Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

¿Cuál es vuestra esperanza si solamente son salvos 144.000?

La Única Paz de Mente

   MEDITACIÓN PARA LA ORACIÓN DE APERTURA .    

   Antes de principiar nuestra oración, daré lectura en el libro El Discurso Maestro de Jesucristo, página 94. La lectura está basada en la escritura, “Danos Hoy Nuestro Pan Cotidiano”. 

   D.M.J., p. 94 – “La primera mitad de la oración que Jesús nos ha enseñado tiene que ver con el nombre y el reino y con la voluntad de Dios, - para que sea honrado su nombre, que sea establecido su reino, que sea hecha su voluntad. Cuando así habéis hecho del servicio de Dios vuestro primer interés, podéis pedir con la confianza de que vuestras propias necesidades hallarán respuesta … No temáis si no tenéis bastante para mañana. Tenéis la seguridad de su promesa, Vivirás en la tierra, y en verdad serás alimentado”. 

   Jesús, por decirlo así, no tomaba nada de un almacén para hablar, El recibía día a día una fresca provisión para todas sus necesidades para si mismo y para su obra. Si, todo — tópicos para sus enseñanzas, el vino para la boda, el pan con que alimentar a la multitud, aun la moneda con que pagar el impuesto. Todo esto lo recibía El conforme lo iba necesitando. Nunca careció de nada. Si nosotros hacemos el reino de Dios nuestra principal ocupación como lo hizo El, si trabajamos por El como Cristo trabajó, si oramos como El oró, si confiamos como El confió - entonces no habrá razón para que recibamos menos de lo que El recibió. Las riquezas de los cielos estarán a nuestra disposición. En efecto El nos asegura: Todas estas cosas os serán añadidas”. 

   Ahora ¿por qué cosa oraremos? — Deberíamos orar para que nuestros cuidados no sean esencialmente para obtener las riquezas y las cosas del mundo, sino más bien oremos por el avance del Reino de Dios; oren para que realmente nos demos cuenta que es Su negocio y deleite suplir nuestras necesidades, y oremos para que  hagamos nuestro negocio y deleite servir Sus intereses.

¿CÚAL ES VUESTRA ESPERANZA SI SÓLO

 SON SALVOS 144.000? 

 

TEXTO DE LA ALOCUCIÓN POR V. T. HOUTEFF

MINISTRO DE LOS DAVIDIANOS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA

EL SÁBADO, 26 DE OCTUBRE DE 1946

CAPILLA DEL MONTE CARMELO

WACO, TEXAS 

Esta tarde resumiremos nuestro estudio de Zacarías 2. Sin embargo, puesto que Zacarías 2 es una continuación de la historia contenida en el capítulo uno, comenzaremos nuestro estudio con ello. 

Zacarías  1:20, 21 – “Me mostró luego Jehová cuatro carpinteros. Y yo dije ¿Qué vienen éstos a hacer? Y me respondió diciendo; Estos son los cuernos que dispersaron a Judá; tanto que ninguno alzó su cabeza; más éstos han venido para hacerlos temblar, para derribar los cuernos de las naciones, que alzaron el cuerno sobre la tierra de Judá para dispersarla” 

Anteriormente el profeta miró estos como cuatro cuernos, como poderes que esparcieron Judá, Israel y Jerusalén por todas las naciones gentiles, pero como el ángel proyectó la vista profética hasta el tiempo del fin, los vio como cuatro carpinteros; es decir, como “cuernos” vienen para combatirlos y para “echar los cuernos de los gentiles” de la tierra de Judá, pero como carpinteros han venido obviamente para edificar a Judá. Evidentemente, entonces, cuando los cuernos (poderes) de los Gentiles sean echados de la tierra, y el pueblo de Dios sea traído a ello, entonces “el tiempo de los gentiles” habría sido cumplido. (Lucas 21:24)

Después de haber sido mostrado el simbolismo de los cuatro cuernos y los cuatro carpinteros, la atención del profeta fue llamada a otro simbolismo. Leemos de ello en los primeros cuatro versículos del capítulo dos: 

Zacarías 2:1-4 – “Alcé después mis ojos, y miré, y he aquí un varón que tenía en su mano un cordel para medir. Y le dije: ¿A dónde vas? Y él me respondió: A medir a Jerusalén, para ver cuánta es su anchura, y cuánta su longitud. Y he aquí, salía aquel ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro, y le dijo: Corre, habla a este joven, diciendo: Sin muros será habitada Jerusalén, a causa de la multitud de hombres y de ganado en medio de ella”. 

Por el hecho de que el ángel repentinamente ordenó al joven que no midiera a Jerusalén, vemos que el hombre de su propia iniciativa había comenzado a hacer alguna cosa que no estaba en el plan de Dios. Por eso, su intento para medir la ciudad (enumerar sus habitantes) fue una idea equivocada suya o de otro y él fue prestamente corregido e informado definitivamente a abandonar su intento para medir la ciudad; que sería como un pueblo sin paredes, no con líneas fronterizas prescritas, a causa de la multitud de hombres y también ganado; por eso, no podía “medirse” (contarse). 

Puesto que la Inspiración está mirando hacia nuestro tiempo, y hablando en nuestros términos, el “joven”, por lo tanto, representa a los obreros Cristianos de estos últimos días (joven, no viejo) quienes se han sujetado a sí mismos al dominio de los intérpretes no inspirados que limitan al Señor. Ellos imaginan que los santos vivientes en la ciudad han de ser tan pocos que un hombre puede contarlos, es decir los 144.000, no considerando que éstos son sólo las “primicias” (Apocalipsis 14:4) de la gran “cosecha”.

La explicación del ángel que Jerusalén ha de ser habitada por una multitud innumerable de hombres y bestias, prueba que esto fue noticias para el mozo. ¿Cuándo y de qué manera en el correr del tiempo este mozo está corregido? La única conclusión lógica y justa que uno pueda alcanzar, es que cuando el Espíritu de Profecía desenvuelve el rollo, cuando Dios levanta un intérprete de las Escrituras, luego es cuando una corrección doctrinal puede hacerse.                                    

Tan importante es el viviente Espíritu de Profecía en la iglesia, como la experiencia del “mozo” prueba, que no importa el celo, la sinceridad y la integridad, no puede servir debidamente a Dios sin ello, que hasta las mejores intenciones y trabajo de uno sin duda será en pugna de los designios de Dios. Por lo tanto, ya es el tiempo en que la iglesia empiece a creer todo lo que los profetas hayan escrito, “sabiendo esto primero que ninguna profecía es de interpretación privada. Porque la profecía no vino en tiempo antiguo por la voluntad humana: sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo movidos por el Espíritu Santo”. 2ª Pedro 1:20, 21. 

La Inspiración insiste en que es absolutamente imposible para que uno privadamente (sin el Espíritu de Verdad) intérprete las profecías selladas. Y que recordemos que ninguna Verdad revelada jamás vino, jamás vendrá por los vestíbulos del saber. Es, por lo tanto, de vital importancia que deje en paz al Ángel de Laodicea, a no ser que usted mismo sea vomitado (Apocalipsis 3:16). Si él elige alimentarse de sus sermones vacíos, todavía enseñando que la iglesia no necesita más Verdad, que ella tiene suficiente para llevarla por las puertas de perlas, que él puede sin la Inspiración interpretar las Escrituras y saber que es la Verdad, entonces que él mismo se alimente de su comida o fiesta impía. Dígale que usted prefiere alimentarse de “alimento a su debido tiempo” (Mateo 24:45) directo del

 

   Trono de Dios. Ahora escuche la amonestación de Dios. 

   “Los que te guían engañan, y tuercen el curso de tus caminos”. Isaías 3:12. “Convertíos hijos rebeldes, dice Jehová, porque yo soy vuestro esposo; y os tomaré uno de cada ciudad y dos de cada familia, y os introduciré en Sion y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia”. Jeremías 3: 14, 15. 

   Siempre tenga sus oídos abiertos a cualquier pretendiente a la inspiración si no quiere repetir la historia de los Judíos. Dios no permitirá que sea engañado si realmente tiene hambre y sed de justicia, si realmente quiere saber la Verdad, porque él está ansioso que se mantenga al tanto con la Verdad progresivamente revelada. Por lo tanto no hay peligro que uno sea engañado al llegar en contacto con el error, sino que hay un gran peligro de quedar en tinieblas al no ponerse en contacto con la Verdad nuevamente revelada. El consejo de la Inspiración es: 

   “Amados no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”. 1ª Juan 4:1. Guardar este mandamiento es tan importante como guardar cualquier otro. 

   Para ser más específicos diremos, el Ángel de Laodicea asume que no hay más que 144.000 santos vivientes - una compañía medida o numerada - que irá al reino. También creen que ninguna clase de ganado será llevada allá, todo de lo cual es contrario a lo que el ángel Celestial reveló: que no una compañía numerada de santos vivientes sino una gran multitud que ningún hombre podía contar han de ser los habitantes inmediatos de Jerusalén, el Reino eterno — la iglesia purificada y apartada del mundo para que los sacados de Babilonia hallen refugio en ello. Los 144.000 son llamados “primicias” (Apocalipsis 14:4) y la gran compañía innumerable de santos proyectados en Apocalipsis 7:9 son los segundos frutos, pues donde no hay segundo no puede haber primero.

    Ancianos, con orgullo nos dicen que la Denominación ahora cuenta con casi un millón miembros, y que ella tiene el blanco de hacer doble su membresía. Por una parte se jacta de su crecimiento rápido, y por otra parte intenta refutar la enseñanza de “La Vara del Pastor” sobre la gran muchedumbre de Apocalipsis 7:9 que la “Vara” prueba con las Escrituras que son los segundos frutos de la cosecha. Sosteniendo positivamente que los santos vivientes han de ser pocos en número, sólo 144.000 y al jactarse del crecimiento de la Denominación y los múltiples miles de miembros que ya están en la iglesia, están creando una paradoja para sí mismos y para todos sus simpatizantes. Además de esto, admiten que la mayor parte de la obra todavía ha de realizarse — que millones sobre millones aun en los Estados Unidos mismos, nunca han escuchado ni el nombre de Adventistas del Séptimo Día, cuanto menos “el evangelio eterno”. Claramente, entonces, Hermanos, a la velocidad actual de crecimiento, cuando la obra sea terminada y Jesús Venga para llevar a Su iglesia a la tierra de gloria, la Denominación en ese entonces habría crecido para tener millones de miembros. 

A pesar de este trasfondo que ustedes mismos como Ancianos han construido, con todo, en oposición a ello, enseñan que cuando venga Jesús, sólo habrá 144.000 santos vivientes, ¡no más! ¡No están ustedes confundidos Ancianos y confundiendo! Si realmente creen en su teoría de los 144.000, luego en el Espíritu de Cristo y por lo menos por amor a su alma, ¿no tomarán papel y pluma para calcular el porcentaje

de santos y el porcentaje de cizaña, diablos, que aun ahora constituyen la membresía de nuestras iglesias? Puesto que ya tiene el número de no menos de 800,000, y si sólo hay 144.000 santos en ella cuando venga Jesús, luego según esta proporción considerando la membresía al tiempo actual, ¡una congregación de 100 miembros aun ahora consistiría en 18 santos y 82 diablos! Si esto es así, luego ¿qué oportunidad para usted? Y puesto que los oficiales quienes manejan la iglesia son elegidos por votación de la mayoría, ¿ven ustedes quienes los eligieron, quien está en la carga y quien está en control de las iglesias? ¿Se maravilla entonces porque las cosas van así en la iglesia? 

Si sea la verdad que sólo habrá 144.000 santos vivientes cuando Jesús venga, y si la membresía se duplica para fines de 1953 o 1954 como parece ser el blanco (aunque un poco dudoso), luego a esa velocidad en 1955 habrá sólo 9 santos a 91 diablos en cada 100 miembros. De acuerdo, si la membresía se duplica varias veces antes que Jesús venga para recibir su iglesia, ¡luego no habrá un santo en cada 100 miembros! ¡Todavía menos oportunidad para usted! Y siendo esto así, luego pregúntese de quien es la iglesia, ¿del Diablo? ¿O del Señor? ¿ y a dónde lo buscará al venir? 

Estos hechos tristes se destacan tan altos como montañas contra sus interpretaciones privadas, “Ancianos”, y abren los ojos de sus rebaños. Si, por lo tanto, siguen diciendo que no están dormidos, que su interpretación de la Palabra es irrefutable, que tienen toda la Verdad para llevarles por las Puertas de Perlas, que no tienen necesidad de nada más, luego no hay esperanza; ya ha ido demasiado lejos.

Sabemos personalmente, sin embargo, que hay muchos que no son tan terriblemente engañados, quienes no han doblado

   Sabemos personalmente, sin embargo, que hay muchos que no son tan terriblemente engañados, quienes no han doblado  las rodillas ante Baal, quienes no se han permitido ser encerrados en corrales, por así decirlo, como ovejas y ganado, por los impostores quienes controlan y alimentan el rebaño de Dios allá con pasto de muy baja calidad como muestra este estudio.                         

  Jactándose de los logros de la Denominación y de sus muchas conversiones mundialmente, si es cierto, la Verdad ahora les desafía a contestar honestamente las preguntas que siguen: ¿Por qué están dando la esperanza de un hogar en el Reino si saben positivamente que no pueden salvarse? ¿no es tal recogimiento un pleno engaño y el mayor intento para infiltrar la iglesia con cizaña del cual jamás se oyera? ¿Y no es eso la prostitución espiritual de la peor clase el llenar la iglesia de Dios con diablos? 

  Para tapar el profundo sueño que se refleja con estas cifras anteriores, un ministro explicó: “Cuando la obra se termina”, dijo, “habrá en la iglesia mucho más miles que 144.000 santos vivientes, pero en lugar de ser trasladados, la mayoría de ellos tendrán que morir por las plagas o por epidemias antes que Jesús venga, ¡porque no podrían ser lo suficiente buenos para la traslación aunque perfecto para la resurrección”!

  ¡Que cosa para abrir los ojos de los laicos estas destacadas doctrinas falsas! Y que poder tan compulsivo y que buena oportunidad para ustedes Ancianos, admitir la carga de Cristo de que son “cuitados, y miserables, y pobres, y ciegos, y desnudos”. Apocalipsis 3:17. Si el Espíritu de Verdad no puede ahora convencerles de Verdad y justicia, luego El nunca podrá. Es, por lo tanto, imperativo que ahora ustedes confiesen a los laicos su culpabilidad al enseñar falsas doctrinas, que ya no se permitirán engañar ni engañar a los rebaños, desperdiciando así tiempo y energía preciosos tratando de medir a Jerusalén. La sabiduría

Clama a tu corazón por su consejo: 

“Yo te aconsejo que de mi compres oro refinado en fuego, [Verdad inspirada] para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, [tal como esto] para que veas, Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé pues, celoso, y arrepiéntete”. Apocalipsis 3: 18, 19.                                   

Por amor a ustedes, estas cosas han sido mantenidas fuera del ojo público, pero puesto que ya han despreciado plenamente cada plegaria enviada del cielo por veinte largos años, ahora están cosechando los frutos. Su desnudez, ven, ya está poniéndose a la luz. Y si no responden a esta Verdad para ponerse en contra de las abominaciones aquí delatadas, y con gozo aceptar esta súplica para reforma, luego todos sabrán que sus hechos, Ancianos, son deliberados intentos para engañar a “los mismos elegidos”, los 144.000 quienes, según las profecías que ahora son reveladas, ahora está en casi toda la iglesia. Ahora continuaremos con la profecía de Zacarías capítulo dos: 

Zacarías 2:5 – “Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y seré por gloria en medio de ella”. 

Sólo un muro de piedra rodeaba a Jerusalén en el tiempo de Zacarías. Pero un muro de fuego ha de rodear la Jerusalén de nuestro tiempo, la Jerusalén de la cual Zacarías fue instruido para escribir. Es desde esta Jerusalén que el Señor nos enseñará sus caminos, y nos moverá a caminar en sus sendas, “porque” declara el profeta del evangelio, “de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la Palabra de Jehová” (Isaías 2:3). Por eso la llamada:

Zacarías 2:6 – “Eh, eh, huid de la tierra del norte, dice Jehová, pues por los cuatro vientos de los cielos os esparcí, dice Jehová”. 

La declaración, “por los cuatro vientos de los cielos os esparcí”, no puede limitarse a los judíos en Babilonia. Abarca el esparcimiento universal del pueblo de Dios, Judá e Israel, por todas las tierras de los Gentiles. Puesto que la profecía se dirige a nuestro tiempo, luego la llamada “huid y salid de la tierra del norte ha de proclamarse al pueblo al tiempo que la Babilonia de Apocalipsis diecisiete reina. La llamada, “huid y salid de la tierra del norte” queda paralela con la llamada,

 “ Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas (Apocalipsis 18:4). Esta llamada no puede interpretarse significar meramente que el pueblo de Dios debe salir de un edificio, o de una tierra para ir a otra donde, también se práctica el pecado. El lugar donde ellos son llamados para entrar debe ser libre de pecado y así libre de las plagas. Obviamente han de ser llamados a venir al Reino cuyos ciudadanos inmediatos son las primicias, los 144.000, la iglesia purificada y separados del mundo. Luego, se dirá de ello, “… Porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo” (Isaías 52: 1). 

Zacarías 2:7 – “Oh Sion, la que moras con la hija de Babilonia, escápate”. 

Ciertamente “La hija de Babilonia” no posiblemente puede ser la Madre, la antigua Babilonia. Más bien debe ser Babilonia de los postreros días, Babilonia la que cabalga (gobierna) la bestia bermeja. (Apocalipsis 17).

Está claro, además, que todos los santos son llamados para salir de Babilonia antes de caigan sobre ella las plagas de Revelación 16, si serán librados de ellas. ¿Pero cómo puede Sion librarse a sí misma, si no presta atención a las advertencias del Señor para salir de Babilonia? Es por lo tanto, urgente que este mensaje alcance sus oídos.                                    

Zacarías 2:8 – “Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviara él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo”. 

Dios permitió que su pueblo fuera esparcido (despojado) entre las naciones de los Gentiles, pero ahora El manda a sus mensajeros en pos de ellos porque el que los toca, es como si tocara la niña de sus ojos, la parte más delicada de los miembros del cuerpo. Su Iglesia, “la gloria”, es de Su más alta consideración. 

Zacarías 2:9 – “Porque he aquí yo alzo mi mano sobre ellos, y serán despojo a sus siervos, y sabréis que Jehová de los ejércitos me envió”. 

Siervos despojando a sus amos o señores es una de las señales existentes en los días que esta profecía está siendo traída a la luz. Y el mundo sabe que los trabajadores y los empresarios están ahora empeñados en su más grande lucha, y como resultado de esto el comunismo amenaza al mundo entero. 

La declaración, “ Y entonces conociereis que el Señor me ha enviado”, es usada varias veces en las profecías de Zacarías. La encontramos dos veces en los versículos 9 y 11 del capítulo 2, y una vez en el versículo 9 del capítulo 4. ¿Qué significa esto? - Esto definitivamente implica que al tiempo que estas profecías son reveladas, la mayoría del pueblo está dudando. Pero al fin sabrán que el Señor envió este mensaje a ellos.

Los que dudan como regla general esperan hasta que haya evidencia incuestionable antes que reconozcan que el mensaje es de Dios, pero pueda que no les sea de beneficio a aquella hora tarde.

Zacarías 2:10 – “Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová”. 

Es claro que esta venida del Señor no es aquella en que los santos le encuentran en el aire (1ª. Tesalonicenses 4:16, 17), porque en esta escritura el Señor no dice que El viene a recibir su pueblo en las nubes para llevarlos al cielo a que reinen y moren con El mil años (Apocalipsis 20:4), sino que después que los pecadores hayan sido quitados de entre ellos, El viene para “morar” con ellos, para protegerlos de las enfurecidas naciones Gentiles durante el “tiempo de angustia, tal cual nunca fue desde que hubo nación”. él los protege por “un muro de fuego en derredor” de ellos. Ese tiempo de angustia está cerca. El mundo lo ve venir. Hermano, Hermana ¿Y qué está haciendo en cuanto a ello? 

“En aquel día el retoño de Jehová será hermoso y glorioso, y el fruto de la tierra será el orgullo y el esplendor de los sobrevivientes de Israel. Acontecerá que el que se quede en Sion, como el que sea dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que estén inscritos para la vida en Jerusalén. Así será cuando el Señor lave la inmundicia de las hijas de Sion, y elimine la sangre de en medio de Jerusalén, con espíritu de juicio y con espíritu consumidor. Entonces sobre todo lugar del monte Sion y sobre sus asambleas, Jehová creará nube y humo de día, y resplandor de fuego llameante de noche: Porque sobre todos habrá una cubierta de gloria, y habrá de día un cobertizo para dar sombra ante el calor abrasador, y para refugio y protección de la tormenta y del aguacero” (Isaías     4:2-6). 

   La venida del Señor de Zacarías, es la misma cuando Miguel se levanta para libertar a todos aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida. (Daniel 12:1). Siempre recuerden que los libros son abiertos y examinados durante el Día de Juicio. (Daniel 7: 10). Que nuestros nombres sean escritos en el “Libro” debería ser ahora la más absorbente preocupación de cada uno de nosotros. 

Zacarías 2:11 – “Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti”. 

   Tan pronto como nosotros como Denominación nos despertemos a la realidad de que “muchas naciones se unirán al Señor”, para ser su pueblo, así de pronto la teoría de que solamente las primicias pasarán. Y tan pronto como este mensaje alcance a cada miembro de la iglesia, así de pronto la purificación tomará lugar. “El se sentará para afinar y purificar la plata, porque purificará a los hijos de Leví. Los afinará como a oro y como a plata, y ofrecerán a Jehová ofrenda en justicia. Así será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días de antaño y como en los tiempos antiguos” (Malaquías 3:3,4). “!porque nunca más volverá a pasar sobre ti aquel inicuo, pues ha sido completamente destruido!” (Nahum 1:15). 

   

  Ahora se ve claramente la grande estrechez de nuestras ideas acerca de la grandeza de la obra de Dios y de su manera de terminarla, ignorando que mientras la obra está siendo completada, una gran multitud de todas las naciones, que ningún hombre  puede contar (Apocalipsis 7:9), se unirán “al monte de la casa del Señor”, para ser su pueblo (Isaías 2:2). Ore, “venga tu reino, sea hecha tu voluntad en la tierra como [se hace] en el Cielo”. La necesidad de un genuino reavivamiento y reforma ahora se vuelve evidente. ¿Qué significa “reavivamiento y reforma? “Reavivamiento y reforma son dos cosas diferentes; Reavivamiento significa una renovación de la vida espiritual, una vivificación de los poderes de la mente y el corazón, una resurrección de la muerte espiritual” y “reforma significa una reorganización, un cambio en ideas y teorías, hábitos y prácticas”. Mensajes Selectos, Volumen 1, página 149. 

Finalmente noten que Zacarías 2 contiene la misma verdad que Isaías 2,   Miqueas 4, Jeremías 31, y Ezequiel 36. 

Continuemos nuestro estudio con el versículo doce. 

Zacarías 2:12 – “Y Jehová poseerá a Judá su heredad en la tierra santa, y escogerá aún a Jerusalén”. 

Esto es lo que la Biblia enseña, y nadie debería atreverse a dudar la Palabra de Dios. Esto siendo el mensaje de la hora, y como todos hemos de ser juzgados por ello, luego si no lo aceptamos plenamente, seremos a la vista de Dios nada, sino oprimidos de la tierra. Nuestras así llamadas obras buenas sólo no nos guiará fuera de Babilonia, pero nuestra comprensión de la Verdad por este tiempo, y prestando plena obediencia a la llamada de Dios, si lo hará. 

Recuerdan que mientras Noé fue predicando que vendría una destrucción del Omnipotente, a la vez estaba preparando un lugar de refugio — construyendo el arca. Los que dudaron la predicción de Noé del diluvio, y mofaron a la idea que habían de entrar en el arca

por seguridad a un tiempo cuando no había hasta la menos señal de lluvia amenazadora, ya no dudaban cuando los elementos de la naturaleza fueron soltados. Entonces locamente se precipi­taron hacia el arca; pero a su gran chasco y confusión, encontraron la puerta firmemente cerrada contra ellos. De esta manera todos, buenos y malos quienes eligieron quedar fuera del arca, perecieron. La experiencia de los antediluvianos debería servir como recuerdo para nosotros a no ser presuntuosos como ellos. Deberíamos en lugar de ello tomar a pecho la clara advertencia tan pertinente para esta hora. Pues se nos dice como fue en los días del diluvio, así será al tiempo de la venida del Señor. El arca de hoy es “Sión y Jerusalén”, “pues la ley saldrá de Sion, y la Palabra del Señor de Jerusalén” (Miqueas 4:2) 

Zacarías 2:13 – “Calle toda carne delante de Jehová; porque él se ha  levantado de su santa morada”. 

Notemos cuidadosamente lo que se dice la Palabra “El está levantado”, no “ El se levantará”. Claramente, entonces, cuando el Señor dictó esta profecía, en aquel tiempo, El proyectó sus palabras en tiempo futuro, hablando en tiempo presente como si hubiera estado en los días en que la profecía estaba en proceso para cumplirse. Así dice la declaración, “El está levantado” significa que ahora, a la revelación de esta Verdad, “El está hoy levantado”; y la declaración “El señor heredará a Judá que es toda su porción en la Tierra Santa”, quiere decir que todavía tiene que heredar a Judá, la iglesia purificada. Ahora, por lo tanto, vivimos entre estos dos puntos de tiempo — “Entre El está levantado” y “El heredará”. 

 

Ahora ¿Cuál será nuestra resolución? ¿Cerraremos nuestros ojos a estas solemnes y gloriosas revelaciones de los eventos que ahora están teniendo lugar? ¿Dudaremos todavía y continuaremos esperando resultados? ¿O nos levantaremos con todo nuestro corazón a cumplir lo que Dios nos pide que hagamos? ¿Será su Reino o nuestros hogares nuestro primer interés? Si nosotros no corregimos nuestros propósitos pervertidos ahora ¿Cómo podemos entonces decir honestamente “venga tu Reino, hágase tu voluntad”? ¿Y cómo podemos esperar que las cosas temporales de la vida ser “añadidas a vosotros”?”( Mateo 6:33). 

¿Hemos resuelto de una vez para siempre servir a Dios y no a nosotros mismos, estudiar como nunca antes y deponer toda duda? 

Dice el Señor, “…Poca cosa es que tú seas mi siervo para levantar a las tribus de Israel y restaurar a los sobrevivientes de Israel. Yo te pondré como luz para las naciones, a fin de que seas mi salvación hasta el extremo de la tierra”. Isaías 49:6. 

“… Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con su verdad” (Salmos 96:13).

Esta será una Fuente para ti

 Está tranquila oh alma mía

está quieto cada temor¡

tu Padre tiene supremo control

y El está siempre cerca 

Nunca de tu suerte te lamentes

de lo que siempre pueda suceder

enfermedad o dolor, cuidado o fatigas

esta es una Fuente destinada para todos 

Por un lado castiga el Padre

está guiándote a ti solamente

no distante está la Tierra Prometida

donde aumenta la inmortal canción 

¡Oh entonces alma mía!

Está callada

espera el alto decreto del cielo

pero busca hacer la voluntad de tu Padre

esta será una Fuente para ti 

-  Tomas Hastings

Anterior
1LO11
Edificad las ciudades, confortad a Sion, elegid a Jerusalén
siguiente
1LO13
El Reavivamiento y la Reforma