Davidian Today Esta es la página oficial de AGDASD

Lenguages

Social

Global search
Use these syntaxes below to make advanced search
Sentence search: "Ancient David also was a young boy"
AndX search: King David
OrX search: King | David
NotX search: King ! David
Book search
Use these syntaxes below to make advanced search witin books
Reference search: 1tg2: or 1tg2:18 or 1tg2:18.3
Sentence search within book: 1tg2::"Ancient David also was a young boy"
Sentence search within book categories (tracts): tr::"The Jews before Christ’s day"
AndX search within book: 1tg2::King David
OrX search within book: 1tg2::King | David
NotX search within book: 1tg2::King ! David

El Mundo Ayer, Hoy y Mañana

Tratado 12

EL MUNDO

AYER, HOY, Y MAÑANA

 ¿GANARÁ ALEMANIA O INGLATERRA?

   Como vivimos en un tiempo en el que podemos esperar que suceda cualquier cosa; pero, sin estar seguro de nada, por lo tanto todos, incluyendo por igual, hombres de estado, diplomáticos, y militares, seremos sorprendidos sin duda, de lo que surgirá, del presente conflicto Europeo.

   En este momento (1941) las temibles legiones de Hitler, continúan su inexorable avance hacia "La Señora de los Mares del Mundo", hasta ahora, nada ha podido soportar la furia de sus ataques violentos, con el resultado de que Europa permanece sorprendentemente aterrorizada, y el mundo entero maravillosamente alarmado, por lo que ha de venir, deseoso, como estuvo Nabucodonosor en su tiempo, por dar casi cualquier cosa, por saber, pero-- Sólo Dios conoce el Futuro.

   Los hombre sabios de hoy, no pueden hablar más del futuro, de lo que los sabios en el tiempo del profeta Daniel pudieron (Daniel 2). Si Usted cree que esta es una declaración extravagante, entonces enfrente el desafío: "Alegad por vuestra causa, dice el Señor; presentad vuestras pruebas, dice el Rey de Jacob. Traigan, anúnciennos lo que ha de venir, dígannos lo que ha pasado desde el principio, y pondremos nuestro corazón en ello; sepamos también su postrimería, y hacednos entender lo que ha de venir. Dadnos nuevas de lo que ha de ser después, para que sepamos que vosotros sois dioses …" Isaías 41:21-23.

   El Único quien predijo el surgimiento y la caída de Babilonia y de las naciones sucesivas a ésta, es el Único quien conoce el resultado de la presente "angustia de las naciones" Lucas 21:25. Pues la luz, entonces, respecto a esta pregunta trascendental, en este momento supremo, en toda mente racional, nos volvemos al Dios de los profetas, Quien nos invita a mirar en los escritos de Sus antiguos videntes. Allí, todos los eventos mundiales que conciernen a Sus "hijos" (Isaías 45:11), son-- Predichos de Manera Gráfica.

 La historia del mundo en profecía está registrada, primero, en términos literales; segundo, en términos parabólicos; tercero, en tipos; y cuarto, de manera gráfica. Por la brevedad misma, y con el interés de facilitar la comprensión, previendo la posibilidad de desviarse, este mensajero silencioso, presenta su mensaje de manera gráfica.

   Los reinos que han caído, los reinos que aún existen, y los reinos que están aún por venir; cuyas legislaciones involucran al pueblo de Dios, han sido graficadas cronológicamente, por ambos Daniel y Juan el Revelador.

Ahora a fin de que sean persuadidas las mentes más escépticas e incrédulas, el asunto primordial de este Tratado, es presentado con los simbolismos, cuya importancia profética, ya han hecho historia

 UN LEÓN, UN OSO, UN LEOPARDO,

UNA BESTIA INDESCRIPTIBLE.

 “Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar. La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del cielo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre.

 Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba más de un costado que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y ellas le dijeron: levántate y come mucha carne.

 Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de aves en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio.

 Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, indescriptible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro, devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos. Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que estos cuernos tenían ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas". Daniel 7:2-8.

IMAGEN

   Estas cuatro grandes bestias, dijo el ángel "son cuatro reyes que se levantarán en la tierra". Daniel 7:17.

  Previo a la visión de Daniel de estas bestias, Nabucodonosor, Rey de la antigua Babilonia, mientras permanecía en el dilema respecto a la duración de su reino, le fue mostrado en un sueño una gran imagen compuesta de cuatro metales. Su cabeza era de "oro"; su pecho y brazos eran de "plata"; sus muslos de "bronce"; sus piernas de "hierro" y sus pies "de hierro mezclado con barro". Interpretando la visión, Daniel dijo al Rey :

 "… Tú eres aquella cabeza de oro. Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Y el cuarto reino será fuerte como hierro … Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; más habrá en él algo de la fuerza del hierro; así como viste hierro mezclado con barro cocido.

   Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte y en parte frágil. Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro.

   Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos; pero él permanecerá para siempre". Daniel 2:38-44.

IMAGEN

  Claramente, los cuatro metales de la gran imagen simbolizan, así como las cuatro bestias, una sucesión de cuatro reyes en sus respectivos períodos. Los pies (derecho e izquierdo) de hierro y barro representan obviamente dos divisiones de reyes (los derechistas e izquierdistas) en un quinto período - el tiempo, en el cual, "el Dios del cielo, establecerá un reino, que nunca será destruido". Los dedos de los pies, por supuesto, indican una multiplicidad de reyes en ambos partidos, los derechistas y los izquierdistas.

   En otro simbolismo, un carnero y un macho cabrío de tres fases, vio Daniel que el macho cabrío en su primera fase (la del "gran cuerno" - el Rey de "Grecia"), pisoteaba al carnero ("Media y Persia"), y que después el gran cuerno se quebró (la muerte de Alejandro), cuatro cuernos aparecían en su lugar (el reino dividido en cuatro partes), y finalmente de uno de los cuatro, salió un quinto, el "cuerno extraordinariamente grande" (Roma). (Véase Daniel 8:9, 20, 21-23).

   Algunos creen que el "cuerno extraordinariamente grande" –el quinto– simboliza a Antíoco, quien gobernó una de las cuatro divisiones; sin embargo, éste no puede ser, porque la salida del cuerno extraordinariamente grande de uno de los cuatro, simboliza un quinto reino, y no uno de los cuatro extendido. Además, la palabra "extraordinariamente grande", en contraste con la palabra "grande", indica un reino mayor que el de Alejandro. Y como el reino de Antíoco en su grandeza,no fue ni la mitad de grande como el de Alejandro, la teoría es desacreditada. 

   El Imperio Romano es el único que fue mucho mayor que el de Alejandro, y por lo tantosólo éste responde al simbolismo. Al ir hacia el Sur, luego al Este, luego continuando hacia la tierra deseada, el Oeste (Palestina), éste necesariamente se extendió hacia los cuatro puntos cardinales de la tierra, que fue exactamente lo que Roma hizo. -- {12TRD 13.1}

   Daniel 8:9 dice, que "el cuerno extraordinariamente grande", salió de uno de los cuatro cuernos del macho cabrío, pero no señala de cual. Daniel 11:5, sin embargo, explica que "uno de los príncipes" del reino del sur iba a tener un gran dominio. Este príncipe, por lo tanto, está simbolizado por el cuerno extraordinariamente grande, y muestra que este surgió del cuerno que simbolizaba a la Dinastía Tolomeica - la división del sur. Aquí se muestra lo que la historia fracasa en registrar cronológicamente respecto al origen de la Roma Pagana.

   Vemos ahora que aunque en Daniel 2 y 7 los nombres de los Reyes no son dados a conocer, son revelados en Daniel 8. Y como Daniel 2 y 8 corroboran a Daniel 7, este infiere que los cuatro metales de la gran imagen, y las cuatro grandes bestias, son simbólicos de los cuatro imperios ancestrales: Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma Pagana, respectivamente.

 Los cuatro mapas a continuación muestran que la historia corrobora la profecía.

IMAGEN

IMAGEN

IMAGEN

Los pies y dedos de la imagen (Daniel 2), siendo una mezcla del hierro y barro, predicen un imperio en el cual no puede unirse entre ellos, el barro causando que éste se rompa en partes - en reinos separados: algunos grandes, algunos pequeños, "en parte fuerte, y en parte débil".

Obviamente esta escritura describe la presente familia de reyes en su condición de casamientos mixtos (mezclados "con la simiente de hombres"). Trayendo como resultado el derrumbamiento de la Roma Pagana, ellos realizan un quinto y multipartidario imperio. Así esta ilustración profética predice claramente que los líderes de hoy, incapaces de unirse unos con otros (Daniel 2:42-43), están destinados a continuar con las rupturas y hostilidades entre ellos mismos.

 El mapa 5 muestra las divisiones modernas, antes de la Segunda Guerra Mundial, del mundo antiguo.

Como ampliamente aceptada de esta forma, las dos fases de la cuarta bestia – una con diez cuernos, la otra con siete cuernos junto con "el cuerno pequeño" (Daniel 7:7-8) – representa, primero, la Roma Pagana, y segundo, la Roma Eclesiástica, y el "cuerno pequeño" (el cuerno cabeza), el poder que gobernó entonces, fue político-religioso.

 Estas cuatro bestias coinciden respectivamente con el "oro", "la plata", "el bronce" y "el hierro" de la "gran imagen".

 En este simbolismo profético de las cuatro bestias, junto con su cumplimiento histórico, vemos en el pasar de los eventos políticos y el cambio consecuente del status político del mundo desde el tiempo de la antigua Babilonia hacia abajo hasta el tiempo de la Roma Cristianizada. La gran imagen, sin embargo, nos trajo hasta el presente, el tiempo en el cual nos hallamos regidos por los reyes de los dedos. Pero como las series de bestias de Daniel no delinean sino una parte de la historia mundial, otra serie es necesaria para completarla. La única otra serie está en El Apocalipsis, el primer símbolo en el cual está-- LA BESTIA SEMEJANTE AL LEOPARDO.

 

  "Y yo me paré sobre la arena del mar, y vi una bestia subir del mar, que tenía siete cabezas y diez cuernos; y sobre sus cuernos diez -diademas; y sobre las cabezas de ella nombre de blasfemia. Y la bestia que vi, era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder, y su trono, y grande potestad.

 Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, y la llaga de su muerte fue curada: y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia. Y adoraron al dragón que había dado la potestad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quién podrá lidiar con ella?

   Y le fue dada boca que hablaba grandes cosas y blasfemias: y le fue dada potencia de obrar cuarenta y dos meses. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre, y su tabernáculo, y a los que moran en el cielo. Y le fue dado hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También le fue dada potencia sobre toda tribu y pueblo y lengua y gente. Y todos los que moran en la tierra le adoraron, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero, el cual fue muerto desde el principio del mundo.

   Si alguno tiene oído, oiga. El que lleva en cautividad, va en cautividad: el que a cuchillo matare, es necesario que a cuchillo sea muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos". Apocalipsis 13:1-10.

  El diseño estructural de esta bestia –boca de León, pies de Oso, cuerpo de Leopardo, y diez cuernos– es testigo fiel de que es descendiente de Babilonia (El León), Medo-Persia (El Oso), Grecia (El Leopardo), y Roma Pagana (los diez cuernos). Por ende esta bestia es el crisol de razas de los antiguos imperios mundiales, y junto, con sus siete cabezas y diez cuernos coronados, debe caracterizar el mundo de hoy.

 

   El período de cuarenta y dos meses de la bestia, cae en el tiempo de la Roma Eclesiástica – el imperio que viene después de la Roma Pagana; en tanto que -- {12TRD 21.2}la condición de herida (Apocalipsis 13:3), simboliza permanencia en el período Protestante. Además, la bestia representa tres períodos: (1) el período previo a su estado herida; (2) el período durante la herida; y (3) el período en el cual la herida es sanada.

   Además, esta representación muestra que la inspiración reconoce aun al mundo Protestante como un mundo Romano. Esto lo sabemos de diversos puntos de vista, el primero del cual está el hecho de que el período de los cuarenta y dos meses de la bestia es paralelo al "tiempo" del cuerno pequeño (12 meses), "tiempos" (24 meses), y "a la mitad de un tiempo" (6 meses). La obra contra Dios y Su pueblo en ambos registros es cuarenta y dos meses de duración.

   Los cuernos de la bestia indescriptible no teniendo coronas, y los cuernos de la bestia como leopardo teniendo coronas, señala que los últimos representan al mundo después de los cuernos sin coronas (Reyes que tenían que surgir - Daniel 7:24) de la primera bestia coronada.

   Ahora como hemos observado, está claro que la Roma Eclesiástica (la segunda fase de la bestia indescriptible) fue un poder combinado de la iglesia y el estado (el cuerno cabeza, teniendo "ojos de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas" – Daniel 7:8), y que la Reforma Protestante causó la separación de los dos. Así que mientras que el surgimiento y reino de la Roma Eclesiástica son prefigurados por el cuerno cabeza de la bestia Indescriptible, su caída es descrita por la herida común de la cabeza de la bestia semejante a leopardo – la parte cornuda (el poder civil) que fue derribada. La iglesia fue despojada del poder soberano con el cual el estado la había investido, a fin de que los gobiernos sean ahora independientes de la iglesia, y la iglesia esté sujeta a los gobiernos.

   Siendo esto verdadero que la cabeza herida simboliza una organización religiosa, y que no existe distinción en apariencia entre la cabeza herida y las seis cabezas sanas, entonces la verdad fundamental es que todas ellas son figuras de organizaciones religiosas. Además, mientras que estas profecías simbólicas tienen que ver con la Civilización Occidental, el hogar de la Cristiandad, las cabezas caracterizan definitivamente las denominaciones Cristianas, tal como las "sietes iglesias de Asia" (Apocalipsis 2 y 3), la única diferencia es que las iglesias de Asia cubren un período más largo que el de las cabezas.

   Además, en tanto que el recibimiento de la herida mortal de la bestia ilustra la Roma cristianizada humillada hasta la muerte (privada de su poder civil), su recuperación de la herida, la muestra exaltada a la vida otra vez (habiendo recobrado su poder civil). Y como la herida fue infligida por el poder de la Reforma, nunca podría haber sido sanada si hubiese, el poder protestante, esgrimido la espada aguda de doble filo. El saneamiento, representa vívidamente--La Caída del Protestantismo La Ascensión del Despotismo.

 

   Aunque no hay sino una sola interpretación correcta de toda doctrina Bíblica, no obstante, una multitud de interpretaciones conflictivas existen en el mundo Cristiano de hoy, con el resultado que éste está dividido, en muchas sectas y cismas (cabezas), no habiendo dos creyendo lo mismo. En ello hallamos la evidencia decisiva que estas iglesias están desposeídas del Espíritu Santo, y están avanzando en obscuridad. Porque profesan enseñar la Verdad, pero en vez de eso enseñan las doctrinas y mandamientos de hombres, ellos son reprobados teniendo "el nombre de blasfemia" escrito sobre sus cabezas (Apocalipsis 13:1).

   Aún ahora, en el cierre de las horas del período del evangelio, la iglesia dice: "Yo soy rica, y me he enriquecido, y no tengo necesidad de nada", –ni de la Verdad ni de los profetas– aunque en verdad ella es "desventurada, miserable, pobre, ciega, y desnuda" (Apocalipsis 3:16-17), y a punto de ser vomitada si ahora fracasa en ungir sus ojos con este fresco, aceite extra. Y descuidando su condición miserable, se encuentra ahora lista no sólo para rechazar el último mensaje que le llega con advertencias y reproches, justo antes del día grande y terrible del Señor (Malaquías 4:5), sino también crucificará de nuevo al Salvador si El la reprendiera en persona, con la cual, repetiría su rebeldía del pasado, como está simbolizado por Moisés--golpeando "la roca" dos veces (Números 20:11). -

   Detalle tras detalle, estamos hasta ahora capacitados para ver que el saneamiento de la herida es indicativo no solamente del fracaso de la iglesia en llevar la Reforma Protestante a su realización; sino también al pronto restablecimiento de los gobiernos del mundo a los principios despóticos de la Edad Oscura de parte de los gobiernos mundiales – al gobierno de acción, antes de que la herida fuese infligida. Esta repetición del pasado, tiene que ser traída por-- LA BESTIA DE DOS CUERNOS.

 "Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tenía la herida de espada, y vivió.

 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis". Apocalipsis 13:11-18. --

   El poder que está representado por esta bestia de dos cuernos se identificará a sí misma con "el falso profeta", porque juntos son "echados vivos en el lago de fuego" Apocalipsis 19:20. De esto podemos ver claramente que las maravillas que la bestia realiza delante de los hombres, y por medio de las cuales engaña "a los que moran en la tierra" (Apocalipsis 13:13-14), son obrados por el falso profeta (Apocalipsis 19:20) "en la presencia de la bestia" Apocalipsis 13:14. Entonces, evidentemente, la autoridad civil de la bestia, combinada con los poderes sobrenaturales del profeta, indica una unión de la bestia y el profeta – una afiliación del estado y de los representantes de la iglesia.

   Poseyendo únicamente dos cuernos, no diez, la bestia por lo tanto describe un gobierno local, no uno universal. Sin embargo, el influenciará toda la Cristiandad para "hacer una imagen de la bestia, la cual tuvo la herida de espada y vivió"; es decir, el maniobrará el establecimiento de un gobierno mundial, re-entronizando de nuevo los principios del gobierno de iglesia-estado de la Roma Eclesiástica. Siendo el restaurador de estos principios, él, junto con el profeta, se convertirán en los jefes dictadores del mundo, y le darán forma no sólo a las normas políticas y religiosas de los gobiernos, sino también al comercio del mundo. Decretará "que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca de la bestia, o el nombre de la bestia o el número de su nombre". Apocalipsis 13:17. 

   Esta bestia representa a un hombre que está a la cabeza de una nación, y cuya influencia alcanza a lo largo y ancho de los reyes de la tierra. Además, es identificado por un número  el número místico "seiscientos sesenta y seis". Apocalipsis 13:18.

   La creencia prevaleciente de que el número "666" es la identificación numérica de algún otro poder, es invención del Príncipe de las Tinieblas, y ha sido intencionado para esconder si fuese posible la identificación de este poder de los dos cuernos. La Inspiración coloca el número del poder de los dos cuernos, y allí debemos dejarlo. Cuando el número sea finalmente evidente, los siervos de Dios podrán convencer a todos "los sabios" a quien exactamente la bestia simboliza. Vemos entonces ahora, que todos los que estudian la Palabra de Dios, no necesitan ser engañados cuando este poder reaparezca en el escenario de acción. No obstante, aun la advertencia de Dios en contra de dar lealtad a la bestia, el mundo fracasa por no escuchar; como consecuencia, aun después que su número es descubierto, "hace que todos,pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, reciban una marca en la mano derecha o en la frente". Apocalipsis 13:16.

 El pasaje, "Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y toma la señal en su frente, o en su mano", indica, que todo quien después de oír la verdad, y continúa inclinándose ante la imagen, religiosa o secularmente, "beberá del vino de la ira de Dios, el cual, está echado puro en el cáliz de su ira" Apocalipsis 14:9-10.

 Una comprensión de la gloriosa recompensa que aguarda a la humanidad, aun ahora, obligará a los hombres, ¡a gritar de alegría!. Y una comprensión del terrible castigo que espera a todo quien fracase en hacer de Dios su refugio, le hará aun en este momento llorar y crujir de dientes. ¡Ojalá! todos pudiesen ver entendidamente estos prospectos alternativos, y ser impulsados así al arrepentimiento, el Señor ha realizado esfuerzos supremos para registrar no sólo una descripción gráfica del mal, el cual, por medio de la bestia, Satanás ha determinado sobre el mundo entero, pero también de antemano hacer de un mal similar, un perfecto-- "Tipo de la Imagen de la Bestia".

 El tipo fue realizado cuando –

 

  "El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro, la altura de la cual era de sesenta codos, su anchura de seis codos: levantóla en el campo de Dura, en la provincia de Babilonia. Y envió el rey Nabucodonosor a juntar los grandes, los asistentes y capitanes, oidores, receptores, los del consejo, presidentes, y a todos los gobernadores de las provincias, para que viniesen a la dedicación de la estatua que el rey Nabucodonosor había levantado …

  Y el pregonero pregonaba en alta voz: Mandase a vosotros, oh pueblos, naciones, y lenguas, que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña, y de todo instrumento de música, os postraréis y adoraréis la estatua de oro que el rey Nabucodonosor ha levantado: Y cualquiera que no se postrare y adorare, en la misma hora será echado dentro de un horno de fuego ardiendo". Daniel 3:1-6.

   En la realización de este decreto drástico e injusto, hay tres aspectos resaltantes: El primero revela advertidamente la forma como la bestia obligará a todas las naciones y pueblos entre su dominio a adorarla a ella y a la imagen que ella hará; el segundo, promete sostenidamente, como en los tiempos de Nabucodonosor, en los cuales, Miguel libertó y defendió a aquellos quienes rechazaron adorar la imagen de oro (Daniel 3:12-30), así hoy El libertará y defenderá a todos quienes rechacen adorar a la bestia y a su imagen; y el tercero, revela gloriosamente que de la misma manera como todos los que permanecieron fieles, llevaron una multitud de ambos, nobles y humildes, a reconocerle como el Dios Altísimo; así hoy, será con todos quienes presten oído a la advertencia, de no adorar a la bestia y a su imagen, "Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan a justicia la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad". Daniel .12:1-3.

Mano a mano con la historia, la "palabra profética más segura", habiéndonos guiado símbolo por símbolo a través de los imperios, comenzando con la antigua Babilonia, hasta el presente gobierno sectario mundial, que nos conducirá, con seguridad, hasta el fin del tiempo. Por lo tanto, estamos confrontados con la necesidad lógica de otra bestia simbólica, que predice el mundo político-religioso del mañana. Sin un simbolismo que nos lleve más allá del mundo de hoy, la Palabra profética de Dios estaría incompleta. Así que, por la lógica misma, la continuidad, y para que no falte nada, estas sucesiones de bestias simbólicas deben incluir otra bestia, una que en particular tenga que develar el Mundo del Mañana. El único símbolo tal restante es-- LA BESTIA ESCARLATA LLEVADA POR BABILONIA LA GRANDE.

 "Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven acá, y te mostraré la condenación de la gran ramera, la cual está sentada sobre muchas aguas: Con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los que moran en la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Y me llevó en Espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y de escarlata, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación; Y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE,

LA MADRE DE LAS FORNICACIONES Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Y vi la mujer embriagada de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús: y cuando la vi, quedé maravillado de grande admiración. Y el ángel me dijo: ¿Por qué te maravillas? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos. La bestia que has visto, fue, y no es; y ha de subir del abismo, y ha de ir a perdición: y los moradores de la tierra, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo, se maravillarán viendo la bestia que era y no es, aunque es. Y aquí hay mente que tiene sabiduría. Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer. Y son siete reyes. Los cinco son caídos; el uno es, el otro aun no es venido; y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo. Y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete, y va a perdición. Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aun no han recibido reino; mas tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia. Estos tienen un consejo, y darán su potencia y autoridad a la bestia. Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de los señores, y el Rey de los reyes: y los que están con él son llamados, y elegidos, y fieles. Y él me dice: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas. Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la harán desolada y desnuda: y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego. Porque Dios ha puesto en sus corazones ejecutar lo que le plugo, y el ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que sean cumplidas las palabras de Dios.: Y la mujer que has visto, es la grande ciudad que tiene reino sobre los reyes de la tierra". Apocalipsis 17:1-8.

   Ahora de la manifiesta similitud entre la bestia semejante al leopardo y la bestia escarlata, deberíamos reconocer que la última es la imagen de la primera, su herida mortal ha sido sanada y sus cuernos sin coronas. Los cuernos sin coronas de la última, comprueba que representa al mundo en un tiempo en que no existen reyes coronados, pero en vez de eso el mundo es regido por un liderazgo eclesiástico – la mujer que conduce a la bestia

  Además, la declaración, "Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; más tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia" (Apocalipsis 17:12), le da positivamente significado el que los reinos coronados de hoy, los cuales emergieron de la Roma caída, y los cuales están representados por los cuernos coronados de la bestia semejante al leopardo, serán descoronados, destronados.

  Los cuernos sin coronas de la bestia escarlata, además "tienen una mente", y "dan su poder y autoridad a la bestia" (Apocalipsis 17:13) mientras que la mujer "reina sobre los reyes de la tierra" Apocalipsis 17:18.

   El sentarse sobre las cabezas (Apocalipsis 17:9), significa que ella está al control de las iglesias; y el conducir a la bestia significa que ella tiene que ser la soberana del mundo. Este sistema de adoración y reino no es nada nuevo bajo el sol, pues "en ella fue hallada la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra" Apocalipsis 18:24. Por lo tanto, ella es llamada con razón Babilonia, el nombre del antiguo, el primer, imperio mundial – el tipo.

 

  Esta Babilonia antitípica, de la cual el pueblo de Dios tiene que ser llamada a salir en este tiempo, tiene que monopolizar el comercio del mundo aun, como está revelado claramente, en la predicción del tiempo en que su reino termina, luego entonces

 "… los mercaderes de la tierra lloran … y se lamentan sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías: Mercadería de oro, y de plata, y de piedras preciosas, y de margaritas, y de lino fino, y de escarlata, y de seda, y de grana, y de toda madera olorosa, y de todo vaso de marfil, y de todo vaso de madera preciosa, y de cobre, y de hierro, y de mármol; Y canela, y olores, y ungüentos, y de incienso, y de vino, y de aceite; y flor de harina y trigo, y de bestias, y de ovejas; y de caballos, y de carros, y de siervos, y de almas de hombres … Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido, se pondrán lejos de ella por el temor de su tormento, llorando y lamentando, Y diciendo: ¡Ay, ay, aquella gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, y de escarlata, y de grana, y estaba dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas! Porque en una hora han sido desoladas tantas riquezas. Y todo patrón, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se estuvieron lejos; y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad? Y echaron polvo sobre sus cabezas; y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay, de aquella gran ciudad, en la cual todos los que tenían navíos en la mar se habían enriquecido de sus riquezas; que en una hora ha sido desolada!". Apocalipsis 18:11-13; 15-19.

   Así, brevemente después que es establecida, esta federación de la iglesia y el estado será precipitadamente echada al olvido, tal como una "piedra de molino" es echada al mar (Apocalipsis 18:21). Y el clamor de sus lamentadores será: "Porque en una hora han sido desoladas tantas riquezas" Apocalipsis 17:12; 18:10, 17. Esta hora que trae la agonía de la muerte de Babilonia, no puede ser otra que la que, según la parábola del Señor (Mateo 20:11-16), es la última hora parabólica (período) del día (tiempo de prueba); es decir, el llamado de la hora undécima para los obreros (el último mensaje al mundo – Malaquías 4:5), a la hora duodécima (puesta del Sol, antiguo cronómetro), el fin del día – la clausura del período evangélico (Mateo 24:14), el fin de la cosecha (Jeremías 8:20), el fin del tiempo de gracia (Apocalipsis 22:11). 

   Los "diez cuernos" de la bestia escarlata (los gobernantes que ella domina por una hora), finalmente "la harán desolada y desnuda: y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego". Apocalipsis 17:16. De esta forma, a la larga la destituirán por siempre, y el sistema que ella simboliza, "la imagen de la bestia", será demolido. En esta estruendosa caída de Babilonia, "y los reyes de la tierra … llorarán y harán lamentación sobre ella, … parándose de lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte! Apocalipsis 18: 9-10.

   El lamento de los "reyes" muestran que son comprensivos hacia ella, mientras que los cuernos la odian. Por lo tanto, los "reyes" no pueden ser aquellos que están simbolizados por la bestia de cuernos sin coronas, sino más bien, los cuernos coronados de la bestia semejante al leopardo. Ellos son los reyes coronados que surgieron después de la caída de Roma Pagana, la cual, en este momento se apresura al destierro.

 La identidad de Babilonia siendo muy debatida entre los estudiantes de Apocalipsis, produce, en consecuencia, la necesidad de determinar:--¿A Quién Personifica Babilonia?

   Ahora que la luz ha dispersado completamente la oscuridad, que por largo tiempo ha envuelto este asunto, el estudiante de la profecía puede ver claramente del simbolismo que en primer lugar Babilonia representa el sistema eclesiástico-político-económico de las naciones por venir, no alguna institución u organización; segundo, que la bestia que ella maneja, es una figura de su dominio; y tercero, que está por pasar de profecía a la historia – en realidad, ya está comenzando a desaparecer la neblina como sucedió en las costas de América por Cristóbal Colón y sus compañeros a medida que se acercaban al gran Continente Occidental.

   El que la bestia sea gobernada por la mujer, Babilonia, revela claramente tres verdades importantes: primero, que el llamado del pueblo de Dios a salir de Babilonia (Apocalipsis 18:4), es un llamado para ellos de salir de entre las naciones, que están simbolizadas por la bestia que ella está manejando (gobernando); segundo, que los llamados tienen que salir de su dominio lleno de pecado, porque ha de ser arruinada por las plagas; y tercero, su salida requiere que vayan a un lugar donde el pecado no existe, y donde no hay peligro de las plagas que están cayendo. De esta forma, su salida de su dominio, debe ser su entrada al Reino de Dios.

 

  Entonces, la advertencia contra el recibir la marca (Apocalipsis 14:9-11), junto con el llamado a salir, se repetirá, con un extraordinario clamor por todo el dominio de Babilonia.

 Pero ambos, los que se hallen en sus dominios y los que se encuentren fuera de éste, deben entonces decidir recibir el sello de Dios inmediatamente, en vez de la marca de la bestia, si quieren escapar de la ira de Dios. Para realizar esto, la primera clase debe salir de ella, y la última clase debe permanecer fuera de ella. A pesar de la pena de muerte, por tomar tal posición (Apocalipsis 13:15), no debe haber vacilación alguna de parte de ninguno de los dos grupos.

   Los que están en Babilonia deben prestar oído a la Voz que dice: "Salid de ella pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas" Apocalipsis 18:4. Y los que están afuera, deben prestar oído a la advertencia: "Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y toma la señal en su frente, o en su mano, éste también beberá del vino de la ira de Dios, el cual está echado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles, y delante del Cordero" Apocalipsis 14:9-10.

 La luz en este asunto se diseminará como el fuego en la paja hasta que ilumine finalmente a toda la tierra (Apocalipsis 18:1), y todos los que anden en su resplandor, tendrán sus nombres escritos en el Libro de la Vida del Cordero. Ellos hallarán liberación del último determinado esfuerzo del Enemigo, para lanzar al mundo:al fondo del pozo del abismo de la ruina eterna. Para ellos, dice el ángel,  "Se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo … mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro" Daniel 12:1. -

 

   El simbolismo nos lleva a-- LA FASE FINAL DE LAS BESTIAS

  Las bestias de Daniel 7 y la bestia como leopardo de Apocalipsis 13, salieron del mar, pero la bestia de dos cuernos surgió de la tierra (Apocalipsis 13:11), y la bestia escarlata permaneció en el desierto (Apocalipsis 17:3). Así que para hallar una posición geográfica de cada régimen de la bestia, primero es necesario determinar el significado simbólico del "mar", la "tierra", y el "desierto".

 "El Mar"

Ubica el Territorio de las Cinco Bestias.

   Ya que el reino de la naturaleza, el mar es el almacén (hogar) de las aguas, por lo tanto en el reino de los símbolos, el "mar" debe ser el lugar de nacimiento de las naciones – el País Antiguo. Las cinco bestias (el león, el oso, el leopardo, y la bestia indescriptible junto con la bestia como leopardo) viniendo del mar, muestra que ellos representan reinos que se han levantado en el País Antiguo, tal como la historia lo confirma.

 Puesto que el mar localiza el territorio de estas cinco bestias, entonces, obviamente,-- "La Tierra"Ubica el Dominio de la Bestia de Dos Cuernos.

   Así como el lugar de nacimiento de las naciones es simbolizado por el mar, entonces la "tierra", lo opuesto al "mar", ubica el dominio de la bestia de dos cuernos lejos del País Antiguo. Pero para hallar exactamente cual de los gobiernos del País Nuevo se refiere,debemos considerar las siguientes características de la bestia misma.

   Sus dos cuernos sin coronas muestran dos gobernantes que no son de la realeza, mientras que su apariencia como de cordero, predice su inocencia juvenil. Y teniendo el poder para dictar quien pudiese comprar o vender y quien no, indica que representa a una nación que lideriza en el control de la riqueza e industria del mundo.

 Los Estados Unidos de América es el único gobierno en el mundo que responde a todas estas especificaciones. Surgió en el nuevo mundo ("la tierra"), no en los territorios del mundo antiguo ("el mar"). Es el único gobierno como cordero – joven y Cristiano, establecido bajo principios nuevos de paz y libertad, poseyendo dos partidos gobernantes no de la realeza (cuernos sin coronas), el Republicano y el Demócrata.

 Como los simbólicos "mar" y "tierra", junto con las características de las bestias, ubican perfectamente la residencia de cada bestia, asimismo-- "El Desierto"Ubica el dominio de la Bestia Escarlata.

 

Por contraste, un desierto es lo opuesto a una viña. Y ya que una viña es figura del hogar del pueblo de Dios (Isaías 5:7), el desierto puede representar solamente el hogar de los Gentiles. El que la bestia se encuentre en el desierto, indica que en ese momento, que llega a la existencia, existe una viña. Obviamente, sería superfluo, designar "el desierto" si el mundo entero es el desierto. hogar de los Gentiles. El que la bestia se encuentre en el desierto, indica que en ese momento, que llega a la existencia, existe una viña. Obviamente, sería superfluo, designar "el desierto" si el mundo entero es el desierto.

 (Para detalles completos respecto a estas bestias simbólicas, léase La Vara del Pastor, Volumen 2).

 La seguridad de que ambas, la viña y el desierto, se hallan en existencia al mismo tiempo, muestra primero, que Babilonia, conduciendo (gobernando) la bestia, reina sólo sobre el desierto (el mundo Gentil); y segundo, que de éste es llamado el pueblo de Dios, a entrar a la Viña (El Reino Restaurado), donde no hay pecados, y donde no existe el temor de recibir las plagas. De este Reino de seguridad el profeta Daniel escribió:

 "Y en los días de estos reyes, levantará el Dios del cielo un reino que nunca jamás se corromperá: y no será dejado a otro pueblo este reino; el cual desmenuzará y consumirá todos estos reinos, y él permanecerá para siempre" Daniel 2:44.

 Los súbditos de la Viña, necesitan ahora del análisis de

LA MUJER CORONADA CON DOCE ESTRELLAS Y SU REMANENTE.

Es evidente que la mujer, Babilonia, es la falsificación de la "mujer" que dio a luz al Hijo de Dios (Apocalipsis 12: 1), de quien las Escrituras dicen

 

    "Y cuando vio el dragón que él había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había parido al hijo varón. Y fueron dadas a la mujer dos alas de grande águila, para que de la presencia de la serpiente volase al desierto, a su lugar, donde es mantenida por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo". Apocalipsis 12:13-14.

  Para comenzar, vemos de esta Escritura que la mujer dejó su viña (su tierra natal–Palestina) y entró al mundo Gentil, después del nacimiento de su Hijo; es decir, en el período cristiano de ella, cuando el dragón la persiguió por medio de los judíos como sus agentes (Hechos 8:1; 13:46, 50-51). Luego, vemos que ella permaneció allí por algún tiempo, las condiciones llegaron a ser tales, que no más pudo ella alimentarse, y por esto, en consecuencia, se hizo necesario que fuese alimentada por alguien "por tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo".

   Tres años y medio después de la resurrección del Señor, la iglesia dejó Palestina (La Viña), y mientras estuvo en el mundo Gentil (el desierto), "la serpiente echó de su boca agua como un río tras la mujer [forzaron a los paganos a bautizarse dentro del Cristianismo, y unirse a la iglesia], a fin de que fuese arrastrada [paganizada] por el río" Apocalipsis 12:15. Mientras fue así inundada, tuvo que ser alimentada (mantenida) por el Señor, porque muchos de sus seguidores fueron paganizados, y casi todos aquellos que no fueron paganizados, fueron llevados a la muerte por "el río". Así que, si El no la hubiese alimentado (mantenida en existencia) por un milagro, la Iglesia hubiese perecido durante aquellas edades oscuras de la religión. Cierto, ella ha sido capaz de alimentarse desde la Reforma, pero los inconversos (el río) están en su medio todavía. No obstante, ella tiene esta promesa de rescate:

   "Y la tierra ayudó a la mujer, y la tierra abrió su boca, y tragó el río que había echado el dragón de su boca" Apocalipsis 12:16.

 O, dicho literalmente, los inconversos que están aún en el medio de la Iglesia, tiene que ser muertos y enterrados. Los conversos, entonces, son llevados al reino. Luego el dragón se "airó contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el remanente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo" Apocalipsis 12:17.

   Incitado por la furia de la purificación de ella, el dragón hace guerra "con el remanente de su simiente". Contra ella personalmente, aunque, El no peleará, porque sus comulgantes, los 144.000 (los primeros frutos – Apocalipsis 7:3-8; 14:4), quienes entran primero al reino, permanecen con el Cordero, el Rey, en el Monte de Sión (Apocalipsis 14:1), los terrenos de Su palacio. Así siendo los gobernantes de las tribus, están simbolizados por la mujer coronada. Y estando en su propia tierra, son protegidos del dragón quien persigue consecuentemente sólo "al remanente", los que son dejados atrás, quienes aún están en Babilonia, pero quienes son finalmente llamados a salir de ella (Apocalipsis 18:4).

(Para detalles completos sobre Apocalipsis 12, léase La Vara del Pastor, Volumen 2, páginas 64-82).

 Los primeros frutos del reino vienen como resultado del zarandeo, la separación en la iglesia, como está demostrado por la parábola de la red y del campo: los peces buenos son removidos de la red (la iglesia), y colocado dentro de las vasijas (el Reino – Mateo 13:48), y el trigo es tomado de entre la cizaña, y colocada en el granero (el Reino – Mateo 13:30). Mientras que los peces malos son echados; como las cizañas; son quemadas. (Para un estudio detallado de la cosecha, léase el Tratado N° 3, El Juicio y la Cosecha).

 Los segundos frutos, sin embargo, los que están aún en Babilonia, después de la purificación, son sacados de entre los malos (Apocalipsis 18:4), más bien que los malos de entre los buenos (Mateo 13:49).

 La guerra del dragón contra ellos es causada por tener el Testimonio de Jesús, el Espíritu de la Profecía (Apocalipsis 19:10), por convertirse en guardadores de los mandamientos en vez de adoradores de la bestia y su imagen. El objetivo del dragón es evitar que salgan de Babilonia y de esta manera entrar rápidamente al creciente Reino. Luego, será entonces, que el mundo contemplará al pueblo de Dios saliendo de--Fuera del Dominio de Babilonia dentro de su Propia Tierra.

   Ahora siendo la verdad establecida claramente, que la bestia escarlata es el símbolo del dominio sobre el cual reina "Babilonia la grande, la madre de las rameras", se deduce que sus fronteras se extenderán tan lejos como las fronteras de las naciones que doblan sus rodillas ante su autoridad. Por lo tanto, el llamado, "Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, y recibáis de sus plagas" (Apocalipsis 18:4), es un llamado para que ellos salgan de sus dominios, para que no participen en sus pecados, ni reciban de sus plagas. Los que respondan a la invitación del Señor, deben tener, por supuesto, un lugar libre de pecado para ir, donde puedan vivir "con seguridad, aunque no habrá, ni cerrojos ni puertas" alrededor de él (Ezequiel 38:11). A este refugio, ellos "serán llevados fuera de las naciones, [allí] vivirán con seguridad todos ellos" Ezequiel 38:8. Así, "todos sus hijos serán enseñados del Señor, y grande será la paz de sus hijos". Isaías 54:13.

  

  El pueblo de Dios en ese tiempo no puede servir más al Señor en "Babilonia" y en "Egipto", de lo que pudieron en los días de Esdras o de Moisés, pues cuando las plagas sean derramadas sobre Babilonia, como "el fuego y el azufre" fueron derramados sobre Sodoma y Gomorra, entonces si ellos permanecieren viviendo entre los mundanos, no podrán escapar más del daño de las plagas de lo que Lot pudo haber sobrevivido al fuego, si se hubiese quedado en Sodoma. Así todos quienes quieran escapar la ruina predicha, ciertamente, deben salir de Babilonia, como Lot y su familia salieron de Sodoma.

 "Y acontecerá", por lo tanto, "en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa del Señor por cabeza de los montes, y será ensalzado sobre los collados, y correrán a él todas las gentes. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Dios, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Señor. Y juzgará entre las gentes, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces: no alzará espada gente contra gente, ni se ensayarán más para la guerra" Isaías 2:2-4. (Léase también Isaías          11:11-12, 15-16.)

 "… Y les dirás: Así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las gentes a las cuales fueron, y los juntaré de todas partes, y los traeré a su tierra: Y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel; y un rey será a todos ellos por rey: y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. Ni más se contaminarán.con sus ídolos, y con sus abominaciones, y con todas sus rebeliones: y los salvaré de todas sus habitaciones en las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios.

   Y mi siervo David será rey sobre ellos, y a todos ellos será un pastor: y andarán en mis derechos, y mis ordenanzas guardarán, y las pondrán por obra. Y habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres, en ella habitarán ellos, y sus hijos, y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David les será príncipe para siempre.

 Y concertaré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos: y los asentaré, y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. Y estará en ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y sabrán las gentes que Yo, el Señor santifico a Israel, estando mi santuario entre ellos para siempre". Ezequiel 37:21-28.

 En confirmación de la verdad de que el pueblo de Dios tiene que llegar a ser un reino otra vez, Ezequiel profetiza de-- Una Nueva División de la Tierra.

 El profeta presenta una división de la tierra enteramente diferente de aquella

   El profeta presenta una división de la tierra enteramente diferente de aquelladel tiempo de Josué (Josué 17): Será en franjas de Este a Oeste. Dan deberá poseer la primera porción en el Norte, y Gad, la última porción en el Sur. Entre las fronteras de estos dos, tendrán una porción las demás tribus. El Santuario tiene que estar en el medio de la tierra, y adyacente debe permanecer una ciudad. (Véase Ezequiel 48).

  El hecho de que tal división de la tierra prometida, nunca se ha concretado, muestra que está todavía en el futuro. El hecho, también, de que el Santuario tiene que estar allá, en tanto que no tiene que existir en la tierra renovada (Apocalipsis 21:22), comprueba positivamente que este único establecimiento es premilenial. Además, el doble hecho de que el Nombre de la Ciudad, es "El Señor está allí", y que su localidad, según la división de la tierra, debe ser necesariamente diferente de aquella de la antigua Jerusalén, prueba que la misma Jerusalén no es esa ciudad. Además, las Escrituras señalan claramente que-- LOS GENTILES SERÁN ECHADOS DE LA TIERRA SANTA.

  "Después alcé mis ojos, y miré, y he aquí cuatro cuernos. Y dije al ángel que hablaba conmigo: ¿Qué son éstos? Y respondióme: Estos son los cuernos que aventaron a Judá, a Israel, y a Jerusalén. Mostróme luego Jehová cuatro carpinteros: Y yo dije: ¿Qué vienen éstos a hacer? Y respondióme, diciendo: Estos son los cuernos que aventaron a Judá, tanto que ninguno alzó su cabeza; más éstos han venido para hacerlos temblar, para derribar los cuernos de las gentes, que alzaron el cuerno sobre la tierra de Judá para aventarla" Ezequiel 1:18-21.

   Aquí vemos, primero, que el poder pagano en el esparcimiento del antiguo pueblo de Dios, está representado como cuatro cuernos, y más tarde, en su  expulsión a los Gentiles, ellos están representados como cuatro carpinteros. De esta manera, es predicho ilustradamente también que "Jerusalén será pisoteada de los Gentiles, [sólo] hasta que el tiempo de los Gentiles sea cumplido" Lucas 21:24.

 (Léase Ezequiel 36 y 37; Jeremías 30 y 31).

   Aunque nuestra primera pregunta debería ser, "¿Qué debemos hacer para evitar el dar lealtad a los enemigos de Dios, de manera que seamos hallados dignos de un lugar en su Reino, cuando este tiempo malo llegue?" no obstante la mayoría hace su primera pregunta,-- ¿Quién es Gog?

   Tratar uno mismo con sus propios recursos y explicar quien es Gog, es tratar de realizar lo imposible – una aventura que sólo resultará en un chasco. Esto es observado en el hecho de que aunque la Biblia declara claramente que el lugar de ciudades sin murallas está en las montañas de Israel, – la propia tierra de Israel (Palestina), donde los padres de la nación Israelita vivieron, – aun los hombres han intentado decirnos que ésta ¡es América!. Así es que, en el propio ingenio de ellos,

El SEÑOR DESTRUIRÁ Y JUZGARÁ A LAS NACIONES.

 "Y los moradores de las ciudades de Israel saldrán, y encenderán y quemarán armas, y escudos, y paveses, arcos y saetas, y bastones de mano, y lanzas: y las quemarán en fuego por siete años. Y no traerán leña del campo, ni cortarán de los bosques, sino que quemarán las armas en el fuego; y despojarán a sus despojadores, y robarán a los que los robaron, dice el Señor Dios. En aquel tiempo, que yo daré a Gog lugar para sepultura allí en Israel, el valle de los que pasan al oriente de la mar, y obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud: y lo llamarán, El valle de Hamón-gog. Y la casa de Israel los estará enterrando por siete meses, para limpiar la tierra. Enterrarlos ha todo el pueblo de la tierra; y será para ellos célebre el día que yo fuere glorificado, dice el Señor Jehová. Por tanto, así ha dicho el Señor Dios: Ahora volveré la cautividad de Jacob, y tendré misericordia de toda la casa de Israel, y celaré por mi santo nombre. Y ellos sentirán su vergüenza, y toda su rebelión con que prevaricaron contra mí, cuando habitaren en su tierra seguramente, y no habrá quien los espante; cuando los volveré de los pueblos, y los juntaré de las tierras de sus enemigos, y fuere santificado en ellos en ojos de muchas gentes. Y sabrán que yo soy el Señor su Dios, cuando después de haberlos hecho pasar a las gentes, los juntaré sobre su tierra, sin dejar más allá ninguno de ellos. Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi espíritu sobre la casa de Israel, dice el Señor Dios". Ezequiel 39:9-13; 25-29.

  "Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré tornar la cautividad de Judá y de Jerusalén, juntaré todas las gentes, y harélas descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellos a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a los cuales esparcieron entre las naciones, y partieron mi tierra; pregonad esto entre las gentes, proclamad guerra, despertad a los valientes, lléguense, vengan todos los hombres de guerra. Haced espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el flaco: Fuerte soy. Juntáos y venid, gentes todas de alrededor, y congregáos: haz venir allí, oh Jehová, tus fuertes. Las gentes se despierten, y suban al valle de Josafat: porque allí me sentaré para juzgar todas las gentes de alrededor". Joel 3:1-2, 9-12.

   "Y serán reunidas delante de él todas las gentes: y los apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a la izquierda. Entonces el Rey dirá a los que estarán a su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo". Mateo 25:32-34.

 Pero a aquellos que están a Su mano izquierda, les dirá: "Apartáos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y para sus ángeles". Mateo 25:46.

 (Para un estudio completo del reino, léase el Tratado N° 8,  El Monte de Sión a la Hora Undécima, y el Tratado N° 9, He Aquí, Yo Hago Todas Las Cosas Nuevas, páginas 40-64).

 

   Estos son unos de los eventos futuros que tienen que seguir en rápida sucesión pronto, en la introducción del Reino. Luego sigue  el cierre del tiempo de gracia, y el derramamiento de las siete últimas plagas, las cuales caen sobre los que en forma figurada, están en pie a la izquierda del Señor – aquellos quienes están fuera de Palestina. Entonces, mientras que las plagas están cayendo, la más poderosa de las batallas será peleada, "La batalla del gran día del Dios Todopoderoso", – el largamente esperado fin del mundo, el Armagedón (Apocalipsis 16:12-16).

   Regresando ahora a la crisis de nuestro mundo presente, ya que, como fue previamente mencionado, los Reyes coronados de hoy (Apocalipsis 13) se han disminuido a un puñado, y ya que las iglesias, en su clamor por la paz y seguridad, están procurando estrecharse las manos unos con otros, deberíamos sabiamente realizar ahora una investigación dentro de-- LOS ACONTECIMIENTOS ACTUALES QUE PUEDEN CUMPLIR CON LA PROFECÍA.

   Ya que la manzana de la discordia entre las naciones airadas de hoy, son los mercados mundiales, y ya que las iglesias están amenazadas por los gobiernos totalitarios, por ello, se hizo urgente unirse con apremio para preservar el Cristianismo; es por eso evidente el hecho que el tiempo está cerca, para la llegada del imperio mundial político-religioso-comercial, el supuesto remedio para los males del mundo.

 Ahora se ve, que la profecía de Apocalipsis 17 y 18, la última escena en el drama ejecutado por las naciones, está por ser decretado.

  Las naciones beligerantes ya están divididas en dos campos ideológicos distintos: de un lado están los gobiernos democráticos, mientras que por otro lado están los totalitarios. Si los últimos continúan en proseguir exitosamente su incansable conquista del dominio y soberanía del mundo, la única salida victoriosa para las naciones Cristianas, al ver humanamente su difícil situación, será someter sus poderes a la iglesia. Pues, viendo al Católico puesto en contra del Católico, y al Protestante en contra del Protestante, en un combate mortal, serán inspirados en terrible temor a ensillar a la bestia, y restablecer a la iglesia como su conductor para libertarlos de las ataduras del totalitarismo, y salvaguardar al Cristianismo. Ellos verán victoria en este estratagema, si se le es negado en la guerra, pues la razón es evidente por sí misma, de que muchos millones de comulgantes de estas iglesias, en todo ejército de los estados totalitarios aliados en el conflicto, respetarán los dictados de la iglesia, por encima de los de sus respectivos gobiernos.

   Tal combinación de circunstancias, resultará al fin en una réplica del gobierno de la iglesia-estado de la Edad Media, y relegará al basurero al más fino instrumento humano de la libertad del mundo – la divinamente inspirada constitución de los Estados Unidos de América. Ya que este desarrollo empeorará los males del mundo, señalará que los cuatro ángeles han soltado los vientos, y que los 144.000 Israelitas están sellados (Apocalipsis

   Y lo que es más, un sistema que exigirá, bajo pena de muerte para los inconformes, a una forma de adoración que viola la conciencia, nada menos que la Democracia y el Cristianismo. La religión forzada es nada menos que una orden de súbditos serviles, más bien que una orden de discípulos voluntarios.

   La rápida caída de reyes coronados de las naciones (simbolizados por los cuernos coronados de la bestia semejante a leopardo) en contraste con la ascendencia de gobernantes sin coronas de las naciones (simbolizados por los cuernos sin coronas de la bestia escarlata), mostrando que el mundo está saliendo de un período de gobiernos de la realeza a un período de gobiernos sin reyes.

   Un derrocamiento totalitario de las democracias, pondría en peligro la continuación del Cristianismo nacional. Para resistir esta tormenta, los gobiernos Cristianos sentarán sobre la bestia, dentro de poco tiempo, a la predicha reina mundial – Babilonia La Grande. Entonces ella dirá en su corazón: "Yo estoy sentada reina, y no soy viuda, y no veré llanto" Apocalipsis 18:7.

 

   Esta unión del estado y la iglesia traerá "un tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gentes" Daniel 12:1. Sin embargo, "cualquiera que salvare [protegiera] su vida" por sacrificar la verdad, "la perderá", dice Cristo, "Y cualquiera que perdiere [arriesgare] su vida por causa de mí" permaneciendo firme --por la verdad, "la hallará" Mateo 16:25. Y el profeta declara que "en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: más en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro… Muchos serán limpios, y emblanquecidos, y purificados; más los impíos obrarán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero entenderán los entendidos" Daniel 12:1,10.

  Sin Cristo ningún sistema puede desenmarañar el enredo, sino sólo puede empeorar el nudo. Por lo tanto, Babilonia La Grande, puede perdurar por un corto tiempo –una "hora" simbólica– y luego será asolada por los cuernos sin coronas (Apocalipsis 17:16), el resto del tiempo de angustia finalmente terminará con el cierre del tiempo de gracia, y en el triunfo y coronación del "REY DE REYES, Y SEÑOR DE SEÑORES" (Apocalipsis 19:16), de quien es el derecho a reinar.

   Así será que "en los días de estos reyes, el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será destruido" Daniel 2:44". "De cierto, de cierto, les digo, que no pasará esta generación sin que estas cosas se hayan cumplido" Mateo 24:34. Entonces, y no hasta entonces, es que el mundo puede esperar por la paz

   De esta manera "la palabra profética más segura", la cual nunca falla en decir la verdad, declara que ni Inglaterra, ni Alemania, sino más bien Babilonia La Grande (la imagen de la bestia) obtendrá ganancia, finalmente, por un tiempo breve a causa de la guerra. Permanentemente, ningún otro, sino el pueblo de Dios será el beneficiado. Ellos serán libertados por llegar a ser "un Reino que jamás será destruido" o "dejado a otro pueblo" Daniel 2:44.

  Entonces, cuán necesario es que retengamos la luz hasta aquí derramada en nuestras mentes por la infalible Palabra Profética, y su cumplimiento histórico, para que así, no sólo podamos alejarnos del camino que nos conduce a la destrucción sino que podamos caminar por la senda de la seguridad eterna. Hasta aquí, consideremos un capítulo de la Biblia, el cual siempre ha desconcertado a los estudiantes de la profecía, pero que ahora, a la luz de la Verdad Presente, ha llegado a ser el más simple y comprensible de las profecías bíblicas:

 DANIEL ONCE – SUMARIO,

"El cual es notable en las Escrituras".

 "Y ahora yo te mostraré la verdad. He aquí que aun habrá tres reyes en Persia, y el cuarto se hará de grandes riquezas más que todos; y fortificándose con sus riquezas, despertará a todos contra el reino de Javá. Levantaráse luego un rey valiente, el cual se enseñoreará sobre gran dominio, y hará su voluntad. Pero cuando se haya enseñoreado, será quebrantado su reino, y repartido por los cuatro vientos del cielo; y no a sus descendientes, ni según el señorío con que él se enseñoreó:

Está claro en estos versículos, que el Imperio Medo-Persa fue subyugado, por "el poderoso Rey" de Grecia (Alejandro

  El Grande) y consecuentemente fue dividido en cuatro partes (hacia el Sur, hacia el Norte, hacia el Este, y hacia el Oeste), "arrancados aún por otros". Así fue que después de la muerte de Alejandro, el imperio se dividió, "y una parte asignada a cada uno de los cuatro generales que formaron la liga. Primero, Tolomeo, asumió el poder real en Egipto; segundo, Seleuco, en Siria y en Asia Mayor; tercero, Lisímaco, en Tracia y Asia Menor tan lejos como Tauro; y cuarto, Casandro, tomó su parte en Macedonia". Historia Universal, página 100.

   Es bueno recordar que aparte de decir los lugares geográficos de las cuatro divisiones Griegas, el registro profético de la cadena entera de eventos es dedicada al rey del sur y al rey del norte. Los hechos del rey del norte, sin embargo, son enfatizados especialmente, para mostrar que el informe profético es ofrecido en forma particular, para exponer su entremetimiento con las cosas sagradas. De aquí, continúa una enumeración de-- Algunos Hechos Reveladores del Rey del Norte.

 (1) El derrota al rey del sur, y toma su reino (Daniel 11:15-16), después de esto,   permanece en “la tierra gloriosa” (Daniel 11:16) – Palestina.

(2) En la gloria del reino, un exactor es establecido (Daniel 11:20).

(3) Su Reino es “desbordado” con una inundación de armas delante de él (Daniel 11:22), y pierde a Egipto y a Palestina.

 

(4) Después que El obra engañosamente, se fortalece con un pequeño grupo (Daniel 11:23).

(5) El halaga a los impíos por su impiedad (Daniel 11:32).

(6) El divide la tierra por ganancia (Daniel 11:39).

(7) Se fortalece por segunda vez, no obstante es derrotado por el rey del sur (Daniel 11:25, 29-30).

(8) Ambos Reyes hablan mentiras en una reunión (Daniel 11:27).

(9) Habiéndose fortalecido por segunda vez, y habiéndose comprometido en una guerra sin éxito, con el rey del sur, pone su corazón en contra del Pacto Santo (Daniel 11:28).

(10) Contamina el Santuario de la Fortaleza, y quita el sacrificio diario (Daniel 11:31).

(11) Abandona el Dios de sus padres (Daniel 11:37), reconoce a un dios extraño (Daniel 11:39), y no prestará atención al deseo de las mujeres (Daniel 11:37).

(12) En el tiempo del fin, de nuevo derrota al rey del sur, entra a las naciones, inundando y arrollando (Daniel 11:40); entonces, se queda una vez más en la tierra gloriosa. Después  de esto, Edóm y Moab y el jefe de los hijos de Amón, escapan de sus manos (Daniel 11:41); y

En el tiempo del fin, de nuevo derrota al rey del sur, entra a las naciones, inundando y arrollando (Daniel 11:40); entonces, se queda una vez más en la tierra gloriosa. Después de esto, Edóm y Moab y el jefe de los hijos de Amón, escapan de sus manos (Daniel 11:41); y

los Libios, los Etíopes, también, siguen sus pasos (Daniel 11:43).

(13) Oleadas del este y del norte, lo disturban. En consecuencia, avanza con gran furia, destruye, y se deshace de muchos enteramente (Daniel 11:44).

(14) También coloca los tabernáculos de su palacio entre los mares, en el glorioso Santo Monte, sin embargo, llega a su fin, y nadie le ayuda.

   Comenzando con el antiguo Imperio Medo-Persa (Daniel  11:2-3), la cadena de acontecimientos de esta profecía alcanza el tiempo, en que "el rey del norte" planta "los tabernáculos de su palacio en el glorioso Monte Santo" (Daniel 11:45), y culmina, como el ángel explicó, con los eventos de Daniel 12: "Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: más en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro" Daniel 12:1.

 Cubriendo tal largo período de tiempo, muchos siglos, el dominio de los Reyes cuya historia, es registrada cronológicamente en esta profecía, obviamente ha pasado bajo-- Un Número de Gobiernos.

 

  Observando que ningún ser humano ha vivido continuamente, durante todos estos siglos, es obvio que los títulos, "rey del sur" y "rey del norte", son aplicables a dos líneas de gobernantes. Observando, también, que ningún gobierno o reino ha permanecido intacto por los siglos, asimismo, es obvio que estas dos líneas han sufrido muchos reemplazos de soberanos – muchos regímenes. Por esta razón, la Biblia les diferencia por sus títulos geográficos-lineales.

   Está claro ahora, que de las Escrituras, la división Griega del sur del Mediterráneo, la Toloméica, primero recibe el título, "rey del sur", de donde la división norte del Mediterráneo, la Lisímaca, recibe primero, el título de "rey del norte". En relación a los territorios de estas dos líneas de gobernantes, la Mediterránea, en consecuencia, llega a ser el punto del compás desde el cual deben ser reconocidos.

   En 281 a.C., Lisímaco añadió a su dominio los de Casandro; luego en el 279 a.C., Seleuco derrotó a Lisímaco y tomó su reino, con lo cual las divisiones oriental, norte y la occidental se convirtieron en una, mientras Tolomeo sostenía la división del sur. La dinastía Seléuca, por tanto, se introdujo en el segundo régimen del norte, de la cual la dinastía Toleméica siguió siendo el primer gobierno del sur.

   Hasta este punto, la visión profética ha sido expuesta a todos, pero de aquí en adelante, ha permanecido cerrada, aunque muchos han tratado de abrirla. Para abrir, sin una llave, una puerta cerrada, por supuesto, se tiene que romper la puerta. Pero, siendo inquebrantable, la puerta cerrada de la Profecía, es imposible que sea abierta sin-- Una Llave.

 

   El camino simple y positivo para no perder de vista la identidad de estos dos reyes, es dejar que la pluma de la Profecía trace sobre el mapa de la historia, los gobernantes sucesivos de Egipto y Palestina. Pues los títulos de los reyes que conquistaron, y quienes perdieron estos países antiguos, tienen sus crónicas en este capítulo profético, para preservar la identidad y exponer los malévolos intentos de ambos, el rey del sur y el rey del norte.

   Recuerden ahora, para comenzar, el rey del sur rige la "gloriosa tierra de Palestina", junto con Egipto, y el rey del norte toma dos veces, "la tierra gloriosa" (Daniel 11:16, 41). Si la conquista dos veces quiere decir, que la debe haber perdido una vez. Consecuentemente, ambos reyes la gobernaron dos veces, y la perdieron dos veces. Pero el rey del norte, el último en gobernarla, la gobierna "en el tiempo del fin", el tiempo en que muchos correrán de aquí para allá, y el tiempo en que el conocimiento se ha incrementado (Daniel 12:4) – nuestro tiempo. Nótese esto cuidadosamente, pues estas transacciones de la tierra proveen la clave para identificar a estos reyes desde el tiempo de la muerte de Alejandro hasta nuestro tiempo.

   El ángel declaró enfáticamente que los reyes a gobernar Palestina, conjuntamente con Egipto, tenían que ser como a continuación: Primero, el rey del sur (Tolomeo); segundo, el rey del norte (Roma Pagana); tercero, el rey del sur (Turquía), y cuarto, el rey del norte (Inglaterra). Aquí, en las siguientes veinticinco páginas, están los detalles de la Profecía correlacionada con la historia.

 A la luz de estos hechos fundamentales acontecidos, deberíamos ser capaces ahora de evaluar

   A la luz de estos hechos fundamentales acontecidos, deberíamos ser capaces ahora de evaluar correctamente el desenvolvimiento del rollo, e inteligentemente comparar la página de la profecía con la página de la historia mientras pasamos del tiempo del primer gobierno del norte, el de Lisímaco, hasta más allá del segundo gobierno del norte, el del victorioso Seleuco, quien subyugó a la dinastía Lisímaca, y hacia delante en el tiempo el tercer gobierno del norte, el de Roma, el poder que derrocó el reino Seleuco. Y mientras que el relato profético fue ofrecido para exponer la obra del rey del norte durante el tercer mandato, en consecuencia somos llevados a examinar los hechos proféticos de los grupos antes mencionados, indicados en las páginas 59-61.

 (1)

El Norte Derrota Al Sur -

Toma Egipto y Palestina.

 "Vendrá, pues, el rey del norte, y levantará baluartes, y tomará la ciudad fuerte; y las fuerzas del sur no podrán sostenerse, ni sus tropas escogidas, porque no habrá fuerzas para resistir. Y el que vendrá contra él hará su voluntad, y no habrá quien se le pueda enfrentar; y estará en la tierra gloriosa, la cuál será consumida en su poder". Daniel 11:15-16.

 Esta Escritura nos lleva definitivamente al tiempo del tercer gobierno, en el gobierno del norte, el de la Roma Pagana, el cual, derroca completamente al primer régimen del reino del sur, el de la dinastía Toleméica. Egipto y Palestina entonces pasaron

de las manos del rey del sur (Tolomeo) a las manos del rey del norte (Roma): "En el año 63 a.C. el General Romano Pompeyo… marchó contra Jerusalén… Siria… habíase convertido en una propiedad Romana". The Battleground por Helaire Belloc. Y en el 31 a.C. "Egipto llegó a ser una Provincia Romana". New Student’s Reference Book.

 Ya que el poder que derrocó la dinastía Toleméica y conquistó Egipto y Palestina, es identificado por el ángel como el rey del norte, y ya que Roma Pagana fue ese poder, se deduce que el título de "rey del norte", después de pasar de Lisímaco (cuyo mandato fue el primero del régimen del norte), Seleuco (cuyo mandato fue el segundo del régimen del norte), cayó en los Emperadores Romanos (cuyo mandato fue el tercero del régimen del norte). Véase el Mapa 4, página 17.

 Con estas sucesiones de regímenes, somos llevados alrededor del año 31 a.C., en la cual Roma gobernó no sólo los dominios de Lisímaco, Seleuco, y Tolomeo, sino también el dominio de Casandro – el imperio entero de Alejandro.

 (2)

En La Gloria del Reino

 "Y se levantará en su lugar uno que hará pasar un cobrador de tributos por la gloria del reino; pero en pocos días será quebrantado, aunque no en ira, ni en batalla" Daniel 11:20.

 Augusto César, el emperador Romano, es el único que empadronó al mundo:

"Y aconteció en aquellos días que salió edicto de parte de Augusto César, que toda la tierra fuese empadronada (Y este empadronamiento primero fue hecho siendo Cirenio gobernador de Siria). E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. Y subió José de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David" Lucas 2:1-4.

 Mientras este exactor permaneció en el reino que estaba en su gloria, la declaración implica que su gloria tenía que declinar.

 (3)

Desbordado por una Inundación –

Pierde Egipto y Palestina

 "Las fuerzas enemigas serán barridas delante de él como con inundación de aguas; serán del todo destruidos, junto con el príncipe del pacto". Daniel 11:22.

 Aquí se muestra el rompimiento del Imperio Romano, a manos de las hordas bárbaras, las cuales arrasaron y, como inundación, la desbordaron. Véase el mapa 8.

 (4)

Nuevamente se levanta al Poder

 "Y después del pacto con él, engañará y subirá, y saldrá vencedor con poca gente". Versículo 23.

 De esta declaración profética, vemos que Roma tenía que levantarse de su ruina y

  De esta declaración profética, vemos que Roma tenía que levantarse de su ruina y humillación, y volver nuevamente a fortalecerse, pero esta vez por engaño, y con un "pueblo pequeño". 

  En esta cadena profética, entonces, Roma está expuesta en dos fases diferentes, la Pagana y la Eclesiástica, tal como descrita por la cuarta bestia simbólica de Daniel 7. De esta manera, fue como Roma Pagana se vio, asimismo, derrotada y humillada hasta el suelo, arruinada, por así decir, que concibió un engaño, por medio del cual, se tornó asimismo al poder. El esquema resultó, en un código eclesiástico de leyes, la aplicación del mismo lo llevó a cabo con un "pueblo pequeño" – los así llamados Cristianos.

   No clamó por el destronamiento de los reyes, sino más bien por la Cristianización de ellos. Así pacíficamente el rey del norte tuvo éxito, en colocar en su esquema, el gobernar como el espiritual rey de reyes en el nombre del Dios del Cristiano. Primero, reinó sobre las naciones, segundo sobre los reyes de las naciones.

   Estos hechos históricos y Bíblicos muestran que las naciones Cristianizadas, bajo un líder espiritual, constituye la segunda fase de Roma, y la Inspiración le dio el título de "rey del norte". En su trono, reyes y campesinos juntos entre las fronteras derrochadoras de la Roma Cristianizada, se inclinaron en absoluta sumisión y adoración. Así por medio de lo sutil, nuevamente llegó a ser fuerte, como los párrafos siguientes de la historia lo confirman.

 

 

 (5)

El Registro Histórico de

Lisonja y Cristianismo Forzado.

   "Los obispos, o superintendentes de las iglesias Cristianas, al comienzo se humillaron, 

en el espíritu humilde del Fundador de su religión. Pero con el tiempo, buscaron poder temporal, y ventaja mundanal. Los obispos de las grandes ciudades asumieron autoridad sobre aquellos países vecinos; y Roma, Constantinopla, Alejandría, Antioquía, y Jerusalén se convirtieron en el asiento del poder eclesiástico; y sus obispos se podría decir constituían una oligarquía en la iglesia … Roma llegó a ser, durante la edad oscura, un rey de reyes; no más – asumió estar en el lugar de Dios". Historia Universal, páginas 198, 199.

 "En la coronación de Carlomagno, El Papa Leo III, después de colocar la corona sobre su cabeza, le saludó con el título de emperador de los Romanos. El había peleado con las naciones bárbaras de Europa, con excepción de los Daneses, o Normandos, y su reino comprendía Francia, Alemania, Italia, y el norte de España. Desde el oriente, la Emperatriz Irene de Constantinopla, buscó su amistad; y aún el Califa de Bagdad inició correspondencia con él, y le envió las llaves del santo sepulcro de Jerusalén. Carlomagno, aunque era un bárbaro, quien al comienzo; no sabía escribir su nombre, sino, 'que firmaba sus tratados con el mango de su espada, y los sometía con su punta', sin embargo, tenía gran simpatía por los hombres eruditos…" Historia Universal, página 203.

 "… WITIKIND, el más valiente y famoso de sus jefes, con el tiempo

 … WITIKIND, el más valiente y famoso de sus jefes, con el tiempo abrazó al Cristianismo, y renunció a sus armas. Luego, Carlomagno, obligó al pueblo Sajón, bajo pena de muerte, recibir el bautismo. El invadió y conquistó a los Hunos y Eslavos". Historia Universal, página 202.

 "… Carlos, imposibilitado de repeler a los invasores, les cedió la Provincia de Nuestria, llamada luego, Normandía, y dio a su hija Rollo en casamiento. El jefe de los Normandos tenía, sin embargo, que rendir pleitesía a Carlos, arrodillándose, y besando el pie real…" Historia Universal, página 206.

  "Alfredo [rey de Inglaterra] le dio a los Daneses permiso, para establecerse en Northumberland y al Este de Anglia, con las condiciones de ser gobernados por sus leyes, y abrazar al Cristianismo. Fueron bautizados correspondientemente, y el Rey mismo fue el padrino para GUTHRUM el jefe de ellos…" Historia Universal, página 209.

 "El encontró un pretexto para invadir el Reino de Lombardia, en las hostilidades de DESIDERIO contra el Papa. Carlomagno cruzó el Gran San Bernardo desde Ginebra, y sucesivamente tomó Pavia y Verona. Lombardia fue pronto reducida a la sumisión, y el rey fue capturado. Carlomagno luego visitó Roma, donde fue recibido por el Papa Adrián I, con toda demostración de gozo, y aclamado como el libertador de la iglesia. El se hizo ser coronado rey de Lombardia". Historia Universal, página 201.

 

  En esta forma sutil, llegó el rey del norte, y consiguió el "reino por medio de adulaciones" (Daniel 11:21), y honrando "el dios de las fuerzas", como fue profetizado en Daniel 11:24, 38-39.

 (6)

La Historia Explica como El

Dividió La Tierra Por Ganancia

   "El SISTEMA FEUDAL es un término usado, para expresar la manera en que los jefes, quienes conquistaban ayudados por sus ejércitos, y establecidos en las naciones conquistadas, dividían las tierras entre sus seguidores, y las crecientes responsabilidades y privilegios de esta división. Cuando el jefe, o rey, veía el territorio completo sin división alguna, por un lado, y la organización de sus seguidores deseando establecerse, por otro lado, surgía la pregunta en forma natural, ¿cómo dividirá ésta? el estado inestable del mundo tenía que ser considerado. Si él la dividía entre su gente, sin preservar una actitud de guerra, ellos llegarían a ser presa de las hordas armadas, aún moviéndose en busca de territorios. En consecuencia, el líder, después de retener lo que él quería, daba las tierras en grandes porciones, a sus principales capitanes, – con la condición de rendirle honor a él, pagando cierta suma de dinero, y apareciendo en el campo con cierto número de siervos, cada vez que El pedía ayuda. Estos jefes oficiales, después de retener lo que deseaban, dividían el resto de la tierra asignada a ellos, entre sus 

favoritos; quienes les tenían que suministrar dinero y soldados, como ellos tenían que hacerlo al rey. Los habitantes conquistados que quedaban, se hacían esclavos, y eran transferibles junto con las tierras. Estos reyes se engrandecían por sus propias habilidades; no obstante, estableciéndose con sus naciones; la monarquía fue por lo general, primero electiva, en sus familias, luego hereditarias". Historia Universal, página 200.

 (7)

El Segundo Gobierno del Sur;

Derrota al Cuarto Gobierno del Norte

 "Y despertará sus fuerzas y su ardor contra el rey del sur con gran ejército; y el rey del sur se empeñará en la guerra con grande y muy fuerte ejército; más no prevalecerá, porque le harán traición. Aun los que coman de sus manjares le quebrantarán; y su ejército será destruido, y caerán muchos muertos. Y volverá a su tierra con gran riqueza, y su corazón será contra el pacto santo; hará su voluntad, y volverá a su tierra. Al tiempo señalado al sur; mas no será la postrera venida como la primera.

 Porque vendrán con él naves de Quitim, contra el pacto santo, y hará según su voluntad; volverá, pues, y se entenderá con los que abandonen el santo pacto". Daniel 11:25-26, 28-30.

 Ya hemos observado por la profecía, también por la historia, que el primer gobierno del sur (El Toleméico) fue derrocado por el tercer gobierno del norte (el de la

  Roma Pagana). Y como la Roma Pagana nunca emprendió guerra contra ningún otro poder del sur, dos puntos quedan claros: Primero, siguiendo el gobierno Toleméico, otro rey del sur debe haberse levantado; y segundo, la guerra contra este rey fue librada, por el gobierno subsecuente, a la Roma Pagana, aquel de la Roma Cristianizada, el cuarto gobierno del norte. Esto incitó "su poder y su valentía contra el rey del sur".

   El único gobierno, que se ha levantado del sur desde la dinastía Toleméica, se derrumbó, y el cual, ha gobernado a Egipto y a Palestina, es el de los Moros; "un Mahometano, raza de habla árabe de descendientes mezclados, formando parte de la población Bárbara, y derivando sus nombres de Mauri, los antiguos habitantes de Marruecos, cuyos puros descendientes lineales, son sin embargo, los Amazirgos, una rama de los Berberios. Los moros modernos surgieron de una unión de los antiguos habitantes de esta región árabe de conquistadores, quienes aparecieron, en el siglo 7. Como los conquistadores Mahometanos de los Visigodos en España (711-713) vinieron del Norte de Africa; el nombre Moro, fue aplicado a ellos, por los historiadores españoles, y de esa manera, es sinónimo de Arabe y Saraceno. Estos moros penetraron al norte, dentro de Francia, hasta su rechazo por Carlos Martel, en la gran batalla de Tours en el siglo 732, después de la cual, prácticamente quedaron restringidos en España al sur del Ebro y la Sierra Guadarrama … Los Moros expulsados, se establecieron en el norte del Africa, fundaron ciudades, desde las cuales, hostigaron a las costas españolas, y finalmente, se convirtieron en los estados piratas de bárbaros, cuyas depredaciones, fueron la fuente de irritación de los poderes Cristianos civilizados, aun hasta bien entrado el presente siglo". Twentieth Century Cyclopaedia, Volumen VI, página 24.

   Los conflictos entre el sur y el norte, continuando las guerras Greco-Romanas, fueron entre los Mahometanos y los Cristianos. En consecuencia, en ese tiempo, mientras el título, "el rey del norte", se aplica a los gobernantes de la Roma Cristianizada, el título, "el rey del sur", se aplica a los gobernantes Mahometanos.

   (Puesto que los Saracenos, Moros, Arabes, y Turcos -Musulmanes- son los sucesores del imperio de Mahoma, en diferentes gobiernos, aquí nosotros, por la brevedad misma, usamos el nombre "Mahometanos" para todos, como si fuese de un solo gobierno).

 Estos eventos registrados proféticamente e históricamente, imposibilitan la mala aplicación de los títulos, o la mala interpretación de los poderes.

  

  Además, los versículos (25, 26, 28-30) en los que, nos estamos ahora concentrando, acreditan la victoria al rey del sur, y la historia prueba que, en el tiempo exacto, la Escritura indica, que los Mahometanos surgieron del Africa, y también, invadieron las -naciones Cristianas del norte del Mediterráneo. Entonces, fue cuando Roma perdió a Egipto y a Palestina.

 En estos versículos, los pronombres personales de dos antagonistas, el "rey del sur" y el "rey del norte", no son fácilmente de encontrar por medio de la ley gramatical, sino por la lógica de los eventos:

 “Y despertará [el rey del norte] sus fuerzas y su ardor contra el rey del sur con gran ejército; y el rey del sur se empeñará en la guerra con grande y muy fuerte ejército; más no prevalecerá [el rey del norte], porque le harán traición. Aun los que coman de sus manjares [el pan del rey del norte] le quebrantarán [al rey del norte]; y su ejército [el del rey del sur] será destruido, y caerán muchos muertos. Y [el rey del norte] volverá [estando derrotado] a su tierra con gran riqueza, y su corazón será contra el pacto santo; hará su voluntad, y volverá a su tierra. Al tiempo señalado al sur; mas no será la postrera venida como la primera.". Daniel 11:25, 26, 28 y 29.

 Aunque el "él" del versículo 28 vuelve al de "su tierra con grandes riquezas", no las toma como botín del rey del sur, cuyo ejército lo inunda causándole "muchos muertos", no prevalece (versículo 26); no obstante, él debe haberlas recibido de los convertidos a su religión. Los que comieron la porción de su pan (versículo 26), sus siervos; y quienes luego, le destruyeron a la final, fueron los Protestantes.

  Como el "él" del versículo 29 regresa al tiempo indicado y vuelve al sur, "él" es por consecuencia el rey del norte derrotado en otra batalla. Estos son detalles que la historia confirma, y se observa de esta manera que la identificación entre paréntesis es correcta.

   La incursión occidental de los Mahometanos, comenzó "en el año 639 d.C.", cuando ellos "invadieron el país, y Egipto las convirtió en una provincia Mahometana". The New Student’s Reference Book.

 De esta manera, continuando con los Tolomeos, los Mahometanos, cuyo mandato fue el segundo del gobierno del sur, heredó el título, "rey del sur".

 Cerca del año 814 d.C., Roma (el rey del norte) ya había cedido Egipto y Palestina a los Mahometanos (el rey del sur).

   La conciencia del dominio Cristiano del Norte, y la conciencia del dominio Mahometano del sur, han estado siempre desde entonces en conflicto territorial y religioso. Y cualquiera que tomase un pedacito del dominio del otro, obligaba, bajo pena de muerte, a sus prisioneros, por no conformarse a sus creencias religiosas.

 

 

 (8)

Ambos Dicen Mentiras

   "Y el corazón de estos dos reyes será para hacer mal, y en una misma mesa hablarán mentira; más no servirá de nada, porque el plazo aun no habrá llegado". Daniel 11:27.

   La única mesa, en el cual ambos reyes hablan, por supuesto, es figurativa; es decir, la Roma Eclesiástica declaraba a sus cautivos, que la religión Romana fue prefigurada por el anunciamiento del ángel Gabriel a María, que tenía que dar a luz un hijo, el Salvador del mundo; de igual manera, el Mahometismo declaraba, a la misma gente (en la misma mesa), cuando eran sus prisioneros, que el ángel Gabriel apareció a Mahoma y le dio la religión, que todos los pueblos de la tierra debían tener.

   Aunque la declaración de Roma, de si lo que Gabriel dijo a María, está fundada en verdad, en la religión presente de Roma, apenas revestida con el Cristianismo; no fue la religión del Único, cuyo nacimiento Gabriel predijo. Como Mahoma recibió su religión del ángel Gabriel, nunca sucedió. Así que ambos, los bajás (gobernadores) Mahometizados y los terratenientes Cristianizados, hablaron mentiras en la mesa – de las gentes. Pero éstos "no prosperarán", dijo el ángel, "porque el tiempo del fin será en el tiempo señalado"; es decir, sus religiones falsas tendrán su fin en el tiempo indicado: no permanecerán para siempre.

 El Mapa 9, muestra los resultados finales – las naciones que fueron permanentemente Cristianizadas, y las naciones que fueron Mahometizadas.

(9)

Contra el Pacto Santo

   Viendo la necesidad de comprometerse con los paganos, para hacer fácil presa de ellos, el rey del norte, por consiguiente, pone su corazón en contra del "pacto santo" (Daniel 11:28, 30, 32); es decir, cae del credo Cristiano del Sábado de la Creación (Exodo 20:8-11), el cual, el Señor "bendijo y santificó" como un recordatorio de Sus obras, "un pacto perpetuo". Exodo 31:16-17.

   El rey del norte teniendo inteligencia sólo con aquellos que "dejaron el pacto santo", esto aclara dos puntos: primero, que no todos dejaron el Sábado; segundo, que el pueblo pequeño, con quien llegó a fortalecerse, no eran fieles seguidores de Cristo, sino infieles.

 "Y con lisonjas hará pecar a los violadores del pacto: mas el pueblo que conoce a su Dios, se esforzará, y hará". Daniel 11:32.

   Este versículo revela el carácter de cada grupo, primero, del infiel y segundo, del fiel. Mientras que el destino del fiel, leemos:

 "Y los sabios del pueblo darán sabiduría a muchos: y caerán a cuchillo y a fuego, en cautividad y despojo, por días.

 Y en su caer serán ayudados de pequeño socorro: y muchos se juntarán a ellos con lisonjas". Daniel 11:33-34.

   Estos versículos, además de prefigurar el martirio de los fieles seguidores de Cristo, predice la Reforma, la "pequeña ayuda", y predice que su estado caído actual, es causado por "las adulaciones".

(10)

Contamina El Santuario,

Elimina el Continuo

 "Y serán puestos brazos de su parte; y contaminarán el santuario de fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora". Daniel 11:31.

 Estos tres eslabones de la Verdad (la contaminación del Santuario, la eliminación del continuo, y el colocar la abominación) en la cadena profética de eventos, nos trae varios siglos dentro de la era Cristiana, es confirmado concluyentemente, por la referencia de Cristo acerca de ellos, como en el futuro, desde el tiempo en que El declaró, el mandamiento:

 "Por tanto, cuando veáis la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo, (el que lee, entienda), entonces los que están en Judea, huyan a los montes". Mateo 24:15-16.

 Un santuario pagano es realmente inmundo, y por lo tanto, no puede ser contaminado. Claramente, entonces, el santuario de fortaleza (no el pagano), fue contaminado, al traer a éste, un sacerdocio pagano y paganos

  Un santuario pagano es realmente inmundo, y por lo tanto, no puede ser contaminado. Claramente, entonces, el santuario de fortaleza (no el pagano), fue contaminado, al traer a éste, un sacerdocio pagano y paganos inconversos. El "santuario" es la iglesia Cristiana, pues durante el tiempo en que la contaminación tomó lugar no hubo santuario en Jerusalén. (Concerniente al "continuo", lea Tratado N° 3,  El Juicio y La Cosecha, página 38-39).

 (11)

Descuida a un Dios y al

Deseo de las Mujeres

 "Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres; ni respetará a dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá. Con un dios ajeno se hará de las fortalezas más inexpugnables, y colmará de honores a los que le reconozcan, y por precio repartirá la tierra". Daniel 11:37, 39.

 Ninguna nación sino la Roma Cristianizada cumple esta profecía, pues ella es la única que descuida el dios de sus padres (un dios pagano), y reconoce a un dios extraño (el Dios de los Cristianos).

 Y aunque profesó haber aceptado de todo corazón al Dios de los Cristianos, esta Escritura expone la falsedad de su profesión.

 "Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres". Daniel 11:37.

El deseo de una mujer es un hogar (Génesis 3:16) – un deseo que el Señor colocó en su corazón. La institución Romana de monjas, por consiguiente, no está en el orden de Dios.

 (12)

El Quinto Gobierno del Norte

Derrota al Segundo Gobierno del Sur

 "Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará". Daniel 11:40.

 El ángel que dictó los escritos de Daniel, explica que en el tiempo del fin estas profecías tenían que ser reveladas, y que en ese tiempo "muchos correrían de un lado al otro, y el conocimiento se multiplicaría". Daniel 12:4.

 Los inventos modernos, especialmente en el ámbito del viajar y las comunicaciones, son reconocidos como cumplimiento del predicho aumento del conocimiento. El actual incremento del conocimiento, por lo tanto, muestra que estamos viviendo ahora en el tiempo del fin. En el comienzo de éste, declaró la Inspiración, (en el siglo dieciocho) el rey del sur "empujará" al rey del norte –el tiempo en el cual el rey del norte–

 "… levantará contra él [contra el rey del sur] como tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; ; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará. Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; mas éstas escaparán de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón. Extenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de Egipto". Daniel 11:40-43.

   Yendo más allá de la declaración profética acerca de las victorias Mahometanas, y llegando "al tiempo del fin", en el siglo dieciocho, hallamos que el Cristianizado rey del norte en su quinto gobierno (los gobiernos Cristianos independientes de la iglesia) al principio tiene que destruir al rey del sur (el imperio Mahometano), y tiene que recuperar de él finalmente a Egipto y a Palestina y a muchas otras naciones, además de las que comprendieron el imperio Mahometano.

   El Mapa 10 enfatiza el Imperio Turco en su grandeza, y da también fechas de las diversas provincias que cayeron. Según el mapa, el declinar comenzó en 1699 (en el tiempo del fin – Daniel 12:4).

"Hasta 1915 cuando Inglaterra, al fin, declaró la soberanía turca y estableció un protectorado, Egipto era nominalmente una dependencia turca. Pero desde 1883,siguiendo la rebelión de los bajás (gobernadores) árabes, Egipto había sido prácticamente gobernada por Gran Bretaña bajo un cónsul general". The New Student’s Reference Book.

  "Palestina [la tierra gloriosa], por largos años el hogar de la raza Hebrea, estuvo bajo el control de Roma en el tiempo de Cristo. En el siglo diecisiete, pasó bajo el poder Musulmán, y del 1516 al 1919 estuvo en manos de los Turcos, y fue una parte del Imperio Turco". The World Book.

   Edom, Moab, y el jefe de los hijos de Amón (los de Transjordania) cayeron, entonces, bajo el mandato de la Gran Bretaña. (Ver Mapa 5, página 18). Sin embargo, la Palabra dice, "escaparán de su mano", mostrando que aunque, ahora los gobierna, tiene que perderlos.

 Y "los Libios y Etíopes seguirán sus pasos;" quizá, le seguirán – están con él.

   Para fijar la verdad en nuestras mentes, antes de pasar de la profecía cumplida a la profecía sin cumplirse, es conveniente, prestar atención al siguiente-- Repaso:

   Después de dividir el dominio de Alejandro, Egipto y Palestina fueron, como previamente observamos, gobernadas primero por los Tolomeitas; segundo, por Roma Pagana (versículos 15-16), tercero, por los Mahometanos, en la caída de la Roma Cristianizada (versículo 22);y cuarto, de nuevo por los Cristianos – específicamente por la Gran Bretaña (versículo 41).

   Estas son las únicas sucesiones históricamente y proféticamente registradas, involucrando a las tierras antiguas de Egipto y Palestina. La rendición de estos países, por medio de un rey profético a otro, identifica inequívocamente, al "rey del norte" y al "rey del sur", desde el tiempo de la división del Imperio de Alejandro hasta el tiempo presente, y no deja cabida a la duda o al argumento.

   La entrada de Roma (el rey del norte) una segunda vez a la "tierra gloriosa" (versículo 41), prueba que aunque tomó una vez la tierra de los Tolomeitas, como fue antes mencionado (versículo 16), más tarde en el 633 d.C. la perdió a los turcos, y en 1919 –"en el tiempo del fin"– la recuperó completamente.

   Aquí hay una prueba simple, de que en los tiempos modernos, los gobernantes Mahometanos son llamados en la profecía, el "rey del sur", mientras que los reyes de Inglaterra junto con la familia desorganizada de los reyes Cristianizados de quienes la profecía dice que no se unirán el uno al otro (Daniel 2:43), son llamados el "rey del norte".

 En su período Pagano, Roma es simbolizada por las dos piernas de la gran imagen de hierro, y en su período cristianizado, por sus pies y dedos de hierro mezclado con barro.

   

  Que el "rey del norte" (Daniel 11:7) y el poder del cuerno pequeño (teniendo ojos de hombre y una boca que hablaba grandes cosas – Daniel 7:25), son uno, y el mismo poder, es demostrado otra vez, por el hecho que "tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo", es el tiempo dado en ambos ejemplos. Ver Daniel 12:7 (El capítulo doce es una continuación del once).

  Está ahora claramente establecido que el paso de Egipto y Palestina en manos de un pueblo a otro, es la clave que abre el misterio de Daniel 11. Y la verdad, brilla con tal resplandecencia, que hace excesivamente claro, que las doctrinas populares, de que Turquía es, "el rey del norte", y que Inglaterra, es el reino emergente de Israel, son calculadas por el espíritu de error, a fin de hacer perder completamente de vista la verdad al pueblo de Dios, y tomar su defensa, la cual, saben que no existe.

 (13)

Declara la Guerra Pero

No Contra El Rey del Sur

  Hasta ahora en esta cadena de eventos, cada eslabón ha sido una profecía cumplida, pero los versículos que vamos a considerar ahora, contienen eslabones de la profecía por cumplir. Por lo tanto, a través del ojo de la fe, estamos mirando ahora dentro del futuro:

"Más nuevas de oriente y del norte lo espantarán; y saldrá con grande ira para destruir y matar muchos". Daniel 11:44.

 El problema final del Rey; no es el levantarse de la presión que el rey del sur ejerce contra

   El, sino de "las nuevas del oriente y del norte", mostrando que es atraído hacia una lucha por la supremacía; no por la declaración de guerra de alguno contra El, sino por su declaración de guerra contra muchos, por causa "de las nuevas del oriente y del norte" que lo perturban.

    Si las actividades agresivas de Alemania, en el norte del Mediterráneo, y las de Japón en el oriente, son noticias que han llevado a Inglaterra a la guerra contra muchos, no existe duda acerca de esto, que entonces esta segunda guerra mundial conducirá al cumplimiento del capítulo entero en consideración.

 (14)

Su Último Acto

    "Y plantará las tiendas de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo; mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude". Daniel 11:45.

    Es evidente que plantar "los tabernáculos de su palacio" no puede significar el establecer su capitolio. Por lo tanto, los tabernáculos pueden indicar una sucursal de su palacio. Y su decisión de establecerlos "en el monte glorioso y santo", indica que en el lugar piensa en unir a sus tabernáculos, la santidad del Dios Cristiano. Embistiendo los tabernáculos de su palacio con tal santidad, puede significar que va albergar las oficinas principales de la pronta venida, del gobierno eclesiástico mundial, el cual ya hemos considerado.

Pero un lugar, quizás El Monte Sinaí, está "entre los dos mares" – el Mar Rojo y el Mediterráneo. El escoger éste, en vez de Jerusalén implica que esto es porque Palestina, tan bien como Edóm, Moab, y Amón, "escaparán de su mano".

 La declaración, "vendrá a su fin, y nadie le salvará", demuestra que has sido previamente ayudado por otro poder, y que no continuará por mucho tiempo más, y con mayor probabilidad, quiere decir, que su eclesiastismo, será derrocado por los cuernos de la bestia escarlata (Apocalipsis 17:16)

 Aparentemente ahora, que "los tabernáculos de su palacio" suponen representar santidad, y que la mujer conduciendo la bestia (Apocalipsis 17:3), resuelve los problemas políticos, sociales, económicos y religiosos del mundo, la verdad es clara, que los actuales gobiernos cristianos tienen que reorganizarse, y ser gobernados por un líder eclesiástico – no por Hitler.

 Por lo tanto, nuestra oración es que todos se aseguren que sus nombres estén en el Libro de la Vida de Miguel, porque aquellos que no se encuentren allí, serán dejados para hundirse en la ruina eterna.

 Como una despedida reasegurada de que estamos viviendo el tiempo del fin, y que el tiempo está por pasar a la eternidad, citamos las palabras solemnes del ángel:

 "Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por

 "Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua". Daniel 12:1-2.-- Conclusión

   Ya que las profecías tratan con lo presente, uniendo muchos siglos de historia, en el ámbito de este Tratado, hemos podido tratar brevemente la historia involucrada, dando especial atención a la parte, por la cual el Señor tiene que guiar los pies de todos los que están ansiosos de tomar la cruz y seguirle seguramente sobre el pozo del abismo, en el que otros seres vivientes están próximos a caer. La verdad aquí trajo luz, brillante tan clara como es, que debería convencer y convertir a todos los honestos que deseen escapar de la ruina venidera. Por lo tanto deberían todos-- CONSIDERARLO DE CORAZÓN Y SACARLE PROVECHO

   Como una cuerda de salvamento, para sostener al fiel seguidor de Cristo de ser arrastrado por el poder de cualquier religión, Dios ha obrado la cadena profética de eventos aquí presentados, a la consideración.

 Aquellos quienes esperan ser guiados y ser salvos por la Palabra de Verdad, también ser libertados del tiempo de prueba, por

Miguel (Daniel 12:1), que perturba la presente angustia de las naciones que está por acontecer, no deberían vacilar ahora, sino tomar una actitud firme del lado de la Justicia y la Verdad. Por esta causa, Hermano, Hermana, la luz está brillando a tu paso.

Los que llevan al corazón las advertencias del Señor, y se afirman a su lado, es dada esta promesa: "Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad". Daniel 12:3.

 "Muchos serán limpios, y emblanquecidos, y purificados; los impíos obrarán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero entenderán los entendidos". Daniel 12:10.

 Y ahora habiendo oído "el fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre". Eclesiastés 12:13. Levántate y brilla, has la alabanza del salmista la tuya; di "Oh Dios, enseñásteme desde mi mocedad; Y hasta ahora he manifestado tus maravillas". "Señor, tú eres mi Dios; te ensalzaré, alabaré tu nombre; porque has hecho maravillas, los consejos antiguos, la verdad firme". Salmos 71:17; Isaías 25:1.

Anterior
11TRD
Los títulos de Dios no están restringidos a un solo idioma
siguiente
13TRD
Saludos de Cristo para Ti