Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

NOTICIAS A SU TIEMPO

Publicado: Feb. 15, 1936 (Waco, Texas )

PARA BENEFICIO DE LA DENOMINACIÓN A. S. D.

 NOTICIAS A SU TIEMPO

 Sabiendo que todos los amigos en la verdad presente están ansiosamente esperando recibir las olas de noticias desde el Monte Carmelo en cada edición de este pequeño periódico, por consiguiente, presentamos lo   siguiente:

 Desde que llegamos aquí el pasado mayo, como el terreno estaba  bajo  arrendamiento,  hemos  dedicado la mayor parte de nuestro tiempo a nuestro programa de edificios y como resultado ahora hay cinco edificios sustanciales en el lugar. El quinto o el último ha sido construido desde la última edición del Código, y como éste está cerca de la parte cultivada de la tierra - como a una milla del “campamento” - se usará en conexión con nuestra industria de la granja.

 Como estamos cerca de la entrada de la primavera, esperamos ahora dedicar un poco d e tiempo a preparar la tierra y sembrar o plantar nuestros cultivos. De esta manera, nuestro programa de la construcción de los edificios tendrá que detenerse un poco mientras  tanto.

 El trabajo de oficina, por supuesto, como está creciendo juntamente, debe continuar sin   interrupción.

 Damos las gracias de todo corazón a los amigos del Monte Carmelo por su cooperación y fidelidad en todas las áreas de trabajo en este mensaje del sellamiento, y como ha hecho mucho frío últimamente, hemos apreciado especialmente las piezas de ropa y de cama que nos  enviaron.

 Tenemos mucho entusiasmo y nos faltan las palabras con las cuales expresar nuestras gracias a Aquél que está “tomando las riendas en sus propias manos”,  por Su gran misericordia, tierno cuidado y por s u mano guiadora, y estamos contentos de decir que nuestras frentes están alcanzando la etapa dura y que si continuamos en la carrera del llamado supremo de Jesús, pronto nos uniremos en la etapa como el diamante. (Ez.   3:9).

 Confiando que con su cooperación abundante y su fidelidad perdurable no retrasaremos la obra más importante del Señor, sobre la cual depende el destino de nuestra iglesia, sin demora preparemos esta colina para que sea Su “lugar de morada” y un refugio para Sus hijos necesitados y también para preparar un ejército de obreros que salgan “revestidos de la armadura de la justicia de Cristo’ … ‘hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejércitos en orden …  a todo el mundo, vencedora y para   vencer’".

 El doctor y la Hermana Stokes y también la Hna.  Mc. Call de  Carolina del Norte nos  sorprendieron cuando inesperadamente entraron en nuestra oficina temprano una brillante mañana y aunque podían quedarse solamente unas pocas horas, tuvimos una visita placentera departe de ellos  mientras discutíamos algunos puntos vitales en relación con la verdad  presente.

Estuvimos también complacidos de escucharlos hablar de la obra y de la posición firme de nuestros Hermanos en su puesto del deber en esa sección del  campo.

 Ellos se expresaron muy complacidos con los alrededores del Monte Carmelo y especialmente enfatizaron la preciosa vista mientras miraban hacia el Oeste en dirección al Lago  Waco.

 El llamado urgente para Sacramento, Calif. obstinadamente los hizo abandonar el “Monte Carmelo, donde la verdad puede entrar” cerca de una hora antes de que la campana de la cena repicara a través de las colinas y los valles y como no podían quedarse más tiempo, nuestra gran sorpresa hizo que no nos fijáramos que la hora del medio día se acercaba prontamente y por lo tanto sentimos que no pudimos decir: “Si yo hubiera encontrado ahora favor en tu mirada, no moriría, oraría por ellos, de su siervo: deja un poco de agua, te suplico, que sea sacada y lava tus pies, y descansen bajo el árbol: y sacaré un pedacito de pan y confortaré sus corazones: Después de eso tu seguirás: por que por eso tu vienes a tu  siervo"

Confiamos que esto no le sucederá de nuevo a estos visitantes bienvenidos o a otros y que puedan detenerse nuevamente en su camino a casa y que prueben nuestra sinceridad en esta desilusión. Sin embargo,  no olvidamos invitarlos a sentarse con nosotros y a tomar un poco de la “mantequilla y miel” espiritual y aunque este festejo de la Palabra de Dios nos tomó unos pocos minutos, estamos seguros que fue más gratificante que si nos hubiéramos sentado ante el mejor plato que puede ofrecer el chef del Monte Carmelo, aunque su cocina nos prueba con cada comida en la observancia de nuestra doctrina de la temperancia y después de tener una sincera oración juntos, rogando por ellos la presteza de Dios,  partieron.

 Pueda el ángel del Señor cuidarlos y librarlos de todos los peligros y daños a los cuales los seres humanos están expuestos en las modernas carreteras.

SALUDOS DESDE EL ESTE

 El ángel que sella, viniendo del Este, quién ha de colocar las credenciales del cielo sobre los “siervos de Dios” anda despacio pero con seguridad haciendo su obra en esta parte del campo; y el bendito Mensaje del Tercer Angel está siendo levantado más alto ante aquellos quienes han de entrar de todo corazón en la  “obra final  a favor de la iglesia", y cuya obra el siervo de Dios nos dice que “esto lo expone con mucho vigor la ilustración que presenta el profeta acerca de la última obra, bajo la figura de los hombres que tenían sendas armas destructoras en las manos". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 3, p. 266 (en inglés), “Joyas de los Testimonios", Tomo 1, p. 335.

 A medida que nuestro querido pueblo aprende la verdad sobre el asunto por prime ra vez en sus vidas y actualmente ve que lo que Ezequiel estaba demostrando es profecía y que la visión de Juan del mismo evento  es la revelación de éste, sus corazones se derriten con gozo y con temor piadoso y el testimonio unánime es que no aceptarían ni millones de dólares a cambio de esta bendita “Verdad Presente” del Mensaje del Tercer Angel. En muchos casos se experimenta una verdadera conversión a la verdad por primera vez y tanto viejos como jóvenes se regocijan juntos en esta “bendita esperanza".

 Tenemos todo para animarnos en esta noble obra a favor de nuestros queridos  Hermanos  en  la iglesia, porque nadie que ha aceptado el mensaje del sellamiento y el llamado a la reforma como está presentado en los volúmenes de “La Vara del Pastor” ha renunciado, esto se refiere a aquellos que tienen los volúmenes de los “Testimonios", y quienes han estudiado el mensaje de “La Vara del Pastor” por ellos  mismos.

 Sin duda, el Señor está preparando a Su pueblo para el “Fuerte Pregón” que será dado tan pronto com o los

144.000 - los “primeros frutos” - sean sellados y cuya verdad es traída a nuestra atención en “Las Señales de los Tiempos” de mayo, 1927 y en el pequeño panfleto titulado: “Cuarenta Años en el Desierto en Tipo y Antitipo", por el anciano Taylor G. Bunch.

 Es un gran placer encontrar en esta sección del campo a todos aquellos “firmes en la luz” fieles al mensaje y fieles en su puesto del deber, trabajando y orando por sus queridos Hermanos y Hermanas en la iglesia, que es “el único objeto en la tierra” del Señor, al cual Cristo concede su “suprema  consideración".

 El Hermano Buckheister en Charleston, el Doctor Young en Columbia y el Doctor Stokes en Brevard, han sido todos fieles dirigiendo la obra. Llegando a Georgia encontramos a los Hermanos Boynto n, Kurtz y Woods juntos con los otros Hermanos suplicando fielmente por el pueblo profeso de Dios para que acepten su bondadoso llamado a una reforma y estoy contento porque sus esfuerzos no han sido en vano  y  que aquellos  que  han estado dirigiendo la obra en esta parte del campo no son los únicos que están ocupados, porque muchos que “cumplen con su deber” han estado haciendo su parte.

 La solemne obra que se nos ha encomendado nos obliga a que fervientemente supliquemos junto con todos los que han aceptado esta preciosa Verdad Presente a que seamos fieles, por que la mera aceptación de la teoría del mensaje no salvará a ninguno de nosotros. Estamos de hecho ahora en la llamada de  “la hora undécima", y exactamente como el Señor le demostró a los judíos de antaño como: “La Justicia y la misericordia se unieron y la justificación y la paz se besaron una a otra". Así es que pronto veremos como Dios contestará la pregunta surgida por el antiguo profeta del evangelio cuando se le  preguntó:

“¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos? … ¿Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar?” La respuesta se oye de nuevo: “He pisado yo sólo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo; los pisé con mi ira, y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas. Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado". (Is. 63:1-4).

 Tan solemnes son estas palabras y el hecho de que “la obra final a favor de la i glesia” pronto terminará, que nosotros que conocemos esta “denuncia sorprendente” que Dios en su misericordia está enviando a el “ángel de la iglesia de Laodicea” (3T 253 [en inglés], Joyas de los Testimonios, Tomo 1,  p.  327)  ¿permitiremos que cualquier cosa nos aparte de la obra de advertir al ángel y a la iglesia de la tormenta que “barrerá el refugio de la mentira” (Is. 28:17) y ser contados con los falsos Hermanos que han de ser  eliminados  por  las  armas destructoras de Ezequiel nueve? (5T, 196) o ¿haremos nuestra parte fielmente de modo que  el  Señor pueda poner a los A.S.D. como “portadores de luz” en todo el mundo? (P.R.  535).

 Pueda el Señor ayudarnos a ser más fieles a nuestra sagrada confianza en el futuro de lo que hemos sido en el pasado. Por favor recuerde al que escribe cuando usted hable a nuestro Padre celestial acerca de Sus  hijos.

Quedo de ustedes con la sabiduría del cielo y una fe que no  disminuirá,                   (Firmado)   E.T. Wilson.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: “Por favor explique Mateo 24:21 y Daniel 12:1; es decir, si la tribulación de Mateo ocurrió en el período de los 1260 años de la supremacía papal, cuyo evento está en el pasado, y el tiempo de angustia predicho por Daniel en el futuro, ¿cómo podría yo armonizar el registro de Mateo con el de Daniel, porque Mateo escribe que no habrá una gran tribulación como la que hubo desde el año 538 a 1798 D.C., mientras que Daniel dice que el tiempo de angustia será mayor que cualquier otro “desde que hubo gente hasta  entonces".

 Respuesta: Es cierto, que a los ojos del lector superficial, Mateo contradice a Daniel y Daniel contradice a Mateo, pero cuando el estudiante de la profecía es dirigido por el Espíritu de Dios, quien dictó las Escrituras, él se hunde en el pozo profundo de la mina de la verdad, porque sabe que las Escrituras están en perfecta armonía.

 Hablando de la tribulación, las Escrituras dicen: “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo"; es decir, el pueblo de Dios hubiera sido completamente arrasado de la faz de la tierra si no hubiera sido por la promesa permanente: “Mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mt. 24:22), mientras que en el tiempo de angustia, Miguel se levantará para libertar a todos los que se “hallen escritos en el libro". En otras palabras, durante el tiempo de la tribulación los justos serán asesinados y los  impíos liberados,  mientras que en el tiempo de angustia los justos serán libertados y los impíos serán muertos. Por l o tanto, la tribulación y el tiempo de angustia son dos eventos sobresalientes, siendo cada uno el más grande de su clase en los anales de la historia profética: uno es el más grande contra los justos y el otro es el más grande contra los impíos. Así vemos que, tanto Mateo como Daniel son correctos, demostrando que cada evento es el más grande de su  clase.

 Al ser la tribulación el evento más grande “desde la fundación del mundo” demuestra que nunca ha habido una tribulación tan grande contra el pueblo de Dios como la hubo durante el período mencionado anteriormente, y como Jesús dijo que nunca habrá una igual, Él nos asegura que Dios no permitirá que los impíos después de 1798 D.C. nuevamente “hagan daño a los santos", mientras que por otro lado, el tiempo de angustia, dice Daniel, es el más grande “desde que hubo nación", demostrando que el diluvio fue mayor o igual a éste y que también el tiempo de angustia podría ser seguido por uno mayor, porque Él dice “hasta entonces” en lugar de “ni la  habrá".

 Así vemos, que cuando tomamos en consideración el significado de cada palabra en lugar de llegar a conclusiones irreflexivas y apresuradas, las Escrituras prueban ser no solamente las más perfectas y maravi - llosas, sencillas y, sin embargo, inspiradoras, haciendo sabio al humilde e iluminando su paso, que así como hizo Cristo, se deleita haciendo la voluntad de Dios.

David por experiencia propia dijo: “¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Me ha  hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, Porque siempre están conmigo. Más que todos mis enseñado- res he entendido, Porque tus testimonios son mi meditación. Más que los viejos he entendido, Porque he guardado tus mandamientos". (Sal. 119:97-100).

 Pregunta: “Por favor explique la siguiente cita de ‘Primeros Escritos’ p. 36: ‘ Vi que la cólera de las naciones, la ira de Dios y el tiempo de juzgar a los muertos, eran cosas separadas y distintas, que se seguían, una a otra. También vi que Miguel no se había levantado aún, y que el tiempo de angustia, cual no lo hubo nunca, no había comenzado todavía'. “

 Respuesta: En la cita anterior hay cuatro asuntos traídos a la vista, es decir: “El Juicio de los muertos", “La cólera de las naciones", “La Ira de Dios", y que “El Tiempo de angustia como nunca fue, no había comenzado todavía".

 Los primeros tres eventos de acuerdo a la visión, ocupan tres períodos distintos y separados en el tiempo, uno seguido del otro, sin embargo, el tiempo de angustia en armonía con la visión, podría ocurrir durante cualquiera de los tres períodos de tiempo mencionados  arriba.

 “La ira de Dios” es durante las siete últimas plagas (Ap. 15:1) la cual, como es entendida, ocupa el período entre el cierre de la gracia y la segunda venida de Cristo. Como el juicio de los muertos cubre el período desde 1844 hasta el comienzo del juicio de los vivos, y como la ira de Dios cae en el período desde el cierre de la gracia hasta la segunda venida de Cristo, es evidente que la cólera de las naciones debe ocupar el tiempo del juicio de los vivos, durante el Fuerte Pregón del Mensaje del Tercer Angel.

 Como el juicio de los muertos y las siete últimas plagas son bastante bien entendidos por casi todos los A.S.D., no diremos más acerca de éstos, sino que continuaremos nuestro estudio solamente en lo que se refiere al tiempo de “la cólera de las naciones".

 El Armagedón no puede ser la cólera de las naciones mencionada anteriormente, porque ésta guerra se pelea en el tiempo de la sexta plaga (Ap. 16:12-16), es decir, en el período de la ira de Dios, durante el cual de acuerdo con la visión mencionada arriba, “la cólera de las naciones” no podría ocurrir, porque su “cólera” y la “ira de Dios” “eran cosas separadas y distintas, que se seguían, una a la otra". Consecuentemente, el Armagedón es una cosa y la cólera de las naciones es otra.

 Como los 144.000 han de pasar por el tiempo de la cólera de las naciones - el tiempo de angustia cual nunca fue - igual que a través del tiempo de la ira de Dios, sin embargo, son preservados para la traslación, y como la cólera de las naciones debe ocurrir en el tiempo del juicio de los vivos como está demostrado en los párrafos precedentes, resulta que Miguel ha de levantarse en el tiempo del juicio de los vivos y liberar a Su pueblo de la cólera de las naciones - el tiempo de angustia - o de otra manera sería imposible preservar las vidas de los 144.000, probando esto el hecho de que un cambio ha de ocurrir al comienzo del juicio de los vivos: que Miguel ha de levantarse por Su pueblo y ha de tomar “las riendas en Sus propias manos”  (“Testimonios  para los Ministros", p. 300), y liberar a “todos los que se hallen escritos en el libro". Pueda el pueblo de Dios ser levantado por la voz del Buen Pastor ahora y poner sus nombres en el “libro” al gemir y clamar “a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella", de modo que cuando la angustia reviente - “cuando pase el turbión del azote", - ellos puedan encontrar abrigo.

 La cólera de las naciones que ocurre en el tiempo del juicio de los vivos - durante el Fuerte Pregón del Mensaje del Tercer Angel - es la cólera contra el pueblo de Dios, no en contra de una nación con la otra, porque de otra manera la cita de “Primeros Escritos", p. 36 no podría ser correcta, porque las naciones han estado airadas unas contra otras y siguen airadas. Por ejemplo, la guerra mundial ocurrió en “el tiempo del juicio de los muertos".

 “La cólera de las naciones” surgirá por el decreto que la bestia de dos cuernos pondrá en vigor “para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase". (Ap. 13:15), por el hecho de que todas las naciones seguirán en las huellas  de  la  bestia de dos cuernos  y “la misma crisis vendrá sobre nuestro pueblo en todas partes

del mundo” (6T 395), demostrando que esta “cólera de las naciones” es una confederación mundial contra el pueblo de Dios como está predicho por el profeta Zacarías: “Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella". (Zac. 12:3).

 El versículo 8 prueba que en el tiempo de la cólera de las naciones, “revestida de la armadura de la justicia de Cristo, la iglesia entrará en su conflicto final. ‘Hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejércitos en orden’ ha de salir a todo el mundo, vencedora y para vencer” porque, “en aquel día el Señor defenderá al morador de Jerusalén; el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como Dios, como el ángel del Señor delante de ellos".

 “Aquellos que han sido tímidos y vacilantes en la iglesia llegarán a ser como David: dispuestos a trabajar y

arriesgarse". -  “Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p.  77.

Pregunta: “He estudiado cuidadosamente el tipo de los templos como aparece en el Vol. 2 de “La Vara del Pastor” y también el número de marzo del Código Simbólico, p. 9, pero no puedo ver  que  arroje ninguna  luz sobre la p. 278 de ‘La Vara del Pastor', Vol. 2, porque en esta aparece que Darío es el autor del tercer decreto".

 “He leído y vuelto a leer todo lo que puedo encontrar en la Biblia y en “Profetas y Reyes” sobre estos decretos y no puedo ver como Darío puede ser el autor del tercer decreto, a menos que usted asuma la posición de que él hizo dos decretos".

 Respuesta: Los  decretos  hechos  por  los  reyes  Medo-Persas para la  reedificación del  templo  y la  ciudad –Jerusalén - lo explica la Biblia como sigue:

 El templo “fue terminado … en el sexto año del reinado de Darío el rey” (Esdras 6:15) y el decreto de Ciro fue renovado por él, diciendo: “Yo Darío he dado el decreto; sea cumplido prontamente". (versículo 12) y se demuestra en el versículo 15 que este decreto finalmente tuvo éxito en terminar la “casa de Dios". Conse- cuentemente, el Artajerjes del capítulo siete debe haber llegado al trono después del reinado de Darío y antes de que la casa fuera construida. Por lo tanto, si el Artajerjes del capítulo siete hiz o algún decreto antes de que el templo fuera construido, él debe haber hecho este antes de su coronación y antes de que hiciera el decreto “para embellecer la casa del Señor", o de otro modo, su decreto encontrado en Esdras 7:13 -26, debe haber jugado una parte prominente en el reino de Darío, y si esto es así, entonces el Artajerjes del capítulo seis, versículo 14 debe ser el mismo que aquel del capítulo siete, versículo 1, de otro modo, el Artajerjes de 6:14 debe ser otra persona con el mismo nombre. De aquí que, la dificultad viene del hecho de que la Biblia permanece en silencio sobre este punto. Consecuentemente, estamos a la deriva en cuanto a saber quién es el Artajerjes de 6:15.

 La Hna. White está en lo correcto que el decreto de Artajerjes de Esdras siete es el tercero en el registro, pero este no es el decreto que terminó la casa de Dios, sino más bien el que la honró (Esdras 7:27). y proveyó los medios para los sacrificios y las otras necesidades para el servicio. (Esdras 7:17). Además, el decreto de Esdras siete fue hecho “en el séptimo año de Artajerjes el rey” (versículo 7), mientras que el templo fue terminado “en el sexto año del reinado de Darío rey". (Esdras  6:15).

 Por lo tanto, no es nuestra falta por la poca información sobre este asunto , del mismo modo como no sabemos el día correcto del nacimiento de Cristo. Tampoco el conocimiento perfecto de cada detalle más allá de lo que ofrece la inspiración sobre estos asuntos nos hace mejores cristianos, sino la obediencia a la luz que ya tenemos lo hará, y así “La Vara del Pastor” nos ha llevado a un conocimiento más grande en muchos temas bíblicos más que ningún otro libro que hayamos tenido. De este modo se demuestra que Dios nos está guiando día tras día a un conocimiento mayor de Sus misterios y que deberíamos estar dispuestos a caminar en la luz que tenemos ahora hasta que ésta nos lleve cara a cara con la información deseada y a un perfecto conocimiento de todas las cosas, en lugar de apartarnos del camino de la luz hacia las tinieblas, sólo porque El no nos enseña todas las cosas de una vez o debido a que nosotros no podemos comprender todo en un  momento.

Los versículos 8 y 11 del capítulo seis en realidad no se refieren ni al decreto de Darío ni al de Artajerjes, sino más bien al de Ciro y renovado por Darío como cualquiera lo verá al leer el capítulo  entero.

 La Hermana White tiene la referencia de los decretos registrados: El decreto de Ciro como el primero (Esdras 1:1-4); el decreto de Darío como el segundo (Esdras 6:1-12); y el de Artajerjes como el tercero (Esdras 7:21 -26). El último es el que puso el toque de embellecimiento al templo y suministró los medios para el sistema del sacrificio.

LA “PLANTA DE MOSTAZA” CUBRIENDO LA INDIA

 No hace mucho tiempo desde que comencé a albergar un ardiente anhelo por una reforma, la mayoría de los A.S.D., incluyendo a aquellos a la cabeza de los miembros, comenzaron a verme con caras largas aunque previamente eran muy buenos conmigo. Fue en esta crisis que recibí su tratado número 4, “Las Ultimas Noticias para la Madre", y esto me ayudó a ver más claramente la inevitable necesidad inminente de una reforma entre nosotros como pueblo y ahora me están vigilando.

 Para hacer las cosas peor, un nuevo misionero con su familia del sur de Texas, … quien es  el Superintendente de la Misión aquí, acaba de llegar. El padre de su esposa ha abrazado el mensaje de “La Vara del Pastor". El Superintendente le ha ordenado a las autoridades locales que nos mantengan alejados de la escuela, aunque hasta este momento el director de la escuela no sabía nada  acerca de  “La Vara del  Pastor", pero el Superintendente de la Misión ha tomado medidas muy estrictas para mantener a los estudiantes alejados de nosotros, y la esposa del director, una dama de los Estados Unidos, ha dado instrucciones al personal para que los estudiantes sean llamados a una reunión o a un nuevo juego tan pronto como entremos a los predios de la escuela. De este modo, se las han arreglado para mantenerlos alejados de  nosotros.

 De esta manera las acciones de los facultativos nos demuestran que los A.S.D. están muy aterrorizados debido al mensaje de “La Vara del Pastor”, y nuestros corazones están movidos por el amor por ayudarlos, porque sentimos que no podríamos ser capaces de soportar la carga de la pena de verlos perderse después de tantos años de labor. Estudiaré el mensaje de “La Vara del Pastor” muy cuidadosamente y que Dios pueda abrir el camino para que yo pueda ser capaz de hacer algo por ellos. No permitiré que nadie me quite mi libertad dada por Dios. Estudiaré por mí mismo, venga lo que sea. Oren por  nosotros.

 Por favor, continúen enviando el “Código Simbólico” y otra literatura y ayúdennos con los tesoros del cielo para que podamos despertar a muchas almas de su condición “Laodicense” y de la “tibieza” antes de que sean vomitados.                                                                                            (Firmado)     C.V.H. Travencore, S. India

Queridos Hermanos :

 Ante la ausencia de nuestro líder habitual, en una sesión de oración anoche, un miembr o laico fue llamado a presidir el servicio. Él habló acerca de las falsas iglesias y luego acerca de la verdadera iglesia y dijo: “La verdadera iglesia es aquella en la cual se guardan los mandamientos de Dios y tiene la fe de Jesús". Aunque no en alta voz, en nuestros corazones dijimos amén. Se llamó la atención acerca de “La Vara del Pastor” y después de hacerle algunas preguntas, él supuso que nosotros (seis de nosotros) estábamos en contra de las enseñanzas de La Vara, pero cuando se enteró que éramos adherentes de ésta, inmediatamente terminó la reunión y nunca más habló acerca de ésta.

 Antes de que aceptáramos el mensaje de La Vara fuimos instruidos por el concejo de la iglesia que no estudiáramos la “Vara del Pastor", ni discutiéramos sobre ésta, que no hiciéramos  amistad con aquellos  que creen en ella y no los dejáramos entrar en nuestras casas, pero oramos, pidiéndole al Señor que nos dirija con justicia en la manera que cumplamos con la siguiente instrucción de la pluma de la Hna.  White:

 “Una luz preciosa ha de resplandecer de la Palabra de Dios, y no se atreva nadie a decir qué cosa debe o qué cosa no debe ser expuesta al pueblo en los mensajes de iluminación que él envíe, apagando así el Espíritu de Dios. Cualquiera que sea su puesto de autoridad, nadie tiene derecho de impedir que la luz llegue al pueblo. Cuando un mensaje viene en el nombre del Señor a su pueblo, nadie puede excusarse de investigar sus pretensiones. Ninguno debe arriesgarse, quedándose atrás y asumiendo una actitud de indiferencia y confianza en sí mismo, diciendo: "Yo sé qué cosa es verdad. Estoy satisfecho con mi posición. He tomado ya mi posición, y no me dejaré mover de ella, venga lo que viniere. No

escucharé el mensaje de este mensajero; porque sé que no puede ser la verdad". Porque siguieron este mismo proceder, las iglesias populares fueron dejadas en tinieblas  parciales,  y por  esto los mensajes  del cielo no las han alcanzado … si llega un mensaje que no entendéis, empeñaos en escuchar las razones que el mensajero expone". - “Consejos sobre la Obra de la Escuela Sabática”, p. 29,  30.

 Se nos ha dicho que “La Vara del Pastor” es de otra denominación, una nueva luz, una falsa doctrina, la obra del diablo. Sin embargo, después de una cuidadosa investigación hecha por noso tros mismos, hemos encontrado que el mensaje de “La Vara del Pastor” no es otra denominación y que exactamente como está predicho en “Primeros Escritos", p. 277, sus enseñanzas añaden poder y fuerza a todas las doctrinas autorizadas de los   A.S.D.

 No hemos recibido nueva luz, sino más luz, y el Mensaje del Tercer Angel ha llegado  a  hacerse  tan maravilloso para nosotros, que no podemos encontrar las palabras con las cuales expresar nuestro aprecio por éste.

 Mi experiencia me ha enseñado que nadie debería hacer de la carne su brazo, no importa si es el brazo de Noé o el brazo de Job o el de Daniel, debemos hacer ahora lo que hicimos cuando aceptamos el mensaje A.S.D., es decir, no tome el consejo del pastor, sino que con una mente abierta, libre de prejuicio, escuche el mensaje usted mismo, confiando en que el Señor nos llevará a toda la verdad y cuando veamos que es la verdad, aceptémosla gozosamente.

 Mi corazón está ahora lleno de gozo por la esperanza que hay en mí y por el amor por la iglesia de Dios y Su pueblo, y haré todo lo que pueda para llevar este mensaje tan precioso a tantos como Dios permita. Oren por nosotros.                                                                                               (Firmado) Sra. L. L. Houston, Texas.

Queridos Hermanos:

 Nos encontramos en un conflicto y en un problema por creer lo que pensamos es el llamado de Dios para nosotros, y por reformar nuestras vidas como nunca antes y por lo tanto estamos pidiéndoles que oren por nosotros para que nuestra fe en el Señor pueda ser de tal manera que remueva estas montañas de dificultades o que nos ayude a llevar la cruz para que podamos ser dignos de Su nombre y preparados para Su reino. Las siguientes son algunas de las pruebas con las que nos estamos  encontrando:

 Los jóvenes que han aceptado el mensaje que contienen los volúmenes de “La Vara del Pastor", después de haber sido rechazada su matrícula en nuestras escuelas denominacionales en Los Ángeles, al principio fueron todos (mayores y jóvenes) bienvenidos a la iglesia, pero pronto después al Hermano Bingham y a la Hermana Serns se les negó la entrada. Hasta este momento, solamente una publicación había sido distribuida en los predios de la iglesia por nuestro grupo. Este fue un tratado escrito por A. M. Dart y publicado por la denominación. Por esto fuimos acusados de diseminar literatura de la “Vara del Pastor” y pasadas cerca de dos semanas la Junta de la Iglesia nos informó que aún nosotros como estudiantes no éramos bienvenidos y que ya no se nos permitiría más entrar al edificio de la iglesia. Sin embargo, sintiendo que somos mejores Adventistas ahora que antes y que la propiedad de la iglesia es tanto nuestra como de ellos y que por amor a sus almas regresamos, pero cuando nos aproximábamos a las escalinatas de la iglesia para la Sociedad de Jóvenes, tres hombres corpulentos descendieron frente a nosotros y bloquearon nuestro paso. Entonces, silenciosamente nos alineamos a cada lado de las escalinatas de la iglesia quince jóvenes entre los ocho y los veinticuatro años de   edad.

 Les pedimos una razón que justificara el mantenernos afuera, pero se quedaron inmóviles y viendo que estábamos decididos a obedecer a Dios antes que al hombre, apagaron la luz del pórtico y dos de los hombres se alejaron y al poco tiempo regresaron con un oficial de la policía de la  ciudad.

 El guardián de la ley admitió que no se le habían dado razones sustanciales de parte de los miembros de la iglesia para que nos llevaran y por lo tanto él no podía decirnos qué hacer, pero que  deseaba  que  nos pusiéramos de acuerdo y regresó a su trabajo.

 El Sábado en la mañana no permitieron que permaneciéramos en la propiedad de la iglesia, pero como regresamos el siguiente viernes en la noche para suplicar con Israel y para adorar en la casa  de  Dios, nuevamente se nos dejó afuera y el Hermano Lipsey

a quien se encontró un poco demasiado cerca de la propiedad de la iglesia, recibió un buen empujón y un puñetazo en su mandíbula. El que abusó de nosotros de esta manera, al día siguiente fue ordenado como el anciano local.

 El siguiente viernes en la noche oramos fervorosamente por la ayuda del Señor y cuando Él abrió el camino todos entramos a la iglesia, pero a la siguiente mañana se nos negó nuevamente la entrada y temimos por las consecuencias por el hombre que le negó un vaso de agua a una niña de ocho años mientras se nos hacía permanecer de pie en la acera pública.

 El primero de enero la lluvia calló en torrentes y, además, el Hermano Bingham fue echado al suelo dos veces, arrastrado y golpeado por los vigilantes de la puerta de la iglesia por no marcharse a   casa.

 El siguiente Sábado, un caballero de mediana edad bien vestido, antes de entrar a la iglesia preguntó si el servicio de las once había comenzado y al enterarse que a nosotros no se nos dejaba entrar, es taba asombrado y después de escuchar la defensa de ambos lados - la de la iglesia y la nuestra - dijo: “Pronto ‘Icabod’ será visto escrito en la entrada de esta iglesia. No soy profeta, “él dijo", pero no necesito serlo para ver que algo drástico pronto sucederá para contrarrestar esta condición". Avergonzado por las acciones tomadas contra nosotros y un poco perplejo, pasó adentro.

 Hay un número de Hermanos que no están a favor de apoyar las acciones que han sido tomadas contra nosotros, pero, como es lo habitual, la mayoría manda.

 Amamos a estos Hermanos aunque sean tan ásperos con nosotros, pero por favor oren por nosotros para que no hagamos nada que haga que ellos permanezcan en su condición “Laodicense” y “triste", pero que podamos estar dispuestos para hacer todo por ellos para que puedan ser salvos. Que pueda nuestra conducta y determinación permanecer con la denominación y testificar en la iglesia que no hemos apostatado como ellos piensan, sino que estamos tratando de reformar nuestras vidas y de prepararnos para reunirnos con el Señor en paz y convencerlos así a ellos para que investiguen nuestra fe por ellos  mismos.

 (Firmado) Los Jóvenes de La Crescenta, Calif.                              Por la Sra. M. J. Bingham

¿DE QUÉ LADO PERMANECERÁ USTED?

 Estamos de hecho apesadumbrados cuando pensamos en el resultado final de las acciones de  nuestros Hermanos y nuestra única esperanza es que no vayan tan lejos en su impiedad farisaica para hacer  que permanezcan demasiado tiempo en las tinieblas y que finalmente se encuentren con la “puerta cerrada” suplicando: “¡Señor, señor, ábrenos!  Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco". (Mt. 25:11,  12).

 Ustedes que aman el “triple” mensaje, a la iglesia de Dios y a los Hermanos dirigentes, por favor no acepten sus acciones imprudentes y satánicas, porque ya sea que estemos en lo cierto o en el error, es cierto que sus acciones papistas Cristo no las aceptará.

 Lean cuidadosamente las siguientes citas e inmediatamente cumplan con las instrucciones del Señor, a no ser que ustedes, de hecho o por consentimiento, finalmente se encuentren también a Su lado   izquierdo.

 “A pesar de la amonestación de Cristo, los hombres han tratado de extirpar la cizaña. Para cast igar a aquellos que se suponía eran obradores de maldad, la iglesia ha recurrido al poder civil. Aquellos que diferían en sus opiniones de las doctrinas establecidas han sido encarcelados, torturados y muertos, a instigación de hombres que aseveraban estar obrando bajo la sanción de Cristo. Pero es el espíritu de Satanás y no el de Cristo el que inspira tales actos. Es el mismo método que usa Satanás para conquistar el mundo. Dios ha sido falsamente representado por la iglesia a causa de la forma de tratar con aquellos que se suponía eran herejes". - “Palabras de Vida del Gran Maestro", p. 52.

 Siempre y cuando estemos bien con Dios, el ser echados de la iglesia por ustedes no hará que nos vayamos a la ruina eterna, por que dice el Señor: “Bienaventurados se réis cuando los hombres os aborrezcan,  y  cuando  os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por

causa del Hijo del Hombre. Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas. Más ¡ay de vosotros, ricos! porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! porque  tendréis hambre.  ¡Ay  de  vosotros, los que ahora reís! porque lamentaréis y lloraréis. ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas. Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues". (Lucas 6:22-29).

 No se puede culpar solamente a los Hermanos dirigentes y a aquellos que participan activamente con ellos e n sus actos satánicos, sino también a aquellos que respaldan sus acciones. Están empeñados en refutar “La Vara del Pastor” usando los escritos de la Hna. White y forzándonos a cumplir con sus decisiones miopes, pero ¿por qué no se levantan los laicos y les piden que sigan el consejo del Señor en la cita anterior? ¿No es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres? Ustedes mismos deberían estar en lo correcto sin considerar  si nosotros lo estamos o no y así volver a ganar nuestra confianza en ustedes y en los Hermanos dirigentes o

¿continuarán con ellos, contrario a las claras palabras como las han leído en la cita anterior que mientras plenamente contradicen sus prácticas, completamente apoyan las nuestras? Sin embargo, por la palabra y por la fuerza, aún movidos a emplear el “brazo del estado", están decididos a hacernos renunciar a nuestra posición en esta cuestión vital ¡y a tomar la posición de  ellos!

 En el nombre de los ministros de Cristo, ellos tienen una gran influencia sobre algunos de los lai cos que están tan ciegos como ellos, pero aquí está una profecía que todos ustedes que leen este artículo harían  bien en subrayar en su libro de notas, que aunque por un tiempo, como el Zar de Rusia, los ministros pueden mantener a las multitudes en tinieblas apartados de la verdad y prensarlos con sus pulgares, pero algún día no muy lejano, los ojos de los laicos ciegos y dormidos serán abiertos, pero aunque son demasiado perezosos  y  están demasiado ocupados ahora para estudiar por sí mismos, no solamente perderán la confianza en sus ministros, sino también romperán las fuertes ataduras de sus cuellos que los aprisionan ahora en la oscuridad, como Lincoln rompió las cadenas de la esclavitud de los cuellos de los negros. Sin embargo, si ustedes no hacen esto ahora, mis Hermanos, mientras que el Señor está suplicando por ustedes, aunque pudieran librarse más tarde, esto no los beneficiará.

 Entonces, las mismas manos que una vez coronaron a estos ministros con laureles, se levantarán para su destrucción, porque verán entonces que ustedes han sido engañados y aunque ustedes se unan para amontonar sus amargas condenas sobre ellos, mientras que ellos les escuchan a ustedes decir: “¡Estamos perdidos! Y ustedes son la causa de nuestra ruina", será para siempre demasiado tarde redimir sus almas. Así, que las artimañas que ellos están tramando contra nosotros ahora, Dios las usará en contra de ustedes y de  ellos.

 Ellos han estado predicando por tiempo contra los papistas y contra aquellos que se copian de ellos, pero ahora están haciendo las mismas cosas por las cuales condenaron a otros. Por lo tanto, el precio que los papistas pagarán, ellos lo pagarán también, con la excepción de que se arrepientan ahora. ¿No hará usted mi Hermano todo lo que pueda para rescatar a nuestros líderes de la ruina eterna hacia la cual ellos están corriendo precipitadamente, y como ustedes están siguiendo sus huellas, ellos harán que ustedes se sumerjan en lo mismo?

¿QUÉ ES LA REFORMA PRO-SALUD?

 “La reforma pro-salud” significa estar bien con Dios y con el hombre, consigo mismo y con todos sus hábitos. La mayoría de la gente tiene más cuidado en trabajar demasiado que en matarse con el comer en exceso y aunque pretenden hacer esto por su salud, si los ponemos ba jo observación, esta clase de personas serán descuidadas con sus cuerpos en placeres pecaminosos y sacrificarán su salud con un apetito pervertido. Sí, ellos arriesgan su salud  por  un  pequeño  placer  pecaminoso casi  de cualquier clase y cuando se les reprocha, se molestan grandemente y preferirían, a cualquier costo, continuar con un hábito insalubre incitado por la indulgencia de algún placer pecaminoso, en lugar de negarse a éste, corrigiendo su mal camino. Consecuentemente, su temor de trabajar en exceso es un temor al trabajo de cortar sus deseos pervertidos, “ que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios". (Judas 4). Ellos temen al exceso de trabajo, pero no temen exagerar nada, que al f inal resulta en la pérdida de sus habilidades f ís icas, l le gando a  hacerse tan débiles como la  paja, tan r ígidos como un  pepino,

y tan flácidos como un panqueque.

No hay nada en la creación de Dios que permanece estático - cada cosa está haciendo algo todo el tiempo   - y cualquier cosa que deje de moverse, Él se la lleva. Si el corazón deja de latir, Él se lleva la vida y la sustancia del cuerpo regresa a la tierra. Si un árbol deja de crecer, muere. El agua que se queda quieta, se estanca. La “obra de la mano” de Dios, no solamente se está moviendo incesanteme nte sobre su propio camino, pero ni se queda atrás ni va por delante, sino que mantiene por siempre el tiempo perfecto. Si un aeroplano deja de volar, se cae a tierra. Cuando un automóvil deja de funcionar, no tiene valor para su dueño. Cualquier cosa que no llega a la norma establecida por su Creador, no solamente se hace inservible, sino también se convierte en una molestia.

Hay miles que sacrifican su salud y su felicidad por la falta de ejercicio. Algunos se excusan de trabajar por preservar la belleza de sus manos, sin darse cuenta que están arruinando el cuerpo entero ¡al no hacer nada! Otros tratan de preservar su belleza evitando los rayos del sol, aunque sin los cuales nadie puede vivir toda la distancia de su tiempo de vida, ni  lo suficiente como para permanecer feliz mientras  vive.

La abeja que fielmente trabaja todo el verano, cuando el invierno viene tiene suficiente para comer y también para dar al hombre hambriento que no puede fabricar su propia miel, mientras que el saltamontes al perder s u tiempo cantando todo el verano, padece hambre durante el invierno en el frío. La planta que crece en la sombra es débil y pálida y si es expuesta al sol demasiado tarde, en lugar de recibir su belleza natural, se marchita. Aquellos que están viviendo equivocadamente, cuando comienzan a corregir sus hábitos, empiezan a sentir los mismos efectos de antes, pero en lugar de continuar por el camino correcto, presentan excusas para reformarse y retroceden caminando por el mismo camino torcido.

“Pobreza y vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo; más el que guarda la corrección recibirá honra". (Pr. 13:18). “Fuerza y honor son su vestidura; y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua. Considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde. Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba". (Pr. 25:21-28). “Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio; la cual no teniendo capitán, ni gobernador, ni señor, prepara en el verano su comida,  y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo  te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado". (Pr. 6:6 -11). “Seis días  trabajarás, y harás toda tu obra". (Ex. 20:9).

“Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra". (Gn.  3:19).

Abrahán llegó a ser amigo de Dios, porque no solamente creyó, sino que fielmente cumplió con sus deberes y que levantándose muy de mañana” (Gn. 22:3), hacía las cosas “en el mismo día". (Gn.  17:26).

Cuando Dios eligió al ejército con el cual Gedeón derrotaría a los madianitas, Él ordenó a Gedeón que separara a aquellos que “temieran y se estremecieran” y a aquellos que tenían mucho tiempo antes de   comenzar a hacer algo, de aquellos que por darse prisa, no se detendrían aun lo suficiente para beber, pero quienes llevaron el agua con la mano a su boca y bebieron a medida que avanzaban. (Jueces 7:2-7). Si el pueblo de Dios no se despierta ahora, nunca lo hará, porque el tiempo es demasiado corto y la obra es demasiado grande, y los mejores de nosotros no podemos ser lo demasiado hábiles o lo demasiado activos para entrar en el conflicto que nos confronta.

(Continuará)                                                    SE SOLICITA

 Si cualquiera de los lectores de este pequeño periódico tienen libros extras de los escritos de la Hna. White y quisiera disponer de ellos, por favor envíelos a esta oficina. Podemos utilizar todos los volúmenes que podamos obtener.

 Si alguien tiene una máquina sumadora en buenas condiciones y quisiera ya sea donarla o venderla a  un precio muy razonable, por favor infórmenos.

 Asociación Publicadora Universal Centro del Monte Carmelo

Waco, Texas

Anterior
2CS1
OÍR ESTÁ BIEN, PERO VER ES MEJOR
siguiente
2CS34
ORAMOS Y EL SEÑOR ESCUCHÓ NUESTRO LAMENTO