solaparse con el sexto. Notemos que el comienzo del séptimo sello revela las Siete Trompetas.

Picture

  El número siete en las Escrituras siempre lleva la connotación entereza. Las Siete trompetas por consiguiente llevan por sí mismas, al igual que los Siete Sellos, un tema completo. El término “trompeta” significa esparcir un mensaje. Y así las Siete Trompetas en particular demuestran el resultado que sufrieron los desobedientes al mensaje desde el principio hasta el fin. Que la séptima trompeta representa el último mensaje, se ve rápidamente al leer –

  Apocalipsis 11:15 – “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos”.

  Aquí vemos que el último mensaje en la tierra es el mensaje que anuncia el fin de todos los gobiernos terrenales.

  Las Trompetas son en dos divisiones – las últimas tres son trompetas de “Ay”, las primeras cuatro no lo son. Que las Siete Trompetas cubren el tiempo de ambos el Antiguo y el Nuevo Testamento puede verse fácilmente en un breve estudio de la quinta trompeta –

  Apocalipsis 9:1-4 – “El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes”.

 

  A la Estrella que cayó del cielo se aplica el pronombre masculino “El”. A El le fue dada la llave del abismo. ¿A quién puede simbolizar la Estrella? – Vayamos a Apocalipsis 20:1 –

  Apocalipsis 20:1 – “Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano”.

  Aquí se nos dice que este poderoso ángel, el enemigo de Satanás tiene la “llave del abismo”. Si El la tiene, entonces a El debe habérsele “dado” la llave. La Estrella que recibió la llave, por consiguiente, es símbolo de este ángel.

  Además, notemos que cuando la llave abrió el abismo, salieron las langostas. Finalmente, el hecho que las langostas son enemigas de los que no tienen el sello de Dios en sus frentes, entonces la “Estrella” (el ángel) que cayó del cielo y abrió

  el abismo para que salieran las langostas es amigo de ellas y un poderoso enemigo de Satanás. Por lo tanto no hay escape para esta conclusión: la Estrella celestial representa a un ser enviado del cielo, el mismo “ángel”, de quien leímos otra vez en el capítulo 20:1, y las langostas son una multitud rescatada del Cielo. ¿Quién más, entonces, puede representar la “Estrella y las langostas sino Cristo y los Cristianos? Satanás había encerrado en el abismo toda la nación Judía, – la única nación que había estado previamente fuera del abismo. Por consiguiente, Cristo vino a abrir el abismo y liberar a los cautivos. A tal mundo fue enviado el Señor del Cielo, y cuando vino inmediatamente declaró:

  Lucas 4:18, 19 – “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor”.

 Aquí lo tiene en el propio código de misticismo de la Inspiración frescamente revelada que Jesucristo es verdaderamente un Ser enviado del cielo, el Salvador del mundo.

  Ahora el claro hecho que la era Cristiana comenzó al sonar la quinta Trompeta, la verdad de las primeras cuatro Trompetas debe ser vista en la era del Antiguo Testamento.

  Hemos visto ahora la naturaleza y el tiempo donde comienzan y terminan los Siete sellos y las Siete Trompetas, y los que quieran saber los temas con todos sus detalles pueden hacerlo estudiando los tratados – “La Advertencia Final”, y “La Apertura de los Siete Sellos” – los cuales serán enviados gratis si los solicita.

Anterior
2LO12
El Apocalipsis ¿Qué es?
siguiente
2LO14
Resumen del orden cronológico del Apocalipsis capítulo por capítulo