Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

Pronósticos de Guerra

Tratado 14

Copyright 1940, 1942

Todos los derechos reservados

  1. T. HOUTEFF

 

 En el interés de cada mente buscadora de la verdad que desea escapar al camino que le lleva a la destrucción tanto del alma como el cuerpo, este Tratado es distribuido sin costo alguno.

 Nombres y direcciones de Adventistas del Séptimo Día serán recibidos con mucho gusto.

PRONOSTICOS DE GUERRA

 Cuando los carros de batalla bramen en las calles, cuando choquen entre sí en las avenidas, cuando corran como el relámpago, y resplandezcan como las antorchas; en ese día Aquel quien destruye, se alistará y saldrá delante tu faz, Oh, rey de Asiria. El te vaciará, destituirá, y desolará. Tu corazón desfallecerá tus rodillas flaquearán. Habrá mucho dolor en tus lomos, y los rostros de todos demudarán. ¡Ay de ti, ciudad sangrienta que eres como la Nínive de la antigüedad! Pues, estás llena de mentiras y de robo; sin alejarte del saqueo. El chasquido del látigo, y el repiqueteo de las ruedas, los caballos encabritados, y el saltar de los carros, están en tu medio.

 ¡He aquí, sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, que publica paz! Que declara, oh, Judá, que guardas tus fiestas solemnes, cumples tus promesas; pues el impío; no pasará jamás por medio de ti, será cortado completamente. Pues ahora, El Señor quitará el yugo de tu cuello, reventará los grilletes, y te liberará.

 Dios es lento para la ira, y grande en poder. Su camino está en el remolino

   Dios es lento para la ira, y grande en poder. Su camino está en el remolino y en la tormenta. Las nubes son el estrado de Sus pies. El es celoso y se vengará de Sus adversarios. El es también fortaleza en el día de angustia, y conoce a quienes en El confían. No obstante, hará desvanecer al impío; el mal perseguirá a Sus enemigos. La aflicción no se levantará por segunda vez.

 * * *

   Nahum contempla dos grandes poderes en conflicto, proyectados para un día, cuando todo lo que se mueve sobre ruedas se apresurará como "relámpago". Luego, en un agudo contraste, El enfoca su atención en uno que anda libremente por los montes; no por los valles a obscuras, y quien publica paz más bien que la guerra. El insta a Judá a ser fiel; para que así, haga la paz; prometiéndole que el impío, no estará más en medio de ella, y que será libertada del yugo Asirio. Al mismo tiempo, El observa el gran poder de Dios, Su celo sobre Su pueblo, y Su venganza sobre Sus enemigos.

   Mientras que Nahum se forma una idea, de la fuerza de estos dos poderes en guerra, al mismo tiempo, Nahum concibe la liberación de la iglesia del yugo Asirio, registrado en el capítulo 1, versos 12-15, y en el capítulo 2, verso 2; y también, la batalla registrada, en el capítulo 1, versos 1-9. Para facilitar la comprensión del lector, que incluye estos tres aspectos, en este pronóstico. Este folleto, trata separadamente cada uno.

  Ahora luego, ¿Quiénes son los protagonistas en este pronóstico dramatizado? ¿Especialmente quiénes, bajo el presente y futuro establecimiento de naciones, podrían posiblemente ser, estas dos naciones beligerantes?. ¿Se han ellas enfrentado ya? Si no, ¿Cuándo será el enfrentamiento?.

 Si deseamos saber con seguridad las respuestas, a estas preguntas ineludibles, hallémoslas en-- LA DESCRIPCIÓN ANALÍTICA

   Dos poderes, son observados emergiendo en sus fuerzas el uno contra el otro. En verdad, la agobiante preocupación del libro entero de Nahum, que son apenas tres cortos capítulos, se centra en la preparación, para este conflicto, en el conflicto mismo, y en los títulos de los poderes involucrados.

   La primera evidencia, para este fin, es que la preparación para la guerra, toma lugar cuando los carros de antorchas flameantes "braman en las calles, … chocan entre sí en las avenidas", y "corren como los relámpagos", Nahum 2:2, 4. Es evidente que estas preparaciones, son realizadas, cuando las calles de la ciudad y el campo están congestionadas con tráfico de vehículos.

 La segunda evidencia, es que el conflicto mismo, toma lugar cuando el poder mecanizado es desarrollado, a tal grado, que los vehículos son conducidos, a una velocidad que asemeja al relámpago mismo. La guerra misma, tiene que ser peleada, consecuentemente, por ejércitos mecanizados.

   La tercera evidencia es, que el único poder llamado "Asiria", tiene un título hereditario, el cual, revela que es la contraparte moderna del una vez expandido imperio de Asiria, así como la moderna Babilonia de Apocalipsis 17, versículo 5, es la contraparte de la antigua Babilonia, y como "el Egipto espiritual" de Apocalipsis 11, versículo 8, es la contraparte moderna del antiguo Egipto. (Véase El Conflicto de los Siglos, páginas 312-313). Todas estas contrapartes, no son sino otro indicio espiritual (o intuición) de la Escritura, y confirmación de la verdad antigua, de que la historia se repite, y aún, en una mayor escala que la original.

 "Estamos ante el umbral de grandes y solemnes eventos. Muchas de las profecías están por cumplirse en rápida sucesión. Todo elemento de poder está asignado para obrar, la historia pasada se repetirá las controversias pasadas tomarán vida una vez más, y el peligro asediará a el pueblo de Dios por todas partes. La intensidad está asiendo a la familia humana. Está permeando todo sobre la Tierra". Testimonios para los Ministros, página 116.

  El argumento decisivo es que el otro poder, "Aquel que destruye", ha recibido un título, obtenido en virtud de sus proezas. Por ello, manifiestamente, designa una nación que es encabezada por un gobernante que no tiene descendencia real, sino de un carácter irregular y de poder sin precedentes, cuyo genio militar se extiende y destruye a todo aquel, que se atreve oponerse a El.

  Sin tener en cuenta, si estas cuatro evidencias revelan que estos dos campos son hoy, "El Eje" y "las Naciones Unidas", nuestra única seguridad de ser aprehendidos y arruinados tarde o temprano, en esta lucha anticipada, es seguir estrictamente el camino, el cual, Dios proféticamente ha trazado. En verdad, las profecías son dadas, no por otra razón sino, la de iluminar los pasos del viajero con seguridad, "Mas los justos son librados con la sabiduría". Proverbios 11:9.

 Ahora con la evidencia en la mano, podremos revelar el misterio, comenzando con-- LA LUCHA DE LOS COMBATIENTES  Nahum, Capítulo Uno

 Nahum 1:10-11. “Aunque sean como espinos entretejidos [unidos con otros para protegerse ellos mismos], y estén empapados en su embriaguez [llenos de teoría], será consumidos como hojarasca completamente seca [como cuando el fuego arrasa todo] de ti salió [de una nación caracterizada por la antigua Asiria] el que imaginó mal contra el Señor, un consejero perverso".

 A la luz de estos versos, se hace claro desde el comienzo que aunque "Asiria" está armada y aliada con otras naciones fuertes (entretejidas como espinos), no obstante, ni su armamento ni su alianza le salvará. Pues, habiéndose embriagado como borracho, y habiendo recibido consejo perverso de uno que salió de ella, "será consumida como hojarasca completamente seca". Así dice el Señor: "Aunque reposo tengan, y sean tantos, aún así serán talados, [el que destruye] pasará". Versículo 12, primera parte.

 Capítulo Dos -- Nahum 2:1. "Subió destruidor contra tí, guarda la fortaleza, vigila el camino, ciñete los lomos, refuerza mucho tu poder".

 Enfrentándose cara a cara con el poder "del que destruye", Asiria es forzada a fortalecerse rápidamente. Y además de su fortalecimiento, su fuerza aliada es numéricamente mayor que la fortaleza aliada "del que destruye" (si de veras, estuviese aliado del todo), no obstante, aún su título mismo indica que contra Su fortaleza, todas las fuerzas de Asiria, serán como las higueras con las primeras brevas que si las sacuden, caen en la boca del que las ha de comer". Nahum 3:12.

 Nahum 2:3. "El escudo de sus valientes estará enrojecido, los varones de su ejército vestido de grana; el carro como fuego de antorchas; el día que se prepare, temblarán las hayas".

 

  Es muy evidente que este poder agresor "que destruye" se prepara el mismo, para la guerra en el día, cuando los carros tengan tales luces resplandecientes(poderosos focos eléctricos) que asemejan a "antorchas flameantes". En el día de este fenómeno, "los abetos [los grandes gobernantes de la Tierra - Ezequiel 31:1-14] serán sacudidos terriblemente".

 Nahum 2:4. "Los carros se precipitarán a las plazas, con estruendo rodarán por las calles, su aspecto será como antorchas encendidas, correrán como relámpagos".

   Nuevamente, no hay excusa en concluir, que estos dos poderes, entrarán en la guerra uno contra el otro, en un momento, cuando todos los vehículos se apresuran a gran velocidad, y que sus preparaciones febriles por combate, deben, por lo tanto, incluir una implementación intensificada de sus fuerzas de combate con "carros" de movimiento rápido. También, Daniel, le fue dicho que en "el tiempo del fin, muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará". Daniel 12:4.

   Ya que el establecimiento para este conflicto mortal, es en un tiempo de mecanización avanzada, no pudo haber sido la primera guerra mundial, porque la preparación para esa conflagración ocurrió en un proceso en el cual la era de la máquina estaba en sus comienzos. Aún durante la misma guerra, los carros eran muy pocos, demasiados ineficaces, y muy lentos para chocar unos con otros de la manera que fue predicha. Para cumplir la predicción, estos dos poderes deben estar listos, cuando los carros sean muchos, poderosos y veloces, como los son hoy.

IMAGEN

IMAGEN

  No quiere decir esto, que la primera guerra mundial es excluida de la profecía, sino que simplemente, un antecedente Bíblico completamente diferente le es atribuido. El Salvador mismo predijo con asombrosa exactitud que el temido conflicto culminando 19 siglos de guerras y rumores de guerra, cuando declaró: "Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes y hambres, y terremotos, en diferentes lugares y todo este será principio de dolores". Mateo 24:7-8.

   Ciertamente en aquel tiempo (1914-1918), por primera vez desde el amanecer de la historia, las naciones y los reinos se levantaron unos contra otros, el hambre estuvo al acecho, en los países desvastados por la guerra, le siguió la pestilencia de la muerte, y los terremotos en sucesión rápida lanzaron su asolación, hasta colmar las mayores desgracias de la humanidad. Todas estas calamidades, sólo condujeron la segunda guerra mundial, la más terrible de todos los tiempos. ¡Con absoluta certeza, los pesares de la primera guerra mundial, sólo señalaron el principio de dolores!.

   Nahum 2:5-8. "Se acordará El de sus valientes; se atropellarán en su marcha [es decir, El se regocija en ellos; no obstante, ellos caerán también]; se apresurarán a su muro [la fortaleza] y la defensa [por medio de Asiria] se preparará las puertas de los ríos se abrirán [no obstante], y el palacio [de los Asirios] será destruido. Y la reina [Huzzab de Asiria] será cautiva; mandaránque suba, y sus criadas [naciones bajo su poder] la llevarán gimiendo como palomas, golpeándose sus pechos. Fue Nínive [la capital de la ciudad] de tiempo antiguo como estanque de aguas; pero ellos [los ciudadanos] huyen. Dicen: ¡Deteneos, deteneos!; pero ninguno mira".

   De manera diferente a las aguas que fluyen u ondulean, el agua de una piscina permanece quieta. No obstante, en este ejemplo, las aguas (las gentes) en la ciudad capital de los "Asirios" del tiempo presente, contrario a todas las expectaciones y a sus luchas tradicionales, huyen. Y aún cuando, oyen el mandato de permanecer, están ansiosos por salir de en medio "del que destruye", de tal manera que ni se atreverán a mirar hacia atrás.

  Consecuentemente, que para "el que destruye", la orden es: "Saquead la plata, saquead el oro: pues, no hay fin de las riquezas y suntuosidad de toda clase de efectos codiciables". Nahum 2:9

 Luego, de dar este mandato de saquear a Asiria, el Señor vuelve a la "ciudad sangrienta" y pronuncia sobre ella su ruina final:

   Nahum 2:10-13. "Vacía, agotada y asolada está, y el corazón desfallecido; temblor de rodillas, dolor en las entrañas, rostros demudado. ¿Qué es la guarida de los leones [los palacios de los reyes], y de la majada de los cachorros de los leones [el dominio de sus Príncipes], donde se recogía el león [el rey] y la leona, y el cachorro del león [el hijo del rey], y no había quien los espantase?. El león arrebataba en abundancia para sus cachorros, y ahogaba para sus leonas [reinas], y llenaba de presa sus cavernas, y de robo sus guaridas.

   Heme aquí contra ti, dice El Señor de los Ejércitos. Encenderé y reduciré a humo tus carros, y espada devorará tus leoncillos; y cortaré de tu tierra tu robo y nunca más se oirá la voz de tus mensajeros".

 Capítulo Tres

 Nahum 3:1-19. "¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña, sin apartarse del pillaje!. Chasquido de látigo y fragor de ruedas, caballo arrollador y carro que salta; jinete enhiesto, y resplandor de espada, resplandor de lanza; y multitud de muertos, y multitud de cadáveres y cadáveres sin fin, y en sus cadáveres tropezarán, a causa de la multitud de fornicaciones de la ramera de hermosa gracia, maestra en hechizo que seduce a las naciones con sus fornicaciones, y a los pueblos con sus hechizos.

 Heme aquí contra ti, dice el Señor de los ejércitos, y descubriré tus faldas en tu rostro y mostraré a las naciones tu desnudez, y a los reinos tu vergüenza. Y echaré sobre tí inmundicias, y te afrentaré, y te pondré como estiércol. Todos los que te vieren se apartarán de tí, y dirán; Nínive es asolada; ¿Quién se compadecerá de ella?. ¿Dónde te buscaré consoladores?. ¿Eres tú mejor que Tebas que estaba asentada junto al Nilo, rodeadas de aguas, cuyo baluarte era el mar, y aguas por muros?. Etiopía era su fortaleza, también Egipto, y eso

sin límites; Fut y Libia eran sus ayudadores. Sin embargo, ella fue llevada en cautiverio; también, sus pequeños fueron estrellados en las encrucijadas de todas las calles, y sobre sus varones echaron suertes, y todos sus grandes fueron aprisionados con grillos.

 [Asiria] también buscarás refugio a causa de enemigo. Todas tus fortalezas serán cual higueras con brevas, que si la sacuden, caen en la boca del que las has de comer. He aquí, tú pueblo será como mujeres en medio de ti; las puertas de tu tierra se abrirán de par en par a tus enemigos; fuego consumirá tus cerrojos. Provéete de agua para el asedio, refuérzate tus fortalezas; entra en el lodo, pisa el barro, refuerza el horno [las plantas manufactureras]. Allí te consumirá el fuego, te talará la espada, te devorará como pulgón, multiplícate como langosta, multiplícate como el langostón. Multiplicastes tus mercaderes más que las estrellas del cielo; langosta hizo presa, y voló. Tus príncipes [los que están bajo su mando] serán como la langostas, y tus grandes como nubes de langostas que se sientan en vallados en día de frío; salido el Sol se van, y no se conoce el lugar donde están [ellos son amadores de la comodidad y de los placeres]. Durmieron tus pastores, oh, rey de Asiria, reposaron tus valientes; tu pueblo se derramó por los montes, y no hay quien los junte, no hay medicina para tu quebradura; tu herida es incurable; todos los que oigan tu fama batirán las manos sobre ti, porque, ¿sobre quién no pasó continuamente tu maldad?".

 Sin embargo, "En un instante hablaré contra pueblos y

contra reinos, para arrancar, y derribar, y destruir. Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, Yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles". Jeremías 18:7-8.

 Viendo que el Señor está por humillar a "Asiria" para su propio bien; no obstante, El se abstendría de humillarla si se arrepintiese como la Nínive de la antigüedad ante la advertencia de Jonás, obviamente, este pronóstico es publicado, para beneficiar no sólo a la iglesia sino a "Asiria", y también a sus aliados, y aún a sus enemigos.

 Sin embargo, si estos guerreros se dieran cuenta voluntariamente que el Destino no se encuentra en sus manos sino en las manos del Dios Infinito y Omnipotente, entonces El los haría comprender involuntariamente este hecho, y perdonaría solamente a los ciudadanos que temen a Dios, tal como lo declara:

 "En aquel tiempo habrá una calzada desde Egipto a Asiria, y asirios entrarán en Egipto, y egipcios en Asiria; y los asirios servirán con los egipcios a el Señor. En aquel tiempo Israel será tercero con Egipto y con Asiria para bendición en medio de la tierra; porque el Señor de los ejércitos los bendecirá diciendo: Bendito el pueblo mio Egipto, y el asirio obra de mis manos, e Israel mi heredad". Isaías 19:23-25.

De esta manera, en Su infinita misericordia levantaría el Señor "la carga de Nínive" hoy, tal como lo hizo en la antigüedad. En verdad, es para "una bendición en medio de la tierra", aún más a todas las naciones, para que realice, por lo tanto,

 LA LIBERACIÓN DE LA IGLESIA DEL

YUGO "ASIRIO"

 Nahum 1:12-13. "Así dice el Señor, aunque reposo tengan, y sean tantos, aún así serán talados, y El pasará. Bastante te he afligido; no te afligiré más. Porque ahora quebraré su yugo de sobre ti, y romperé tus coyundas".

 Esta persona ("tú") a quien el Señor ya ha castigado, obviamente no puede ser el rey de Asiria o la nación ya antes mencionada, porque el Señor está liberando ésta, mientras que El está humillando a los asirios, a manos de El, "quien destruye". Justamente quien sea, este tercer personaje ("Usted") aquí presentado, es establecido inmediatamente por Isaías en su profecía correlativa concerniente a esta misma Asiria:

 "Y acontecerá que en aquel tiempo", declara el profeta, que su [Asiria] carga será quitada de tu [Judá] hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción". Isaías 10:27.

Vemos inmediatamente que en la luz reveladora de este pasaje, que aquel ("tú") quien en ambos casos es libertado en el tiempo de la caída de Asiria, demuestra ser la iglesia (Judá), libertada del poder gentil (Asiria). Por lo tanto, concluyentemente, Isaías aclara la profecía de Nahum, como refiriéndose a la liberación de la iglesia del yugo asirio del tiempo del fin. El hecho de que aunque la iglesia, como Nahum dice, no sólo es aliviada de la aflicción y libertada de la esclavitud sino que también, el de ser sentenciada a muerte, (Nahum 1:4), ¡crea una paradoja!. La inspiración, no obstante, una vez más a través de Isaías lo aclara rápidamente. Hablando de la iglesia, declara:

 "Y dejaréis vuestro nombre por maldición a mis escogidos, y el Señor Dios te matará, y a sus siervos llamará por otro nombre". Isaías 65:15.

 Claramente, por eso, cuando sea el tiempo, en que Asiria se derrumbe, el Señor ejecutará una doble obra entre Su profeso pueblo, algunos serán libertados, a causa de su fidelidad, y otros morirán, a causa de su maldad. Los salvados entonces serán llamados por otro nombre.

 El tiempo de esta "obra" es llamado "la cosecha" Mateo 13:30. Por eso, hasta la separación, la cizaña (los que morirán) y el trigo (los que son salvos) juntos componen

 

la membresía de Laodicea (la última de las siete   iglesias - Apocalipsis 3:14-18), la iglesia justo antes de que la "cizaña" sea separada para siempre del "trigo" (Mateo 13:30). Entonces, obviamente, los laodicenses penitentes, son separados de los impenitentes durante la caída de Asiria, y luego son librados de su yugo.

 Nahum 1:14. "Más acerca de ti, mandará El señor, que no quede ni memoria de tu nombre; de la casa de tu dios destruiré escultura y estatua de fundición; allí pondré tu sepulcro, porque fuistes vil".

 De esa manera, en este tiempo, perecerá para siempre el idólatra y sus ídolos.

 Una demostración detallada de esta purificación de la iglesia es proyectada en la profecía de Ezequiel. Allí el Señor le ordena, a quien registra la historia de la vida, al ángel con el tintero de escribano; de pasar por medio de la ciudad y colocar una marca (sello) sólo a aquellos que gimen y claman por la abominaciones hechas en ella, luego, los otros cinco van después de él, y matan a todo aquel que no tenga la marca (Ezequiel 9; Testimonios para los Ministros, página 445 y Testimonios para la Iglesia, Volumen 5, página 193).

 La ciudad es figurativa de Judá e Israel, la iglesia, en la cual, tienen que ser hallados los 144.000 siervos de Dios (Testimonios para las Ministros, página 445), los que tienen que ser llamados por otro nombre después de que los siervos indignos mueren. Y como los 144.000 son los

primeros frutos (Apocalipsis 14:4) de la cosecha, son ellos los "escapados" de Isaías 66:19 y Ezequiel 9. Esta separación de la cizaña y el trigo tiene como objetivo señalar el comienzo del fin de la cosecha de la tierra - el fin del mundo. Entonces, habrá llegado el tiempo para que cese el nombre denominacional. Pues, todos sus ídolos serán cortados, y por un nombre nuevo (Isaías 62:12) que será dado a los que escapen. Entonces, los escapados proclamarán la gloria de Dios y Su fama a los gentiles, y llevarán a todos los hermanos de todas las naciones (todos los que serán salvos) "a la casa del Señor". Isaías 66:16, 19-20.

 Para que tal juicio sea evitado, la iglesia entera tendría que arrepentirse de su pensar erróneo, comenzar a sentirse incomoda de su tibieza, volverse fría o caliente (insatisfecha), y vaciada del yo y llena del Espíritu (Apocalipsis 3:14-18).

 Nahum 1:15. "He aquí sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz. Celebra, oh Judá, tus fiestas, cumple tus votos; porque nunca más volverá a pasar por ti el malvado; pereció del todo".

 El término, "Judá", está ligado a la iglesia cristiana; no sólo por causa del significado antitípico, sino también, a causa del factor hereditario. Esto lo veremos, cuando repasemos la historia de Judá:

Las diez tribus (el Reino de Israel) fueron dispersas por la antigua Asiria, por todas las ciudades de Media, y asimilada por los gentiles de esa época, sin embargo, no fue hasta años más tarde que las dos tribus (el Reino de Judá) fueron llevadas a Babilonia, permaneciendo allí hasta que terminasen los setenta años de la profecía de Jeremías, para luego regresar a su tierra de origen. Así, únicamente los descendientes del reino de Judá, quienes, llegaron a ser tan infieles, que rechazaron y crucificaron al Señor. Pero los fieles entre ellos, le aceptaron, y vinieron a ser los cristianos, los miembros fundadores de la iglesia del Nuevo Testamento. La iglesia misma, por lo tanto, es la hija del Reino de Judá. De allí, que sea aún llamada apropiadamente, Judá.

 Mientras que por virtud del parentesco, fidelidad, y pureza (ausencia de cizaña), Ella es llamada "Judá", a causa de su tibieza final y el resultado de la infiltración de "cizaña" entre sus miembros, por necesidad, es de forma adicional, llamada "Laodicea".

 ¡Aplicando, "el colirio espiritual" (Apocalipsis 3:18), "contemplarán sobre los montes los pies de Aquel que trae buenas nuevas que publican paz"! Y contemplándole, aceptarán Su mensaje y conocerán la verdad, y la verdad los

libertará, y los salvará de ser vomitados de Su boca (Apocalipsis 3:16).

 Por eso, solamente, mientras se despiertan y dan oído a la voz del Testigo Fiel, y vuelven sus pies hacia las puertas del Reino, pueden tener ellos esperanza, para participar en la eventualidad Divina: "Oh, Judá, celebra tus fiestas, cumple tus votos; porque nunca más volverá a pasar por ti el malvado; pereció del todo".

 Aquí, en la declaración profética no existe solamente una promesa, para purificar la iglesia, cuando la Asiria moderna esté siendo aplastada, sino también, una declaración sugestiva, de lo que constituye "comida a su tiempo", para los hombres de hoy; y en cuanto a qué movimiento, se alistarán, si quisieren asegurar la salvación. A ellos, es ordenado fijar su mirada, en Aquel quien trae "buenas nuevas" (mensaje del Señor), quien publica "paz" (La paz del Reino de Cristo), y quien declara, que mientras los poderes de la tierra estén comprometidos en una guerra gigantesca, el impío en la iglesia será cortado, no pasará por ella nunca más. Específicamente, el profeta exhorta a todos penitentemente, a volver a la casa de Judá (El último Reino de Judá - Miqueas 4; Ezequiel 37:16-22), la iglesia, en cuya purificación, serán sellados 12.000 de cada una de las doce tribus, como los primeros frutos. Y El urge a los súbditos del Reino, a ejecutar sus deberes religiosos y cumplir sus

promesas al Señor. En pocas palabras, El les exhorta a dar oído, al mensaje de la hora - el mensaje que anuncia la inminente purificación de la iglesia, después de la cual, como dice la promesa, "el impío" nunca más pasará por medio de ti, pereció del todo" (Ver también, Mateo 13:30, 47-50; Isaías 66:16,19-20).

 "He aquí vienen días, dice el Señor, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y éste será Su nombre con el cual le llamarán, EL SEÑOR, JUSTICIA NUESTRA. Por tanto, he aquí que vienen días, dice el Señor, en que no dirán más: Vive El Señor quien hizo subir a los hijos de Israel de la tierra, sino: Vive el Señor que hizo subir y trajo la descendencia de la casa de Israel de tierra del norte, y de todas las tierras adonde Yo los había echado; y habitarán en su tierra". Jeremías 23:5-8.

 

   La única manera para el "ángel" de Laodicea (sobre quien cae la condenación de ser "cuitado, y miserable, pobre, ciego, y desnudo", y no obstante, satisfecho) de entrar a este Reino glorioso, es que El ceda voluntariamente las riendas del control a la iglesia, mientras El mismo ve, al Señor llevándolos, en Sus propias manos (Testimonios para los Ministros, página 300). Levántate en tanto, oh, ángel de los Laodicences, al clamor conmovedor del cielo:

 “Despierta, despierta; vístete de poder, oh Sion; vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén, ciudad santa, porque nunca más vendrá a ti, incircunciso ni inmundo. Sácudete del polvo; levántate y siéntate, Jerusalén; suelta las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sion. ¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que el Señor vuelve a traer a Sion". Isaías 52:1-2, 8.

  Si la presente guerra mundial, es la predicha por Nahum, y si el sellamiento o marcaje de "los siervos de Dios" tiene que estar completo sin que los ángeles tengan que sostener los vientos nuevamente (Apocalipsis 7:1; Primeros Escritos, página 38), entonces, el tiempo para restaurar la excelencia de Jacob y de Israel está muy cerca. Por fin, ha llegado la hora de la liberación de Sion, de la esclavitud gentil, y para sus hijos regresar a la tierra de sus padres (Ezequiel 36:23-38), la viña del Señor de los ejércitos. Para que esté lista y dispuesta, esperando la orden del Señor, para comenzar a marchar hacia delante.

 Es a esta hora que Asiria cae, siendo la razón:

   Nahum 2:2. "Pues, el Señor ha quitado la excelencia de Jacob; como la excelencia de Israel: pues los vaciadores, les han vaciado, y malogrado las ramas de la vid".

    Habiendo castigado ya a Su pueblo (por los saqueadores), el Señor no los castigará más sino que ahora, los libertará.

   Compartiendo con las naciones la culpa por dañar las ramas de Su viña (Su Reino), esta Asiria moderna, debe compartir ahora la retribución Divina; mientras, Dios está llevando a Su pueblo de vuelta a su propia tierra. Deduciblemente, con la caída de los "Asirios" (los gentiles en posesión de la tierra prometida), "el tiempo de los gentiles" es cumplido (Lucas 21:24).

   Anticipándose a este tiempo de liberación, el ángel explicó a Daniel: "En aquel tiempo se levantará Miguel, el Gran Príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces, pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro". Daniel 12:1.

   "Y acontecerá también en aquel día que se tocará con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido desterrados a Egipto, y adorarán al Señor en el monte santo, en Jerusalén". Isaías 27:13.

¡Gloriosa promesa! ¿Está tu corazón, empeñado en esto, Hermano, Hermana? Entonces sin demora, responde al mandato: "Volved a aquel contra quien se rebelaron profundamente los hijos de Israel. Porque en aquel día arrojará el hombre sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que para vosotros han hecho vuestras manos pecadoras. Entonces, caerá Asiria por espada no de varón, y la consumirá espada no de hombres; y huirá de la presencia de la espada, y su jóvenes serán tributarios. Y de miedo pasará su fortaleza, y sus príncipes, con pavor, dejarán sus banderas, dice el Señor, cuyo fuego está en Sion, y su horno en Jerusalén". Isaías 31:6-9.

 "Muchos serán limpios y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán". Daniel 12:10.

 Nahum hace claro que, en este conflicto Dios se interpone contra Asiria, y que como resultado, le es imposible a ella resistir a "el que destruye". Habiéndose determinado El mismo para humillarla, por eso, El fortalece los brazos de su enemigo. Por consiguiente, Asiria cae, no porque sea débil y pequeña ni porque sea

menor en número e inferior, sino porque el propósito de Dios determina su caída. En otras palabras, la coalición, la cual, puede tener los mayores recursos y poder humano, y desde el punto de vista humano puede parecer segura de la victoria, en este caso, con certeza pierde.

 Tal es el patrón irónico de la historia. Siempre que Dios ha visitado con juicio a la naciones o pueblos iluminados, los cuales, se han llenado de justicia propia y autosuficiencia; sus luces se han apagado y sus obras han llegado a ser viles e hipócritas. Siempre que El les ha castigado por medio de la espada de los incultos y los bárbaros mas impíos. El lo hace por esta dos razones: Primero, para que puedan ver la locura de profesarse ellos mismos, el ser gente justa, cuando en realidad son peores que los bárbaros; y segundo, para que mientras estos hipócritas que son guiados por este medio, a arrepentirse, sus conquistadores, por este mismo medio, sean conducidos, a darse cuenta que su victoria no es por su fortaleza. Así que ambos, el victorioso y el derrotado, sean traídos al lugar, en el cual, puedan rendirse a Dios y darle gloria.

 Después de derrotar a la antigua Babilonia, Ciro, un bárbaro, supo que su victoria, y aún su nombre, había sido registrado en la sagrada profecía, años antes de que El naciese (Isaías 44:28; 45:1-4), Después de que "el Señor" agitó el espíritu de Ciro, Rey de Persia, para que El hiciese una proclamación a través de todo el Reino …

Así dice Ciro, rey de Persia, El Señor del cielo, me ha dado todos los reinos de la tierra; y me ha mandado que le edifique una casa en Jerusalén, que está en Judá. Quien haya entre vosotros de Su pueblo, sea Dios con él, y suba a Jerusalén que está en Judá, y edifique la casa del Señor Dios de Israel (El es el Dios), la cual está en Jerusalén. Y a todo el que haya quedado, en cualquier lugar donde more, ayúdenle los hombres de su lugar con plata, oro, bienes y ganados, los cuales, están en Jerusalén. Y el Rey Ciro sacó los utensilios de la casa del Señor, que Nabucodonosor había sacado de Jerusalén, y los había puesto en la casa de sus dioses. Los sacó, pues, Ciro Rey de Persia, por mano de Mitríades tesorero, el cual dio por cuenta a Sesbasar príncipe de Judá. Y está es la cuenta de ellos: treinta tazones de oro, mil tazones de plata, veintinueve cuchillos, treinta tazas de oro, y otras cuatrocientas diez tazas de plata, y otros mil utensilios. Todos los utensilios de oro y de plata eran cinco mil cuatrocientos. Todos los hizo llevar Sesbasar con los que subieron del cautiverio de Babilonia a Jerusalén". Esdras 1:1-4, 7-11.

Al mismo tiempo, aquellos que Ciro libertó de la cautividad de Caldea, sabían que Dios había obrado su libertad. En consecuencia, "los hijos de Israel, los sacerdotes y levitas, y el resto de los hijos de la cautividad, celebraron la dedicación de esta casa de Dios con alegría, y ofrecieron en la dedicación de esta casa de Dios, cien novillos, doscientos carneros, cuatrocientos corderos; y para la ofrenda por el pecado de todo Israel, doce machos cabríos, según el número de las tribus de Israel.

 Y colocaron los sacerdotes en sus divisiones, y a los levitas en sus asignaciones, para el servicio a Dios, el cual se halla en Jerusalén; como está escrito en el libro de Moisés. Y los hijos de la cautividad celebraron la Pascua, el día catorce del primer mes. Pues, los sacerdotes y los levitas fueron purificados juntos, todos estaban puros, y mataron la Pascua para todos los hijos de la cautividad, y para sus hermanos los sacerdotes, y para sí mismos. Y los hijos de Israel que habían salido nuevamente de la cautividad, y todos aquellos que se habían separado de ellos de la suciedad del paganismo de la tierra, para buscar al Señor Dios de Israel, comieron, y celebraron la fiesta de los panes ázimos siete días con gozo". Esdras 6:16-22.

 De que "Asiria" y sus aliados, se juntaron como espinas, podríamos aprender hoy esta lección misma, que Dios

les permite que sean robados y saqueados. Para que entonces, sean sanados de su enfermedad; el Señor, a través de Isaías da

 EL ANTECEDENTE DE SU DIFÍCIL SITUACIÓN

Y LA CURA DIETÉTICA

  ISAÍAS, CAPÍTULO 7, VERSÍCULOS 1-16. "Aconteció en los días de Acaz hijo de Jotam, hijo de Uzías, rey de Judá, que Rezín, rey de Siria y Peka hijo de Ramalías, rey de Israel, subieron contra Jerusalén, para combatirla; pero no la pudieron tomar. Y vino la buena nueva a la casa de David, diciendo: Siria se ha confederado con Efraín. Y se le estremeció el corazón de su pueblo, como se estremecen los árboles del monte a causa del viento … Por haber acordado maligno consejo contra ti el sirio, con Efraín y con el hijo de Remalías, diciendo: vamos contra Judá y la despertaremos y la partiremos entre nosotros, y pongamos en medio de ella por rey al hijo de Tabel. Por tanto, El Señor Dios, dice así: No subsistirá ni será. Porque la cabeza de Siria es Damasco (no el cielo) y la cabeza de Damasco es Rezín (no el Señor); y dentro de sesenta y cinco años Efraín (el Reino de las diez tribus de Israel) será quebrantado hasta dejar de ser pueblo. Y la cabeza de Efraín es Samaria (no el cielo), y la cabeza de Samaria el hijo de Remalías (no el Señor). Si vosotros no creyereis; de cierto no permaneceréis.

 Habló también El Señor a Acaz, diciendo: Pide para ti señal del Señor tu Dios, demandándola; ya sea de abajo en lo profundo, o de arriba en lo alto. Y respondió Acaz: No pediré; y no tentaré al Señor,

   Dijo entonces Isaías: Oíd ahora, casa de David. ¿Os es poco el ser molesto a los hombres, sino que también lo seáis a mi Dios? Por lo tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá un hijo, y llamará su nombre Enmanuel. Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno, porque antes que el niño sepa desechar lo malo y escoger lo bueno (Siria e Israel), la tierra de los dos reyes (Rezín y Pekah) que tú temes será abandonada".

  ISAIAS, CAPITULO 8, VERSICULOS 1-8. "Me dijo el Señor: Toma una tabla grande, y escribe en ella con caracteres legibles tocante a Maher-salal-habaz. Y junté conmigo por testigos fieles al sacerdote Urías y Zacarías hijo de Jeberequías. Y me llegué a la profetisa, la cual concibió, y dio a luz un hijo. Y me dijo el Señor: Ponle por nombre Maher-salal-habaz. Porque antes que el niño sepa decir: Padre mío, y Madre mía, será quitada la riqueza de Damasco y los despojos de Samaria delante del rey de Asiria.

   Otra vez volvió el Señor a hablarme, diciendo: Por cuanto desechó este pueblo (Israel) las aguas de Siloé (las huestes protectoras del cielo), que corren mansamente, y se regocijó con Rezín y con el hijo de Remalías (la gloria de su gobierno nacional); he aquí, por tanto, el Señor hace subir sobre ellos aguas de ríos, impetuosas y mucha, esto es, al rey de Asiria con todo su poder, el cual, subirá sobre todos sus ríos, y pasará sobre todas sus riberas; y pasando por Judá, inundará y pasará adelante, y llegará hasta la garganta; y extendiendo sus alas, llenará la anchura de tu tierra, oh, Enmanuel".

Es decir, aunque la antigua Judá; no tenía que padecer la derrota a manos de la confederación de Israel y Siria, no obstante, fue sometida también, a pagar tributo a la antigua Asiria. Y, como vemos el espíritu de esta confederación no terminó con la antigua Israel y Siria.

 Los puntos importantes de esta confederación, algunos de los cuales; no se han cumplidos aún, acontecen de la siguiente manera:

 El derrocamiento de los antiguos Israel y Siria, por la antigua Asiria, como un juicio Divino especialmente sobre Israel por confederarse contra sus propios hermanos, el Reino de Judá. (Isaías 7:2-9).

 El nacimiento de un varón (Enmanuel) de una virgen, pues, "una señal" "a la casa de David". (Isaías 7:13,14).

 El nacimiento de un hijo (Maher-shalal-hash-baz), al profeta mismo, "por señal y milagros" en Israel (Isaías 8:18).

 El derrocamiento de Israel que ocurriría antes que Enmanuel aprendiere a diferenciar el mal del bien, y antes que Maher-shala-hash-baz pudiese decir "mi padre, y mi madre" (Isaías 7:16; 8:4.).

 En la amplificación de este grupo de eventos, varios hechos se destacan inequívocamente en su auto-interpretación:              (1) "Enmanuel" por virtud de su nacimiento virginal y Su nombre, "Dios con nosotros"

  (Mateo 1:23), sólo puede ser Cristo con nosotros. (2) El nació por medio de una señal, para que la alianza impía entre Israel y Siria se acabase. (3) Las tierras de Israel y Siria, las cuales, Judá aborrecía, tenía que ser abandonada por sus reyes -conquistada por el rey de Asiria- antes que Enmanuel fuese capaz de rechazar el mal y escoger el bien, y antes que            Maher-shalal-hash-baz fuese capaz de decir, "mi padre y mi madre".

   Sin embargo, el simple hecho histórico, de que estos dos reinos fueron derrocados siglos antes de que Enmanuel aún naciese, produce una discrepancia de tiempo, la cual, puede ser reconciliada, solamente por la conclusión, de que todas las cuatros naciones (Judá, Israel, Siria, y Asiria) involucradas en esta acción histórica, fueron típicas de otras cuatros, que tenían que surgir en algún tiempo posterior al nacimiento de Enmanuel; pues, después de Su nacimiento, Israel y Siria tenían que ser conquistadas por Asiria.

   Entonces, necesariamente, debe ser hallado en la dispensación cristiana un poder cristiano apóstata (Israel) confederado con uno pagano (Siria), con el fin de asimilar o aniquilar a los cristianos ortodoxos (Judá). Y tal única confederación en la era cristiana fue la unión impía de la iglesia y el estado, la cual, gobernó, durante la Edad Oscura (Media), que, buscó la destrucción del "nacido de nuevo", quien rechazó apartarse de la fe apostólica y someterse a la confederación cristiana-pagana (Israel-Siria).

   Prediciendo, Daniel, la obra de este poder impío, el ángel declaró: "Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en sus manos hasta tiempo, y tiempos y medio tiempo". Daniel 7:25. Como consecuencia natural, por lo tanto, el tipo, la antigua Asiria, halla su "doble" en el poder que en la Edad Media quebrantó esa unión de iglesia y estado. Y como esa unión fue disuelta por las presentes naciones protestantes, nos conduce a la inevitable conclusión, de que la Asiria moderna se extiende desde ese tiempo hasta nuestros días, certificando, así, el hecho de que la profecía de Isaías es correlativa con la de Nahum.

   Pero, ya que la antigua Asiria destronó a la confederación Siria-Israelita siglos antes de que Enmanuel naciese, y ya que, la Asiria moderna derribó la alianza de la iglesia-estado de la Edad Media, siglos después que El nació, la lógica exige, que así como Siria, Judá, Israel, y Asiria son tipos, así también debe ser Enmanuel. Por lo tanto, la profecía del nacimiento virginal, no se refiere solamente al nacimiento de Cristo, sino aún más significativamente, al de Sus seguidores - el nacimiento y desarrollo de la Cristiandad. Correspondientemente, Maher-Shalal-hash-baz debe ser simbólico de otro grupo en la era cristiana.

  Y como El sólo sabe decir "mi padre y mi madre"; mientras que Enmanuel (Cristo en la persona de Su pueblo) sabe rechazar lo malo y escoger lo bueno. Maher-Shalal-Hash-Baz no puede manifiestamente simbolizar a nadie que haya vivido antes de Enmanuel.

   Más allá, el hecho de que ambos nacieron en Judá (la iglesia), uno de el Espíritu, y el otro de la carne, la evidencia es decisiva de que ellos existen; como lo describe el profeta, por "portentos" y por "señales" de dos clases de miembros de iglesia viviendo en el mismo tiempo.

 Habiendo tenido pre-existencia con Su Padre (Hebreos 1:1-2; Juan 1:1-2), Y luego habiendo nacido nuevamente en Belén, manifiestamente Enmanuel representa al "nacido de nuevo", los cristianos (Juan 3:3); mientras que Maher-Shalal-Hash-Baz, habiendo nunca tenido pre-existencia Maher-Shalal-Hash-Baz sólo puede representar aquellos no "nacidos de nuevo" - a esa parte de la membresía de la iglesia, que no pueda ser representada por Enmanuel. Un paralelo es encontrado, en la alegoría de Ismael e Isaac, tipificando, al "nacido en la carne" y al "nacido del Espíritu" - al judío no cristiano y al judío cristiano (véase Gálatas 4:22-31).

   En el claro enfoque de estos hechos, llega a iluminar la verdad, de que los cristianos "nacidos de nuevo", quienes vivieron, cuando la Roma eclesiástica cayó, y quienes están representados por Enmanuel, fueron

  En el claro enfoque de estos hechos, llega a iluminar la verdad, de que los cristianos "nacidos de nuevo", quienes vivieron, cuando la Roma eclesiástica cayó, y quienes están representados por Enmanuel, fueron -espiritualmente muy "jóvenes"; no estuvieron lo suficiente avanzados en el tiempo, y correspondiendo con el conocimiento bíblico y el desarrollo espiritual, para discriminar el mal del bien. En consecuencia, ellos debieron llegar a este conocimiento durante el período Asirio (Protestante), pues, la confederación de Israel y Siria, recordemos, tenía que ser quebrantada por Asiria, después que Enmanuel nació, y antes de que El pudiese "rechazar el mal y escoger el bien"; y no sólo después que Maher-Shalal-Hash-Baz nació, pero antes de que El pudiese decir, "mi padre y mi madre". Y el hecho de que la iglesia todavía es imperfecta, muestra que aún los cristianos "nacidos de nuevo". están hasta este tiempo, imposibilitados consistentemente, para escoger entre el bien y el mal, y aquellos que apenas son nacidos en la carne, están tan subdesarrollados como imposibilitados, de reclamar con derecho siquiera, de conocer a su Padre (Dios) y a su madre (la iglesia).

   La lección obvia, es la que al momento de que uno es convertido (nacido de nuevo) a Cristo, es todavía un bebé, en la vida cristiana, necesita de aquí en adelante, ser alimentado con la "leche espiritual no adulterada", para que "crezca por medio de ella". 1ª Pedro 2:2.

 Por medio del apóstol Pablo, la inspiración interpreta ser esta leche, "los principios de los oráculos de Dios". Hebreos 5:12. Aunque por medio de Isaías, esta pregunta: "¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina?" Luego, respondiendo Su propia pregunta, declara: "¿A los quitados de la leche?, ¿A los arrancados de los pechos?". Isaías 28:9.

   Pero la lección principal de Isaías, capítulos 7 y 8, enseña que la iglesia que nació colectivamente, en el primer siglo d.C., está hoy por pasar de su niñez, y ser alimentada con "alimento sólido", para que de esta manera, adquiera el poder para escoger el bien y rechazar el mal. "Pues, para todo el que bebe la leche espiritual", la inspiración declara: "es inexperto en la Palabra de justicia: porque es niño. Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado la madurez, para los que por el uso, tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal". Hebreos 5:13-14. Obviamente, mientras el tiempo transcurre, así la verdad, y el cristiano avanzan proporcionalmente con él.

   Habiéndose alimentado, sólo con "leche", -en las revelaciones sencillas, elementales de la Palabra- a través de los largos años de su infancia y niñez, la iglesia ha llegado finalmente, a la etapa, donde ella debe comer también "alimento sólido" - las avanzadas, revelaciones de la Palabra, de los últimos días.

  Esto llega a ser lo más evidente, mientras que consideramos, que cuando "Asiria", en la Edad Media dio el golpe mortal a la unión de iglesia-estado de ese tiempo, ni Maher-Shalal-Hash-Baz, el cristiano nacido de la carne, ni Enmanuel, el cristiano nacido del Espíritu,eran lo suficiente maduros, como hemos visto, para "rechazar el mal y escoger el bien". Ahora, deben estar entrando a la madurez total, pues no sólo han pasado muchos años, desde que el Asirio le dio el golpe, a la unión de la iglesia-estado, sino que ha llegado el tiempo también, en que Asiria misma caiga. Además, "el alimento sólido", también, ya está aquí.

   Incuestionablemente, el tiempo ha llegado, para que todos los miembros de la iglesia, se den cuenta que ahora están pasando de la niñez cristiana a la madurez cristiana, y por lo tanto, no deberían insistir más, de alcanzar la estatura de un cristiano maduro, alimentándose continuamente con alimento para bebés. En consecuencia, cada uno, aún los miembros más jóvenes (los nacidos en la carne), pueden ahora ser capacitados, para reconocer a sus padres espirituales; así, como para inteligentemente decir, "mi padre y mi madre": pues, conocer a su Dios correctamente, por medio del Hijo, y conocer a su iglesia correctamente por medio de la verdad oportuna, es lo que da vida eterna. Y mientras, cada uno asimila el "alimento sólido", se hará por medio de él, sabio y fuerte, para "rechazar el mal y escoger el bien".

 Necesariamente, por eso, la "obra especial" para la iglesia, predicha, en El Conflicto de los Siglos, página 478, ordena traer todo miembro honesto, a la madurez cristiana.

 

   Correspondientemente, los dos alimentos, que Enmanueltuvo que comer, para "rechazar lo malo y escoger lo bueno", deben ser simbólicos: pues, la mantequilla y la miel; no poseen ni virtud o eficacia en sí mismas, para transmitir discernimiento moral, para vitalizar la voluntad y purificar el corazón. Además, El comió todo alimento lícito en general (Mateo 11:19). Estos dos puntos, por ende, testifican, que la "mantequilla y la miel", son símbolos de las Escrituras reveladas -"alimento a tiempo"- el único alimento que le da a uno el conocimiento y la voluntad de hacer lo correcto en vez de lo erróneo. Así Cristo dijo: "Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis". Juan 4:32. Por lo tanto, el cristiano quien verdaderamente quisiere conocer a su Dios y a su iglesia, para vaciarse del mal y ser lleno del bien, debe alimentarse ahora, con la Verdad Presente, la Verdad progresiva de la Palabra viva revelada por medio de la inspiración. (Para la interpretación del resto de la profecía de Isaías siete, véase nuestro Tratado N° 6).

   Mientras que, él cava más profundo, en la mina de la Verdad, halla que, cuando la inspiración hace del pasto símbolo de la gente, hace, por consiguiente a la "lluvia", símbolo del alimento espiritual, la Verdad oportuna. Así que cuando, el término, pasto, trigo, o maíz son empleados, para designar las gentes en los últimos días, entonces, el alimento espiritual necesario para llevarles a la estatura cristiana completa, es apropiadamente llamada, "lluvia tardía" (Zacarías 10:1). Y para mostrar, que es para la edificación de la humanidad, Joel le da la personificación en el término, "maestro de justicia" (Joel 2:23).

  En esta luz avanzada, vemos que la lluvia tardía (Joel 2:23) y el pentecostés tardío (Joel 2:28), son dos, distintivamente separadas y sucesivas, pero íntimamente relacionadas manifestaciones del Espíritu Santo.

  El primer don es una verdad especial, "un maestro de justicia", elevando a la iglesia de su estado laodicense, y preparando a sus miembros, para la obra final del evangelio en todo el mundo. Viéndoles activamente comprometidos en esta obra, el Espíritu de la Verdad declara: "Todo temor de sus parientes se desvaneció, y sólo la verdad les era sublime … Pregunté, que había hecho este gran cambio. Un ángel respondió, 'Es la lluvia tardía, el refrigerio de la presencia del Señor, el gran clamor del tercer ángel'". Primeros Escritos, página 271.

  El otro don es un poder especial, transmitiendo a cada receptor la virtud dinámica de un vidente, capacitándoles, para proclamar la Verdad especial, a todo el mundo. "Oí a aquellos vestidos con la armadura, hablar la Verdad con gran poder", continúa el Espíritu de Profecía "Tenía efecto. Muchos habían estado unidos; algunas esposas por sus esposos, y algunos hijos por sus padres. El honesto a quien se le había impedido, escuchar la Verdad, ahora diligentemente, echaba mano de ella". Primeros Escritos, página 271.

La Verdad especial, o el conocimiento de las Escrituras, es obtenido, como resultado del orar, "hambriento y sediento", por orar en el tiempo debido. Luego, la "lluvia tardía o el refrigerio de la presencia del Señor, vendrá, a dar el poder, al clamor del tercer ángel" Primeros Escritos, página 86. Así mientras el don de la lluvia tardía -el mensaje adicional- da fuerza y poder al mensaje anterior, el don del último pentecostés -la adición del poder del Espíritu- subsecuentemente da fuerza y poder, a los mensajeros de los últimos días. Este poder milagroso, en consecuencia, viene no a causa de orar por él, sino porque los mensajeros, por medio de la lluvia tardía, han cumplido las condiciones para recibirlo.

 Como seres humanos mal informados que somos, determinamos obtener el poder especial, en vez del conocimiento especial, que es lo único que nos capacitará, para usar el poder correctamente. ¡Así, hallamos a hombres orando fuera de tiempo, ignorantemente o presuntuosamente; por lo que no se les pide orar, y que no oran por lo que deberían a su tiempo, ni por lo que se les ha advertido que deberían orar!.

 "La luz es plantada para el justo y ninguna iglesia puede avanzar en santidad, a menos que sus miembros, estén diligentemente buscando la Verdad, como tesoro escondido". El Conflicto de los Siglos, página 576

Para que Dios otorgue el poder pentecostal a uno, antes que llegue a la plenitud del crecimiento espiritual, sería tan perjudicial como si la junta del estado, diere una licencia de médico a un estudiante de medicina, ¡antes de que obtuviese su grado de doctor!. Y si el Señor nos invistiera de Su poder milagroso, con la experiencia que deseamos, antes de que El nos dote con el poder milagroso de las Escrituras, el cual necesitamos, ningún favor más, nos estaría haciendo, de lo que el Estado entregando una licencia de conducir a cualquiera o a todos los aplicantes, sin importar sus calificaciones para conducir un automóvil. Ambos, actos siendo perjudiciales, podrían, naturalmente, resultar en la muerte de uno mismo y de otros.

 Es por eso que, los que buscan el poder milagroso del Espíritu, mientras que ellos mismos son hombres sin el conocimiento milagroso de la Biblia, obtienen o nada o un engaño fatal; mientras que los que buscan conocerse ellos mismos y la Verdad, están llenos con conocimiento más allá de sus expectativas, y habiendo aprendido lo que en verdad son, y lo que deberían ser, ellos también como Isaías y Pablo (Isaías 6:5; Romanos 7:22-23), llegaron a ser humildes en sus estimas propias, pero poderosos y fieles siervos en la viña del Señor.

 En consecuencia, por las oportunas revelaciones de simples, pero profundas ilustraciones, nadie debería equivocarse ahora, en reconocer las señales del tiempo, y 

  En consecuencia, por las oportunas revelaciones de simples, pero profundas ilustraciones, nadie debería equivocarse ahora, en reconocer las señales del tiempo, y nadie debería ahora engañarse a sí mismo de la Verdad que ellas ofrecen. Pues, sólo esto puede hacer idóneos a los santos para el poder pentescostal, como dice el Señor: "Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones".

 Sin más espera, por eso, ahora mismo "pedid al Señor lluvia en la estación tardía; el Señor hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, sobre cada hierba verde en el campo". Zacarías 10:1, Joel 2:28.

  La urgente lección aquí, que se debe aprender es, que quienes están siempre progresando, manteniendo el ritmo con la marcha de la Verdad, son los únicos verdaderos cristianos. Y aunque, aun los más avanzados de éstos no han alcanzado todavía, la alta norma (el crecimiento pleno) establecida para ellos por el Señor; sin embargo, la Inspiración, en este último festín de mantequilla y miel (la lluvia tardía), ofrece material para la edificación del carácter a todos. Como resultado de esto, miles de fieles primero (Apocalipsis 7:3-8; 14:1, 5), y millones al final (Apocalipsis 7:9; Miqueas 4:1-3; Isaías 60:5-6) habrán finalmente madurado para la cosecha, en realidad, logran la norma del Señor, y llegan "a la unidad de la fe, y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la plenitud de Cristo". Efesios 4:13. ¡Qué abundante cosecha de cristianos plenamente crecidos para ser almacenados!.

  Isaías 8:9-10. "Reuníos, pueblos, y seréis quebrantados; oíd, todos los que sois de lejanas tierras; ceñíos, y seréis quebrantados. Tomad consejo, y será anulado; proferid palabra, no será firme, porque Dios está con nosotros".

  La declaración, "Dios está con nosotros", implica que El no está con las naciones que se están confederando, para su mutua protección, y por ello, serán quebrantadas, entonces, en consecuencia Sus seguidores serán liberados. Sin embargo, para que Dios esté "con nosotros" en este sentido especial, por supuesto, debemos hacer un esfuerzo especial para estar con El, y al hacerlo así, debemos estudiar sinceramente Su camino, y seguir alegremente en Sus pasos majestuosamente, los cuales, nos conducen a un conocimiento pleno de los misterios proféticos, habilitándonos para evitar las dificultades, y sostenernos aunque todos los demás caigan. De esta manera, perseverando en conocer el Camino, la Verdad, y la Vida, continuemos nuestra investigación en la profecía de Isaías.

  Isaías 8:11-22. "Porque el Señor me dijo de esta manera con mano fuerte, y me enseñó que no caminase por el camino de este pueblo, diciendo: No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración; ni temas lo que ellos temen, ni tengáis miedo. Al Señor Dios de los ejércitos, a él santificad; sea El vuestro temor y El sea vuestro miedo. Entonces, El será por santuario (a los seguidores de la Verdad); pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalén (como fue en Su primera venida). Y muchos (por eso) tropezarán entre ellos, y caerán y serán quebrantados, y se enredarán y serán apresados.

 

   Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos (seguidores de la Verdad). Esperaré, pues, al Señor, el cual escondió Su rostro de la casa de Jacob, y en El confiaré. En consecuencia (ahora es claro ver), Yo y los hijos que me dio el Señor somos por señales y presagios en Israel, de parte del Señor de los ejércitos, que mora en el monte de Sion. Y si os dijeren (a los 'sellados'), preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? ¡A la ley (Éxodo 20:3-17) y al testimonio (Apocalipsis 19:10)! si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. Y pasarán (los que están en oscuridad) por la tierra fatigados y hambrientos, y acontecerá que teniendo hambre, se enojarán y maldecirán (algunos) a su rey y a su Dios, levantando (algunos) el rostro en alto (y serán convertidos). Y mirarán a la tierra, y he aquí tribulación y tinieblas, obscuridad y angustia; y serán (los que rechazan la lluvia tardía) sumidos en las tinieblas" en el día de-- El PODER QUE DESTRUYE AL IMPÍO Y LIBERA AL JUSTO.

 

   NAHUM 1:1-9. "Profecía sobre Nínive, libro de la visión de Nahum de Elcos. El Señor es Dios celoso y vengador; el Señor es vengador y lleno de indignación; se venga de Sus adversarios, y guarda Su enojo para Sus enemigos (pues Sus enemigos han destruido Su viña); el Señor es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. El Señor marcha en la tempestad y en el torbellino (pero no las aeronaves de las naciones), y las nubes son el polvo de Sus pies. El amenaza al mar, y lo hace secar, y angosta todos los ríos; (pero los hombres y sus naves caerán, para jamás levantarse) Basán fue destruido, y el Carmelo, y la flor del Líbano fue destruida. Los montes tiemblan delante de El, y los collados se derriten; la tierra se conmueve a Su presencia, y el mundo y los que en él habitan. ¿Quién permanecerá delante de Su ira? ¿Y quién quedará en pie en el ardor de Su ira? Su ira se derrama como fuego, y por El se hienden las peñas. El Señor es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en El confían. Más inundación impetuosa consumirá a Sus adversarios (el lugar de los impíos), y tinieblas perseguirán a Sus enemigos. ¿Qué pensáis contra el Señor? El hará consumación; no tomará venganza dos veces de Sus enemigos (porque el impío será destruido, y Su reino ahora permanecerá para siempre)".

 * * *

   Del glorioso suministro de la casa, de la cual Enmanuel recibió mantequilla y miel hace mucho tiempo, el Espíritu de Verdad es visto aquí adjunto, sirviendo nutritivo alimento para el alma; mucho más generosamente que antes. Quieran todos recibir así, liberalmente, no sólo para elevar Su corazón en gratitud al Gran Dador de todos los dones, "el Padre de luces", sino también, de su mejor esfuerzo liberalmente, para cooperar con el Confortador Quien ha venido, voluntariamente--DANDO A TODO EL QUE PIDA.

 Finalmente, para crear un mayor apetito por más "mantequilla y miel", (a menos que fallemos en reconocer la lluvia tardía, mientras cae en grandes gotas alrededor de nosotros para la cosecha final - Testimonios para los Ministros, página 507), o en otras palabras, para implementar un estudio completo de toda esta importante revelación, los publicadores de este folleto, presentarán un paquete de regalo de las publicaciones de la Verdad Presente, a todos los que envíen una idea correcta o incorrecta, acerca de: ¿Cuál de las naciones es la Asiria de hoy día? y ¿Quién es "el que destruye"?; también, ¿Cuándo el enfrentamiento de estos enemigos mortales toma lugar?. El paquete está compuesto de una serie de trece folletos, agregándoles 1000 páginas, conteniendo muchos misterios proféticos por mucho tiempo sellados, ahora revelados - "el alimento sólido". Los que tienen ya este juego de trece folletos, pueden recibir si lo solicitan, libre de pago un juego de tres piezas de las publicaciones de la Verdad Presente especial"… ciertamente comerá mantequilla y miel el que quede en medio de la tierra". Isaías 7:22.

 *  *  *

 Ahora que El vigilante celestial ha realizado Su parte, queda para aquellos a quienes nos hemos dirigidos, hacer su parte - asumiendo su-- RESPONSABILIDAD PERSONAL

 

  "Hijo de hombre, habla a los hijos de tu pueblo, y diles: cuando trajere Yo espada sobre la tierra, y el pueblo tomare un hombre de su territorio y lo pusiere por atalaya, y El viere venir la espada sobre la tierra, y tocare trompeta y avisare a el pueblo, cualquiera que oyere el sonido de la trompeta y no se apercibiere, y viniendo la espada lo hiriere, su sangre será sobre su cabeza. El sonido de la trompeta oyó, y no se apercibió; su sangre será sobre El; más el que se apercibiere librará su vida. Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta, y el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, hiriere a alguno, éste fue tomado por causa de su pecado, pero demandaré su sangre de mano de el atalaya.

 A ti, pues, hijo de hombre, te he puesto por atalaya a la casa de Israel, oirás la Palabra de Mi boca, y los amonestarás de Mi parte, cuando Yo dijere al impío: Impío, de cierto morirás; si tú no hablares para que se guarde el impío de su camino, el impío morirá por su pecado; pero su sangre demandaré de tu mano. Y si tú avisares al impío de su camino para que se aparte de él, y él no se apartare de su camino, él morirá por su pecado, pero tú libraste tu vida". Ezequiel 33:2-9.

 

  "Diles: vivo Yo, dice el Señor Dios, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de sucamino, y que viva: volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿Y por qué moriréis, oh casa de Israel? Y tu hijo de hombre, dí a los hijos de tu pueblo: la justicia del justo no lo librará el día que se rebelare; y la impiedad del impío no le será estorbo el día que se volviere de su impiedad; y el justo no podrá vivir por su justicia el día que pecare. Cuando Yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo. Y cuando Yo dijere al impío: De cierto morirás; y si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia, si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá. No se le recordará ninguno de sus pecados que había cometido; hizo según el derecho y la justicia; vivirá ciertamente". Ezequiel 33:11-16.

 Para ti que escuchas esta advertencia oportuna, vendrá esta gloriosa recompensa:

 

  "Y acontecerá que el que quedare en Sión, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos lo que en Jerusalén estén registrados entre los vivientes, cuando el Señor lave las inmundicias de la hijas de Sion, y limpie la sangre de Jerusalén en medio de ella, con espíritu de juicio, y con espíritu de devastación. Y creará el Señor sobre toda la morada del monte de Sión, y sobre los lugares de sus convocaciones, nube y obscuridad de día, y de noche, resplandor de fuego que eche llamas; porque sobre toda gloria habrá un dosel, y habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra aguacero". Isaías 4:3-6.

 Pero para ti, que no prestas oído a esta advertencia, "Tus varones caerán a espada, y tu fuerza en la guerra". Isaías 3:25.

EL TIEMPO Y LA OCASIÓN

RESUELVEN LOS MISTERIOS

 (Tema: La Profecía de la Guerra de Nahum)

 El tiempo y la ocasión son todavía los testigos más confiables, también como los mejores reveladores de misterios. En este momento responden a las preguntas: ¿Cuál de las naciones es la Asiria de hoy día?. ¿Quién es el que destruye?. ¿Cuándo será el enfrentamiento entre estos dos enemigos mortales (página 47)?.

 Ahora, que ha transcurrido tiempo considerable desde que este tratado fue impreso (hace 4 años); y ya que muchos eventos importantes les han formado con madurez desde entonces, nuestros lectores de la luz progresiva, están sin duda en una posición más favorable en este momento, para ver la Verdad aún más clara, y más realísticamente que antes. En consecuencia, para el beneficio de todos, estamos añadiendo estos párrafos. Ellos expresan el enfoque del tratado en el tema, mientras el tiempo y los eventos pueden ahora exhibirse.

 La tendencia de la Segunda Guerra Mundial no deja duda, que fue la predicha por el profeta Nahum. Esto es hecho manifiesto por varias evidencias:

  La inspiración aclara que la guerra de Nahum, es peleada en el tiempo que los carros ruedan en las calles, mientras que se precipitan en las plazas, mientras parecen como antorchas y corren como relámpagos, en nuestros días (Nahum 2:4).

   El profeta declara, por otra parte, que después que "el que destruye" (Nahum 2:1) se enfrente a Asiria cara a cara, entonces es que Asiria se "ceñirá más los lomos", fortaleciendo su "poder grandemente" (Nahum 2:1) - lo cual, como todo el mundo sabe, es justamente, lo que toma lugar, cuando Hitler va en contra de los aliados: Los aliados, estando sin preparación, para enfrentar a Hitler, cuando comienza a destruir; necesariamente, ellos se fortalecieron poderosamente, después que la guerra hubo comenzado. Todos estos hechos muestran que la Segunda Guerra Mundial, es la guerra profetizada por Nahum, y que Hitler es, "el que destruye".

 

  Aunque Nahum predice la "caída de Asiria", en conexión con "el que destruye", no quiere decir que el que destruye, es el mismo que acaba con Asiria, como uno podría naturalmente, estar inclinado a concluir. Sin embargo, como se observó ahora que el que destruye sólo tenía que quebrantar o causar el desmembramiento; no solamente de las naciones aliadas sino también, el de su propia nación. De hecho, la profecía dice que "sus fuerzas" (las fuerzas del que destruye), no triunfarían, sino más bien, que tenían que "tropezar en su andar", tropezar a medida que marchaban hacia la victoria (Nahum 2:5). ¿Y qué sucedió a los ejércitos de Hitler? Tropezaron mientras procuraban derrotar a Rusia.

  Después de Nahum 2:5, no existe mención alguna de él, el que destruye, demostrando que está fuera del escenario. Añada a este hecho la verdad, que la guerra ha dividido al mundo entero -prácticamente a todas las naciones y pueblos- en fragmentos opuestos de todos los tamaños, y tenemos sólidos fundamentos, para probar que la Segunda Guerra Mundial es la guerra de Nahum, y que Hitler es el que la inspiración titula "el que destruye". En verdad, El dividió las naciones y pueblos, tanto es así, que no han podido unirse.

Además, por el resultado de la guerra, realmente, Inglaterra no ha ganado. Más bien, ha perdido mucho más, de lo que habría perdido, si en primer lugar, hubiese permitido a Hitler tener lo que quería - sólo una porción de Polonia.

 Luego también, la derrota de Japón y de Alemania, de ningún modo ha terminado la guerra. Sólo ha profundizado la herida mortal internacional. De esta manera, las posibilidades de cumplirse cada fase de la verdad contenida en el Tratado       N° 14, PRONÓSTICOS DE GUERRA, son más brillantes que antes. En cuanto a la Inspiración concierne, la Segunda Guerra Mundial no ha terminado.

 Esto es en sí mismo, suficiente evidencia de que el mundo en este momento, durante este período de inquietud internacional, tal como nunca antes ha sucedido -inquietud que es causada por todo elemento existente- tiene que dar a luz algo. Hasta donde podemos ver ahora, todas las cosas de las cuales leemos en los Tratados N° 12, El Mundo Ayer, Hoy y Mañana, y       N° 14, Pronósticos de Guerra parecen estar en camino de cumplirse rápidamente.

Anterior
13TRD
Saludos de Cristo para Ti
siguiente
15TRD
A las Siete Iglesias