Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

Preguntas y respuestas de discusión (Parte Uno)

La Única Paz de Mente

     MEDITACIÓN PARA LA ORACIÓN DE APERTURA

    Esta tarde, nuestro texto para la oración se encuentra en la página 85 del libro El Discurso Maestro de Jesucristo. Leamos los primeros cuatro párrafos. Estos son en la escritura, “Así que, no os acongojéis por el día de mañana … basta al día su afán”.

   D.M.J., p. 85 - “Si os habéis entregado a Dios para hacer su obra dice Jesús, no os preocupéis por el día de mañana … Cuando nosotros mismos nos encargamos de manejar las cosas que nos conciernen, confiando en nuestra sabiduría para tener éxito, asumimos una carga que El no nos ha dado. Con razón podemos entonces sentir ansiedad, y esperar peligros y perdidas que seguramente nos vendrán - Cuando creamos realmente que Dios nos ama y quiere ayudarnos, dejaremos de acongojarnos por el futuro. Confiaremos en Dios así como un niño que confía en un padre amante. Entonces desaparecerán todos nuestros tormentos y dificultades; porque nuestra voluntad quedará absorbida por la voluntad de Dios.

    “Cristo no nos ha prometido ayuda para llevar hoy las cargas de mañana … Solamente un día es nuestro, y durante esto hemos de vivir para Dios. Por ese sólo día, mediante el servicio consagrado, hemos de confiar en la mano de Cristo todos nuestros planes y propósitos, echando sobre El todas nuestras cuitas, porque El cuida de nosotros, dice “Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal para daros el fin que esperáis”. “En descanso y en reposo seréis salvos, en quietud y en confianza será vuestra fortaleza”.

   Oremos por una viva realización que Dios ha prometido ayuda al llevar nuestras cargas, no las de mañana, sino las de hoy; oremos para que cada día pongamos en sus manos todos nuestros propósitos y cargas, todos nuestros afanes y ansiedades. Sólo así tendremos descanso y la aseguranza que en “quietud y en confianza” estará nuestra fortaleza.

DISCUSIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

(Parte I)

 

TEXTO DE LA ALOCUCIÓN POR V.T. HOUTEFF

MINISTRO DE LOS DAVIDIANOS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA

EL SÁBADO, 17 DE AGOSTO DE 1946

CAPILLA DEL MONTE CARMELO

WACO, TEXAS

   Varios de ustedes han venido a mí recientemente con algunas preguntas aparentemente muy importantes para ustedes. Por esta razón consagraremos esta hora de estudio esta tarde para contestarlas.

Leeré la pregunta: “¿Hermano Houteff, somos menos dignos para tomar entre nosotros-- La Santa Cena?”

Veamos. Poco antes de instituir la ordenanza de humildad, Jesús dijo a sus discípulos, “No estáis limpios todos”. Uno no estaba limpio. Pero aunque el hecho de que Judas no era digno, la ordenanza no podía dilatar más. Pero tan pronto que participó del sacramento, se levantó, salió, e hizo su endemoniada obra. Después fueron sus ojos abiertos al crimen que había cometido, y se ahorcó. Pero los otros discípulos si estaban listos o dignos como podían haber estado hasta entonces para participar de ese sagrado servicio.

La Santa Cena fue instituida para recordar el sacrificio del Señor y no para limpiar a los participantes de sus pecados, sino para limpiarlos de los pecadores, como se ve según la Pascua en Egipto, y por el hecho que después Judas no anduvo más con los discípulos. Claramente, entonces, la celebración de la ordenanza trajo bendición a los once, pero condenación a uno

   Cena en su medio, pero no les ha traído provecho. No los ha hecho, a ellos o a su obra, duradera y eterna. El caso es que esos no existen más, y su terminación fue más ligera que su entrada. Ahora leamos de

1 Corintios 11:17, 18 - “Pero al anunciaros esto que sigue, no os alabo; porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo peor. Pues en primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo”.

Los Corintios estaban teniendo controversias, causando divisiones entre ellos, y así, al juntarse en la iglesia no era “para lo mejor” sino para lo peor.

Si el juntarnos es para lo “peor”, ¿no sería mucho mejor quedarse en casa?

1 Corintios 11:27-30 - “De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen”.

 

  El pan, y la copa del Señor se debe de tomar por un pueblo, sólo después que se hayan examinado a sí mismos, y que están seguros de que no están causando problemas; que sus reuniones son para mejorar y no para empeorar. Ahora, si hemos alcanzado esa norma de justicia, entonces, podríamos ordenar sin falta la Cena del Señor entre nosotros. Pero si no hemos alcanzado esa norma todavía, entonces, instituyendo la ordenanza de humildad entre nosotros sería solamente para nuestra condenación y no nuestra salvación.

  Nuestro principal deber hoy no es el de urgir la observancia de la Santa Cena, sino más bien tratar de alcanzar la norma de perfección que el mensaje de hoy junto con el mensaje de ayer nos insta. El Señor nunca exige “reforma y reavivamiento” cuando la iglesia está gozando buena vida espiritual. La Santa Cena, así pues, nunca se ordena al principio de tal reavivamiento y reforma, sino a su terminación. Jesús no instituyó la ordenanza al comienzo de Su ministerio, sino lo hizo a Su clausura.

  Y si no queremos causar divisiones entre nosotros mismos, nunca discutiríamos los pecados de otros, ni pasar juicio sobre ellos. Si no podemos enderezar las cosas privadamente con el que está en error entonces nos es mejor no discutirlo con nadie, o seguir la instrucción que se nos ha dado en

Mateo 18:16-17 - “Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano”.

No podemos guiar al Señor. El ha de guiarnos. Nosotros de por si, nunca sabemos lo que es bueno o

   Esto es muy fácil, si hacemos lo que se nos dice que hagamos, no más ni menos, seremos considerados dignos. Hasta aquí, nuestro mensaje mandado por Dios, no nos ha traído la atención a la ordenación de la Santa Cena, sino nos está rogando que nos apartemos de las abominaciones, y hagamos a un lado los ídolos, y dejar todas las ideas y opiniones privadas, y de todo corazón volvernos al Señor.

  Además, el mensaje enseña que debemos permanecer en la madre iglesia y trabajar estrictamente por su salvación. La conclusión entonces es, que mientras estemos con ella, parece no haber necesidad de tomar la Cena del Señor privadamente entre nosotros, tal vez no antes que la hora llegue para que el penitente sea separado del impenitente como se nos muestra en el tipo de la pascua en Egipto, y la Pascua en la noche cuando Judas salió para nunca más andar con los doce.

   A más de esto, parece que nadie sabe como y cuando observar el sacramento. Algunos lo observan cada domingo, o cada sábado, algunos ocasionalmente, otros cada cuatro meses etc. Parece lógico decir, que cuando Dios nos lo ordene de nuevo, El nos dirá también como y cuando lo observemos propiamente.

 - - - - - - - - o - - - O - - - o - - - - - - - -

   Varios me han dicho, hermano Houteff, cuando nos enfrentamos con aquellos que están en contra de nosotros, no sabemos como contestar sus preguntas. Nos confundimos. No sabemos si estamos bien o mal. Principalmente nos confunden sobre la interpretación de la Vara de las--“Trompetas y los Sellos”.

   Aquellos de ustedes que están teniendo que contestar preguntas controversiales, sencillamente contesten de esta manera: “De seguro, uno de nosotros debe estar equivocado. Los dos no podemos estar correctos, por decir lo menos, y así pues, cuidadosa e imparcialmente estudiemos el tema”. 

  Yo les diría que nosotros enseñamos las trompetas así como Juan las vio en visión. Por ejemplo, Apocalipsis dice, “Y el número del ejército de los de a caballo, era doscientos millones. Y oí el número de ellos. Y así vi los caballos en visión, y los que sobre ellos estaban sentados, los cuales tenían corazas de fuego, de jacinto, de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de la boca de ellos salía fuego y humo y azufre. De estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres: del fuego, del humo, y del azufre, que salía de la boca de ellos. Porque su poder está en su boca y en sus colas: porque sus colas eran semejantes a serpientes, y tenían cabezas y con ellas dañan”. Apocalipsis 9:16-19.

   Este es el cuadro descriptivo que el Apocalipsis nos da de los doscientos millones de caballos y jinetes. El cuadro abajo es lo más parecido a lo que Juan describió de los caballos y jinetes, y nuestra interpretación va de acuerdo con ello, Véase el Tratado No. 5, “La Última Amonestación”.

Aquí sigue la representación gráfica de los caballos y jinetes que la Conferencia General ha dado al público.

 

 IMAGEN

 

Ahora compare la propia descripción de la Inspiración con la ilustración que da la Denominación de los caballos y jinetes que se nos ha dado en el libro “Pensamientos Sobre Daniel y el Apocalipsis” página 510 (en inglés) ¿Por qué es que la Denominación en su exposición de las Trompetas no usa la propia descripción de los caballos y jinetes que da la Inspiración? ¿Por qué es que inventaron su propia descripción? La única respuesta es que la descripción del Espíritu no concuerda con la descripción de sus propias interpretaciones. Nuestra inhabilidad para interpretar correctamente sin el don celestial de la interpretación, se puede esperar y es excusable. Pero decir que la visión fue mostrada tan lejos al Revelador que él no pudo ver exactamente las cabezas y colas de los caballos y de donde salía el fuego, el humo, y el azufre, acomodando la visión de tal manera para que concordara con su propia interpretación, no es solamente un desafío a la amonestación de Cristo concerniente al no quitar o añadir nada a las Escrituras (Apocalipsis. 22:18-19), sino esto también es plena blasfemia.

   ¿Puedes ver ahora lo que los hombres que ellos llaman grandes, “hombres de experiencia”, están haciendo? Estos hechos poco escrupulosos condenan su jactancia que son hombres santos que están dirigiendo la Denominación; y al hablar con orgullo de los millones de dólares que la Denominación recoge de entre los pobres anualmente no es nada de santo si el dinero se va a usar para esta clase de obra. Ellos necesitan arrepentirse y corregir sus errores que están pasando como Verdad antes que puedan acusar a otros concienzudamente.

    Si Juan no podía ver como eran los caballos, entonces ¿Cómo pudo ver que todos los peces murieron en el mar (Apocalipsis 8:9)? Y con un modelo tan autoengreído para estudiar las Escrituras como la Conferencia General ha establecido ¿Cómo puede estar uno seguro de que los profetas vieron claramente todas sus visiones? ¿No entiendes todavía que estas interpretaciones tontas y torcidas son de origen satánico para minar la confianza del hombre en los profetas, y la habilidad de Cristo para revelar correctamente el cuadro de Verdad a sus siervos? ¡Considera tu cuán dañoso es el cargo contra la Inspiración, que destructivo para el alma, que blasfemia tan grande para el Espíritu Santo el que nos guía a toda Verdad! ¡y que repulsivo será esto para Cristo, especialmente porque viene de aquellos que pretenden servirle! Esto de por si, debiera ser suficiente para mostrar que el ángel (el ministerio) de los Laodicenses está ciego, desnudo, y en necesidad de todo. Por amor a ti mismo y a otros, no apoyes tales doctrinas satánicas. Esto es todo, menos la Verdad, cualquier cosa menos señales de que el Espíritu de Profecía está obrando. Pregúntate a ti mismo, ¿Cuándo ha tenido Turquía u otra nación un ejército de 200.000.000 jinetes? Si todavía te sorprende y surge la pregunta: ¿por qué es que Dios permitió que entraran errores poco a poco en la iglesia? La respuesta es: Para que ellos, (el ministerio) al consentirlos y propagarlos en tal tiempo como este, El pueda descubrir los que son obradores de iniquidad, y probarles a los laicos que Su iglesia ahora está bien inundada por el Diablo como lo estaba la iglesia judaica en el tiempo de Cristo, y de esta manera despertar a los Laodicenses honestos y librarlos de su propia - decepción y también del rebosante y severo castigo (Isaías 28:13-15).

  ¿Puedes ahora ver la razón por que el nombre “Blasfemia” está sobre todas las siete cabezas de la bestia como leopardo de (Apocalipsis 13)? Y si una cabeza simboliza un sistema religioso, entonces todas deben de representar lo mismo porque todas son iguales menos la que fue herida, y todas están en la bestia (el mundo) al mismo tiempo, y no una después de otra.

   En cuanto a la acusación de que la “Vara” enseña que la iglesia es Babilonia, demandamos que muestren prueba de tal declaración. Si no saben lo que quiere decir Babilonia, entonces vale más que lean el libro “La Vara del Pastor”.

   Es verdad que la iglesia es la iglesia de Dios, pero aquellos que han tomado cargo de ella no son mejores que el Sanedrín en el tiempo de Cristo. Es sólo por el amor supremo que Dios tiene para Su iglesia, y Su Verdad porque El la ha invadido con Su Verdad para así reclamar a su pueblo cortando, de su medio a aquellos que la han esclavizado ilegalmente, enseñándoles doctrinas de demonios como hemos visto en este estudio; y no dejándolos tener contacto con la Verdad del cielo para este tiempo de crisis. ¿puedes ver por qué es que la Conferencia General no es más hoy la Voz de Dios para el pueblo? (General Conference Bulletin, 34th session, Vol. 4, Extra No. 1, April 3, 1901, p. 25, Cols. 1-2, en inglés), que lo era el Sanedrín para los judíos en el templo de Cristo? Mi deseo es que no estén por más tiempo engañados creyendo que “La Vara del Pastor” está destruyendo lo que Dios ha edificado. Ahora consideremos:--Los Siete Sellos

 

  La iglesia Laodicense enseña que los sellos comenzaron con la resurrección de Cristo, lo cual ustedes saben sucedió como setenta años antes que Juan, el Revelador tuviera la visión de los sellos. Oigamos lo que la Voz de la Revelación misma, dice:

Apocalipsis 4:1 - “Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas”.

   La Voz habló enfáticamente que las cosas que Juan iba a ver aun no habían tomado lugar, y no se estaban desarrollando entonces pero se desarrollarían después. Desde que esto sucedería después que Juan tuvo la visión (96 D.C., no en el primer siglo de la era cristiana), ¿entonces no resulta ser una blasfemia el enseñar contrario a lo que la Voz dijo, diciendo que los sellos empezaron más de tres décadas antes que fueron mostrados a Juan? No, los sellos, por lo tanto, no empezaron con la iglesia Cristiana. Para hallar la verdad sobre esto, léase el Tratado No. 15, “A las Siete Iglesias”.

- - - - - - - - o - - - O - - - o - - - - - - - -

¿Y qué en cuanto a Apocalipsis Doce?

La mujer vestida con el sol, ¿simboliza ella la iglesia desde el Pentecostés y en adelante vestida del Evangelio (sol) de Cristo?

Cuando el dragón atacó a la mujer, estaba ella ya vestida con el sol y su hijo, el Señor, todavía no había nacido. Esto siendo así, ¿Cómo puede su vestidura del sol ser símbolo del evangelio de Cristo, y cómo podía ella haber representado la iglesia cristiana, siendo que ni el evangelio ni la iglesia cristiana existían todavía? ¿Y como puede ella ser la madre de Cristo aun cuando la misma iglesia Cristiana no había nacido? Ella, por lo tanto, no lo puede ser, es la

respuesta.

La teoría, entonces, que la mujer tuvo su principio en Pentecostés es tan lógico como decir que el polluelo nació antes que la gallina pusiera el huevo.

- - - - - - - - o - - - O - - - o - - - - - - - -

¿Toma lugar la matanza de Ezequiel nueve en el mundo o en la iglesia? ¿Es esto las siete últimas plagas, o es--La Purificación de la Iglesia?

Ezequiel 9:1, 4, 9 - “Clamó en mis oídos con gran voz, diciendo: Los verdugos de la ciudad han llegado, y cada uno trae en su mano su instrumento para destruir … Y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella … Y me dijo: La maldad de la casa de Israel y de Judá es grande sobremanera, pues la tierra está llena de sangre, y la ciudad está llena de perversidad; porque han dicho: Ha abandonado Jehová la tierra, y Jehová no ve”.

   Los ángeles están a cargo de la “ciudad”. Jerusalén, no del mundo, ni tampoco Babilonia. Hasta un cristiano no bien informado sabe que los nombres Jerusalén, Judá, e Israel, denotan la iglesia, pero nunca en lo menor significan el “mundo”. En todo tiempo significaron la iglesia y siempre la significarán porque ese es su verdadero significado.

 

 La matanza de Ezequiel nueve positivamente no es las siete últimas plagas (Apocalipsis 16), porque las plagas caen sobre Babilonia, pero la matanza ocurre en Judá y Jerusalén. Aun más, los ángeles de Ezequiel 9 matan sólo a aquellos que no tienen la marca o el sello, pero las plagas no matan a nadie. Los judíos torciendo las Escrituras de Moisés, trataron de refutar las enseñanzas de Cristo y cierto es que si los Laodicenses continúan torciendo las Escrituras de la Hermana White tratando de refutar el mensaje de hoy, entonces su fin será peor que el de los judíos. Concerniente a lo que ella dice tocante a Ezequiel 9 léase Testimonios para la Iglesia, Volumen 3, páginas 295-296; Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 196; también El Conflicto de los Siglos, páginas 714-715. Ezequiel 9 nos muestra un cuadro del juicio de los vivos en la casa de Dios (1ª Pedro 4:17), el sellamiento de los santos y la destrucción de los impíos en la iglesia.

- - - - - - - - o - - - O - - - o - - - - - - - -

Creo tener tiempo para otra pregunta: Está en cinco partes, y así la contestaré.

Pregunta 1: “¿Cree Ud. Que la profecía de Nahum predice

la Segunda Guerra Mundial o alguna otra guerra?”

Para la respuesta vayamos directamente a la profecía de Nahum.

Nahum 2:1 - “Subió destruidor contra ti; guarda la fortaleza, vigila el camino, cíñete los lomos, refuerza mucho tu poder”.

Nahum predice que el que comienza la guerra “el destruidor” estaría bien preparado antes de comenzar la guerra, pero aquel poder que era contra de él, Asiria, no estaría preparado hasta después que la guerra hubiera empezado: esto es después que el “destruidor” se enfrentara con Asiria y entonces es cuando Asiria hace preparativos para defenderse. Este es el tiempo cuando ella fortalece sus lomos y se fortifica con “mucha fuerza”.

Así pues, como se sabe, que la gran Bretaña y Francia no estaban preparadas para pelear contra Hitler cuando él estalló sus cañones contra ellas, y como todos los aliados sabemos que apenas comenzaron a prepararse ellos mismos después que Hitler comenzó a destruir, la verdad se destaca clara como el cristal que el “destruidor” no es otro más que Hitler, el que estaba listo al principio de la guerra, el que quebrantó a la misma Alemania en varios trozos, el imperio Británico, y muchos otros países. Los aliados, así pues, deben ser la antitípica Asiria. Esto es clave número uno.

Para la clave número dos leamos sobre la manera de los preparativos que fueron hechos para el día de la guerra.

Nahum 2:3, 4 - “… el carro como fuego de antorchas; el día que se prepare … Los carros se precipitarán a las plazas, con estruendo rodarán por las calles; su aspecto será como antorchas encendidas, correrán como relámpagos”.

Estos versículos demuestran el modo de transportación en el día de la preparación para la guerra. Desde que la Segunda Guerra Mundial es la única guerra en la historia para la cual se hicieron y emplearon preparativos como Nahum describe, los “carros” (tráfico vehicular) corrían con rapidez como “relámpagos” mientras que el trafico aéreo y por mar, en las ciudades, y caminos provinciales (plazas y calles) se discurrían. Todas estas señales de los tiempos que marcan el tiempo de esta guerra, no dejan lugar para duda. Todo esto en términos perfectos certifican que Nahum predice La Segunda Guerra Mundial. Para nuestra tercera pista leamos

Nahum 1:15 - “He aquí sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz. Celebra, oh Judá, tus fiestas, cumple tus votos; porque nunca más volverá a pasar por ti el malvado; pereció del todo”.

   Aquí se nos dice que en el tiempo de esta guerra alguien va a publicar revelaciones inspiradas de Verdad nuevamente reveladas, la Verdad del Juicio de los Vivos, la cual es la separación para siempre del trigo de la cizaña (Mateo 13:30) el buen pez del malo (Mateo 23:47-48) las ovejas de los cabritos (Mateo 25:32) las vírgenes prudentes de las fatuas (Mateo 25:1-12). Estos son los que “nunca más pasarán”, por la iglesia, declara la Escritura, porque “perecerán del todo”. Así insistiendo con urgencia que Judá, la iglesia, guarde la fiesta antitípica de expiación, y que cumpla sus votos a Dios para que sea hallada digna de escapar Sus juicios. Por eso, el ruego de Dios a Su iglesia hoy se está oyendo por toda la tierra diciendo: “Despierta, despierta, vístete tu ropa de hermosura, oh Jerusalén, ciudad santa: porque nunca más acontecerá que venga a ti el incircunciso ni inmundo”. (Isaías 52:1).

   Con estas positivas señales de los tiempos la Inspiración deja a cada individuo que decida por sí mismo si poner o no su confianza en la Voz que la inspiración misma recomienda, o en la voz que los seres humanos no inspirados recomiendan. De aquí en adelante no debe de haber confusión entre el verdadero pueblo de Dios. Sus “ … atalayas levantarán la voz: juntamente darán voces de júbilo: porque ojo a ojo verán que Jehová vuelva a traer a Sion. (Isaías 52:8).

Pregunta 2: “¿Quién es el que Nahum dice ganará la guerra, 

el “destruidor” o “Asiria”?”

 

 Aunque la profecía de Nahum pone más grande énfasis en la caída de Asiria, también declara que ambos perderán, porque hablando sobre el “destruidor, “las Escrituras dicen”.

Nahum 2:5 - “Se acordará él de sus valientes; se atropellarán en su marcha; se apresurarán a su muro, y la defensa se preparará”.

  “Se acordará él de sus valientes” implica que el número de sus valientes - capitanes, generales y otros hombres importantes, junto con su buen ejército - está disminuyendo, y por eso necesita contarse de nuevo. Y que también sus cabecillas tropezarán”; esto es hacer error en su marcha hacia la victoria lo cual causa su derrota. Y esto es exactamente lo que sucedió; el ejército de Hitler tropezó al hacer guerra contra Rusia al mismo tiempo que peleaba con la Gran Bretaña. Ese crítico momento de su carrera fue su más grande tropiezo. ¡Inglaterra estaba ya por darse por vencida, pero el ejército alemán dio vuelta y fue a pelear con Rusia! Y también la caída de su “valientes” siendo mencionada antes que la caída de Asiria, así, pues, la profecía revela que el “destruidor”, Hitler, caería primero.

Pregunta 3: “¿Por qué se le da a Hitler el título de destruidor?

   Bueno, es todo lo que Hitler hizo. El comenzó a destruir desde el mismo principio de la guerra, nadie pudo mantenerse firme contra él, y aun después de que él desapareció, y Alemania se rindió, la destrucción continuó, y hasta hoy no ha cesado. Como resultado el mundo entero está dividido en pedazos no sólo geográficamente, sino político y social y económicamente también. El imperio inglés todavía está tambaleando, y día tras día los siniestros “aullidos” se están haciendo más fuertes y ruidosos. Hitler, pues merece el título de “destruidor”de un modo más que otro.

Pregunta 4: “¿La profecía de Nahum no enseña que Asiria caerá completamente?”

   Si, eso es lo que entendemos que nos enseña. Muy evidentemente, entonces la profecía de Nahum nos advierte de antemano que la Segunda Guerra Mundial no ha terminado. El Mundo mismo reconoce esto, y que los aliados, menos Rusia, no ganaron nada, que hubiera sido mejor haberle dado a Hitler parte de Polonia que haber peleado y al fin perder a Hitler no sólo toda Polonia sino toda Europa oriental. Además Rusia se ha tornado en peor enemiga que lo que fue Hitler. Se deshizo Hitler, pero la acalorada guerra no se terminó completamente, y la guerra se tornó en guerra “fría”. Todos sabemos que la guerra no se finalizó y que la paz no ha llegado, y que guerra caliente y roja puede estallar cualquier día..

   Pregunta 5: “¿Qué es lo que sus folletos enseñan tocante la guerra?”

   Los tratados no dicen tanto tocante a esto. No dicen definitivamente quien es el “destruidor”, ni tampoco dicen positivamente que la Segunda Guerra Mundial es la guerra de Nahum. Y mientras que el Tratado No. 14, “Pronósticos de Guerra”, dice que el ejército del “destruidor” “sin embargo también caerá”, no dice con seguridad cual ejército caerá primero. (Véase el Tratado No. 14, página 12 - explicaciones sobre Nahum 2:5).

Tratado No. 12, “El Mundo Ayer, Hoy y Mañana”, publicado dos años antes del Tratado No. 14 sin embargo dice:

 

 “Siendo ahora aparente que ‘los tabernáculos de su palacio’ supuestamente representan la santidad, y que la mujer cabalgando la bestia denota que ella arregla losproblemas mundiales, sociales, económicos, políticos, y religiosos, la verdad es clara que los gobiernos cristianos de hoy se reorganizarán y se gobernarán por una cabecilla eclesiástica - no por Hitler”.

Estos tratados no dicen todo, pero lo que dicen, lo dicen en línea recta.

Anterior
1LO2
Sólo dos caminos
siguiente
1LO4
Preguntas y respuestas de discusión (Parte Dos)