Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

“A LAS DOCE TRIBUS QUE ESTÁN ESPARCIDAS”

Publicado: Los Ángeles, Calif. Abril 15, 1935

PARA BENEFICIO DE LA DENOMINACIÓN A. S. D.

 “A LAS DOCE TRIBUS QUE ESTÁN ESPARCIDAS”

Sin duda todos nuestros Hermanos han estados ansiosos por escuchar lo que ha sido logrado en el viaje a  Texas.

Estamos listos para informar.

La responsabilidad que Dios ha colocado sobre nosotros en este tiempo es tan grande que ninguna mente humana puede comprender completamente esto o tomarlo demasiado seriamente; es decir, Dios nos ha dado las “palabras de vida” para llevarlas a Su iglesia que está en el error, ¡colocando así la luz del pueblo en nuestras manos! En otras palabras nos hallamos como si estuviéramos al timón del gran barco a bordo del cual está el pueblo de Dios, y que si naufragamos, todos caerán fuera de borda. Así, si pudiéramos darnos cuenta que tan grande sería esta caída, también sudaríamos “grandes gotas de sangre". Puede ser que Él, quien calmó las aguas turbulentas con las palabras “Calla, enmudece", dividirá el mar y así sin la ayuda del barco lleve hasta la orilla a aquellos que no son responsables de su caída. Pero hay de nosotros si por un esfuerzo despreocupado e indiferente o por un celo que no participa del poder divino ocasionamos esta terrible catástrofe.

En este tiempo tenemos que dar el paso más importante desde que el mensaje nos halló. Por lo tanto, fervientemente solicitamos las oraciones de cada creyente de la Verdad Presente de modo que no haya nada hecho que Dios no pueda bendecir.

La Palabra del Señor está sonando en nuestros oídos, diciendo: “Tú, hijo de hombre, tómate un adobe, y ponlo delante de ti, y diseña sobre él la ciudad de Jerusalén. Y pondrás contra ella sitio, y edificarás contra ella fortaleza, y sacarás contra ella baluarte, y pondrás delante de ella campamento, y colocarás contra ella arietes alrededor". (Ez. 4:1, 2).

De este manera, debemos responder al llamado o de otro modo dirigir el barco con la pesada carga hacia su ruina eterna.

Para construir la “fortaleza", y sacar contra ella “baluarte", para poner delante de ella “campamento” y los “arietes", se requerirá de una banda de gedeones sin temor que no doblarán sus rodillas para beber. (Jue. 7:2-7). El pueblo de antaño de Dios, mientras construía el tabernáculo, los dos templos, y como en los días de los apóstoles, respondieron a su llamado fielmente. Pero nosotros ahora al final de este mundo, mientras hacemos historia que permanecerá para la eternidad, ¿nos retiraremos o haremos menos? Dios nos ha concedido más bendiciones que las que ha concedido a cualquier otro pueblo de cualquier tiempo. ¿Dejaremos de demostrarle a Él, por lo tanto, por nuestros hechos que apreciamos Su gran don tanto como ellos? Que cada lector del Código conteste a esta pregunta por sí mismo.

A fin de cumplir el llamado debemos levantar la “fortaleza", sacar el “baluarte", poner el “campamento” y los “arietes” alrededor. “Es señal a la casa de Israel” (Ez. 4:3). Así, la primera pregunta que debe hacerse es, ¿dónde edificaremos? La respuesta viene de Él que “está tomando las riendas en Sus propias manos” (Testimonios para los Ministros, 300): “En aquel tiempo Israel será …  para bendición en medio de la tierra". (Is. 19:24).

Y nadie pone una luz en una esquina, sino en el centro de la habitación así es que el “labrador” sabio edificó “en medio de la viña una torre". Estamos viviendo en aquel tiempo profético en que “los hombres correrán de aquí para allá” (Dn. 12:4) y en el cual “el Señor ejecutará su sentencia". (Ro.  9:28).

Consecuentemente, el Estado de la Estrella Solitaria, estando en el medio de la tierra, de ambas Américas, norte y sur, es el lugar donde debemos instalar el “campamento", de modo que la luz pueda ser igualmente diseminada hacia el este, el oeste, el norte y el sur. Además, el “campamento” desde donde los “arietes” son enviados, naturalmente debe tener una ubicación centralizada de modo que la distancia entre los “arietes” y el “campamento” puede ser reducida a la mitad, reduciendo así el tiempo y el costo del transporte, de los suminis tros y también del correo. Le damos las gracias a Dios por este sabio  plan.

Por lo tanto, el Señor nos ha dado una de Sus preciosas colinas a la orilla del lago adyacente a Waco, Texas, una ciudad de cerca de 60.000, sin embargo lo suficientemente lejos para estar apartados del mundo y de su ambiente maligno; alrededor de 5 millas del centro de la ciudad y cerca de 2 ½ millas de los límites de la ciudad. Allí están 189 acres de tierra para nuestro  “campamento".

 

“Así ha dicho el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, más no apacentáis a las ovejas. No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas  con  dureza  y  con violencia. Y andan errantes por falta de pastor, y son presa de todas las fieras del campo, y se han dispersado". (Ez. 34.2-5).

Desde que murieron los apóstoles, las ovejas de Dios han suministrado abundantemente a sus pastores con lana y grosura, pero los pastores desde aquel día hasta hoy han hecho poco o nada por las ovejas. “Por tanto, pastores, oíd palabra del Señor: Vivo yo, ha dicho el Señor, que por cuanto mi rebaño fue para ser robado, y mis ovejas fueron para ser presa de todas las fieras del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas; por tanto, oh pastores, oíd palabra del Señor. Así ha dicho el Señor: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues  yo libraré  mis ovejas de sus bocas, y no les serán más por comida". (Ez. 34:7 -10).

A Dios sea la gloria porque “El ha prometido que donde los pastores no son fieles, él mismo se hará cargo del

rebaño". (5T 75).

“Cantad loores, oh cielos, porque el Señor lo hizo; gritad con júbilo, profundidades de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está; porque el Señor redimió a Jacob, y en Israel será glorificado". (Is. 44:23).

“Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho el Señor. Y se unirán muchas naciones al Señor en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que el Señor de los ejércitos me ha enviado a ti". (Zac. 2:10,11). “Como pastor apacentar á su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas". (Is.  40:11).

¡“Despierten", mis Hermanos y mis Hermanas, “despierten”! ¿No ven ustedes que han llegado a ser presa de todas las fieras de campo? ¿Reciben ustedes ayuda de los pastores? ¿No deberán los pastores alimentar a las ovejas? ¿No deben ellos fortalecer a las “débiles”? ¿No deberán ellos curar a la “enferma”? ¿No deberán ellos vendar a la “perniquebrada”? ¿No deberán ellos traer al redil a la “descarriada”? Oh, ¡fortalecerán ustedes sus crueles manos de modo que ellos puedan continuar matando a las ovejas y alimentándose ellos mismos!   “Clama a voz en cuello, no te detengas". “Buscad al Señor todos los humildes de la tierra, los que p usisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo del Señor". (Sof.  2:3).

Por lo tanto, es necesario enviar algunos de los Hermanos a Waco, Texas para preparar el camino para la movilización de las oficinas centrales erigiendo un edificio temporal, etc. de modo que podamos trasladarnos quizá en los próximos dos meses, después de los cuales podemos planear la construcción de otro edificio, de modo que podamos con éxito proclamar el mensaje a la iglesia, suministrar trabajo para nuestro pueblo y encargarnos del pobre, del enfermo, del anciano así como de los niños entre  nosotros.

A la vista de esta tremenda responsabilidad que Dios ha puesto sobre nosotros, ¿no nos uniremos en una oración en agonía hasta el fin, para que Dios pueda bendecirnos y darnos sabiduría de lo alto y hacer que Su pueblo esté dispuesto en este día? Porque dijo el Señor: “Tu pueblo se te ofrecerá voluntariamente en el día de tu poder", (Sal. 110:3). “Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca del Señor lo ha dicho". (Is. 1:19,  20).

________________________

Amados Hermanos en la Verdad Presente:

Las muchas cartas de ánimo recibidas durante las pasadas semanas, la mayoría de ellas indicaban  que ustedes estaban orando fervientemente para que el Señor guíe a Sus siervos en sabiduría y consejo mientras se busca una localización central para las oficinas generales desde donde operar la obra de proclamación del mensaje para la iglesia, han sido grandemente apreciadas por todos, y especialmente por aquellos que han estado espiando la tierra, como así fueron, y estamos felices de hecho en traerles un buen informe y algunas uvas de este viaje y   en el lenguaje de los fieles de antaño, podemos decir: “Mas podremos nosotros” tomar la ciudad, pero sabemos que esto puede ser hecho solamente si lo hacemos como aquellos dos guerreros de antaño lo hicieron, a saber: “Sigamos al Señor plenamente".

 

 Ha sido evidente por algún tiempo que pronto será necesario buscar una localidad más centralizada para la oficina a fin de servir a todo el campo eficientemente, así que los que están en las oficinas centrales han estado orando muy fervorosamente por este asunto por muchos meses, y mientras continúan orando por luz, el Señor finalmente indicó definitivamente que ese precioso sur de California no habría de permanecer más como el centro de Su obra para las “ovejas perdidas de la casa de Israel", pero que un rumbo hacia el este debía mirarse en la corriente de la “fuente” que ha de aumentar hasta convertirse en el gran río de la profecía de Ezequiel y pronto se formularon planes por medio de los cuales una búsqueda más a fondo podría ser hecha en el territorio indicado por el Señor donde las futuras oficinas centrales habrían de encontrarse.

En respuesta a una invitación para ser miembros del grupo seleccionado para buscar el nuevo lugar, tres de nosotros nos reunimos en San Antonio, Texas, el primero de febrero, y por más de dos meses hemos seguido con lo mejor de nuestra capacidad cada indicación de nuestro Líder divino, buscando a fondo el terreno desde San Antonio hasta Dallas y Fuerte Worth, que están dentro del territorio indicado donde el Señor nos tendrá localizados.

Una cosa estaba clara en nuestra mente concerniente a la nueva residencia de nuestra obra, y esta era que deberíamos tener una base rural desde donde operar, una con suficiente espacio para demostrar que el Señor no se equivoca cuando nos dijo a través de su mensajero que deberíamos salir de la ciudad a un ambiente que condujera a la salud, y en donde pudiéramos cuidar del necesitado entre nosotros y suplir de empleo a aquellos que están aprendiendo a dar el mensaje.

Mientras estábamos en Waco nos llamó la atención una propiedad situada aproximadamente a cinco millas del centro de la ciudad y cerca de un lago artificial desde donde se toma el abastecimiento de agua para la ciudad. Así que mientras más consideramos este lugar, más convencidos estábamos de que el Señor nos estaba dirigiendo a este sitio, como fue evidenciado por “muchas pruebas infalibles” que no nos atrevimos a cuestionar porque todo el montaje de la escena fue al principio “contrario a todo plan humano” nuestro.

Esta propiedad consiste de 189 acres, de los cuales la mitad está cultivado en un alto grado y la otra mitad tiene árboles madereros, la mayoría de los cuales es cedro de varios tamaños y otros son robles y olmos y algunos pocos de otras clases de pequeños árboles, que suministrarían además de combustible, una considerable cantidad de madera para la construcción de cercas y la construcción de las fundaciones de los edificios. La tierra tiene una carretera frontal de alrededor de una milla de largo, y la mitad de ésta tiene una vista a este precioso lago que se extiende varia millas de longitud y con una completa vista a la sección boscosa del lugar desde el noreste hasta el suroeste.

Desde el lado del frente del lago hay una pendiente rápida hacia una elevación de alrededor de 300 pies y luego la superficie de la tierra esta comparativamente nivelada, y con excepción de dos o tres cañones que dividen los bosques en dos secciones en las cimas de dos colinas, gradualmente se inclina de nuevo hacia los lados del este y del sur de la tierra de la granja, permitiendo así lugares amplios para edificar cualquier cosa que se necesite para el presente al menos.

No existe la menor idea en mente de grandes y costosos edificios, porque esto siempre ha sido contrario a las instrucciones que se nos han dado sobre estos asuntos, y más en este tiempo, cuando sabemos que hay  poco tiempo para terminar la obra. Por lo tanto la “simplicidad” ha de ser la contraseña para todo lo que hagamos ahora cuando el Señor está por “sorprender a los obreros por los medios sencillos que utilizará para realizar y perfeccionar su obra en justicia". - “Testimonios para los Ministros", 300.

Mientras no tengamos luz que vaya más allá de modo que tengamos que comenzar de nuevo, todavía esperamos tener pronto algo más definitivo. Pero estamos claros al extender una invitación a todos nuestros compañeros creyentes de la Verdad Presente para que se unan a nosotros en una fervorosa oración hasta el final para que no se cometan errores en este momento. Le damos la bienvenida a cualquier sugerencia también concerniente a cómo pudiéramos rápidamente desarrollar algo que sería lo más cercano a lo que todos hemos anhelado ver establecido entre nosotros que represente cada rama de nuestra obra, primero para la iglesia e incidentalmente para el mundo como preparación para la más grande de todas las demostraciones cuando la “gran multitud” alcance la “casa del Señor” a través de las puertas que nunca serán cerradas. (Is. 60:11).

Siendo el último asunto de interés pero no el de menor importancia en relación con este viaje a través de Texas es el que concierne a los nuevos creyentes de la Verdad Presente. Mientras que el objetivo principal del viaje fue conseguir un nuevo lugar para las oficinas centrales, sentimos que debíamos observar un objetivo doble, así es que hicimos uso de todo el tiempo en el cual no estuviéramos comprometidos de otra manera, para estudiar con nuestro querido pueblo, muchos de los cuales estaban hambrientos por aquello que saben que no están recibiendo y como resultado estamos encantados de anunciar que hay varias pequeñas compañías a lo largo del camino que se visitaron en este viaje que se están  regocijando  en  la  luz avanzada

 

del Mensaje del Tercer Angel como está presentado en La Vara y ya están llegando buenos informes de ellos con relación al interés que se está levantando en sus respectivas comunidades.

Tan fervientemente deberíamos orar todos para que Dios nos conceda la misma pasión por las almas que caracterizó al Hombre del Calvario, y la angustia del alma poseída por El que lloró sobre la ciudad por su amor y cuidado. Que podamos decir como Él lo hizo: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen", cuando nuestros queridos Hermanos nos tratan duramente, porque sus cargas son muchas y no se han dado cuenta del mensaje de la Verdad Presente y por lo tanto merecen lástima en lugar de censurarlos.

(Firmado)  V. T. Houteff

M. L. Deeter, E. T. Wilson

A todos los que aman la “Verdad Presente” ¡Saludos!

Sof. 2:3 – “quizá seréis guardados en el día del enojo del Señor", es nuestra súplica.

Este mensaje del sellamiento es más precioso que nunca. Hay nueve Adventistas aquí: siete son creyentes de la Verdad Presente; por favor oren por los otros dos.

Que nosotros “no podemos hacer nada contra la verdad, sino por la verdad” está impresionantemente  demostrado

en la siguiente experiencia:

Un ministro visitante vino a sacarnos del engaño. Él trajo a la Hna. Colvin con él, quien había escuchado las razones que él dio en contra de La Vara. El Señor envió al Hno. Houteff, Deeter y Wilson justo a tiempo. Estos fueron aceptados cortésmente como los mensajeros del Señor, y como resultado no solamente estamos confirmados aquí en el mensaje, sino que hay cerca de quince creyentes en la iglesia de Waco y ¡hay más estudiando!

Ahora hemos recibido la siguiente advertencia a través del periódico de la Conferencia:

“Hay hombres en nuestra Conferencia en el presente que dicen ser Adventistas. La nueva luz que ellos dicen tener no ha sido aceptada por nuestra organización … Aceptar sus doctrinas significa desunir la membresía de nuestra organización. Creemos que cuando el Señor tiene nueva luz para nosotros, la revelará a los líderes de la organización y no a los que la critican".

Aunque ellos pueden quitar nuestros nombres del registro de la iglesia, estamos contentos que esto no será por desobedecer el mensaje A.S.D. y que no pueden quitarlos del Libro de la Vida del Cordero.

¡Quiera el Señor ayudarnos a ser fieles! Que podamos “clamar a voz en cuello".

(Firmado)  Sra. R. F. Mc Cornathy, Temple, Texas.

Me doy cuenta lo apartado de Dios que hemos estado. Me siento tan débil e incompetentes para dar este mensaje a la iglesia, pero me he dado a mí misma y todo mi ser a Dios, y le estoy pidiendo que me de sabiduría  y entendimiento para que pueda obrar a través de mi por Su espíritu para salvar almas.

(Firmado)  Mollie Hartman, Montrose, Colo.

Ciertamente apreciamos el Código. Disfrutamos especialmente el último.

Nuestra iglesia aquí ha cambiado la hora del rito de la cena del Señor, etc. de la mañana a la noche con la esperanza que de los “echados” no puedan asistir. Esta es la primera vez que ellos han hecho esto. Sin embargo, vamos a hacer lo posible por estar allí de todos modos como lo hicieron las Hermanas en Wyoming. Ellas tienen nuestras simpatías, y oramos para que junto con nosotros, continúen avanzando y resistiendo todo por nuestro precioso Salvador que hizo tanto más por nosotros. Por favor oren por nuestro pequeño grupo aquí. Siempre los estamos recordando a todos ustedes deseándoles las más ricas bendiciones de Dios sobre ustedes.

(Firmado)  Sra. J. C. Campbell, Columbia, Car. del S.

Todavía estamos haciendo reuniones aquí; también hemos organizado un grupo de oración que se reúne los jueves en las noches. Los nuevos que recientemente se reunieron con nosotros, le dijeron a algunos miembros de las otras iglesias que podían sentir la presencia del Señor aquí. Tenemos estudios el Sábado en la tarde también.

Estoy contento de decirles que tenemos un miembro más en nuestra compañía. La iglesia votó para  que lo sacaran anoche 4 de marzo. Él está decidido a ayudar a rescatar a los Hermanos en   Sion.

Queremos que oren para que Dios continúe con nosotros y que bendiga y salve a muchas   almas.

(Firmado)  Oran Richardson, Muncie, Indiana.

 

UNA EXPERIENCIA INTERESANTE DESDE COLUMBIA, CAR. DEL S.

De una interesante comunicación del Dr. John H. Young de Columbia, C. S. saludos a “Las doce tribus que están esparcidas", relatamos aquí una reciente experiencia que la pequeña compañía, de la cual el doctor es el líder, tuvo durante la visita del Secretario de Campo de la Conferencia General de la Iglesia de Columbia, con el propósito de hacer callar las enseñanzas de La Vara.

Aunque el pastor de la iglesia le prometió al doctor que él y el Hermano visitante se reunirían con la pequeña compañía a las 6 p.m. los lunes, martes y miércoles de la semana señalada para la reunión, fueron sorprendidos al enterarse por experiencia propia que el mismo plan de procedimientos que se siguió en Charleston, mientras la perorata contra La Vara se montó allá, se estaba llevando a cabo en Columbia. El plan era que en lugar de reunirse como había sido programado con los creyentes del mensaje de la Verdad Presente y demostrarles cuales eran los aparentes errores de La Vara, en su lugar, todo el tiempo se utilizó para denunciar la así llamada herejía desde el púlpito, sin permitir que nadie hiciera una pregunta que involucrara al que hablaba de ninguna manera o para demostrar su lastimosa ignorancia del mensaje de La Vara. Mas tarde nos enteramos que sus tácticas fueron las de tomar a uno a la vez de modo que los 2 ancianos juntos pudieran ¡arrinconar a una pobre oveja!

El doctor cuenta luego de la desilusión de la pequeña compañía que “sobresale en la luz” al enterarse que los ancianos no iban a reunirse con ellos, pero, dice el doctor, que “no quedaron abatidos". En su lugar fueron levantados. Tuvimos una buena sesión de oración y agradecimos a Dios por todo lo que Él ha hecho por nosotros. Se me hizo recordar el pensamiento, ‘Un varón de vosotros perseguirá a mil; porque el Señor vuestro Dios es quien pelea por vosotros, como él os dijo’". (Jos. 23:10).

Nuestro Hermano dice más adelante: “Le rogué y supliqué a este anciano que viniera y se reuniera con nosotros, pero no lo hizo. Pensó que lo mejor era no reunirse con el grupo, sino que dijo que podría venir y hablar conmigo personalmente aunque nunca lo hizo. Él, sin embargo, en compañía del pastor de la iglesia, fue a ver a una de nuestras Hermanas, pero no pudo mencionar una sola cosa acerca de La Vara. ¿Piensan ustedes que el Señor evitó que tomaran ventaja de este modo? Pienso que Él si lo hizo. Ellos llamaron a otra Hermana por teléfono y le pidieron que saliera, pero rápidamente ella les dijo que si no podían reunirse con el grupo, ella no se reuniría con ellos en lo absoluto.

“Mi oración es que el Dios de toda verdad pueda bendecir a Su pueblo y santificarnos en Su verdad a través de   la

gracia que es en Cristo Jesús nuestro Señor. Hermanos, oremos unos por los otros".

UNA VEZ TÍMIDO, AHORA HACIENDO Y ATREVIÉNDOSE

Recientemente, el ministro aquí se levantó y dijo: “Voy a hablar claro esta mañana. Hay un señor Wilson, un señor Deeter y un señor Houteff viajando por Texas. No les den ningún apoyo financiero o físico porque están enseñando La Vara que aunque ellos dicen que es la luz, es cualquier cosa menos luz".

Todos los ojos se fijaron en mi … Luego, después del servicio me reuní con el ministro en la puerta y le pregunté si podría hablar con él por un momento, de manera que se puso aparte conmigo y le dije: “¿Sabe usted que yo no estaría en su lugar esta mañana ni por un millón de dólares?” El dijo: “¿Por qué?” Yo contesté: “Debido a que usted condenó a los siervos de Dios y al mensaje de Dios acerca del cual usted no sabe nada excepto lo que usted leyó en un libro que consiguió en el reciente Concilio en St. Louis". Seguidamente, lo convidé a que leyera Obreros Evangélicos, el capítulo titulado “El Peligro de Rechazar la Luz” y 5T 76, 77 y que me explicara esto.

Una Hermana a quien le presté un juego de los Volúmenes de La Vara me dijo: “No me importa lo que digan, estoy leyendo y voy a continuar leyendo". Hay muchos que están leyendo pero no se comprometen por temor a ser echados de la sinagoga.

Le doy gracias a Dios por el valor que me ha dado, porque yo siempre he sido de la clase que se encoge … Lo alabo por la luz de la Verdad Presente. He leído el Volumen 1 de La Vara completamente dos veces en la última semana. Y cada vez que lo leí recibí más luz. Cómo los “Códigos” me ayudaron: Los leí siempre completamente dos o tres veces, conté las páginas y desee que hubieran más.

Oro por todos los amados y anhelo por el momento cuando disfrutemos de una iglesia purificada. Que el Señor pueda bendecir Su obra y a Sus obreros.

(Firmado)  Sra. A. Oswald

Tom Ball, Texas.

 

SOMBRAS DEL PASADO

Desde la presentación del mensaje por el Hno. Houteff en Keene la semana pasada, diez se están regocijando en la Verdad Presente y el resultado fue que el miércoles en la noche la sesión de oración nos hizo recordar de reuniones similares llevadas a cabo en las iglesias metodistas hace diez años al tratar de consolar al rebaño y que quedaran satisfechos con su propia condición después que los Adventistas habían estado en la com unidad.

(Firmado)  Sra. J. O. Conrad. Keene, Texas

Estamos contentos de decirle a la familia del Código que la Hna. Mullenix, una madre de Israel, que fue herida muy seriamente en un accidente de automóvil a comienzos de enero, con pocas esperanzas de vida de parte de los doctores, se ha recuperado ahora. Ella dice: “Estoy de regreso en casa desde mi accidente y recuperada de casi todas mis heridas. Estoy agradecida por las oraciones de La Vara y agradecida por mi amante Salvador".

“Quiero testificar que la Verdad Presente ha sido para mí una ayuda presente en todo momento de tribulación y que ésta me ha hecho una mejor A.S.D. de lo que era antes".

Aprecio el Código y espero su visita mensual. Este lleva un mensaje de Dios y oro para que nuestras iglesias lo reciban antes de que sea demasiado tarde.

Mary Mullenix. Florence, Colo.

EL MENSAJE CRECE CON MAS BELLEZA

Mientras más estudio La Vara más brillante llega a ser la luz a mis pies. Cada día brilla con más belleza.

He sentido por largo tiempo que mi diezmo debería ir al alfolí de la Verdad Presente para ayudar a enviar Su luz a nuestros Hermanos A.S.D. a lo largo y a lo ancho. De esta manera, el mes pasado decidí enviarlo allí y continuaré haciéndolo así siempre que tenga que enviarlo, porque yo creo con todo mi corazón que este mensaje es el mensaje de la purificación, “alimento a su tiempo” del gran Proveedor, y que deberíamos hacer todo lo que podamos para llevarlo a otras almas hambrientas.

Quiero ser tomada en cuenta como digna de sufrir por la causa de Cristo.

(Firmado)  Sra. Lillian Davidson. Belfair, Wash.

OTRO BEREANO

Difícilmente puedo esperar hasta que llegan los libros y los tratados para empezar a leerlos. Yo supe que eran la verdad por todos mis estudios bíblicos previos y lecturas del Espíritu de Profecía. Mientras leía el Volumen 1 de La Vara del Pastor, vino a mí una y otra vez: “Qué insensatos y lentos de corazón hemos sido en creer todo lo que los profetas han dicho". Uno recuerda a los discípulos quienes ni vieron ni entendieron hasta después de la resurrección lo que Jesús les había dicho claramente. Estoy leyendo con mis ojos bien abiertos y comparando escritura con escritura a medida que paso de un punto a otro. Naturalmente, en toda esta lectura he tomado notas de muchos puntos sobre los cuales puede que más tarde le envíe algunas preguntas si no encuentro la respuesta mientras leo más como lo he hecho en varias ocasiones.

La lectura hasta ahora me ha llevado de regreso a ver las experiencias de mi vida y a mirar la veracidad de todo lo que La Vara dice con relación a la denominación A.S.D … Conozco por experiencia desde muchacho y en los años que pasaron, cómo la forma doctrinaria y sin Cristo de enseñar las preciosas doctrinas de nuestras fe me llevaron a una negra desesperanza, y me hicieron quedarme en un estado de desaliento, y permanecer de ese modo por mucho tiempo.

Durante mi adolescencia solía decir: “Madre, he estudiado una y otra vez todas las profecías y doctrinas y he escrito una y otra vez todas estas lecturas bíblicas en un memorando y no puedo ver en todo este sistema de verdad dónde hay alguna provisión hecha para la vida victoriosa. ¿Dónde está ese poder de Dios que evita que uno caiga y que uno tenga la experiencia del capítulo 7 de Romanos? ¿Dónde está la vida victoriosa?” Y ella diría: “Bueno hijo, tu guardas el Sábado, ¿no es verdad? “Sí". “Bien, entonces tu estás bien, no necesitas   preocuparte".

Pero no pude convencerme. Cuando uno cae en algo habitual, se arrepiente y es perdonado y luego hace la misma cosa una y otra vez, no hay descanso en el alma; eso no es lo que Dios ha prometido en el nuevo pacto. Sin embargo,  aquí  es  donde está la dificultad y el  problema

 

con el resto de los Adventistas del Séptimo Día. Es una lástima. Los ministros están en el error y, sin embargo, los ministros mismos nunca fueron llevados a la verdad y a la forma de vida por aquellos que a la vez los trajeron a la verdad. “Perdona, oh Señor, a tu pueblo, y no entregues al oprobio tu heredad, para que las naciones se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios?” (Joel 2:17).

Le doy gracias a Dios por estas nuevas verdades de La Vara y éstas deben exhortar al pueblo de Dios a ver la peligrosa situación ante ellos y la necesidad de buscar fervientemente el reavivamiento por largo tiempo retrasado.

Muchos están de acuerdo con la reforma pero el nuevo orden de esto es reavivamiento y reforma, porque limpiar solamente lo exterior de copas y bandejas no hacen ningún bien. Meramente corregir el vestido, el cabello y el comportamiento exterior no beneficiará en lo absoluto. Cristo debe ser formado dentro de la esperanza de gloria o la pérdida es eterna … debemos nacer de nuevo: ¿Tenemos las señales del nuevo nacimiento? Aquél que es nacido de Dios no peca. ¿Tenemos la esperanza de la vida eterna? El que tiene esta esperanza se purifica a sí mismo, así como Él es puro.

Oro a Dios para que por Su gracia yo pueda formar parte de Su pueblo en esta obra y mensaje … que nos lleva de regreso a la experiencia vivida de aquellos días cuando el Espíritu de Profecía fue dado primero a nuestros pioneros y algunos la recibían y otros rechazaban el don que Dios había enviado para iluminar a Su pueblo. En cuanto a mí, quiero ser un colaborador con aquellos que están llevando la causa de la Verdad Presente.

(Firmado) L. C. Forsythe

Wapakoneta, Ohio.

ÁNIMO PARA TODOS

No es que haya estado enfermo o sin hacer nada, sino porque he estado disfrutando los testimonios de otros, es la razón de mi silencio durante los pasados 3 meses, pero quiero añadir mi testimonio para ustedes en la presente edición del Código, porque Dios ha sido bueno conmigo y señaladamente ha bendecido mis débiles esfuerzos en la pequeña esquina donde he estado laborando.

Juntándome con los Hermanos Houteff y Deeter en San Antonio, Texas, el primero de febrero y visitando con ellos algunos de los centros más grandes del Estado de la Estrella Solitaria durante los últimos dos meses, el Señor ha bendecido nuestros esfuerzos dando frutos en cada lugar donde hemos estudiado con la gente y hemos dejado una compañía de diez o doce completamente establecida en dos lugares con varios interesados que están leyendo y estudiando el mensaje.

Es interesante notar que una de estas compañías se levantó justo bajo la sombra de la oficina de la Conferencia de la Unión y en el pueblo donde una de nuestras escuelas más antiguas está localizada y donde muchos obreros y maestros viven, los cuales salen a demostrar que aún los hombres más grandes entre nosotros no pueden hacer nada contra la verdad sino por la verdad y que todas las peroratas montadas contra el precioso mensaje de la Verdad Presente contenidos en La Vara solamente crean más interés en ésta.

Contestando a la pregunta de la Hermana J. A. Dundore, en el Código de febrero, con relación al progreso de la obra, diré que estaba presente en Charleston, Car. del Sur, mientras el anciano                                                                                                                                estaba lanzando diatribas contra La Vara y puedo decir con toda la verdad que en lugar de “destruir la doctrina de La Vara", sus acciones sirvieron para confirmar a todos aquellos que la habían aceptado antes y crearon un interés en otros para investigar el mensaje por ellos mismos y una de las damas que lo escuchó me invitó a su casa para darle un estudio, para hacer el comentario al final del estudio: “¡Oh, de cuanto se están perdiendo en esa pequeña iglesia!”

Nunca  en  todo  mi trabajo  como ministro  en esta  causa  he  visto  un cumplimiento  más  directo  de aquella cita

impactante en el Volumen 9 que nos dice que “los movimientos finales serán rápidos".

Como un ejemplo concreto de la cita anterior, hemos sido testigos de una compañía en Waco, Texas que llegó a confirmarse en la Verdad Presente después de 10 estudios, y otra compañía en Keene, Texas, que se estableció solamente después de 7 estudios. De esta manera, queridos amigos obreros, estamos actualmente viendo  cumplida la verdad de aquella cita familiar de Primeros Escritos al efecto de que en los últimos días algunos tendrán que aprender en pocos meses lo que otros han tomado años en adquirir, de modo que oremos fervientemente para que el Señor nos dirija rápidamente a cada lugar donde Él pueda tenernos laborando mientras está pendiente el cumplimiento de Ezequiel 9.

(Firmado)  E. T. Wilson

 

Pregunta: “¿Se entiende ahora por qué el número de la bestia debería ser el 666?” “Qué quiso decir la Hna. White cuando mencionó en “Una Palabra a la Manada Pequeña". p. 29, que ella vio que el número de la imagen de la bestia se había ya formado?”

Respuesta: El rollo todavía no se ha desenrollado lo suficiente para revelar por qué el número de la bestia debería ser el 666, ni si es el número ya formado, ni si podremos comprenderlo completamente hasta después que los eventos hayan ocurrido.

Pregunta: En “Primeros Escritos”, p. 281 dice: ’El plan de salvación estaba cumplido, pero pocos habían querido aceptarlo'. Esta cita es usada muy extensamente contra la doctrina de la “gran multitud” como es enseñado por La Vara. Por favor armonice esto con las enseñanzas de lo último.

Respuesta: Es cierto que las palabras", pocos habían querido aceptarlo” a menudo aparecen en escritos sagrados. Sin embargo, no es bíblico explicar la Palabra de forma privada. Debemos dejar que las Escrituras se expliquen por sí mismas. El siguiente ejemplo servirá para demostrar lo fatal que es explicar las Escrituras por el modo de razonar humano.

Pablo dice: “Pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado". (He. 9:26) Si uno explicara la cita de arriba como algunos explican las palabras, “pocos habían querido aceptarlo” uno sería obligado a hacer una de dos cosas, a saber: humillarse como un niño pequeño y admitir que no entiende los escritos de Pablo, o sino, separarse de la sabiduría divina, poner en práctica su juicio humano y acusar a Pablo de estar equivocado en su declaración, porque el mundo no terminó en el momento cuando Cristo fue sacrificado.

Por lo tanto, examinemos las palabras “pocos habían querido aceptarlo” a la luz de la Biblia. Mientras Jesús declara que “muchos son los llamados, pero pocos los escogidos” (Mt. 20:16), Isaías por el mismo espíritu dice, “Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes … El pequeño vendrá a ser mil, el menor, un pueblo fuerte. Yo el Señor, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto". (Is. 60:11, 22).

Zacarías, mientras habla proféticamente de nuestro tiempo, también dice: “Y se unirán muchas naciones al Señor en aquel día". (Zac. 2:11). Además, el Señor dice: “Y acontecerá en toda la tierra, dice el Señor, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; más la tercera quedará en ella. Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. Él invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: el Señor es mi Dios". (Zac. 13:8,9)

Además, mientras que Primeros Escritos dice: “Pocos habían querido aceptarlo", la misma autora en el Conflicto de los Siglos, p. 723 clasifica a la gran multitud de Apocalipsis 7:9 como una compañía separada de los mártires y de los otros que han de resucitar haciendo imposible que se llegue a la conclusión de que la “gran multitud” son los resucitados.

Ahora la pregunta es que si llegamos a la conclusión de la cita de Primeros Escritos, p. 281 y de Mateo 20:16 de que sólo unos pocos han de ser salvos, ¿qué haremos con Isaías 60:11,22; Zac. 2:11; 13:8,9 y con el Conflicto de los Siglos, p. 723? Ningún estudiante cándido de la Biblia, podría con las citas anteriores llegar a cualquier conclusión que los llevara a basar su interpretación del asunto en un sólo escrito y completamente ignorar los otros, sino más bien buscaría hacer su análisis final de una manera para estar en perfecta armonía con todos los escritos inspirados o de otro modo confesar que no tiene la luz sobre las Escrituras.

La única doctrina que en la presente relación soportaría la prueba y estaría en perfecto acuerdo con todos los escritos sagrados es aquella en donde dice que los “pocos” son aquellos quienes fueron salvados duran te las edades pasadas, cuyo período está figurativamente clasificado en la parábola de Cristo como el tiempo antes de la “cosecha". Pero al cierre de la historia de este mundo en el tiempo de la recolección - la cosecha - una gran multitud ha de ser salva. Es solamente natural que había comparativamente pocos salvos  en  las  edades pasadas, por el hecho de que ese período de tiempo no era la Cosecha, y es de la misma manera tan natural que ahora “en el fin del mundo", - el tiempo de la cosecha (Mt. 13:30) - habrá una gran recolección de almas que nadie puede contar.

“Y se congregarán los hijos de Judá y de Israel, y nombrarán un sólo jefe, y subirán de la tierra; porque el día de

Jezreel será grande". (Oseas 1:11)

Como la idea de una gran multitud se opone solamente a los planes del diablo, no trabajemos por lo tanto en su propio interés.

 

Pregunta: “Con relación a la destrucción de la bestia al cierre de la gracia, me gustaría saber si esta es una destrucción literal, y de ser así, ¿quién es destruido? O si no es literal, entonces, ¿qué es esto?”

Respuesta: La destrucción de la bestia de Daniel 7, aunque es una destrucción literal no es específicamente de personas sino más bien de principios, como está evidenciado por el hecho de que las otras tres bestias de Daniel 7, que están recapituladas en las dos bestias compuestas de Ap. 13 y 17 - símbolos progresivos de nuestro mundo presente - continúan hasta el fin, mientras que la mujer (el principio de la falsa religión) se monta sobre la bestia de Ap. 17, es destruida al cierre de la gracia para la humanidad, y revela la misma cosa que la profecía simbólica de la bestia de Dn. 7: es decir, la disolución del principio de la falsa religión como está expresado a través de la institución político-religiosa.

Sin embargo, aunque de esta disolución se llega al resultado directo de la separación, parece inevitable que aquellas vidas humanas indisolublemente entretejidas e involucradas en la estructura de la institución misma deben perecer cuando esta caiga: porque las revoluciones de este tipo simbolizadas aquí siempre bañaron la tierra de sangre. En este caso en particular, se le permitirá sin duda que caigan aquellos que retienen la jerarquía (sacerdotes, ministros, etc.). de la “mujer” que ha engañado a las naciones.

Una lectura más de cerca de La Vara del Pastor, Vol.2, p. 154, 155, 160, 161 será recompensada con un entendimiento más claro de todo el tema.

Pregunta: “5T 197, al final de la página parece enseñar que las armas destructoras son las 7 últimas plagas. La

Vara enseña que Ez. 9 es la purificación de la iglesia. ¿Por favor explique la aparente contradicción?”

Respuesta: Con relación a 5T 197, observemos primero un paralelo, en ciertos aspectos, del período prenoético. Judas prueba que Enoc fue el mensajero de Dios y que, sin embargo, él advirtió a su generación de la destrucción del mundo por la segunda venida de Cristo cuando, de hecho, el diluvio fue el evento que ocurrió y que subsecuentemente destruyó al mundo del tiempo de Enoc. A Enoc simplemente no se le demostró la verdad del diluvio, por lo tanto, él predicó la destrucción de entonces en términos de la venida del Señor.

Así fue con la Hna. White. Como nadie tenía luz sobre la destrucción de Ezequiel 9, ella hizo la comparación de esto con las siete últimas plagas de las cuales ellos tenían un mejor entendimiento. Sin embargo, más tarde en 3T 266, 267 en inglés; 5T 195-197; T.M. 431, etc. ella aplicó Ezequiel 9 a un tiempo antes de las siete últimas plagas. Así, Ezequiel nueve se aplica a dos diferentes tiempos, primero: al tiempo de la separación de los primeros frutos, los 144.000; y segundo: al tiempo de la separación de los segundos frutos, la gran multitud de Ap. 7:9.

Pregunta: “5T 200, hablándole a los Hermanos, dice que algunos se están preparando para la marca de la bestia, pero de acuerdo con La Vara, todos los A.S.D. infieles serán destruidos antes de la marca de la bestia. Por favor explique".

Respuesta: Si el que pregunta volviera a estudiar 5T 200, verá que no son los Hermanos los que se están

preparando para “la marca de la bestia", sino más bien “Los que se unen con el mundo” y no con la iglesia.

Pregunta: “No puedo reconciliar la enseñanza de que Ezequiel 9 quita a los inconversos (las cinco vírgenes fatuas) de la iglesia al comienzo del Fuerte Pregón con la parábola de las diez vírgenes que preserva a las prudentes y a las fatuas juntas hasta la venida del Señor".

Respuesta: La parábola de las diez vírgenes no puede preservar a las vírgenes hasta la venida del Señor, sino más bien hasta algún momento antes del cierre final de la gracia, porque, note más cuidadosamente lo que la Escritura dice: “y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta". (Mt. 25:10) Las palabras “a las bodas” dejan ver que el llamado fue hecho y la puerta fue cerrada antes de que las bodas ocurrieran y como Cristo está casado o coronado al cierre de la gracia para la humanidad (ver El Conflicto de los Siglos, 479, 480), y antes que las siete postreras plagas sean derramadas, prueba que el llamado, “Aquí viene el esposo", no es la venida de Cristo en las nubes cuando Él recibe a Su pueblo “para sí mismo” (Juan 14:3), sino más bien Su venida al santuario para el juicio de los vivos.

Como las cinco vírgenes prudentes son los 144.000 (Ap. 14:4), vemos que el clamor para que ellos despierten es el mismo que el de Isaías 52:1, que hace del tiempo del clamor lo mismo que “el tiempo del sellamiento de los 144.000” (3T 266 en inglés) y su encuentro con el esposo lo mismo que Ezequiel 9. Entonces, después del cierre de la gracia y del derramamiento de las plagas, Él vendrá y tomará a los Suyos, no para que presencien las bodas, sino para comer la cena de las bodas después que la ceremonia se ha realizado.

 

UNA VOZ QUE SE REGOCIJA DESDE LEJOS

Estoy ansiosamente esperando la próxima edición del Código. Es sorprendente como éste aclara preguntas de aparente dificultad, demostrando de esta manera sabiduría de lo alto.

Quedo de ustedes regocijándome en el mensaje,                           (Firmado)  Clara Optiz. Hamberg, Alemania.

 UNA DIETA PARA ELEGIR

“El Señor desea que los que viven en los países donde se pueden obtener frutas frescas durante gran parte del año reconozcan la bendición que tienen ellas. Cuanto más dependemos de las frutas frescas tal como se las saca del árbol, tanto mayor será la bendición". 7T 124.

“Sería bueno que cocinásemos menos y comiésemos más frutas al natural. Enseñemos a la gente a hacer consumo copioso de uvas, manzanas, duraznos y peras en estado fresco, así como toda clase de fruta que se pueda obtener. Prepárese dichas frutas para el consumo invernal poniéndolas en conserva, usando vidrio hasta donde sea posible, en vez de latas". 7T 132.

“La abundancia de frutas, oleaginosas y cereales que nos proporcionan la naturaleza es grande y año tras año se acrecienta la facilidad de comunicaciones … Como resultado, muchos alimentos que hace pocos años se consideraban lujos están hoy al alcance de todos para el consumo diario. Esto sucede principalmente con las frutas desecadas y las puestas en conserva".  M.C. 228.

“Donde las frutas desecadas, como uvas pasas, ciruelas, manzanas, peras, melocotones y albaricoques o damascos, puedan obtenerse a precios moderados, se verá que pueden emplearse como alimentos de consumo corriente mucho más de lo que se acostumbra y con los mejores resultados para la salud y el vigor de todas las clases de personas activas". M.C. 230.

“Los cereales y las frutas, preparados sin grasa y en forma tan natural como sea posible, deben ser el alimento destinado a todos aquellos que aseveran estar preparándose para ser trasladados al cielo". 2T 316. La cita anterior incluye nueces, que es el fruto de los árboles y que para la salud y para la nutrición deberían comerse diariamente en alguna forma y masticadas completamente ya sea viniendo directamente de la nuez o como cremas o mantequillas. Son mejores si no se cocinan ni se tuestan.

SUGERENCIAS DE EMPAREDADOS SALUDABLES

Pan de trigo entero o centeno, untado con pasta de aguacate (hasta donde sabemos los aguacates pueden ser combinados con vegetales), y agregue berro picado que ha sido mezclado con un poco de sal y limón.

Pan de trigo entero untado con ciruelas pasas remojadas o secas cortadas finamente y mezcladas con pacanas y miel.

Pan de trigo entero untado con dátiles molidos o pasas, mezclados con una buena mantequilla de nueces que ha sido diluida para que mezcle bien.

Legumbres tales como frijoles y lentejas o guisantes secos, hacen un emparedado saludable y de buen sabor cuando se majan con un tenedor y con jugo de limón añadido.

Pan de trigo entero untado con bananos majados y dátiles molidos.

Pan de centeno o de trigo entero untado con higos molidos y nueces a los que se ha añadido miel y una gota o dos de limón. Pan de trigo entero o de centeno entero untado con pasta de aguacate o mantequilla de nueces y lechuga.

ANUNCIOS IMPORTANTES

Le advertimos a todos los lectores del Código para que ejerzan el más grande cuidado al no depositar ninguna literatura en buzones de correo individuales, porque esta es una infracción de la ley de correos de los Estados Unidos.

Nuestras Hermanas están ansiosas por hacer obras de caridad entre nuestro pueblo y por lo tanto le pedimos que aquellos que están en necesidad de ropa, etc. y aquellos que están en la posición de contribuir con esta ayuda, lo hagan saber a esta oficina dirigiendo sus comunicaciones a la atención de la Sra. J. E. Wilson.

 

Anterior
1CS9
ESTÉ DE BUEN ÁNIMO
siguiente
1CS1112
MUDADOS AL “CENTRO DEL MONTE CARMELO” WACO, TEXAS