Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

NUESTRA OBRA POR LARGO TIEMPO DESCUIDADA

Publicado: Julio, 1935 (Waco, Texas)

PARA BENEFICIO DE LA DENOMINACIÓN A. S. D.

 NUESTRA OBRA POR LARGO TIEMPO DESCUIDADA

Extensos han sido el vocerío y el clamor de nuestros queridos Hermanos y Hermanas  Adventistas del Séptimo Día que con todas las grandes instituciones médicas que rodean la tierra, muchas de ellas aquí en los Estados Unidos, se les niegan los beneficios que se derivan de dichas instituciones debido a los pr incipios curativos equivocados, los precios prohibitivos y a las administraciones faltas de  caridad.

La culpa de esta situación que confronta la iglesia, demostrando su negligencia todos estos años, debe ser compartida por todos nosotros que hemos sido una parte de este gran movimiento que Dios lanzó a este mundo de pecado al comienzo de los años cuarenta del siglo  anterior.

Cuando uno estudia la Biblia y los Testimonios, no puede uno dejar de ver que Dios tiene un plan para cuidar de Sus desafortunados, ya sea de la enfermedad o de la vejez, o de los reveses financieros y el asunto al que nos enfrentamos ahora es que decimos que creemos que “el Señor actuará en esta etapa final de la obra en una forma muy diferente de la acostumbrada, contraria a todos los planes humanos". “Testimonios para los Ministros", p. 300. Pero desleales a nuestra confianza seríamos nosotros también si decimos haber aceptado el mensaje de Dios de la “verdad presente", llamando a un “gran movimiento de reforma entre el pueblo de Dios y ¿permitiríamos nosotros que esta condición permaneciera sin cambiar? ¿Continuaremos nosotros haciendo planes, siguiendo en las huellas de aquellos que han descuidado esta importante labor?

El tiempo, la necesidad y el mensaje mismo constituyen una llamada de clarín para el remanente para que se “levante y brille (los 144.000), porque su luz es venida y la gloria del Señor se ha levantado sobre ellos", y al no hacerlo en esta última hora, ¿cómo responderemos a nuestros propios queridos Hermanos y Hermanas, a nuestro prójimo en el mundo acerca de nosotros y sobre todo, ante los ángeles espectadores y su amoroso Comandante en cuya obra nos hemos comprometido  manifiestamente?

Todos están de acuerdo que esta denominación es la iglesia de Laodicea. Nadie niega que nosotros, como iglesia hemos “dejado de seguir en pos de Cristo” nuestro “Líder". (“Testimonios para la iglesia", Vol. 5, p. 201). Que la “duda, y aún el descreimiento de los testimonios del Espíritu de Dios, leudan las iglesia por todos lados” (Id ). nadie se atreve a discutirlo. Entonces ¿qué nos queda a nosotros hacer queridos amigos de la “verdad presente?

¿No es este el tiempo para hacer como uno de antaño, regresando a los “viejos hitos” de los cuales la sierva del Señor dice que “nos hemos apartado?” “Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p. 128. El profeta del evangelio dice más adelante:

“¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu Hermano? Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria del Señor será tu retaguardia. Entonces invocarás, y te oirá el Señor; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. El Señor te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan". (Is. 58:7 -11).

Si el Centro del Monte Carmelo ha de ser leal a su nombre y permanecer como un antitipo de aquel antiguo monte al cual Dios llamó a su pueblo de antaño para probar quien era el verdadero Dios, entonces nosotros, que somos tan grandemente privilegiados de estar entre aquellos escogidos para abrir camino hacia la montaña, debemos estar muy seguros que podemos hacer más que sólo decir: “El Señor, Él es Dios; el Señor, él es Dios", no sea que caigamos bajo  la  condenación  de  los  falsos  profetas,  que  fueron  muertos  al  final  de  aquel  día  memorable  cuando

 

Elías reunió a los profetas de Baal en el antiguo Monte, llevando el mismo nombre que nosotros hemos escogido, donde estamos nosotros ahora para ser probados para ver si seguimos a Dios o a Baal.

Hablando de aquellos que están esperando dar el “Fuerte Pregón” y la preparación necesaria que ha de ser hecha, la sierva del Señor dice: “Se me mostró que si el pueblo de Dios no hace esfuerzos de su parte, sino que espera que venga el refrigerio sobre ellos y quite sus males y corrija sus errores; si ellos dependen de esto para limpiarlos de las inmundicias de la carne y del espíritu y los prepare para involucrarse en el Fuerte Pregón del tercer ángel, serán hallados faltos". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 1, p. 619 en inglés.

Hablando directamente a la denominación de lo que había sido demostrado con relación al cuidado de nuestro pueblo, el Señor señaló los errores de aquellos a cargo del Instituto de Salud en el siguiente lenguaje: “Cuando vi a aquellos que administraban y dirigían corriendo hacia los peligros que se me mostraron, acerca de los cuales les había prevenido en público y también en conversaciones y cartas privadas, un terrible agobio vino sobre mí. Aquello que se me había mostrado como un lugar donde los sufrientes enfermos entre nosotros podían ser ayudados, era un lugar donde el sacrificio, la hospitalidad, la fe y la piedad deberían ser los principios que regían. Pero cuando se hicieron pedidos desmesurados de altas sumas de dinero, con la afirmación de que la adquisición de acciones pagaría un gran porcentaje; cuando los Hermanos que ocupaban posiciones en la institución parecían más que dispuestos a recibir salarios más altos que aquellos que estaban satisfechos con los suyos y que llenaban otras posiciones igualmente importantes en la gran causa de la verdad y de la reforma; cuando me enteré, con dolor, que con el fin de hacer la institución popular con aquellos que no son de nuestra fe y para asegurar su patrocinio, un espíritu de compromiso fue ganando terreno rápidamente en el instituto … cuando vi estas cosas, dije: esto no fue lo que se me mostró como una institución para los enfermos que compartiría la señalada bendición de Dios. Esto es otra cosa". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 1, p. 633-4 en inglés.

Luego, después de narrar algunas de las cosas que llevaron tristeza a su corazón, la Hna. White ofrece las siguientes palabras alentadoras: “Con las bendiciones de Dios esto puede hacerse y será hecho. Id. p. 635. Llamando la atención al hecho que la “reforma pro-salud” es una parte de nuestra obra, el Señor da las siguientes instrucciones adicionales con un reproche punzante:

“Los Hermanos que han estado a la cabeza de esta obra han hecho un llamado a nuestro pueblo por recursos sobre la base de que la reforma pro-salud es una parte de la gran obra conectada con el Mensaje del Tercer Angel. En esto han estado en lo correcto. Esta es una rama de la gran obra de caridad, de liberalidad, de sacrificio y benevolencia de Dios. Entonces, ¿por qué estos Hermanos dicen que:’Las acciones del instituto pagarán un gran porcentaje, ‘es una buena inversión',  ‘¿una cosa que paga?’ - Id.

Mientras que es claro que el Señor aprobó que nuestro pueblo obtuviera acciones del Instituto de Salud, que había de ser un lugar primordialmente para el beneficio de nuestro propio pueblo, sin embargo, El nunca designó que tal incentivo debería ser para que lo retuvieran aquellos que compraran dichas acciones, que los dividendos fueran acumulados a su favor, porque esto sólo traería un espíritu de egoísmo y comercialismo que vemos ahora, que frustra el plan de Dios para los pobres dignos entre nosotros y que también los incapacita para la gran obra para la cual nuestras instituciones médicas fueron establecidas.

Aunque este plan de compra de acciones en el primer Instituto de Salud establecido entre nosotros fue aprobado por el Señor y evidentemente con la intención de ser un modelo para todos los que serían establecidos más tarde, sin embargo, él bien sabía que habría aquellos que no podrían hacer lo que deseaban y hay palabras de consejo registradas que cubren estos casos. “Muchos que han obtenido acciones no pueden donarlas. Algunas de estas personas están sufriendo por el dinero que ellos invirtieron en las acciones". - Id. 639.

Estaría bien que todos leyeran el capítulo entero comenzando en la página 633 y terminando en la página 643, que presenta un plan completo de la “gran obra de caridad, de liberalidad, de sacrificio y de benevolencia de Dios” que nunca ha sido hecha como Dios designó que sería, y entonces háganse ustedes la pregunta: ¿Es ahora demasiado tarde para hacer lo que Dios ha dicho, debido a que más de setenta años han pasado desde que vino la luz concerniente a esto?

Si decimos que es demasiado tarde entonces cómo responderemos cuando aquellas palabras ardientes del Maestro Obrero sean dichas: “Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis". (Mt. 25:42, 43). ¿Será nuestra respuesta para el maestro: Hemos estado tan ocupados estableciendo nuestras metas eternas, que hemos pasado nuestra obra de ayuda cristiana al Estado y al Condado y a otras instituciones menos costosas?

En vista de este triste descuido, que ha traído un reproche sobre este justo nombre de la iglesia A.S.D. al cual se le dio el bendito “ministerio de curación", junto con la abundante luz sobre la religión práctica como ha sido puesta en marcha tan claramente en los escritos inspirados, no deberíamos planear tan definitivamente, en el temor del Señor, “redimir el tiempo” al responder a este llamado por tanto tiempo descuidado y entrar en la luz de este gran “brazo derecho” del Mensaje del Tercer Angel, revelando a los espectadores celestiales como también a los hombres, ¿cómo ha de ser practicado el evangelio por aquellos que esperan estar entre aquellos que se están preparando para ayudar a dar el Fuerte Pregón?

Puesto que Dios ha de tener una iglesia pura en la cual él ha de reunir a la compañía innumerable a través de la voz del cielo, diciendo: “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas", donde se atiende a las necesidades espirituales, ¿no proveerá Él también un modo por el cual las necesidades físicas serán atendidas? En tanto que Él ha de lograr esta obra a través de instrumentos humanos, seguramente nadie debería fallar en entrar a un servicio tan alto y exaltado.

Todo lo que ha sido dicho arriba es con el propósito de “agitar sus mentes puras por medio del recuerdo", y para descargar nuestros corazones con relación a esta importante obra. Estaremos contentos de escuchar de los lectores del Código en cuanto a cómo se sienten acerca de emprender un servicio tan noble por los “pobres, los mancos, los cojos y los ciegos” de las “plazas y las calles de la ciudad", y también por aquellos de “los caminos y los vallados".

 APOSTASÍA DESDE OTRO ÁNGULO

¿Qué constituye realmente la apostasía? ¿No es el apartarse de las enseñanzas de cualquier cuerpo religioso, ya sea de la iglesia Adventista del Séptimo Día o de otra iglesia?

A ninguno de nosotros nos gustaría ser clasificado como apóstata, sin embargo, cada uno de nosotros libremente admite que nos hemos apartado de muchas de las altas normas que caracterizaron a la denominación A.S.D. en sus primeros años y que fueron claramente establecidas en la Biblia y en el Espíritu de Profecía; así que con esta clara aceptación de nuestra parte, ¿no estamos virtualmente diciendo que hemos apostatado de muchos puntos de nuestra fe?

En ningún aspecto quizá nos hemos apartado más decididamente que en la forma de conducirnos en la casa de Dios, porque casi por todas partes esta ha llegado a ser un lugar para la más común de las visitas, de hablar barato e imprudente, todo lo cual está específicamente condenado en lo siguiente:

“Cuando los adoradores entran en el lugar de reunión, deben hacerlo con decoro, pasando quedamente hacia sus asientos. Si hay una estufa en la pieza, no es propio rodearla en una actitud indolente y descuidada. La conversación común, los cuchicheos y las risas no deberían permitirse en la casa de culto, ni antes ni después del servicio. Una piedad ardiente y activa debe caracterizar a los adoradores".

“Si algunos tienen que esperar unos minutos antes de que empiece la reunión, conserven un verdadero espíritu de devoción meditando silenciosamente y manteniendo el corazón elevado a Dios en oración, a fin de que el servicio sea de beneficio especial para su propio corazón y conduzca a la convicción y conversión de otras almas. Debería recordárseles que los mensajeros celestiales están en la casa … Las risas, las conversaciones y los cuchicheos que podrían no ser pecaminosos en un lugar de negocios comunes, no deben tolerarse en la casa donde se adora a Dios".

“Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p. 464.

“Padres, elevad la norma del cristianismo en la mente de vuestros hijos; ayudadles a entretejer a Jesús en su experiencia; enseñadles a tener las más alta reverencia por la casa de Dios y a comprender que cuando entran en la casa del Señor deben hacerlo con corazón enternecido y subyugado por pensamientos como éstos: ‘Dios está aquí; esta es su casa, debo tener pensamientos puros y los más santos motivos. No debo abrigar el orgullo, envidias, celos, malas sospechas, odios, ni engaño en mi corazón; porque vengo a la presencia del Dios santo."..

   “Hermanos, ¿no queréis dedicar un poco de reflexión a este tema?” Id. 466-7.

Las citas anteriores son demasiado claras como para necesitar comentarios, y en vista del hecho de que todos somos culpables ente Dios y obligados a confesar que hemos apostatado en este asunto tan importante, ¿no escucharemos la amonestación final citada arriba al darle un pensamiento definitivo a “este asunto” y ver que nuestras reuniones estén caracterizadas

por un verdadero espíritu de adoración, libre de todo comportamiento de una visita o una conversación común, de modo que no aflijamos al Espíritu de Dios en nuestras reuniones y hagamos de éstas las más beneficiosas para aquellos que vienen a adorar junto con nosotros? Nosotros que decimos tener el mensaje de reforma deberíamos poner un ejemplo para aquellos que queremos que acepten la verdad presente. Así, nosotros que estamos en la luz deberíamos observar de la manera más rígida la advertencia anterior ya sea en una reunión por separado de creyentes de la verdad presente o en las iglesias A.S.D. La responsabilidad descansa sobre aquellos a cargo de la reunión y deberían ver que la instrucción anterior se lleve a cabo.

 EL MENSAJE EN CALIFORNIA

Un número de veces en los meses pasados se ha recibido cartas de otras partes del campo, preguntando que si es verdad, como ha sido informado por obreros de la conferencia, que la obra de La Vara ha sido eliminada del Sur de California. Nos hemos dado a la tarea de enfatizar la negación de este falso informe, pero evidentemente la duda del demonio que ha sido sembrada en algunos casos no puede ser acallada tan fácilmente con un rechazo directo, de modo que sentimos que es obligatorio a favor de la verdad y de todos los interesados, sacar algunas evidencias demostrando la completa falsedad de este tipo de propaganda.

El escritor ha sido informado semioficialmente que las puertas de todas las iglesias de la Conferencia del Sur de California están cerradas para él por orden del presidente de la Conferencia. Como hay muchas iglesias en esta área y como puede asistir sólo a una a la vez, él mientras tanto no puede verificar de primera mano la verdad de las proscripciones alegadas, pero como su experiencia se ha extendido de algún modo, él está convencido de que el informe de esta prohibición es correcto. Sábado tras Sábado y Miércoles tras Miércoles (excepto en una o dos ocasiones en cada caso) él se ha mantenido vigilante en la acera.

En la iglesia de Lincoln Park el pastor ha estado corriendo durante dos semanas, entregado a la más dañina diatriba contra La Vara, descendiendo cada vez más a las profundidades de pormenorizados informes en circulación manchando el buen nombre de prominentes obreros en la causa de la verdad presente. El ha ido aun más lejos al punto de rebajarse tan lastimosamente para apoyar la destitución de la participación de la Escuela Sabática de los nombres de inocentes niños de los primeros grados cuyos padres y Hermanas mayores han aceptado y permanecen valientemente en el mensaje del sellamiento.

Está escrito: “Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe. Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar … Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños". (Mt. 18:5, 6, 10). “Dios me ha mostrado que estos hombres (en posiciones de responsabilidad) son Hazaeles que resultan ser un azote para nuestro pueblo. Su sabiduría se enaltece por sobre lo que está escrito". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p. 75.

Delante de mí reposan dos cartas escritas a máquina de dos páginas cada una. Vienen de las manos del pastor de la gran iglesia de Glendale. La primera lleva la fecha mayo 30 y la segunda, julio 2 de 1935. Se ha informado que una tercera está todavía por venir. Ambas están dirigidas a la membresía de la iglesia. Y como epístolas del engaño y del sofismo ellos dejan atrás casi todo lo que les ha llegado a la mano. Como el escritor se refleja en sus contenidos, se apodera allí de su mente una incredulidad casi irrazonable dando lugar a la pregunta: ¿Es posible que haya tales hombres entre nosotros? La única respuesta que puede ser dada se encuentra en aquellas temibles palabras en “Testimonios para los Ministros", p. 409: “Albergue al engañador y al testigo falso una iglesia que ha tenido gran luz, gran evidencia y esa iglesia desechará el mensaje que el Señor ha enviado y recibirá los más irrazonables asertos, falsas suposiciones y falsas teorías. Satanás se ríe de la insensatez de ellos porque él sabe cuál es la verdad".

Si a estas cartas se les diera una circulación general, rápidamente abrirían los ojos de los honestos. Sin embargo, nuestro propósito aquí es solamente probar con éstas que La Vara, si está muerta, es una de las más problemáticas cosas muertas que alguna vez atribularon a Israel. La siguiente admisión reveladora es el segundo párrafo de la reciente epístola:

“Los emisarios de la apostasía recientemente se hicieron más activos en nuestra iglesia, empeñados en sembrar de nuevo entre nosotros aquello que el Comité de la Conferencia General y todo el cuerpo de nuestro pueblo ha declarado ser error y herejía".

Ahora, estamos inducidos por la cita de arriba a preguntar, ¿cómo un cuerpo

puede sembrar y por qué se le teme tanto a los muertos que aun son anunciados en las casas de aquellos que creen que los muertos ya no caminan de nuevo? Estas no son ironías, estas son pruebas que el espiritismo está en los rangos de nuestra denominación; espíritus mentirosos y hechiceros que pían y murmuran están ministrando ante el altar de la propaganda. Nosotros como reformadores sostenemos: “A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido". ¿Es necesario decir más en cuanto a la total falsedad y engaño de la propaganda de que La Vara es un cadáver en el Sur de California?

¡Oh, la tragedia de todo esto! ¡Una nación a punto de perecer! Hermanos, ¿hemos abandonado todo y lo hemos tomado a Él? ¿Son nuestras vidas para aquellos que están inclinándose hacia la noche irrevocable de condena una epístola que se lee con la sinceridad Paulina y el amor de: “Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos". Este es el amor que “romperá las barreras de Satanás” y traerá salvación al pueblo remanente de Dios. Esto es todo lo que nos sirve ahora. Este es el génesis de ese carácter que el Espíritu de Profecía describe en las siguientes palabras que deberíamos profundamente orar y que son un retrato de nosotros:

“La persona que ama a Dios no mide su trabajo por el sistema de las ocho horas. Trabaja a toda hora y nunca está fuera de servicio. Hace el bien a medida que se le presenta la oportunidad de hacerlo. En todas partes, en todo tiempo y en todos lugares encuentra oportunidades para trabajar para Dios. Lleva fragancia con él dondequiera que vaya. Una atmósfera sana rodea su alma. La hermosura de su bien ordenada vida y santa conversación inspira en otros la fe, esperanza y valor". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 9, p. 37.

 Bingham

Glendale, California

¿RESISTIRÁN NUESTROS JÓVENES?

Una carta recibida recientemente por uno de nuestros jóvenes, escrita por otro que recientemente junto con sus padres hicieron una investigación del mensaje contenido en La Vara, dice que está disfrutando de las preciosas verdades contenidas en esta verdad presente para la iglesia y cuenta algunas de sus experiencias que revelan como algunos de nuestros jóvenes están tan dispuestos a “ponerse de pie en defensa de la verdad y de la justicia cuando la mayoría nos abandona, para pelear las batallas del Señor cuando los campeones son pocos", como algunos de nosotros que somos más viejos de edad.

Esta joven dama en una conversación de corazón a corazón con sus amigos a quienes está escribiendo les dice lo desilusionada que estaba recientemente cuando otros jóvenes, miembros de una familia a quienes los padres de esta joven trajeron al mensaje Adventista, no quisieron hablar con ella, pero la valentía de su corazón fue expresada en las siguientes palabras: “Ellos fueron las últimas personas en esta tierra de quienes yo pensaría que nos tratarían fríamente, porque ellos siempre habían sido cariñosos con nosotros. ¡Solían querernos tanto! Pero duele terriblemente tener amigos que pasan por delante sin prestarte atención. Espero que pronto pueda superar todo esto de modo que no me sienta tan mal acerca de estas cosas".

El deseo noble de parte de esta joven dama que alcanzó tales alturas de experiencia cristiana habla en alta voz del mensaje de La Vara más que cualquier otra cosa podría hacerlo. Esto, sin embargo, revela el hecho que Dios tiene un mensaje para Su iglesia en este tiempo presente el cual creemos que existe, el cual nuestros jóvenes líderes por todas partes han anhelado ver por muchos años.

Para mostrar la debilidad de los argumentos de alguno contra el mensaje de La Vara que se deleita en criticar a los mensajeros, esta joven dama le dice a su amiga que todas las historias que se han dicho acerca del autor de las series de libros y Tratados de La Vara no tienen peso de ninguna manera en ella, porque se ha enterado que una crítica similar ha sido hecha contra ella y su familia debido a su aceptación del mensaje de la Verdad Presente.

Así vemos, que nuestros jóvenes, cuando se les da una oportunidad, aceptarán un mensaje directo y conformarán sus vidas con éste tanto como aquellos de más edad. Y mantengamos en mente también que la “honestidad es la mejor política” y ¿no seremos advertidos por lo que esta joven ha escrito a su amiga con relación a la insensatez de atacar el carácter con el fin de destruir la Verdad de Dios?

Con toda seguridad el Maestro debe haber visto algunos de nuestros nombres cuando Él pronunció aquella profecía sorprendente cuando dijo: “El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará". Creemos que la hora ha llegado cuando muchos de nuestros jóvenes en la iglesia A.S.D. van a demostrar que el Señor los ha llamado para que hagan grandes hazañas como las hizo el José y el Daniel de antaño. Pueda el Señor bendecir a los jóvenes que están tomando su posición por la Verdad Presente.

 

OTRO JUICIO DE BURLA

El Hermano A. E. Johnson quien con su esposa recientemente perdió su membresía en una de las pequeñas iglesias del este de Tennessee, nos envía el siguiente informe con relación a la forma injusta en que los juicios en esta iglesia son conducidos:

“Hemos llegado a una crisis en nuestra pequeña iglesia de Cumberland Mountain. El mensaje de La Vara ha traído un zarandeo a todos nosotros quienes hemos hecho el más ferviente y piadoso estudio … Además  de  los Presidentes de la Unión y local, hubo otros dos obreros de la Conferencia presentes, con quince de nuestros treinta miembros que componen la iglesia de Monteagle".

Después de pasar un buen tiempo denunciando frenéticamente a La Vara como contraria al buen sentido y a la honestidad y declarando que esta es peor que el catolicismo romano, el Presidente de la Unión, contrario a las buenas maneras y a la cortesía cristiana, comenzó a lanzar diatribas contra el anciano E.T. Wilson, quien, por supuesto, no estaba presente para defenderse a sí mismo. Las observaciones hechas por el anciano fueron  calculadas para destruir la confianza de cada uno en el Hno. Wilson quien había hecho una investigación personal de La Vara y ha encontrado que está en perfecta armonía tanto con la Biblia como con los Testimonios y que ha aceptado ésta como un mensaje de Dios aún al costo de su posición.

“El vocero, luego nos recordó que el mensaje de La Vara era un asunto resuelto por el Comité de la Conferencia General, del cual él era miembro, y que cualquier iglesia que se negara a votar en contra de los creyentes de La Vara del Pastor para que los echen, sería disuelta". El entonces se refirió a esto como “el programa de Dios con el fin de que pudiéramos tener una iglesia A.S.D. limpia".

“El anciano luego sometió una proposición en las siguientes palabras: ‘Todos los que estén en contra del error enseñado por La Vara y a favor de toda la verdad enseñada por la denominación, por favor pónganse de pie'. Prácticamente todos nos pusimos de pie, incluido yo, porque estoy contra todo error enseñado por La Vara, y a favor de toda la verdad enseñada por esta denominación. La segunda proposición que se nos planteó fue: ‘Todos los que creen y están a favor de las enseñanzas de La Vara, pónganse de pie'. Solamente dos, mi esposa y yo permanecimos de pie por la anterior proposición".

“Se llamó a una moción para que nuestros nombres fueran borrados de los registros de la iglesia, pero el que secundó la moción pidió que se me diera tiempo para reconsiderar mi posición. Entonces pedí diez minutos para los cuales hacer una declaración ante la iglesia. Mi petición fue concedida y dije:

“Mis queridos Hermanos y Hermanas, el anciano Wilson no debe ser juzgado por esta iglesia; pero mi esposa y yo somos a quienes se ha llamado por la cuestión de la membresía. Amablemente les pido que no nos juzguen por los puntos que el vocero ha presentado delante de ustedes. Olviden lo que se ha dicho aquí esta noche y decidan entonces por los mismos principios que gobiernan la iglesia, cuando se toman miembros para darles la membresía; es decir, si mi esposa y yo estamos en armonía con los principios fundamentales de nuestra fe. Si lo estamos, les suplico que nos permitan permanecer como miembros de esta iglesia, pero si no lo estamos, entonces voten por echarnos".

La parábola de la cizaña fue leída entonces por el Hermano que estaba siendo juzgado y un comentario de “Testimonios para los Ministros”, p. 47, para que la iglesia pudiera tener algo que los guiara en la acción que estaban por tomar. Aquí sigue la cita de “Testimonios para los Ministros”: “El Señor nos prohíbe proceder de manera violenta contra aquellos que pensamos que yerran, y no hemos de dispensar excomuniones y denuncias contra los que tienen   defectos".

“El hombre finito está propenso a juzgar mal el carácter, pero Dios no confía la obra de juzgar y hacer pronunciamientos sobre el carácter a aquellos que no están capacitados para ello. Nosotros no hemos de decir qué constituye el trigo y qué constituye la cizaña. El tiempo de la siega determinará plenamente el carácter de las dos clases especificadas bajo el símbolo de la cizaña y el trigo. La obra de separación es confiada a los ángeles de Dios; no es encomendada en las manos de hombre alguno".

El Hermano Johnson continuó diciendo: “Aquellos que se oponen al mensaje de La Vara sostienen que la cosecha es después del cierre del tiempo de gracia, mientras que el mensaje de La Vara sostiene que ésta es antes del tiempo del cierre de la gracia. Sin embargo, como nuestros queridos Hermanos se han empeñado en decidir quién es el trigo y quién es la cizaña, reconocen que la cosecha es ahora durante el tiempo de gracia; pero en lugar de dejar esta obra de separación a los ángeles de Dios, como el Maestro ha dicho y como lo enseña La Vara, ellos están tomando la obra de los ángeles en sus propias manos. El caso está delante de ustedes, que Dios pueda guiarlos".

“El anciano  parecía de algún modo incómodo durante mis observaciones finales y tan pronto como   me senté, él se puso de pie y declaró que ellos no iban a tolerar el ser acusados de violencia al tratar con los creyentes de La Vara y negó que ellos estuvieran decidiendo entre el trigo y la cizaña … Pero después que él finalizó, yo dije que mi entendimiento de

la cizaña no tenía una relación con aquellos que están viviendo en pecado abierto o contrariamente a los principios de nuestra fe. La iglesia tiene toda la autoridad para tratar con aquellos que están viviendo abiertamente en pecado, pero cuando usted va más allá de eso, está tomando la responsabilidad que ‘Dios no ha encomendado en las manos de hombre alguno'. ”

“A la Hermana Johnson se le dio el privilegio de hablar y dijo: ‘El mensaje de La Vara ha fortalecido mi fe en la Biblia y en los Testimonios, y si ha hecho esto, no puedo ver como puede dañarme'. “

“Sin agregar más observaciones la votación fue hecha, y de trece miembros presentes además de nosotros, seis votaron para desfraternizarnos, mientras que los otros siete no emitieron ningún voto".

“A través de esta penosa experiencia se nos concedió una gracia especial de nuestro Señor Jesús y nuestros corazones brotaron en amor por nuestros queridos Hermanos y Hermanas que están emitiendo estas excomuniones contra los creyentes del mensaje de La Vara y a la misma vez reteniendo como miembros a algunos que están viviendo contrariamente a los principios fundamentales de nuestra fe. Solamente podemos ofrecer la oración sentida de corazón: ‘Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen'“.

Esta experiencia del Hermano y la Hermana Johnson nos llevan nuevamente a exclamar: “¡Oh, consistencia, eres una joya!”

Para beneficio de aquellos que están tomando parte en este festín profano y se ponen en contacto con este pequeño periódico, citamos la siguiente advertencia que prueba que por sus acciones están haciendo una semejanza de la tiranía papal (una imagen de la bestia) cuya obra pertenece a la bestia de dos cuernos de Ap. 13:11-18 y no al ministerio A.S.D.

“Para castigar a aquellos que eran supuestamente hacedores del mal, la iglesia había tenido que recurrir al poder civil. Aquellos que diferían de las doctrinas establecidas han sido puestos en prisión, sometidos a la tortura y a la muerte, por la instigación de hombres que dijeron estar actuando con la aprobación de Cristo. Pero este es el espíritu de Satanás, no el Espíritu de Cristo el que inspira tales actos. Este es el propio método de Satanás para poner al mundo bajo su dominio. Dios ha sido malinterpretado a través de la iglesia por este modo de tratar con aquellos que supuestamente son herejes".

                                                                                                 _

CUMPLIMIENTO DE ROMANOS 8:38, 39

“Estoy tan agradecida porque el mensaje me encontró y creo completamente en éste y nada, sino la muerte me apartará de darlo a otros. Los Hermanos están alimentando a las iglesias con hojarascas y muchos del pueblo están satisfechos con ésta y parece tan difícil llevarlos al conocimiento de esta maravillosa verdad y de su verdadera condición".

“¡El mensaje los levantará si podemos acercarnos a los ministros que están estacionados en la puerta como vigilantes para apartar la luz del pueblo, en lugar de clamar en voz alta contra las abominaciones! Que Dios tenga misericordia de ellos".

Sra. M. Lansdown

Mt. Royal, New Jersey.

HA ENCONTRADO LA PUERTA DE ESPERANZA

Un Hermano de mucho tiempo recientemente expresó su profundo aprecio por la luz que ha llegado a él a través del estudio y la observación del mensaje de la Verdad Presente encontrado en las series de libros y Tratados de La Vara. Para usar la propia expresión del Hermano en una carta a uno de los obreros, citamos: “Es una gran satisfacción, un gran placer, si, un gozo para mí expresar mis puntos de vista y opiniones de este mensaje de la Verdad Presente no solamente a ustedes, sino también a la manada pequeña que se reúne en Los Ángeles cada Sábado en la tarde".

“Durante los últimos seis meses no pude asistir a unos pocos de estos servicios y en ningún momento ninguno de ellos me ha desilusionado. Con toda seguridad estamos viviendo en una época de gran luz para aquellos que están buscando la luz. Mientras leo y medito acerca de estas predicciones divinas y revelaciones día tras día, me convencen que el mensaje es del Señor. Este es el mensaje que me ha hecho encontrar el eslabón perdido de muchas de las profecías y mientras más las examino, más veo como estas tan nítidamente encajan en la cadena de la Verdad del evangelio".

“Por muchos años, he estado observando y maravillándome qué es lo que nos va a ocurrir como Laodicenses A.S.D., tan desprovistos del Espíritu de Dios, lo cual está todo en los escritos de los profetas. Muchas veces he escuchado al pueblo A.S.D. expresarse y decir: ‘Oh, si yo hubiera vivido en

 

los días de Moisés, de Daniel, de Elías o de Pablo, seguramente hubiera sido uno de sus seguidores'. Por otro lado, este mismo pueblo ha vivido en el tiempo del mensaje más grande que el mundo haya visto, y está demasiado lejos de mi decir que es un mensaje más grande que todos los mensajes puestos juntos y, sin embargo, hemos estado ciegos".

“Pero lo que todavía es peor es que nuestros Hermanos dirigentes están decididos a hacer retroceder la luz mientras andan a tientas en la oscuridad y haciendo todo lo posible para mantener la luz apartada del pueblo".

“Al llevar todas estas observaciones a un final, me parece que el ojo de Pablo fue puesto sobre esta pequeña compañía presentando el mensaje de La Vara cuando Él dijo: “No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón …  Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará'. (He. 10:35, 37)".

“Estoy extremadamente agradecido por la querida Hermana que llamó mi atención a este mensaje de la verdad presente: Que puedan estas pocas líneas darles a todos y a cada uno de ustedes un estímulo".

Sinceramente su amigo y Hermano,

W. S.

ECHADOS PERO NO ABATIDOS

“ ‘Yo les mostraré maravillas como el día que saliste de Egipto'. (Mi. 7:15). Las maravillosas victorias registradas en el libro de Josué pronto serán nuestras si somos fieles. Alabemos al Señor por el buen informe en el ‘Código’ de abril. Algunos de nosotros que hemos sido echados, con confianza pedimos la siguiente preciosa promesa: ‘que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, Hermanos, Hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones'. (Marcos 10:30). No hay duda que a medida que la obra avanza en el ‘campamento’ los constructores pasarán por algunas de las experiencias de Nehemías. Pero el Señor dará sabiduría ahora como lo hizo entonces".

(Firmado)     Earl Butterfield

Reedsport, Ore.

¿SOMOS MEJORES QUE NUESTROS TIPOS?

Desde hace tiempo ha sido llamada la atención del mundo a los principio de la libertad religiosa, anunciada por el autor de la cristiandad e incorporada en los artículos de nuestro gobierno federal y a la vez llegó a ser parte de la Constitución de los Estados Unidos de América, pero un nuevo día parece que ha amanecido y uno es llevado a preguntar si mantendremos estos preciosos principios o como los judíos de antaño, ¿rechazaremos cualquier mensaje que el Señor escoja enviarnos y perseguir a aquellos que los aceptan?

Acabamos de terminar de leer un artículo publicado en uno de los órganos oficiales de nuestra iglesia (A.S.D)., el cual, para decir lo menos, contiene algunas de las más virulentas expresiones que hayamos visto en muchos días. El uso libre de expresiones indecorosas parece ser justificado por el escritor de las mismas porque hay un grupo de hombres y mujeres que residen en su territorio que han seguido las enseñanzas fundamentales de la iglesia A.S.D. al hacer una investigación personal del mensaje de La Vara y ahora este anciano insinúa que las “Instituciones del Estado” deberían albergar a tal gente y prosigue al denunciarlas como “erráticas” y como “buitres y zopilotes” e “hipócritas” manifestando su odio por aquellos que son sus propios hermanos que se atreven a pensar por sí mismos.

No me sorprende que la Hna. White nos dijera hace tiempo que estamos repitiendo la historia del antiguo Israel y que hemos hecho aun “peor que ellos". “Testimonios para la Iglesia", Vol. 1, p. 129 en inglés, "Joyas de los Testimonios", Tomo 1, p. 35.

Hablando del “gran pecado” de nuestros tipos, el Espíritu de Profecía dice: “El gran pecado de los judíos fue el menosprecio y rechazo de las oportunidades presentes. Al contemplar Jesús la condición en que están sus seguidores hoy, lo que ve es una vil ingratitud, un formalismo hueco, una insinceridad hipócrita, un orgullo farisaico, y la apostasía". Testimonios para la Iglesia, Vol. 5, p. 68.

Como estas palabras de reproche son contra los ministros, demuestran claramente que la peor forma de apostasía se levantará desde dentro de la iglesia y no vendrá de los laicos sino de la dirigencia.

Que nosotros como pueblo hemos perdido nuestros amarres está demostrado claramente por las siguientes palabras:

“Nos  hemos apartado de  los  viejos  hitos". Y nuevamente: “La iglesia ha dejado de seguir a Cristo, su Guía, y  con

 

paso firme sigue su retiro hacia Egipto". - “Testimonios para la Iglesia", Vol. 5, p. 128, 201.

Es suficientemente malo ser hallado culpable de volver a caer y de apostasía, pero cuanto peor es cuando la iglesia en su “triste engaño” se vuelca contra aquellos que se niegan a aprobar los pecados del moderno Israel y busca negarles la libertad dada por Dios concedida por los padres fundadores de nuestro gobierno y desposada por los pioneros de este “Segundo Gran Movimiento del Advenimiento".

¿No es el tiempo de: “Clama a voz en cuello, no te detengas?”

Que pueda Dios ayudarnos, a quienes profesamos estar llevando el mensaje de la reforma a la iglesia de Dios, para siempre mantener estos preciosos principios de libertad religiosa en nuestros corazones y no permitir los errores de los judíos, los romanos y de nuestros propios Hermanos de hoy, y demostrar por precepto y ejemplo que no solamente enseñamos, sino que practicamos la Regla de Oro.

PREGUNTAS

Pregunta: “Si el mensaje del sellamiento de los 144.000 está siendo proclamado desde 1929, ¿están siendo sellados ahora o esa obra se hará más tarde? Además, ¿si nadie puede recibir el sello si está en pecado y algunos están siendo sellados ahora, éstos no pecan mas?

Respuesta: Si el sellamiento no está en progreso ahora, entonces el mensaje del sellamiento que tenemos desde 1929 no sería más verdad presente que la proclamación del juicio de los muertos desde 1844 no lo sería si los muertos no fueran juzgados durante el mismo período de tiempo. Por esto, es definitivo que el mensaje y el sellamiento vayan de la mano, lo mismo que la aguja y la lanzadera viajan juntas hasta que la costura está completa.

El Señor ordena al ángel con el tintero de escribano que salga y ponga “una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella". - en la iglesia - de modo que cuando los hombres con las armas destructoras comienzan a matar pasarán por alto a los que tengan la señal. Gemir y clamar por las abominaciones es una señal de reforma y como una reforma nunca ocurre sin una revelación de alguna nueva verdad, es evidente que el mensaje debe ser traído a la atención de todos y si el individuo no se reforma al momento que es convencido de la verdad, no lo hará más tarde. Por lo tanto, como el mensaje del sellamiento se abre camino a través de la iglesia, aquellos que despiertan y se reforman (gimen) y se empeñan en iluminar a otros con la luz que está brillando sobre ellos (claman), reciben el sello.

El Señor dice: “Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano".

Por lo tanto, si ese individuo no puede vivir sin el pecado ahora, tampoco lo hará más tarde, y como no puede engañar a Dios, es dejado sin el sello aunque él pueda reconocer la verdad en el mensaje. Sin embargo, un verdadero cristiano nunca se jacta de haber obtenido la perfección, sino que exclamará con el profeta: “Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que  tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, el Señor de los ejércitos". (Is. 6:5).

Si cualquier pecado es cometido por uno así, no será un pecado conocido o voluntario. “Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” (Sant. 4:17), pero no para el otro. Consecuentemente, aquel que se aprovecha de cada oportunidad para conocer la verdad y celosamente hace todo lo que conoce, le es “contado por justicia” (Ro. 4:3), viviendo sin pecado.

Pregunta: “¿Es cierto que el sello es colocado sobre los santos mientras que la observancia del domingo y la adoración de la Imagen de la Bestia está siendo alentada contra nosotros?”

Respuesta: Si, pero que se recuerde que el sellamiento es en dos secciones. El de los 144.000, los primeros frutos y el de la gran multitud, los segundos frutos. Los 144.000 están siendo sellados antes que la adoración de la imagen de la bestia sea alentada contra nosotros, y luego sigue con el sello de Dios que es colocado sobre los segundos frutos mientras la observancia del domingo y la adoración de la imagen de la bestia está siendo puesta en vigor.

Pregunta: “Puesto que ‘Palabras Vida del Gran Maestro’’ p. 93 dice: “Cuando se complete  la  misión  del evangelio, el juicio realizará la obra de separación', ¿no viene la separación después del cierre de la gracia? Y si es así,  ¿qué  juicio  viene  después  del cierre de la gracia  que

ha de hacer la separación?

Respuesta: Como no ha de haber un juicio en marcha entre el cierre de la gracia y la segunda venida de Cristo o al comienzo del milenio, resulta que tanto la terminación del evangelio y la terminación del juicio, también como la obra de separación, ocurren antes del cierre de la gracia para cada individuo. Consecuentemente, como el evangelio es presentado a cada alma y como en ese momento en particular la gracia de ese individuo termina, su caso es seguido por el juicio de los vivos que hace la obra de separación. Esto puede ser ilustrado a través de una combinación que al mismo tiempo corta y trilla, separa la barcia, la cizaña y la paja del grano. Dejemos que el cortador ilustre la predicación del evangelio y el trillador la obra del juicio. De esta manera, aunque uno precede al otro, ambos trabajan mano a mano, de modo que cuando uno ha terminado el otro también. Por lo tanto se ha dicho: “Cuando la misión del evangelio esté terminada, el juicio hará la obra de separación". Aunque una obra siguió a la otra, ambas ocurrieron en el mismo período de tiempo.

Pregunta: “Explique Mt. 24:15, 16. ‘Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la  abominación desoladora  de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes'. ¿No se refiere esta escritura a la destrucción de la antigua Jerusalén en la era  cristiana?”

Respuesta: Con el fin de aclarar esta escritura es necesario estudiar los versículos precedentes y  los versículos que siguen. Se entiende generalmente que esta escritura fue una profecía de la destrucción de Jerusalén en la era cristiana. Sin embargo, un estudio más de cerca de la misma probará que en ese tiempo esta escritura encontró su cumplimiento solamente en parte como fue Joel 2:28, 31 el día de Pentecostés. Ver Hechos 2:16-21.

Llamamos la atención al hecho de que a Cristo se le pidió que explicara lo concerniente a  su declaración cuando El dijo: “De cierto os digo, que no quedará aquí (en Jerusalén) piedra sobre piedra, que no sea derribada” (Mt. 24:2), mientras que ellos dijeron: “Dinos, ¿cuándo serán estas cosas y qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo?” Entonces Jesús señaló que todos estos eventos serían precedidos por ciertas señales y que Sus seguidores habían de observar así el tiempo y escapar de la ruina de cada evento involucrado que se extienden en el tiempo desde la destrucción de Jerusalén hasta la segunda venida de Cristo, el fin del   mundo.

En este largo período de tiempo transcurrieron muchas cosas como cumplimiento de la profecía y las señales fueron para prevenir a Sus seguidores, pero los eventos más sobresalientes fueron la destrucción de Jerusalén, la caída de la iglesia cristiana bajo la dominación de los papas, la gran tribulación durante los 1260 años de gobierno papal, Su venida y el fin del mundo.

Concentrémonos ahora y pongamos la debida atención a las palabras del Maestro: “porque (‘cuando la abominación desoladora de la cual habló el profeta Daniel se vea en el lugar santo’ y cuado ellos ‘huyan a los montes’) habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio d el mundo hasta ahora, ni la habrá". (Mt. 24:21).

Se notará que la “tribulación” la cual menciona Cristo en esta escritura había de venir sobre Sus seguidores y no sobre los judíos que lo rechazaron, porque Él dice: “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados". Es decir, si la “tribulación” de la cual se habla aquí fue la destrucción de los judíos, entonces los días de su destrucción y de la ciudad habrían sido acortados y algunos elegidos de los impíos judíos dentro de la ciudad deberían haber sido “salvados", idea que es contraria a los hechos históricos y al pensamiento que contienen las palabras del Maestro. Así, como la “tribulación” no es la destrucción de la ciudad o la matanza de los judíos, sino más bien la persecución por los papas contra los santos durante el período de los 1260 años y como los días de la destrucción de los judíos no fueron acortados, es obvio que Jesús estaba directa y proféticamente advirtiendo a Sus seguidores quienes habían de caer bajo la persecución en el tiempo cuando los papas echaron a un lado la verdad de Dios (Dn.  8:12)  y  en  su lugar colocaron la abominación, es decir, el sistema pagano de adoración en el “lugar santo” - la iglesia. Para un estudio más avanzado del tema, vea la “Vara del Pastor", Vol. 2, p. 126 -147.

Por lo tanto, Mt. 24:15 primeramente contiene una instrucción valiosa para los discípulos de la primera iglesia cristiana, pero encuentra su perfecto cumplimiento con el establecimiento del papado. Además, como la denominación A.S.D. admite que la “gran tribulación” es la persecución de los cristianos en los días de los   papas, y que cuando los “días” fueron acortados

 

significa la terminación del martirio antes de que el período de los 1260 años terminara en 1798, resulta que la “abominación desoladora” no puede ser completamente aplicada a algo en el tiempo cuando la antigua Jerusalén cayó, porque el lenguaje de Jesús prueba que la “abominación desoladora” fue la causa de la gran tribulación y no de la destrucción de Jerusalén. En otras palabras, si el huir a los montes es la huida de Jerusalén y de su destrucción, entonces la gran “tribulación” debería ser la matanza de los judíos y el acortar de los “días” debería señalar una rápida disolución de la ciudad, de modo que los cristianos pudieran en un corto período regresar y cada estudiante de la Biblia sabe que este no fue el caso.

Consecuentemente, la escritura contiene esas palabras para proporcionar una advertencia a aquellos discípulos que estaban entonces en Jerusalén, aunque la advertencia es hecha directamente para aquellos que habían de huir a los montes escapando del reino de los papas.

Pregunta: “Como fuimos admitidos en la membresía de la iglesia A.S.D. con nuestro bautismo anterior por la iglesia Bautista, deseamos saber si es necesario que nos rebauticemos".

Respuesta: Las Sagradas Escrituras enseñan la necesidad de un bautismo solamente. Ef. 4:5. Como usted ha abandonado la iglesia Bautista y se ha unido con los A.S.D. por ninguna otra razón que la de caminar en una “luz más brillante de la Palabra", no hay necesidad para un segundo bautismo. Para ser rebautizado ahora, usted estaría simbólicamente confesando que previo al momento cuando usted se unió a la iglesia A.S.D. usted estaba yendo en contra de la luz que usted había tenido y está regresando ahora para caminar en ella.

En otras palabras, suponga que usted fue bautizado por uno de los apóstoles y fue recibido en su membresía y vivió hasta el tiempo presente, usted se habría unido a cada movimiento de reforma a medida que surgieron de tiempo en tiempo si usted estuviera caminando en la luz del Señor. Si sus convicciones religiosas y la Palabra de Dios le hubieran llevado a usted así de un movimiento a otro y como no se le habría requerido entonces que  fuera rebautizado cada vez que usted abrazó más luz, tampoco se le requeriría ahora.

IMPORTANTE

Cuando cambie de domicilio, por favor notifíquenos a nosotros y a su oficina de correos de su nueva dirección para evitar el uso extra de estampillas de correo, pérdida de correo y demora de sus papeles.

A todos los que tienen los Volúmenes 1 y 2 de “La Vara del Pastor", por favor solicite las pegatinas con la nueva

dirección para colocarlas sobre la anterior y así evitar cualquier confusión posible en el futuro.

Todos los cheques y órdenes de dinero deben hacerse a la Sra. F. Charboneau. Diga específicamente con cada donación y ofrenda qué dispone usted que hagamos con la misma y por qué cantidad será enviado el recibo demostrando que la transacción ha sido hecha y se le ha dado la entrada apropiada.

Diríjanse todos los miembros ahora a nuestra nueva localización a cargo de la Asociación Publicadora Universal, Centro del Monte Carmelo, Waco, Texas.

Recuerde nuestra oración unida los viernes en la noche (5 p.m. Tiempo Estándar del Pacífico; 6 p.m. Tiempo Estándar de la Montaña; 7 p.m. Tiempo Estándar Central; 8 p.m. Tiempo Estándar del Este) a favor de nuestros Hermanos que están en tinieblas con relación a la Verdad Presente.

Cualquier A.S.D. que desee que se le envíe el “Código Simbólico” regularmente, libre de cargo por

favor llene el siguiente formulario.

 

Anterior
1CS1112
MUDADOS AL “CENTRO DEL MONTE CARMELO” WACO, TEXAS
siguiente
1CS14
EL PROGRESO EN EL MONTE CARMELO