Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

EL PROGRESO EN EL MONTE CARMELO

Publicado: Agosto, 1935 (Waco, Texas)

PARA BENEFICIO DE LA DENOMINACIÓN A. S. D.

EL PROGRESO EN EL MONTE CARMELO

A las doce tribus que están esparcidas, saludos:

Los ojos del Centro del Monte Carmelo se extienden sobre todo el campo de los “primeros frutos” de modo que los oídos de aquellos que han de estar “sin mentira” son forzados a captar cada sonido posible de sus actividades. Así, estamos obligados a transmitir algunas olas de noticias concerniente al progreso de esta ya ampliamente conocida colina. Nos sentimos contentos de informar que su población ya ha crecido a 37 almas, de las cuales 29 inmigraron de otros estados y aunque algunos están todavía residiendo en la ciudad de Waco por falta de casas donde vivir, sin embargo, la cima de Carmelo cada tarde parece estar llena de abejas sin colmenas. Sin embargo, todos parecen estar perfectamente contentos y dispuestos a hacer todo lo que puedan para aliviar la situación, estando cada uno más preocupado por los demás que por sí mismos, recordando que nuestro Señor no tuvo tanto. El aumento de la población que ha inmigrado, ha llegado en dos secciones cuyos nombres son los siguientes:

Grupo No. 1:

Hno. y Hna. J. E. Wilson y sus dos hijos, a saber, Juan, hijo, y Donaldo de Carolina del Norte.

Grupo No. 2:

Hno. y Hna. D. Kapuczin y su hija María.

Hna. H. Kennedy y sus hijos, Howard, Jack y Betty. Hna. Ida Lackey.

Hna. Esther O´Malley.

Hno. y Hna. O. Hogan y sus dos hijas Carol y Catalina. Todo este grupo es de California.

El clima caluroso se ha añadido a nuestra carga y cuando vemos hacia delante a la inmensidad de la obra que espera que se haga, parece que vamos a la velocidad de un caracol en lo que se refiere a hacer las mejoras necesarias. Sin embargo, esto se añade a nuestro ánimo por el hecho de que cada departamento del mensaje del sellamiento ha tenido un comienzo pequeño y lento pero constante. De hecho, es como la semilla de mostaza, pero, de acuerdo con la palabra cuando las mejoras se hayan completado entonces como la planta de mostaza es la más grande de todas las hierbas, así la obra en el Monte Carmelo será la más grande en todo el mundo.

Hasta ahora hemos terminado parcialmente dos estructuras. Una está siendo usada para diferentes propósitos, es decir, como almacén, barracones donde dormir, una cocina y comedor. El otro es para habitaciones de viviendas solamente. Todavía hay otro bajo construcción que esperamos usar para una oficina para aliviar la situación de congestionamiento del lugar y facilitar el trabajo en general.

Nuestras siguientes necesidades inmediatas serán: Facilidades adecuadas de vivienda para los obreros que ya están aquí, aulas de clase para manejar una escuela del orden de las escuelas de los profetas, una lavandería y un almacén general de abastecimientos, también un hogar para los ancianos y los afligidos de las “calles y las plazas".

La pedimos por lo tanto a todos los interesados que continúen orando a nuestro favor, para que nos podamos relacionar así con Aquél que todo lo puede hacer para que no podamos llegar a ser un impedimento para Él en esta obra poderosa que Él ya ha comenzado y para que Él pueda enviar algunos trabajadores más que sean autosacrificados y hábiles, que confíen en Él que puede preservar nuestras almas y que puede también proveer para todas nuestras necesidades.

 “No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? (Porque los gentiles buscan todas estas cosas); pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal". (Mt. 6:31-34).

 

LOS PATÍBULOS PARA LA VARA DEL PASTOR TOMAN

LA VIDA DE LOS CONSTRUCTORES DE ÉSTA

Como defensores de la verdad y de la justicia y debido al gran amor por nuestros Hermanos, nosotros, como Juan El Bautista, preferiríamos ser decapitados en lugar de hacer que el que murió por nosotros demande la sangre de ellos de nuestras manos, si traicionáramos nuestra confianza que Él ha puesto en nosotros. Así, por la salvación de nuestros Hermanos como también por la nuestra, con tristeza estamos obligados a publicar este artículo, esperando rescatar de la tormenta que se aproxima a tantos como sea posible de aquellos que están a punto de ser barridos por ésta.

Habiendo fracasado en rechazar el mensaje de La Vara con hechos honestos y autoritativos que puedan soportar la prueba, nuestros Hermanos dirigentes están atacando ahora el carácter de aquellos que están conectados con La Vara, como si aquello pudiera rebatir sus demandas. Mientras continúan en esta maldad y hablando cosas perversas contra los seguidores de La Vara, no están trayendo un reproche sobre La Vara, sino más bien sobre ellos mismos y sobre el Mensaje del Tercer Angel. Porque si un carácter desacreditado de parte de los obreros de La Vara refutase lo que dice La Vara, entonces ¿no impugnaría también el Mensaje del Tercer Angel la “podredumbre del carácter” entre los ministros A.S.D.? Si la condena por el Señor mismo contra el ministerio A.S.D. en la siguiente cita no trae ninguna reflexión sobre el Mensaje del Tercer Angel, entonces tampoco podrían los hechos malignos de uno refutar los hechos contenidos en La  Vara.

“Nuestro Instructor” dice, “¿No puedes ver con qué falsedad cubrieron su inmundicia y la corrupción  de su carácter? '¿Qué, pues, la ciudad fiel ha venido a ser una ramera?' ¡La casa de mi Padre es hecha un lugar de comercio, de donde se han retirado la gloria y la presencia divinas!“ - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 8, p. 250 en inglés, "Joyas de los Testimonios", Tomo 3, p. 254.

El espacio impide una discusión más amplia con nuestros Hermanos sobre este asunto, pero pedimos la atención de los lectores del Código sólo en una ocasión por la crítica injusta e imprudente contra los defensores de la verdad presente como ha sido traída a nuestra atención en una carta de la Hna. Chas. Michael, de Indiana, y de la cual citamos:

“El ancianoB vino a la iglesia de Centro Libertad para presentar sus diatribas contra La Vara, y dijo: ‘Se

me pidió que visitara las iglesias de esta conferencia y hablara contra La Vara'. Después de una larga charla acerca de los falsos profetas y de los vástagos, le dijo a su audiencia: ‘Ustedes pueden estar seguros que cuando cualquiera que se salga de la iglesia Adventista trata de sacar discípulos para que le sigan, ése no es de Dios'. “

“Como yo estaba intensamente interesada y escuchando con mucha atención a su discurso, en un momento oportuno no puede evitar decir: ‘El Hermano Houteff no se salió, sino que lo echaron'. “ Ni ahora ni antes él ha estado sacando discípulos para que le sigan porque él instruye a todos los seguidores del mensaje de La Vara que permanezcan en sus respectivas iglesias sin importar como sean tratados y la insistencia de ellos de quedarse donde están le ha probado a nuestros Hermanos que no somos vástagos sino retoños. “Él respondió: ‘Debería haber sido echado y cada uno de los que le siguen'. Entonces cité las siguientes palabras:

“Bienaventurados seréis cuando los hombres … ‘desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre. Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas'. ” “Pero él (el Señor) se mostrará para alegría vuestra, y ellos serán confundidos". (Lc. 6:22, 23; Is. 66:5). Pero él ignoró esto..".

“Mas tarde, al salir dije: ‘ La Hna. White ha escrito que ha de haber una reforma y una reorganización, un cambio de ideas, teorías y prácticas'. Entonces él preguntó: ‘¿Puede enseñarme la cita?’ Yo dije: ‘Sí'. Tomé el libro ‘Cristo Nuestra Justicia', y habiendo confirmado la cita leyéndola de la página 156 (en inglés), él contestó: ‘¡Esas no son sus palabras!’ “

El anciano A. G. Daniels escribió el libro (Cristo Nuestra Justicia) diciendo que la cita es genuina de la pluma de la Hna. White, pero el anciano B                                                           en su empeño por refutar La Vara está haciendo del anciano  D_                                          un falsificador al decir: “Esas nos son sus palabras". También está haciendo que la voz del Espíritu de Dios no tenga efecto si la cita es genuina, y, sin embargo, ambos hombres hicieron esto ¡mientras eran pagados por la tesorería de la Conferencia!

UN MINISTRO A.S.D. EN LA REUNIÓN DE CAMPO EN INDIANA PREFIERE LOS CARGOS. Dice la carta

describiendo otro incidente: “Pareció que en la reunión de campo en Indiana muchos hablaron con el anciano G    acerca de La Vara y estas son algunas de las cosas que llegaron a mis oídos: “Que no hay un sólo hueso honesto en el cuerpo del Hno. Houteff; que él está pagando un terreno en Waco,

 

Texas, con dinero de los diezmos; que el promete a sus seguidores una cantidad por cada converso que puedan conseguir de la iglesia A.S.D.; que él está recibiendo miles de dólares en diezmos y que pronto será un hombre rico, etc".

A Juicio

Las acusaciones anteriores son ciertas o falsas, pero hay una cosa segura y esa es que el anciano G. no sabe cómo el Hno. Houteff paga por el terreno del mismo modo como no sabe cómo él paga otras cosas y si el anciano G. trata de decir que esto va más allá de su conocimiento con relación a asuntos de dinero, su acusación contra los huesos del Hno. Houteff es también injustificada. Consecuentemente, las palabras del anciano G. no pueden hacer que el Hno. Houteff sea un estafador si él es recto y no pueden hacerlo recto si él es un estafador, de modo que el Hno. Houteff no intentará defenderse ni acusar al anciano G., sino que hará lo que tenga en su poder por defender la verdad que Dios ha enviado a Su pueblo para salvarlo de sus pecados.

Supongamos que es verdad que el Hno. Houteff está pagando por el lugar del “campamento” de Waco con los diezmos que recibe de los miembros de la denominación A.S.D. que parece ser el mayor hueso de la discordia, ¿haría esto que él fuera deshonesto? Si el terreno fuese suyo, ¿sería él más honesto al ahorrar el flujo de diezmos en el banco o gastarlo en lujos mientras le pide a sus seguidores que ahorren un centavo aquí y cinco centavos allá, que se salten una comida a la semana, un sacrificio aquí y otro por allá, con la promesa de darles solamente un separador de páginas de libros o alguna otra baratija por sus sacrificios o que él y sus colaboradores economicen y paguen éste con los diezmos? ¿No sería la proposición anterior peor que la última?

Pensamos que sería muy cruel si el Hno. Houteff y aquellos conectados con él retuvieran el diezmo para su uso personal solamente y entonces el Hno. Houteff impusiera sobre sus seguidores todas las cosas que él hace en conexión con la causa de Dios.

Si el anciano G. está en lo correcto en su intento de falsear la obra del Hno. Houteff, él prueba que el Hno. Houteff es más misericordioso y honesto que los ministros de la denominación, porque ellos han puesto un halo de santidad a los diezmos como lo hicieron los judíos de antaño con el mandamiento del Sábado. Ellos piensan que el diezmo supuestamente debe gastarse solamente en sus necesidades inmediatas y que todas las otras necesidades personales, así como las denominacionales deben ser cubiertas con las donaciones y las ofrendas, porque ellos están consumiendo ambas: los diezmos a nombre de los ministros y las ofrendas a nombre de los misioneros. Consecuentemente, los laicos son empobrecidos y los ministros se enriquecen, mientras que las empresas que se han de llevar con las ofrendas son totalmente desatendidas.

El Plan de Dios para los Diezmos y las Ofrendas es Abusado

Originalmente Dios apartó el diezmo para el sustento de toda la tribu de Leví y como sólo al levita se le permitía ministrar en cualquier cosa con relación al servicio religioso, esto prueba que desde el sumo sacerdote, cuyo oficio fue el más alto, hasta el conserje, fueron todos sostenidos con el diezmo. Sin embargo, nuestros Hermanos dirigentes en este tiempo hacen que los miembros de la iglesia local trabaje por nada y que se sustenten por sí mismos y como consecuencia la obra del Señor es descuidada, mientras que la mesa del ministro está sobrecargada. Además, Dios originalmente santificó las donaciones y las ofrendas del pueblo, así como lo hizo con el diezmo, pero no para el sostén de los levitas en los tiempos antiguos o para los ministros en nuestro tiempo, sino para alimentar a los pobres, atender a los enfermos, etc. No obstante, los ministros de nuestro tiempo están utilizando ambos - diezmos y ofrendas

- y al hacerlo así no solamente han despojado del sustento a otros obreros en conexión con el evangelio, sino también a los pobres y a los enfermos, a los huérfanos y a las viudas.

En Lugar de Servir, Ellos son Servidos

Lo que todavía es peor es que ellos han levantado instituciones con las donaciones de los laicos a quienes se les permite recibir escasamente una bendición en esas instituciones excepto si pagan el precio y si no pueden, están obligados a ir a otra sociedad caritativa para recibir atención, mientras que los ministros quienes nunca pierden un día de paga, quizá en toda su vida, disfrutan de todos los beneficios de nuestras instituciones y cuando llegan a ser demasiado viejos para el servicio, se retiran con una sustancial pensión para su mantenimiento. “El Hijo del Hombre no vino para ser servido", dijo Cristo, “sino para servir".

Por lo tanto, ¿nos preguntaremos por qué ellos han llegado aún tan lejos hasta imponer esto en la conciencia de los laicos,  despojándolos  de  la libertad dada por Dios de investigar la verdad por ellos mismos   cuestionando

su inteligencia y desfraternizando a todos los que se atreven a pensar por sí mismos? Sin e mbargo, la multitud, “saqueada” y “robada", se desmaya en las calles y mientras que la “alarma” de advertencia está sonando en sus oídos, ellos dan patadas contra ésta como borrachos demostrando que preferirían ser robados que molestados. A la misma vez, los ladrones están atiborrando los oídos de sus víctimas propagando falsedades contra La Vara y haciendo todo lo que pueden para silenciar la alarma gritando: “¡Impío! ¡Impío!” contra los mensajeros de la Verdad Presente y así cuando los adherentes de La Vara están en la iglesia son juntados como un rebaño en una esquina por ellos por temor a que digan alguna palabra y despierten algún alma hambrienta. ¿Es esto menos que papismo?

“¡Despierten, despierten". Prepárense para encontrarse con su Dios, mis Hermanos, no sea que perezcan en sus pecados! No dejen que los preciosos momentos se les escapen. La Vara caerá o se mantendrá de pié por sus propios méritos. No lo necesita a usted para echarla a un  lado.

El Veredicto Emitido en Contra del Demandante

“Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: Así ha dicho el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, más no apacentáis a las ovejas. No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia". “Por tanto, pastores, oíd palabra de El Señor: Vivo yo, ha dicho el Señor, que por cuanto mi rebaño fue para ser robado, y mis ovejas fueron para ser presa de todas las fieras del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas; por tanto, oh pastores, oíd palabra de El Señor. Así ha dicho el Señor: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues yo libraré mis ovejas de sus bocas, y no  les  serán más por  comida". (Ez.  34:2 -4, 7-10).

Por lo tanto ahora, “El Señor está en pie para litigar, y está para juzgar a los pueblos. El Señor vendrá a juicio contra los ancianos de su pueblo y contra sus príncipes; porque vosotros habéis devorado la viña, y el despojo del pobre está en vuestras casas. ¿Qué pensáis vosotros que majáis mi pueblo y moléis las caras de los pobres? dice el Señor, de los ejércitos". (Is. 3:13-15). (El Espíritu de Profecía, Vol. 1, p. 270 en inglés dice: “La profecía de Isaías 3 fue presentada delante de mí, aplicándose a estos últimos días"). “Yo vi", dice el Espíritu de Profecía, “que está en la providencia de Dios que las viudas y los huérfanos, los ciegos, los  sordos,  los  cojos  y las personas afligidas en una variedad de formas han sido puestas en una cercana relación cristiana con Su iglesia; esto es, para probar a Su pueblo y para desarrollar su verdadero carácter. Ángeles de Dios  están  observando para ver cómo tratamos a estas personas que necesitan nuestra simpatía, amor y benevolencia desinteresada. Esta es la prueba de Dios de nuestro carácter". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 3, p. 511, en   inglés.

¿Qué Deberían Hacer los Ministros con el Diezmo?

Como a los levitas también se les requería que hicieran una ofrenda para los pobres y los enfermos, etc., que naturalmente venía de los diezmos, porque ese era su único ingreso, prueba que cualquier empresa digna en el plan de Dios sostenida con las ofrendas también puede ser mantenida con los diezmos. Así, si el Hno. Houteff está gastando una parte de los diezmos para pagar un terreno donde “el pobre y el manco, el defectuoso y el ciego", los huérfanos y los ancianos puedan encontrar refugio, las acusaciones del anciano G. con referencia al diezmo prueban que cada hueso en el cuerpo del Hno. Houteff es un hueso honesto y que el anciano G.  es incapaz de discriminar entre los huesos honestos y los deshonestos.

Además, si el Hno. Houteff le paga a cada uno que va en busca de una” oveja perdida de la casa de Israel” y la trae de regreso, lo cual la denominación debería haber estado haciendo, prueba que el Hno. Houteff es honesto una y otra vez.

Un Pregunta Contestada

La pregunta en cuanto a cómo puede el Hno. Houteff hacer todo esto, además de vender los volúmenes de La Vara por menos de la mitad de lo que la denominación vendería

 

un libro de esta clase y distribuir todos sus Tratados y otra  literatura sin ningún  cargo en  lo  absoluto  y todavía su obra continúa avanzando sin la falta de recursos, estremeciendo a la denominación desde su misma fundación, es una pregunta que puede surgir en la mente del anciano G. Nosotros contestamos como sigue: El Hno. Houteff nunca insta a nadie a que pague el diezmo o que dé donaciones o que haga ofrendas. El Hno. Houteff tiene un mensaje que convierte el alma y satisface a aquellos que están hambrientos y sedientos de justicia, porque éste brilla como una lámpara que arde; los hab ilita para conocer la diferencia entre lo bueno y lo malo y suministra todo el poder que uno necesita para “escoger lo bueno y rechazar lo malo". Así, cada uno que es convertido al mensaje es instruido por el Espíritu de Verdad y el Hno. Houteff no tiene que perder su tiempo poniendo metas y balanceando  presupuestos.

Nuevamente, la misma cantidad de dinero requerida para mantener a un ministro A.S.D. durante un mes servirá para cubrir las necesidades del Hno. Houteff cuatro veces más y aquellos que están c olaborando con él practican los mismos principios de economía. Pero el secreto principal de todo esto está en que “la batalla es del Señor".

¿Por Qué Ser Ricos?

Aunque el Hno. Houteff no tiene una cuenta bancaria, pensamos que el  anciano G.  está en  lo ci erto  en que él dice que el Hno. Houteff “pronto será un hombre rico", porque el Hno. Houteff está esperando una gran multitud de almas que ningún hombre puede contar y de su mensaje en  la  profecía leemos: “Alza  tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos. Entonces verás, y resplandecerás; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti. Multitud de camellos te cubrirá; dromedarios de Madián y de Efa; vendrán todos los de Sabá; traerán oro e incienso, y publicarán alabanzas del Señor. Todo el ganado de Cedar será juntado para ti; carneros de Nebaiot te serán servidos; serán ofrecidos con agrado sobre mi altar, y glorificaré la casa de mi gloria". (Is. 60:4 -7).

Además, la obra del Hno. Houteff ha probado que él no se sentará en una esquina solo, sino que eventualmente dividirá equitativamente con todos los que puedan venir al conocim iento de la verdad y compartirá la carga del Carmelo para la salvación de las almas, porque así ha sido instruido por la Palabra del Señor, diciendo: “Apacienta tu pueblo con tu cayado, el rebaño de tu heredad, que mora sólo en la montaña, en campo fértil; busque pasto en Basán y Galaad, como en el tiempo pasado". (Mi. 7:14). Con este propósito él ha comprado el terreno y se ha establecido en el bosque, en la cima (en el medio) del Monte Carmelo al lado del arroyo.

El Acusado Suplica por su Victimario

Estaremos muy sentidos y lloraremos amargamente si nuestros Hermanos continúan en su presente obra maligna que ha sido también predicha en lo siguiente: “Pondrán en tela de juicio y criticarán todo lo que se presente en el desarrollo de la verdad; criticarán la obra y la actitud de los demás; censurarán todo ramo de la obra en el cual no tengan parte ellos mismos. Se alimentarán de los errores, equivocaciones y faltas ajenas, ‘hasta que - dijo el ángel - el Señor Jesús termine su obra de mediación en el santuario celestial y se vista de las vestiduras de venganza y los sorprenda en su festín profano; y se encontrarán sin preparación para la cena de bodas del Cordero'. ” - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p. 646. Confiesen su error, mis Hermanos antes de que sea demasiado tarde.

“Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones”

Cierto es que estamos estableciendo nuestras oficinas centrales en este monte que se halla en la profecía, pero nuestra estadía aquí será muy, muy corta, “porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en   justicia y con prontitud". (Ro. 9:28).

Pudiera ser interesante para el anciano G. saber que la elección del nombre de nuestro “campamento” como el “Centro del Monte Carmelo” vino del mismo modo que la elección del nombre “La Vara del Pastor” para nuestras publicaciones, porque no sabíamos de antemano que esto estaba en la profecía hasta después que nuestra atención fue llevada a Mi. 7:14 y a Amós 1:2. En la profecía de Amós leemos: “ el Señor rugirá desde Sion,  y dará su voz desde Jerusalén,

 

y los campos de los pastores se enlutarán, y se secará la cumbre del   Carmelo".

 Con unos pocos comentarios de las escrituras anteriores, cualquier estudiante de la Biblia reconocerá con una mirada que esto se aplica al tiempo del fin como está explicado por el profeta del evangelio: “Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa del Señor como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados … Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Señor", (Is. 2:2, 3). que en el lenguaje de Amós es: “dará su voz desde Jerusalén". Mirando a este mismo tiempo, Joel lo pone como sigue: “Y el Señor dará su orden delante de su ejército; porque muy grande es su  campamento; fuerte es el que ejecuta su orden; porque grande es el día del Señor, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo?” (Joel 2:11).

 Como Amós dice: “Los campos de los pastores se enlutarán", es obvio que la profecía de Amós está todavía en el futuro porque la palabra los “campos” (lugares) está en la forma plural, lo cual no puede ser aplicado a la habitación de un pastor (una denominación), sino a todos los que estén existiendo en ese tiempo. El término “pastores” quiere decir, como es entendido, lo mismo que “los anci anos que estaban delante del templo” – los ministros. Testimonios para la Iglesia, Vol. 5, p. 196. Note que los pastores  mismos  no se enlutarán, sino sus “campos” (sus casas), es decir, las membresías de sus iglesias, cuyo hecho revela que así será en el tiempo cuando las multitudes dormidas en las iglesias despierten de su insensibilidad espiritual y encuentren que los pastores en quienes ellos han implícitamente confiado su salvación, han engañado a todos los que los siguieron.

 El profeta Jeremías en las siguientes palabras explica que este gemido de aquellos que son así engañados será al cierre de la gracia. Porque ellos dirán “Pasó la siega, terminó el verano, y nosotros no hemos sido salvos". (Jer. 8:20) Es decir, que después de la cosecha, el tiempo en el cual ellos pudieron haber sido salvos, se darán cuenta que el tiempo de gracia se ha terminado. Entonces “los campos de los pastores se enlutarán, y se secará la cumbre del Carmelo". Así, antes de ese tiempo, la cumbre del Carmelo debe haber sido verd e con mucho pasto, de otra manera no habría nada que secarse, es decir, que aunque el Carmelo tiene ahora mucho pasto “Verdad Presente", cuando la gracia se cierre será desierto (“marchito”), porque el Espíritu de Profecía dice: “En el tiempo de angustia, huimos todos de las ciudades y pueblos". - “Primeros Escritos, p. 34.

 De esta manera, la cumbre del Carmelo se secará y aquellos que no presten atención a la palabra: “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones", finalmente estarán alarmados porque su  oportunidad de aceptar la verdad se les ha escapado. Así en su esfuerzo precipitado y frenético al darse cuenta por sí mismos que la Verdad Presente salía de la cumbre del Carmelo, para su sorpresa encontrarán que el Carmelo ha terminado su obra, sus habitantes se han ido, y la gracia ha terminado en cuyo tiempo los habitantes del “Carmelo” no pueden sino repetir: “La cosecha ha pasado, el verano terminó y no tenemos nada para   ellos".

 Entonces sucederá que: “E irán errantes de mar a mar; desde el norte  hasta  el  oriente  discurrirán buscando palabra del Señor y no la hallarán. En aquel tiempo las doncellas hermosas  y  los  jóvenes desmayarán de sed. He aquí vienen días, dice el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra del Señor". (Amós 8:12, 13, 11). ¡Oh, que desilusión será   esa!

Y ahora “mis ojos” con los ojos del profeta lamentándose: “desfallecieron de lágrimas … a causa del quebrantamiento de la hija de mi pueblo, Cuando desfallecía el niño y el que mamaba, en las plazas de  la ciudad. Tus profetas vieron para ti vanidad y locura; y no descubrieron tu pecado para impedir tu cautiverio, sino que te predicaron vanas profecías y extravíos". (Lm. 2:11,  14).

 Como el Señor nunca ha dejado a Su pueblo en tinieblas, encontramos la obra de La Vara del Pastor claramente delineada en la profecía a través de la Biblia y la única razón por la cual nuestros Hermanos líderes no pueden ver la verdad en ésta y que no saben “quien la establece", es porque ellos están tratando de verla a través de los dólares y centavos en lugar de a través del Espíritu de Profecía, los ojos de la iglesia, a través del cual solamente ellos pueden ver la verdad y el verdadero estado de su condición de ceguera espiritual, pobreza, miseria y necesidad de “colirio", “porque ¿quién de los hombres  sabe  las  cosas  del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios". (1Co. 2:11).

 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os  guiará

a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir". (Juan 16:13)., porque sin el Espíritu de Dios “ ningún hombre” conoció las co sas de Dios.

 Para los Mensajeros de la Verdad

 Queridos Hermanos: “Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatien do unánimes por la fe del evangelio, y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, más para vosotros de salvación; y esto de Dios. Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él, teniendo el mismo conflicto que habéis visto en mí, y ahora oís que hay en mí". (Fil. 1:27-30).

 “Y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. El Señor te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan. Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar". (Is. 58:10-12).

 MAS ACTOS VERGONZOSOS

 El Hno. John Buckheister, de Charleston, Carolina del Sur, narra la siguiente acci ón vergonzosa: “El Sábado pasado se le impidió a la pequeña compañía entrar a la iglesia. La Hna. Kennedy entró y se  sentó,  pero  el ministro fue hasta ella y le preguntó si creía en La Vara, a lo cual ella respondió: ‘Sí. Yo simpatizo con ella'. Entonces él la convidó a que abandonara el edificio. Esta es una mujer pequeña que nunca ha sido miembro de la iglesia A.S.D. y habiendo recibido este tipo de trato de manos de un ministro, ella puede ciertamente traerles muchos problemas si quisiera. Todos permanecimos frente a la iglesia hasta después que el servicio comenzara y seguidamente fuimos a la casa de la Hna. Livingston y tuvimos una sesión de  oración".

 “¡Hicieron otra votación el Sábado para ir donde el juez con la queja de que nosotros perturbábamos la s reuniones! ¡Por supuesto que esto no es así, pero están dispuestos a decir cualquier cosa como excusa para mantenernos alejados de la iglesia! El clima estaba terriblemente caliente el pasado Sábado, 98 grados, y como ellos cerraron la puerta frontal frente a nosotros, ustedes pueden darse cuenta el momento horrible que pasaron quedándose en ese edificio caliente. Sé que no estuvieron  ‘tibios’".

 “Algunos de nosotros pensamos que deberíamos regresar y otros que deberíamos permanecer alejados. Por

favor aconséjennos lo más pronto posible".

Respuesta: Si no hubiera sido por el hecho de que el que escribe ha testificado con sus propios ojos aún acciones peores que la descrita arriba, hubiera sido duro para él creer que Adventistas alguna vez se hubieran involucrado en actos tan vergonzosos, no cristianos y no de Hermanos. Lo sentimos por los Hermanos dirigentes que están involucrados en la misma obra impía como la del antiguo Israel. Pero lo que es todavía peor, es que ellos apoyan a la membresía de muchos que no creen en el Espíritu de Profecía y otros que violan el Sábado, mientras otros mastican y fuman tabaco y todavía otros cometen abominaciones peores. Sin embargo, estos pecadores son retenidos como miembros y a muchos de ellos aún se les permite tener c argos, mientras que aquellos que por leer La Vara se reforman de estas abominaciones y se convierten en verdaderos A.S.D. por obedecer toda la verdad, son maltratados y echados como hacedores del mal. Y aún aquellos que son culpables de las abominaciones mencionadas arriba toman parte activa en esto. Así, la multitud de hoy como la de los días de Cristo grita fuertemente diciendo: “¡Fuera con éste y suéltanos a Barrabás!” Sin embargo, ¡ellos hacen ver a todos que los adherentes de La Vara se separan ellos mismos de la iglesia acusados de ser   vástagos!

 ¡Aquí somos traídos para soportar el reproche y la persecución de manos de nuestros propios Hermanos, porque no nos atrevemos a desobedecer la verdad o abandonar las iglesias! Y así la pregunta que se hace es :

¿Abandonaremos la iglesia e iremos por cuenta propia como todos los reformadores fueron obligados a hacer en el desarrollo de cada verdad o permaneceremos en ellas aún si somos obligados a permanecer en la parte de afuera  y  ser expuestos  al  calor  extremo o al  frío severo mientras ellos nos desprecian como si  fuéramos

monstruos hidrocefálicos?

 No importa lo que nos puedan hacer, preferiríamos morir en lugar de desobedecer el mandamiento del Señor. La iglesia A.S.D. no es Babilonia. Si lo fuera, hubiéramos estado obligados a salir, pero puesto que esto no es así, no tenemos ningún lugar a donde ir. Consecuentemente, nos quedaremos en “Jerusalén” aunque ésta esté llena de ladrones. “No los temas, ni tengas miedo delante de ellos", dijo el Señor. (Ez. 3:9). “Saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos". (Mt. 13:49).

 La generación está casi por pasar y no queda tiempo para levantar otra denominación, y aunque en los tiempos pasados Dios llamó a Su pueblo a salir de una denominación para formar otra, El puede hacerlo ahora, pero en lugar de esto El, con el Sello de Dios preservará la denominación para los justos y sacará de ella a todos los pecadores que no reciban el sello, porque así ha dicho el Señor: “A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo”, los cuales dicen, “El Señor no hará ni bien ni mal". (Amós 9:10; “Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p. 196).

 “Y conoceréis que yo soy el Señor vuestro Dios, que habito en Sion, mi santo monte; y Jerusalén será santa, y extraños no pasarán más por ella". (Joel 3:17). (Leer “La Gran Paradoja de las Edades", p. 40-42). “Oíd palabra del Señor, vosotros los que tembláis a su palabra: Vuestros Hermanos que os aborrecen, y os echan fuera por causa de mi nombre, dijeron: el Señor sea glorificado. Pero él se mostrará para alegría vuestra, y ellos serán confundidos". (Is. 66:5).

 Por lo tanto aconsejamos a nuestro pueblo que sea pacífico, que no cause perturbaciones de ninguna clase y que permanezca en las iglesias denominacionales porque nosotros hemos ayudado a construirlas. Ellos tomaron nuestros diezmos y ofrendas para el sostén del ministerio, etc., y en tanto que seamos verdaderos A.S.D. manteniendo la verdad, no tienen derecho legal del Rey del cielo, ni de los gobiernos de la tierra para echarnos. Si ellos intentan sacarlo, no se resista a ellos. Si colocan un guardia en las puertas y le impiden entrar, no trate de entrar a la fuerza. Si lo golpean, no devuelva el golpe, pero por todos los medios trate de entrar y si no puede, quédese afuera y testifique por la verdad presente hasta que los servicios hayan terminado, excepto que físicamente no pueda hacerlo.

 La prueba está llegando y sin importar las tentaciones, no debemos fallar al demostrar lo que creemos y señalarles que mantenemos la verdad, amamos a los Hermanos y estamos dispuestos a morir por ellos si esto los despertara y fueran salvos, porque no éramos mejores que ellos cuando la verdad nos halló.

LA CONFIANZA ROTA - HAY UNA RAZÓN

 Muchos de nuestro pueblo están abriendo los ojos y mientras lo hacen, su confianza es estremecida en la pobre fragilidad humana en la cual han confiado su salvación por largo tiempo, no con autoridad, sino tradicionalmente, sin embargo, honestamente. Han sido llevados a creer que nuestra organización humana, que nuestro Señor nos dio para el seguimiento de la obra, es alguna clase de institución sagrada donde las conciencias de Su pueblo han de ser rodeadas por las manos de hombres a tal grado que no se atreven a investigar por sí mismos aun las doctrinas de la Biblia. Aquí publicamos una carta para este efecto:

 Sra. F. Charboneau Querida Hermana: Estoy adjuntando $15.00. Este es mi diezmo que he guardado por un período de tiempo, sin estar segura de donde debería enviarlo … He confiado por mucho tiempo en nuestra amada organización en donde es como un sacrilegio escuchar cualquier punto de vista contrario al de los líderes de la organización …

 Veo ahora que en efecto estamos asemejándonos a los católicos en este respecto y es tan difícil para mí, porque nací y crecí en la iglesia Adventista del Séptimo Día y mi amado padre me inculcó una veneración por este pueblo. Pero parece que el fundamento se ha apartado de todas las cosas hasta el fin de modo que ya no podemos confiar en un ministro para que nos dirija hacia el reino, y ahora sé que no pueden. Como denominación estamos perdidos y si La Vara no es la verdad no hay esperanza para ninguno de  nosotros.

 Después de enterarme como mi Hermana había sido tratada por la iglesia de Sheridan en Wyoming y todos los otros creyentes de La Vara por el trato injusto, poco amable y anticristiano,  estoy  convencida  que  no podemos confiar en hombres que actúan como los papas tiranos del  pasado.

 Oren por mí para que yo pueda ver la verdad más clara y no ceder ante esto.

Que el Señor pueda bendecirnos y cuidarnos a todos mientras que estamos en este valle de la   decisión.

Sra. Audrey Helms Brandon, Colo.

 ALABANZAS PARA ÉL

 Le doy gracias al Señor por el mensaje de “La Vara del Pastor” y por el bien que éste me está haciendo. He dejado de fumar cigarrillos después de ser un completo esclavo de ellos durante treinta años y aunque traté varias veces de detener el hábito, fracasé cada  vez.

Cuando el Hno. Warden vino a mi casa, yo era un apóstata A.S.D. sin interés en la religión y no sé que me hizo decidir venir a un estudio. Yo creo ahora completamente que seré, con la gracia de nuestro Señor, uno de los 144.000.

(Firmado)  R. E. Davies Denver, Colo.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

 Pregunta:  “¿Es  un  pecado  retener  el  diezmo  y si  es  así,  debo  pagarlo  al mensaje de  La  Vara mientras que todavía tengo mi membresía en la iglesia  A.S.D.?”

 Respuesta: La pregunta está totalmente contestada en el Espíritu de Profecía en la siguiente   cita:

 “El diezmo es del Señor y aquellos que interfieren con éste serán castigados con  la  pérdida  de  su  tesoro celestial a menos que se arrepientan. No permitamos por más tiempo que la obra sea limitada debido a que el diezmo ha sido desviado por varios canales que no es donde el Señor ha dicho que debería ir. Se deben hacer provisiones para estas otras líneas de la obra. Han de ser sostenidas, pero no con el diezmo. Dios no ha cambiado: El diezmo es usado todavía para el sostén del ministerio". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 9, p. 201.

“ ‘Todas las décimas … del Señor son'. En este pasaje se haya la misma forma de expresarse que en la ley del Sábado, ‘El séptimo día será reposo (Sábado) para el Señor tu Dios'. Dios reservó para sí una porción específica del tiempo y de los recursos pecuniarios del hombre, y nadie podía dedicar, sin culpa, cualquiera de esas cosas a sus propios intereses'. ” - “Patriarcas y Profetas", p.  565.

Señale cuidadosamente lo que las referencias anteriores enseñan. El diezmo es del Señor y es utilizado para el sostén de Su mensaje. Pero aunque pueda ser mal usado por los ministros, éste debe ser entregado para el uso de ellos hasta que Él llame nuestra atención por el mal uso de éste y nos pida que hagamos el cambio. Entonces, si no respondemos a Su voz y hacemos uso del remedio que Él provee para contrarrestar el desperdicio de sus recursos, seríamos tomados como responsables de esto igual que por retener lo que es de  Él.

“Traed ahora mismo todos los diezmos que por descuido no habéis devuelto. El nuevo año debe comenzar para vosotros de tal manera que seáis hombres honrados en su trato con Dios. Los que han retenido sus diezmos deben enviarlos antes que termine el año 1896, para que puedan estar bien con Dios, y nunca, nunca más corráis de nuevo el riesgo de ser maldecidos por Dios. Presidentes de asociación, cumplid vuestro deber; no pronun ciéis vuestras propias palabras, sino un sencillo ‘Así dice el Señor'. Anciano de iglesia, cumplid vuestro deber. Trabajad de casa en casa para que la grey de Dios no sea remisa en este importante asunto, que implica, según el caso, bendición o maldición".

“Colaboren con el Señor todos los que temen a Dios y sean fieles mayordomos. La verdad debe ir a todas partes del mundo. Se me ha mostrado que muchos en nuestras iglesias están robando a Dios en los diezmos y las ofrendas. El Señor cumplirá en ellos lo que ha declarado. A los obedientes dará ricas bendiciones; a  los transgresores, maldición. Todo hombre que lleva el mensaje de la verdad a nuestras iglesias debe cumplir su deber de amonestar, educar y reprender. Todo descuido del deber, que equivale a robar a Dios, implica maldición para el culpable". - “Testimonios para los Ministros", p.  306-307.

“La verdad ha hecho blanco en los corazones. No es un impulso caprichoso, sino una verdadera conversión al Señor, y la voluntad perversa del hombre es subyugada por la voluntad de Dios. Robarle a Dios en diezmos y ofrendas es una violación del claro mandato del Señor y causa un daño profundísimo a los que lo hacen, ya que los priva de la bendición de Dios, la cual se promete a los que proceden honradamente con él ". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p. 605.

Hasta ahora la primera parte de la pregunta ha sido totalmente contestada. Ahora venimos a la segunda parte, a saber. “¿Pagaré el diezmo al mensaje de La Vara mientras que tengo mi membresía en la iglesia A.S.D.?”

 Permitamos que el interpelante se haga a sí mismo las siguientes preguntas y su propia respuesta debería decirle qué hacer.

 ¿Creo que La Vara del Pastor tiene el mensaje del sellamiento de los 144.000? ------ ¿Es este el mensaje de la hora? ------ ¿He recibido alguna ayuda espiritual de éste? ------ ¿Ha hecho éste que me arrepienta de los pecados en los que me complacía antes? ------ ¿ Soy ahora un mejor A.S.D. de lo que era antes de aprender el mensaje de La Vara? ------ ¿Necesitan mis Hermanos A.S.D. este mensaje? ------ ¿Amo ahora la Biblia, el Espíritu de Profecía y a los Hermanos más que como lo hacía antes? ------

 Si la respuesta a las preguntas anteriores es No, entonces pague su diezmo a la iglesia en la que usted ahora es miembro. Pero si su respuesta a las preguntas anteriores es Si, entonces hágase usted mismo todavía estas preguntas:

 ¿Si hubiera continuado en mi camino Laodicense en el cual La Vara me encontró, me hubiera salvado y estaría listo para encontrarme con el Señor? ------ ¿Serían salvos mis Hermanos A.S.D. en su presente condición? ------ Si su respuesta a las preguntas anteriores es No, entonces sus respuestas a las siguientes preguntas le instruirán a usted respecto a donde pagar su diezmo aunque mantenga la membresía de la  iglesia.

 Si yo soy responsable de la luz que está brillando ahora sobre mi camino y si  mis Hermanos  A.S.D.  deben tenerla, ¿debería pagar mi diezmo a la denominación de modo que el ministerio pueda tener más dinero para pelear contra el mensaje y contra mi esfuerzo personal por alcanzar al pueblo y así ayudarlos a engañar a mis Hermanos o debería pagar éste al “alfolí de la Verdad Presente donde más se necesita para facilitar su rápida liberación y rescatar a mis Hermanos de la ruina eterna? Si ni nuestros Hermanos A.S.D., ni aquellos en el mundo son salvos, ni están mejor preparados para encontrar al Señor que los ministros, ¿iría mi diezmo a la iglesia a favor de los paganos y que al final ambos se pierdan - la iglesia y los paganos - o al mensaje de La Vara que ha de salvar a la iglesia primero y luego a los paganos? ------ Si como un creyente del mensaje no me atrevo a apoyarlo con mi diezmo, ¿entonces quién lo hará? ------ ¿Dónde logre mi diezmo el mayor bien? ------ Si pago mi diezmo para el beneficio de los paganos descuidando a mis propios Hermanos, ¿estaría diciendo por mis propias acciones: “Soy yo el guarda de mi Hermano?” ------ ¿Responderé al llamado e iré a la búsqueda de las ovejas perdidas de la casa de Israel o en busca de las ovejas perdidas en la casa de Baal? ------ ¿En cuál de estos dos campos me daría mi diezmo derecho a las palabras: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor". (Mt. 25:21).

 Si está usted todavía indeciso, entonces lea nuestro Tratado No. 4, “Las Últimas Noticias para la Madre”, p. 80-84. “Recuerde a la mujer de Lot", y haga lo que el Señor le dice que debe hacer.

Pregunta: “He leído algunas de las series de La Vara y encuentro que han respondido a muchos puntos que prueban que ‘Una Respuesta a La Vara del Pastor’ no es confiable y es injusto con La Vara, pero hasta ahora no he hallado nada que trate sobre la ‘Cosecha’ y parece que el gráfico en la página 14 de ‘Una Respuesta … ', con referencia a la cosecha y a las diez vírgenes ha refutado a La Vara. Por favor conteste"

Respuesta: De las supuestas refutaciones a través de “Una Respuesta a La Vara del Pastor” podemos decir con toda libertad que hasta ahora la denominación no ha sido capaz de refutar un sólo punto del mensaje que llevamos y que sus esfuerzos para lograrlo solamente sirven para probar que La Vara es la voz de Dios para Su pueblo y para confirmar a sus seguidores con más firmeza en la Verdad Presente.

 A través de una total investigación personal del asunto en cuestión en La Vara y de todas las supuestas refutaciones contra ésta, los lectores del Código encontrarán quizá para su sorpresa que la cita anterior es 100% correcta. Sin embargo, el acuerdo del Hermano Houteff con los Hermanos en el liderazgo todavía permanece como válido, es decir, si ellos refutan cualquiera de los temas en nuestras publicaciones, dejaremos de enseñar para siempre. Pero esperamos que nuestros Hermanos no copien el error de Acán y esperen para su confesión de la verdad demasiado tiempo cuando esto no les beneficiaría en nada.

 Con referencia al gráfico en la página 14 de “Una Respuesta a La Vara del Pastor", el lector notará que algunos de los eventos arreglados allí no tienen la autoridad divina. Permítanos ilustrar el método usado aquí para interpretar el Espíritu de Profecía. “Palabras de Vida del

Gran Maestro” dice: “El trigo y la cizaña han de crecer juntos hasta la siega, y la siega es el fin del tiempo de gracia". Si el idioma castellano significa algo, entonces la cita mencionada aquí ciertamente no puede colocar la cosecha después que el tiempo de gracia se haya cerrado sino más bien  antes.

 

Cómo podría la cosecha ser después del cierre de la gracia si “el tiempo de prueba” es antes del cierre de la gracia, viendo que aquí no dice: “la cosecha es” después “del fin del tiempo de gracia". Así, está claro que la cosecha debe preceder el cierre de la gracia, es decir, la cosecha es el fin -  la última parte del “tiempo de gracia” - y con esto la gracia se cierra. Además, Jeremías proféticamente vio que después de la cosecha había pasado y el verano había terminado (el tiempo que los hombres habrían de ser salvos) los impíos dijeron: “Pasó la siega, terminó el verano, y nosotros no hemos sido salvos". (Jer.  8:20).

 

Si la cosecha es después del cierre de la gracia, ¿por qué dirían ellos: “Pasó la siega, terminó el verano”? Porque ciertamente ellos no podían decir estas palabras antes que la gracia terminara, ni tampoco podrían después de la segunda venida de Cristo, porque entonces estarían muertos y no podrían hablar. Consecuentemente, el único tiempo en que estas palabras podrían ser dichas es en el período entre el cierre de la gracia y la segunda venida de Cristo, lo cual coloca la “cosecha” antes de que la  gracia se   cierre.

 

Además, en Mt. 13:30 el Señor dice: “Y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña". Las palabras: “Y al tiempo de la siega", demuestra que la cosecha es un período de tiempo. Además, en “Primeros Escritos”, p. 118, el Espíritu de Profecía dice: “Vi luego el tercer ángel. Dijo mi ángel acompañante…'. Es el ángel que ha de separar el trigo de la cizaña, y sellar o atar el trigo para el granero celestial’".

 

Si el tercer ángel ha de hacer la separación y considerando que el Mensaje del Tercer Angel ha ser proclamado antes del cierre de la gracia, no después, demuestra que la cosecha en cuyo tiempo los ángeles sellan y atan, ocupa el tiempo mientras que el Mensaje del Tercer Angel está siendo proclamado. Claramente entonces, las palabras: “La cosecha es el fin del mundo", indica el mismísimo último período del cierre de la gracia que lleva al mundo a su final. El Espíritu de Dios a través de Pablo interpreta el término “el fin del mundo” de esta manera: “pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo” (He. 9:26).

 

Todos sabemos que el mundo no llegó a su final hace 1900 años cuando Cristo fue sacrificado y, sin embargo, dice: “En la consumación de los siglos". Sin embargo, la verdad de la cita de Pablo es esta: Como los pecados del hombre son borrados en el juicio desde 1844, prueba que Pablo estaba mirando hacia nuestro tiempo  cuando Cristo “por Su propio sacrificio” en el tiempo del juicio de los vivos ha de borrar nuestros pecados. Obviamente entonces, el término “El fin del mundo", se aplica al tiempo del juicio de los vivos, en el tiempo del Fuerte Pregón, en el fin de “el tiempo de gracia", el último mensaje que cierra la historia de este mundo. Ademá s, la  denominación A.S.D. ha estado enseñando por años que el fin del mundo comenzó en 1798. Ver “Pensamiento sobre Daniel”; p. 387 en inglés (en conexión con Daniel 12:4); y también “Lecturas Bíblicas para el Círculo del Hogar", p. 324 en inglés. La denominación nunca ha hecho ningún pronunciamiento oficial en cuanto a la verdad de la cosecha, pero ahora en su intento por rebatir La Vara, está cambiando su posición de lo que ellos una vez pensaron es el fin del mundo.

No estaría fuera de lugar en esta relación relatar mi experiencia de lo que oí hace poco acerca de este asunto. El anciano G. W. Wells, uno de los secretarios de la Conferencia General, a comienzos de 1935 se dedicó a hacer reuniones nocturnas con el propósito de rebatir La Vara en cuyo período, noche  tras  noche,  enseñó  que la cosecha es el “fin del mundo” - la segunda venida de Cristo - el comienzo del   milenio.

 Al finalizar estas reuniones, el Sábado en la tarde el anciano R. L. Benton, Presidente de la Conferencia de la Unión del Suroeste, montó otra andanada de diatribas contra La Vara y en su momento desplegó un cartel demostrando que la cosecha es desde el cierre de la gracia hasta la segunda venida de Cristo. El siguiente miércoles, el anciano W. H. Clark, Secretario de la Conferencia de Texas para la obra misionera local, dirigió la reunión de oración y al mismo tiempo en respuesta a mi pregunta, él colocó la cosecha antes del cierre de la gracia. Aquí está el punto. En el período de diez días, tres ministros A.S.D., pagados por la tesor ería, ocupando todos posiciones de responsabilidad, dieron tres interpretaciones diferentes de la cosecha, cuyos hechos prueban que en la denominación como un cuerpo, aún entre los dirigentes, no  existe un  acuerdo  especial sobre  este asunto. ¡Entonces, frente a tal ceguera, los adversarios de La Vara previenen a los laicos contra la aceptación del error! ¡Oh, qué triste engaño!

 Para una explicación completa de la “Cosecha", lea nuestro Tratado No.  3.

Anterior
1CS13
NUESTRA OBRA POR LARGO TIEMPO DESCUIDADA
siguiente
1CS15
“De Regreso a los Viejos Caminos”